Un nuevo estudio concluye que los efectos en la salud del glifosato pueden transmitirse a otras generaciones

Un nuevo estudio publicado en Nature esta semana ha encontrado que los daños que puede provocar el glifosato, que es el herbicida más usado en la agricultura y jardinería en todo el mundo, pueden trasmitirse a la segunda y tercera generación de ratas expuestas al mismo.

Se trata del primero de este tipo de trabajos en documentar los efectos transgeneracionales del químico tóxico. Este análisis muestra cómo los descendientes de descendientes expuestos al herbicida tenían más probabilidades de desarrollar enfermedades de la próstata, los riñones y los ovarios, obesidad y anomalías de nacimiento.

El estudio sugiere que las evaluaciones de riesgo deben tener en cuenta la capacidad de los productos químicos para impactar a las generaciones futuras a través de los efectos transgeneracionales, en lugar de sólo observar los impactos en la salud de la exposición directa:

Observations suggest generational toxicology needs to be incorporated into the risk assessment of glyphosate and all other potential toxicants […]. The ability of glyphosate and other environmental toxicants to impact our future generations needs to be considered, and is potentially as important as the direct exposure toxicology done today for risk assessment”.

Es decir: “Las observaciones sugieren que la toxicología generacional debe incorporarse en la evaluación del riesgo del glifosato y todos los demás tóxicos potenciales (…).

La capacidad del glifosato y otros tóxicos ambientales [yo aquí escribiría industriales más bien pues son creados por industrias y tienen un uso industrial, no provienen del medio natural] para impactar en la salud de las generaciones futuras debe considerarse».

Vaya que este estudio proporciona pruebas alarmantes que respaldan la advertencia de retirar el glifosato del mercado europeo, según Génon Jensen, de la Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL).

Si un pesticida está mostrando un daño que ocurre durante generaciones, seguramente esta es una oportunidad para que la Comisión Europea tome más medidas de precaución para proteger nuestra salud«.

Esta organización fue una de las que impulsaron la Iniciativa Ciudadana Europea para prohibir el glifosato, que fue firmada por 1,3 millones de personas después de la evaluación de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que expuso que este herbicida es un probable carcinógeno.

El glifosato fue reautorizado en el mercado europeo por un período de cinco años en 2017. Hace unos días, la Comisión designó a cuatro países (Francia, Hungría, Países Bajos y Suecia) como ponentes para la próxima evaluación del glifosato. El proyecto de Reglamento de su uso será adoptado en las próximas semanas por la Comisión.

El domingo pasado el programa de la cadena Cuatro, Cuarto milenio, ofreció un debate sobre el glifosato en el que participé (sobre el minuto 54).

Sin comentarios a “Un nuevo estudio concluye que los efectos en la salud del glifosato pueden transmitirse a otras generaciones”

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.