El consumo de peligrosos fármacos para el TDAH no para de crecer en España

Como os contaba el Gobierno de Canadá alerta sobre el riesgo de suicidio en los medicamentos utilizados en el tratamiento del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH). España es uno de los máximos consumidores y el mercado no para de crecer. ¿Cual será la incidencia de la citada grave reacción adversa?

Desde los años 1990 del siglo pasado se observa un gran aumento en el diagnóstico de TDAH que va ligado a la mayor prescripción de fármacos psicoestimulantes.

Metilfenidato Concerta RitalinEl “rey” es el metilfenidato, una sustancia cuya estructra química es muy similar a la de las anfetaminas. De nuevo recurro al libro Volviendo a la normalidad del catedrático en Psicología, Marino Pérez, que os aconsejo que os toméis el placer de leer.

Las Naciones Unidas indican que entre los años 2000 y 2011 el consumo de metilfenidato se ha multiplicado por 20 en España. En Estados Unidos “sólo” por cuatro aunque es el mayor consumidor mundial del medicamento.

Nuestro país es uno de los que más crece en el mercado de “drogas legales” para la infancia y las expectativas para los inversores de las compañías productoras del fármaco son fabulosas: está previsto un 8% de crecimiento anual entre 2012 y 2018 (superando a EE.UU.).

Perdonad que lo enfoque así, por el tema económico, ya sé que lo que está en juego es la salud de nuestros hijos y ahí vamos pero antes intentad comprender las dimensiones de este negocio, que es lo que es. Juzgad si no. En la Comunidad de Madrid, donde yo vivo, el consumo de psicoestimulantes se ha multiplicado por cinco en el periodo comprendido entre 2005 y 2011.

Esto confirma lo que dicen otros expertos: en España el despegue de la hiperactividad en los niños como “enfermedad” se produjo en 2004 coincidiendo con la comercialización del metilfenidato de liberación prolongada. En USA casi el 88% de los menores de diez años diagnosticados de TDAH tomaban estos medicamentos en 2010.

En España hay un 6,8% de niños y niñas que reciben este diagnóstico, basado sobre todo en criterios del Manual de Trastornos Mentales conocido como DSM. No es fácil saber cuántos niños y niñas toman hoy drogas psicoestimulantes para el TDAH y no podemos hacer cálculos proque tampoco conocemos qué proporción de suicido o de intenciones suicidas se han producido entre los consumidores de medicamentos para la hiperactividad.

Urge pues que los centros de farmacovigilancia estudien a fondo esta nueva -aunque advertida hace ya algunos años incluso por la agencia estadounidense de medicamentos, la FDA– reacción adversa asociada a los citados psicofármacos, porque si las cifras de consumo en España son “epidémicas”, no quiero pensar qué parte de responsabilidad en los suicidios infantiles pueden llegar a tener los fármacos para el TDAH.

31 Comentarios a “El consumo de peligrosos fármacos para el TDAH no para de crecer en España”
  1. Esther

    Hola, mi pregunta es, si existe a día de hoy una estadística o porcentaje en España de niños que han dejado la medicación por efectos secundarios? porque tengo mis dudas…..que en algunas consultas no pongan eso exactamente. pregunto sin ánimo de ofender a nadie. Gracias.

  2. Florencia

    Yo no entiendo a estas personas que tienen hijos, sus hijos son hiperactivos o tienen problemas existenciales lo primero que hacen es llevarle al psicologo en busca de solucion, luego resulta que el psicolo no funciona, entonces vamos al psiquiatra osea, no se dan cuenta que ni el psicologo ni el metilfenilato,curandero etc va a solucionar los problemas no solo del niño sino de la familia en sì ya que es obvio que los padres de èstos niños tambien tienen trastornos seguramente porque de lo contrario el niño no seria sometido a todo tipo de etiquetas, es claro que para el diagnostico de TDAH es necesario un medico con suma APTITUD para diagnosticarlo adecuadamente sino hasta a mi perro cachorro le voy a dar ritalina para que se quede mas tranquila y no me rompa los calzados!!

