El Gobierno reconoce 24 notificaciones de daños por Depakine pero puede haber 9.000 mujeres en riesgo

El medicamento Depakine (valproato), fabricado por el laboratorio Sanofi, se utiliza desde hace más de 40 años para la epilepsia. Entre sus graves efectos secundarios están las malformaciones del feto si se toma durante el embarazo. Es un escándalo pues lo de sus daños es algo que se sabe desde hace dos décadas pero no se ha hecho nada efectivo para reducir su utilización en mujeres en edad fértil y en España puede haber 9.000 mujeres en riesgo).

Por ello, Eva García Sempere, parlamentaria del grupo político Unidos Podemos, ha realizado algunas preguntas al Gobierno para interesarse por las medidas que están tomándose o se van a tomar para intentar evitar males mayores. El Gobierno reconoce que el riesgo de malformaciones congénitas por el uso de Depakine es conocido desde hace años y se vio reflejado en la ficha técnica y prospecto de los medicamentos que contienen valproato, aunque de poco ha servido añado yo.

El Ejecutivo dedica varios párrafos de su respuesta a tranquilizarnos aludiendo al trabajo de la Agencia española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y su sistema de farmacovigilancia, base de datos y alertas por estos motivos, hasta por fin dar algún dato concreto:

Hasta la fecha y desde la autorización de comercialización del primer medicamento con valproato, se notificaron 24 casos de sospechas de reacciones adversas relacionadas con malformaciones o trastornos del neuro-desarrollo en las que valproico aparece como medicamento sospechoso”.

¡Sólo 24! La infranotificación de los daños provocados por los medicamentos, las conocidas como Reacciones Adversas a los Medicamentos (RAM), son un problema social y un quebradero de cabeza para los responsables de la farmacovigilancia de las agencias reguladoras.

Ello enmascara la seguridad real de los fármacos.

Un trabajo co-firmado por Mariano Madurga, una de las personas más comprometidas con el seguimiento en nuestro país de los fármacos tras su comercialización y funcionario de la AEMPS, se titula Farmacovigilancia de las vacunas: cómo identificar nuevos riesgos y está publicado en la Revista pediatría de atención primaria. Tiene ya algunos años pero las cosas apenas han cambiado desde entonces, no hay más que ver el caso Depakine.

Argumenta que sólo un porcentaje bajo de reacciones adversas del total producidas son notificadas.

El problema de percepción del posible daño de los fármacos en general viene dado, como se indica, por la no notificación del mismo. Se estima entre un 2% y el 20% la infranotificación, dependiendo de los países. Autoridades y laboratorios, profesionales sanitarios y ciudadanía deberían comprometerse para conocer la verdadera seguridad de los medicamentos y evitar muertes y graves efectos adversos, porque si pensamos en la cifra de 24 estamos tentados a creer que Depakine es seguro, que casi no provoca daños.

¿Cual es entonces la infranotificación real sobre los efectos secundarios del valproato?

Hay que resaltar -indica el Gobierno- que valproato tiene autorizadas dos indicaciones de uso: para el trastorno bipolar y algunos tipos de epilepsia. Para ambas se indica que únicamente se administre en niñas o mujeres en caso de que no exista otra alternativa y, para trastorno bipolar además, su uso está contraindicado durante el embarazo”.

Cabe resaltar que para ciertos tipos de epilepsia el valproico es la única alternativa de tratamiento y el no tratar a la mujer acarrea riesgos graves para su salud y la del feto. Vaya que hay una especie de mercado cautivo para esos casos especiales y hay que elegir entre el riesgo para la propia salud de tomar el fármaco o el de no tomarlo.

Me llama la atención que en su respuesta el Ejecutivo explique:

hasta el momento, la AEMPS no tiene constancia de que se haya producido ninguna denuncia en sede judicial“.

Ojalá a la Agencia le interesen en la nueva etapa abierta por la entrada como directora de Chus Lamas las demandas judiciales que la población desarrolla por los daños provocados por los medicamentos, porque hasta ahora no sólo no le han importado sino que de manera sistemática obstaculizan los intentos de las familias afectadas de conseguir información.

Incluso en algún caso han llegado a contestar a los afectados por vacunas, por ejemplo, que si quieren algo en concreto ¡que lo pidan vía judicial! En el Bufete Almodóvar & Jara estamos analizando los casos de posibles graves daños por Depakine que nos han llegado.

Un Comentario a “El Gobierno reconoce 24 notificaciones de daños por Depakine pero puede haber 9.000 mujeres en riesgo”
  1. Un bipolar muy cabreado

    UN BIPOLAR MUY CABREADO

    Estoy etiquetado como “bipolar”. Seguramente es cierto que, en grado un poco más exagerado que lo normal, tengo mis “subidas” y mis “bajadas”, aunque creo que en general todo el mundo las tiene.

    Ahora mismo estoy pasando una de mis “subidas”. Estoy muy cabreado.

    Hace tiempo estuve tomando Depakine Chrono (Valproato Sódico o Acido Volpreico). Recientemente me he enterado que, si fuera mujer y quisiera tener hijos, estos tendrían una alta probabilidad de nacer con deformaciones. Saber esto me cabreó bastante. Soy hombre y no mujer, pero todavía no está claro que ese mostruoso medicamento no haya afectado mi riñón, mi hígado o mi capacidad de reproducir niños sanos… Así pues, estoy muy cabreado.

    Por lo visto, los que mandan en los Laboratorios Sanofi-Aventis sabían desde hace años que el Depakine podía producir malformaciones en tres generaciones (TRES!!!…), y seguían recetándolo a mujeres embarazadas, niños… para el trastorno bipolar, pero también para la epilepsia y otros trastornos… Como se informa en este blog, se calcula que todavía hoy unas 9000 mujeres en edad fértil están recibiendo medicación crónica en España…

    Pero el escándalo no acaba aquí. Es que hace unos días que casi literalmente “me subo por las paredes”… He sabido MÁS COSAS…

    Resulta que en Francia, en una edificio de Sanofi donde se produce el famoso Depakine, este verano tuvieron que cerrar la fábrica, porque estaba emitiendo productos cancerígenos a la atmósfera en un valor un poco por encima de lo permitido… (HASTA 190.000 VECES EL LIMITE AUTORIZADO!!!!!!!!!!)

    En España Sanofi también tiene una fábrica donde produce Depakine Chrono o Valproato Sódico. Esta fábrica está a tan sólo 1km. de Riells, unos 2 km. de Breda (poblaciones de unos 4.000 habitantes cada una), y a 14 km. de Sant Celoni, en Barcelona, con 17.000…

    CUANDO PRIMA EL NEGOCIO, LOS ESCRÚPULOS DESAPARECEN
    Sanofi es conocida, entre otras cosas, por haber fabricado el Agreal para evitar los sofocos de la menopausia, producto que fue retirado en 2005 por sus graves efectos secundarios. Cuando la famosa Gripe A, vendían vacuna contra la gripe para embarazadas con timerosal, a base de mercurio…

    Si yo fuera uno de los dueños de este perro mundo, ENCARCELARIA O ASESINARIA sin escrúpulos a todos los bipolares, porque cuando nos cabreamos podemos explotar… En Francia, seguramente muchos participaron en la Revolución Francesa y muchos participan actualmente en la revuelta de los CHALECOS AMARILLOS…

    Como siempre, como la realidad supera la ficción, creo que ya lo hacen… EFLUVIOS DEL DEPAKINE PARA TODA LA POBLACIÓN…

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.