    • josune

      por favor, podria indicarme si usted tiene hijos? Si estos tienen TDAH? Si su respuesta es afirmativa en los dos casos mi pregunta es? quien es usted para juzgar a nadie? que sabe usted del sufrimiento de mi hijo? de su vida? de mi? quien se ha creido que es para decir que tengo que ir al sicologo o al siquiatra yo por medicar a mi hijo? En caso contrario, que no tenga hijos, o que estos no tengan TDAH, me reitero en mis preguntas, a usted quien le da derecho a juzgarme sin conocerme? va a estar usted donde la precise mi hijo porque el no medicarse le crea tal ansiedad que su sufrimiento es fisico? No le deseo bajo ningun concepto que tenga usted que pasar por lo que ha pasado mi hijo, ni siquiera para que pudiera empatizar con algo que no fuese su propio ego.

    • María Elena Podio García

      http://flip.it/BTv_l

      • Josune

        Disculpa Elena, podrias mandar el enlace en castellano si es que existe? Mi nivel de ingles no es tan bueno como para poder entender el texto. Muchas gracias de antemano.

  3. Emma

    Es sumamente comprensible que todo este tema del TDAH prenda de modo tan automático en España: no hay la menor pregunta por las causas. Los padres son prácticos, si el niño mejora con el medicamento, pues es que estaba enfermo. Yo también mejoraría mi capacidad cognitiva con ese medicamento, del mismo modo que cualquier deportista rendiría mucho más con sustancias de dopaje, y eso no quiere decir que estaban enfermos! La ritalina es eso: un dopaje. Si un niño se porta mal en la escuela, o es que se aburre mucho, o que pasa por cuestiones personales o familiares difíciles, o miles de posibilidades que no son del orden biológico. Si no aprende, posiblemente sea por causas similares. En este país no existe lo psíquico como causal porque todo el mundo cree que lo psíquico NO EXISTE, tal es el nivel de cerrazón y pensamiento concreto que reina. Por eso se les hace más fácil creer en una enfermedad que ni siquiera es detectable con pruebas médicas – ni imágenes, ni análisis químicos- que la simple realidad: nuestros niños presentan síntomas porque los padres, las escuelas, las sociedades de hoy tienen esos mismos síntomas. Uno de ellos: no querer saber.

  4. Mari Carmen

    Buenos dias. Acabo de oir a Miguel en la radio y rapidamente me he ido a su blog . He leido todo lo que han escrito aqui sobre el TDH. Me gustaría dar mi parecer. Soy maestra desde hace muchos años y he trabajado con niños de estas características, lo que me ha llevado a informarme y formarme para poder atenderlos. Mi experiencia es que se diagnostica con mucha facilidad … que tanto maestros, pedagogos, psicólogos, medicos… en cuanto el niño se MUEVE un pico más de la cuenta ya le ponen el “cartelito” (que me perdonen mis colegas pero lo he vivido) .Hay casos en los que verdaderamente se produce este sindrome y soy partidaria de hacer todo lo posible por ayudar tanto a los niños como a los padres .
    A lo largo de mi vida profesional he comprobado que hay “modas” dentro de la enseñanza. En mis comienzos era la DISLEXIA: todos los niños que iban al psicólogo eran diagnosticado de disléxicos. Ahora toca TDAH .
    Siempre han existido esos niños más movidos que el resto de la clase y hemos trabajado con ellos y los hemos sacado adelante. Hoy queremos que no nos den mucha lata y enseguida los mandamos al psicólogo al que le falta tiempo de ponerle el” cartelito” y mandarlo al médico qu tambien en la mayoría de las veces lo va a medicar. Digo esto porque lo he vivido demasiadas ocasiones. Niños con verdadero TDAH medicados … SI . Los otros ( los que dan guerra en clase porque son más inquietos) …No

  5. Esperanza

    Hola soy madre de una chica con trece años diagnosticada de deficit de atención desde los 6 (y no solo por medio de un test) no sabeis el calvario q es ver como llora todos los dias por tener una gemela sin su problema por sentirse tonta, mil veces me decia no puedo mamá con 6 años no queria ni salir al parque y en cuatro horas haciendo deberes solo ponia la fecha, en el cole tenia la etiqueta de la tonta y me preguntaba ¿mama los tontos podemos ser algo de mayor? hicimos mil terapias hasta los profesores del cole venian para aprender como afrontar todo aquello. y yo siempre reacia a medicación por miedo a los efectos secundarios hasta que hace tres años tire la toalla, no era una niña movida, ni charlatana, no desobedecia pero vivia en el continuo despiste y a mi me sobrepasaba. Con la medicacion mi hija es la misma persona buena, cariñosa, obediente… y además es feliz vive sin esa depresión continua de sentirse diferente. Después de toda esta charla os digo no se puede llevar todo al extremo, hay niños mal diagnosticados? la respuesta no es muchos sino muchisimos por presion, por dinero yo no lo sé pero ese si es el problema no el medicamento y…el suicidio? no se yo q hubiera echo mi hija de no ser por su medicación el problema es si no lo tienes y estas medicado. La información me parece estupenda.

  6. Consuelo

    Pues lo realmente difícil de todo esto es encontrar el equilibrio. Yo no estoy en contra de dar medicación en los casos necesarios. Pero si de lo que hacen los laboratorios enviando a un ejército de visitadores a manipular a los médicos y promover el consumo de fármacos hasta el punto de presentar el producto y recomendarlo incluso a niños un poco moviditos. Ese es el principal eje de toda esta batalla de escritos que ha generado la polémica de este artículo. Aquí está la clave de todo. Mientras el médico esté castigado y presionado por la industria, no puede haber una ética lógica con ningún producto. Los padres están cansados y saturados. Le pasan la pelota al médico y el médico pone la solución que el visitador médico le acaba de presentar en la puerta unos minutos antes. Tan sencillo como eso. La efectividad, los efectos secundarios, los beneficios y los fracasos ya dependen de la asimilación de cada niño con el producto.

  7. Jesús Puertas

    Buenos días, trabajo como psicólogo en una Asociación para personas con TDAH, (o como quieran llamarlo). Cuando gente formada emite o pública cierta información es positivo que se aborden cuestiones tan sensibles como esta de manera mas “analítica”.
    -Lo primero, ¿cual es el debate?, ¿el TDAh se ha creado para satisfacer a las farmacéuticas o las farmacéuticas ven un filón en este problema, que es real, palpable y devastador en muchas familias?.
    – Lo segundo, ¿las farmacéuticas son el MAL?,o ¿cuando encuentran soluciones a problemas como el cáncer, el VIH ect son las salvadoras del mundo?.
    – Tercero: si este trastorno surge por una des adaptación con el entorno escolar, ¿por que ninguno de estos catedráticos, periodistas, médicos u homeópatas emprenden una cruzada contra el actual sistema educativo?, que tiene a los niños de los 3 a los 16 sentados en sillas.

    Mi reflexión es que si centramos el debate en cosas evidentes como lo que he comentado obviaremos el problema. Porque os aseguro que para estos chicos es un problema. Yo siempre transmito que primero se intente “medicación ambiental” (pautas, ayudas del colegio etc) para hacer frente al problema, pero en muchas ocasiones no son suficientes y la realidad se come a estos chicos y chicas, donde la medicación como herramienta puede contribuir a un desarrollo adecuado. Lo comparo con las pastillas de la tensión, puedes hacer 50 km en bici todos los días, pero puede que no sea suficiente o que no tengas tiempo y tengas que recurrir a la pastilla. ¿Negocio? por supuesto que si. ¿Comisiones a médicos y psiquiatras? todo el mundo lo sabe.

    Os lo aseguro, podemos publicar mil artículos y contra-artículos, mil estadísticas y contra estadísticas. Posicionarnos y cerrar los ojos pero seguiremos obviando lo importante y es que los chicos y chicas con estas características, en nuestra sociedad, tienen un grave problema. ¿Milagros?, no existen pero publicando este tipo de información del MODO que se emite me parece un error, confunde y no suma.

    • Miguel Jara

      Estoy de acuerdo en casi todo lo que apuntas. Pero por dura que sea una noticia yo prefiero saber que no saber. Me alegro que reconozcas la parte de negocio que hay en todo esto, es evidente. Señalas a la escuela y es cierto, también lo hemos publicado por aquí, el sistema educativo no es el más indicado para encarar el problema, cuando sus fallos no lo causan directamente.

      Parece sin embargo que molesta la crítica a los fármacos ad hoc, como si fuese inasumible que no funcionen y que además conlleven graves riesgos e incluso que provoquen lo que se pretende evitar con ellos. Cada cual que actúe como quiera pero para actuar bien es necesario estar lo mejor informado posible, aunque no nos guste leer cosas que desafían nuestras creencias.

      • David

        No es cuestión de creencia. En mi caso, en el primer colegio de mi hijo, tras pasar por un psicólogo como nos dijeron acabó con la etiqueta de niño problemático. Tuvimos que cambiarlo. En el nuevo hemos estado con pautas, el colegio se ha volcado, pero tras muchos métodos hemos tenido que recurrir a la medicación. Y funciona. No siempre será necesaria, pero sólo quien sufre esto sabe si hace falta y si funciona. No es bueno generalizar.

    • Josune

      Muchas gracias por intentar poner algo de cordura en algo tan doloroso para las familias que sufren estos problemas. Yo he pasado noches sin dormir recordando la cara de sufrimiento de mi hijo cuando no podia dejar de hacer algo por mucho que lo intentase, cuando se pasaba horas estudiando y al rato no se acordaba casi ni de su nombre. Nosotros contactamos con una gran profesional que no solo diagnostico al niño y lo trata desde entonces, sino que nos dio pautas, nos alento a que siguieramos con el sicologo que visitabamos y nos dijo que las pastillas pueden ser una ayuda, pero no la solucion al problema. Gracias a ella mi hijo esta mas tranquilo, no tira por la borda todas las amistades que tiene en base a su impulsividad y vive mas feliz. Estos articulos solo sirven para que las familias nos sintamos monstruos que solo buscan su tranquilidad aun poniendo la salud de nuestros hijos en juego, y es justamente lo contrario.

  8. Aránzazu

    Señor Jara, basta ya de generar alarma social a costa de la salud y la integración de los hijos de los demás.
    Basta ya de juzgar y poner en el punto de mira a padres que luchan día a día por el bienestar de sus hijos y sobretodo… Basta ya!!! de criticar sin aportar nada positivo. Si usted tiene otra solución milagrosa que no pase por la medicación, la terapia familiar e individual, los talleres de habilidades sociales y el sin fin de herramientas que utilizamos día a día los papás con niños con Tdah; compártala con nosotros, estaremos encantados de escucharle. Si no, por favor, dese un punto en la boca. Si usted tiene o quiere una cruzada personal con las farmacéuticas que sea que nos bajen el precio de los medicamentos que buena falta nos hace. Si es otro tipo de cruzada no use a nuestros hijos para solucionarla.
    Muchas gracias.

    • Miguel Jara

      Alarmantes quizá sean los hechos no las palabras que los describen o quien los cuenta. Doy por hecho que todos o casi todos los padres y madres se preocupan del bienestar de sus hijos, claro. Soluciones milagrosas no, si pudiera se la ofrecería. Es de sentido común buscar las causas y en este caso no es fácil pues los síntomas del llamado TDAH son multifactoriales, en breve publicaré sobre cómo la contaminación atmosférica puede “generar” niños con déficit de atención e hiperactividad ya desde la tripa de la madre.

      Noto un punto amenazante en su discurso, le ruego baje el tono y que tenga en cuenta conceptos como derecho a la información de la ciudadanía y libertad de expresión, de los que todos nos beneficiamos.

      • Aránzazu

        Señor Jara, es libertad de expresión emitir un juicio de valor alarmista e infundado sobre un tema que involucra a familias y menores?…Es libertad de expresión cuestionar a padres y profesionales? Decir que la medicación para el tdah aumenta el riesgo de suicidio no es informar Señor Jara…
        Discúlpeme pero la información es contar un hecho veraz “Todos los medicamentos entrañan riesgos, TODOS”…
        Uno no se puede amparar en la libertad de expresión para herir y juzgar. Eso no es informar Señor Jara.

  9. Esther

    Buenos días, solo mi experiencia, no lo leí en Google. Cinco años tomando esta medicación, mi hijo, sí, le fue estupenda, A peor….recorriendo toda clase de médicos, ninguno me supo decir que podían ser efectos secundarios, solo que era cosa de su trastorno, dolores de cabeza todos los días, dolores de pecho, todos los días, era por sus nervios, claro, cada vez más cabreado con el mundo,irritable,fuera de sí, no era incapaz, de sacarle ninguna información,se quedaba callado. Todo eso lo explicas,y le querían subir la dosis, por supuesto. A mi hijo, le diagnosticaron con los informes del cole y con un test que nos dieron a nosotros, a él, nadie le pregunto que le pasaba o como se sentía. Hasta que en dos semanas, sangro dos veces por la nariz,…subida de tension, en cinco años,nadie le midió, la tensión, importantisimo. Le retiré la medicación y volvió a la normalidad, volvió a relacionarse,a sonreír, a contarme cosas de años atrás,que yo no sabia…dentro de todo eso,llegó a su cole,y resulta que lo insultaban, todos, le echaban la culpa de todo lo que pasaba, discriminado totalmente, este año, es el mejor para él, lo han dejado en paz y es feliz. Vuelve a ser niño,a disfrutar de la niñez. Lo que han conseguido que mi hijo, se ponga en lugar de otros niños con problemas, los ayuda, ah!!y no quiere ni oír de hablar de pastillas, ni jarabes,ni nada que se le parezca, según él, eso es para encontrarse peor. Gracias. Cinco años dan para mucho.

  10. Eduardo

    Estimado Miguel,
    Me ha resultado muy interesante tu artículo, pero quería aclarar una serie de cosas con respecto a la farmacología empleada en el TDAH, como médico que soy.
    El metilfenidato, que es el fármaco estrella, está indicado en el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Como cualquier fármaco, tiene efectos secundarios, y al ser su uso indicado en población infantil, tiene que ser vigilado por un experto, pero no podemos sacar las cosas de contexto: no es un fármaco peligroso si sabe utilizarse correctamente.
    Entre sus efectos secundarios, encontramos: insomnio, nerviosismos, sequedad de boca, molestas digestivas… y quizás lo más llamativo es la exacerbación de trastornos psiquiátricos (depresión, hostilidad, psicosis, comportamiento suicida…). Por ello, antes de iniciar un tratamiento de este tipo en niños, siempre hay que hacer una buena y completa historia clínica que permita identificar pacientes de riesgo donde no administrar este fármaco en cuestión.

    Un saludo.

    • Nils Bergman

      Exacerbación de trastornos psiquiátricos por consumo de psicofármacos. ¡Coño! Pero si le está usted dando la razón al Sr. Jara. Hace poco publicaba acerca de la relación existente entre estos fármacos y el suicidio.

      ¿Cómo puede a alguien recetársele algo que produce precisamente aquello que pretende curar? ¿Cómo diantre se come eso?

      Y que las agencias de medicamentos aprueben estos fármacos para el tratamiento de estos trastornos no significa que haya que fiarse de ello. A este respecto, es curioso lo que explica Gotzsche en su libro “Medicamentos que matan y crimen organizado” en relación a Prozac, la fluoxetina. Otra curiosidad es el título del decimoctavo capítulo del mismo: “Empujar a los niños al suicido con píldoras de la felicidad”, en el cual se habla de otro destacado principio activo, el homólogo de Glaxo, la paroxetina. ¡Uy, este Gotzsche, que tío más incómodo!

      ¿Para cuando unos tests de inteligencia y ética para acceder a la carrera de Medicina? ¿Para cuando…?

      Por cierto, ¿cómo se identifica un paciente con riesgo a sufrir una reacción adversa con estos fármacos? ¿Es posible determinar eso, o es otro cuento que se inventan para dárselas de expertos, para construir esa fachada de ciencia y rigor?

      • Elena Buñuel

        Hola Nils Bergman!!!!!
        Mira si es un cuento chino esto del medicamento, y mira si no tienen recurso alguno para defender lo que medican, que la respuesta de los médicos a mi pregunta. Pero mi hijo tiene déficit de atencion???? Es…. pues no lo se, que tome el medicamento y si notas algo de mejoría es que si. Y cuanto tarda en verse la mejoría????? Pues no se….depende, tu verás. Menudo cuento chino de las farmacéuticas y de los médicos comprados por ellas. Y lo peor de todo, que solo en la clase de mi hijo hay 6 niños medicados.

    • Elena Buñuel

      Muy señor mio….dice usted que hay que hacer un buen examen del historial del niño???? Pues disculpe que le diga, que a mi hijo se las han recetado dos médicos diferentes y el único estudio que le han hecho ha sido hacerme cuatro preguntas chorras. Si lo llevé al neurólogo fue para que los profesores me dejaran de dar la tabarra con el puñetero deficit de atención. Ya que hoy en dia si un niño no estudia o es mas movido de lo normal, ya está enfermo no???? Pues no!!!! No están enfermos….. lo que pasa es que es muy cómodo tener a un niño que da mas trabajo que otros, COLOCADO las 8 horas de cole. Que es lo que es ese medicamento, una droga para que dejen de ser niños y sean corderitos de esta sociedad. Y usted como médico sabrá mucho, pero yo como madre se perfectamente que mi hijo no necesita vivir colocado para ser aceptado. Yo tambien sacaba malas notas y aquí estoy.

    • Esther

      Buenas noches, yo no voy ha entrar,en sí es bueno medicar o no en diez minutos de consulta,neuróloga, sin abrir la boca mi hijo, sin analítica, ni nada que se le parezca, salió con 40 mg de medikinet ,con seis años, sí, se la dimos al día siguiente, y no le voy ha decir lo que lloramos ese día, su padre y yo luego nos enteramos que las dosis ,se empieza por lo bajo, poco a poco haber si lo tolera el cuerpo, con el tiempo otro especialista, nos dijo que eso fue mucho de golpe, yo como madre confiaba en la doctora, que por cierto en esa primera cita, me habló de la pastilla milagrosa….

  11. YOLANDA

    El señor que ha escrito este artículo no tiene ni pajolera idea de lo que dice , hasta el gorro estoy de que se diga que estos medicamentos sean drogas.
    Cuando sepa lo que es convivir 24 horas 365 días al año con personas que sufren este trastorno , y por todas las calamidades que tienen que pasar en su vida cotidiana , que opine , pero que no lo haga tan a la ligera guiándose sólo por lo que pueda leer en el Google , o por gente que se decanta por la medicina naturista.

    • Miguel Jara

      Hola Yolanda, sólo una cosa supongo que sin importancia y es explicarte cuales son las fuentes de los dos post que hemos publicado recimentemente sobre TDAH: la agencia de medicamentos de Canadá, la de Estados Unidos, las Naciones Unidas y un libro de un catedrático de Psicología experto en TDAH.

      En el mundo anglosajón a los medicamentos se les llama “drugs”, drogas. En España droga es: Nombre genérico de ciertas sustancias usadas en industria, medicina o química. Hay otras definiciones que puedes ver en http://www.wordreference.com/definicion/droga

      • Yolanda

        http://www.libertaddigital.com/php/imprimir_pagina.php?cpn=1276322276

        Supongo que conocerás al Dr.Rojas Marcos , este señor todo un psiquiatra de renombre era hiperactivo de niño y reconoce que si no hubiese tomado medicación no hubiese conseguido terminar la carrera de medicina . No dice cual , pero lógicamente se tiene que referir al Ritalin , vive en Nueva York y allí es lo que se tomaba para mejorar la atención ,antes de que saliesen mas productos al mercado farmacéutico.

        • Nils Bergman

          Pues si usted quiere hablamos de otro niño hiperactivo que tomó Ritalin de pequeño y que acabó pegándose un tiro a los 27. Kurt Cobain.

          La psicopatología no está regida por la química cerebral, y aunque lo estuviera, es delirante suponer que con un fármaco ésta puede restablecerse.

          Nadie duda de la dificultad que supone el trato con algunos de estos niños. Otra cosa es que la intervención psicofarmacológica esté justificada desde un punto de vista científico. Sin duda, mucho más sencillo es darle una pastillita al mocoso de turno que intentar averiguar la problemática subyacente en su comportamiento, la cual debe entenderse como un síntoma.

          En el artículo se lee “con la colaboración de grandes laboratorios”. Uy, qué independiente el tal Rojas Marcos. Yo le recomiendo otros autores: Peter Breggin, Joanna Moncrieff, David Healy, Robert Whitaker, Colin Ross. El mismo Marino Pérez, u otro español, Jorge L. Tizón. O José Valdecasas.

          Los que no tienen ni pajolera idea son los psiquiatras biológicos. No se equivoque. El Sr. Jara realiza una tarea loable y muy necesaria. Escuche a los niños en lugar de darles pastillas, de mayores se lo agradecerán.

          • Josune

            Y yo te recomiendo como han dicho mas arriba que vivas con un niño, no mocoso, un poco de respeto por favor, con ese sindrome, y que lo tengas un dia si y otro tambien llorando desconsolado porque no sabe que le esta pasando y porque es incapaz de portarse bien, que significa que no pone en riesgo su vida, no otra cosa y que no sepas que decirle, y que notes como tiene una bola de angustia que es fisica, y que no duerme y que aunque le acosen como el es movido nadie le defiende, eso 24horas al dia todos los dias del año, todos y cada uno de los dias del año, y visitas medicos, sicologos, logopedas, y todo lo que se te ocurre y no hay nada que hacer, entonces señor Nils me habla de profesionales, y de niños no de mocosos,

          • Nils Bergman

            Le repito que uno no cuestiona la dificultad que entraña la convivencia con estos niños.

            El término mocoso, lo uso con ironía, poniéndome en lugar de aquéllos que tienen una mano demasiado ligera a la hora de etiquetar a los niños como mocosos, es decir, como perturbados o enfermos mentales.

            Los fármacos sólo funcionan afectando las funciones cerebrales y no están justificados desde un punto de vista científico. Su efectividad se basa en dicha perturbación y en los efectos que la misma tiene sobre la conducta.

            El fármaco es el recurso de los inútiles. Es preocupante que tengamos a dos gremios casi enteros, psiquiatras y psicólogos, que desconocen las causas de estas alteraciones y que recurren a lo fácil, a lo perjudicial a largo plazo, a lo que da dinero, para solventar las molestias que estos niños ocasionan. Y los padres con demasiado facilidad se suben a ese mismo vagón. Si quieren medicar, mediquen. A mi me parece una aberración. Son sus hijos, no los míos. El señor Jara no se está inventando nada. Hay voces críticas dentro de la profesión y son mucho más de fiar que las otras, puesto que no comparten intereses con la industria. Pero lo dicho. Mediquen, mediquen. Nadie se lo prohíbe. Ahora dejen que la versión más incómoda de este tinglado llegue a quienes quieran escuchar.

      • Josune

        Muchisimas gracias por poner las cosas en orden, me parece un articulo sensacionalista que solo busca preocupar. Cuando una familia que realmente ya no podemos mas, que no soportamos seguir viendo como sufre nuestro hijo porque es incapaz de frenar impulsos que le alejan de sus amigos, de su entorno y de sus profesores vamos a un siquiatra que nos comunica que nuestro hijo sufre un trastorno, y que tiene solucion, no pensamos que nos lo dice para que la farmaceutica le regale un viaje al caribe, sino porque realmente piensa que es asi, y articulos como estos no hacen mas que daño a quienes ya de por si, nos sentimos fatal.

        • Pilar

          Con pacientes como usted las farmacéuticas están como quieren. Es sensacionalista denunciar las injusticias? Discernir? Investigar? Así nos va en España donde la arrogancia de los profesionales de la medicina se junta con la ceguera de gran parte de la población. Gracias por tu gran labor Miguel. No te canses nunca!

          • Josune

            Me puede usted decir o enumerar los datos que dan en este articulo? lo unico que dice es que tiene miedo de lo que pueda pasar porque no hay ningun estudio que revele la incidencia de estos farmacos en el suicidio infantil; y no estoy ciega, tengo astigmatismo y unas fantasticas gafas que me permiten entender lo que leo, si quiero fantasia leo el señor de los anillos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.