La importancia de abrir un debate sobre las vacunaciones

Por

25 de marzo de 2015Vacunas7 Comentarios

Estos días en los que estoy inmerso en la promoción del libro ‪Vacunas, las justas‬ he tenido un interesante “Cara a cara” en La Vanguardia entre con el pediatra Carlos González, autor de En defensa de las vacunas. No sé si la noticia es que dos personas con visiones diferentes sobre vacunas puedan dialogar en un tono respetuoso.

Lo cierto es que no suelen darse este tipo de debates, tan necesarios. Quienes estamos a favor de una crianza lo más natural posible de la infancia hemos leído con admiración los libros de González sobre el apego o la importancia de la lactancia materna. En este caso se trataba de conocer en persona a alguien que me apetecía conocer pero para encontrar posiciones sobre un tema tan polémico como el de las vacunas.

Suelen saltar chispas cuando se trata en público así que debo advertir a quien busque cierto morbo, expresiones agrias o la ridiculización del contrario que tanto se da otras veces con el asunto, que no lo encontrará. Podéis clicar directamente sobre la imagen para verlo.

vacunas Carlos GonzálezTocamos muchos temas, no obstante estuvimos charlando más de una hora que luego se ha dejado en algo más de 20 minutos. Hubo acuerdos y desacuerdos y en definitiva quien gana, creo, es el espectador/a.

Aproveché para exponerle a Carlos algunos datos y revelaciones que muestro en Vacunas, las justas y también para hacerle preguntas que creo que harían muchas familias a un pediatra que sabe de vacunas.

El médico defiende con pasión y vehemencia el cumplimiento de los calendarios de vacunaciones. Yo le planteo dudas, menciono errores en los mismos que él reconoce, como la no compensación de los posibles daños o la existencia de conflictos de interés y le cito algunas vacunas polémicas.

Ese mismo día por la mañana también estuve en el programa Para todos La 2 de Televisión Española en el que me hicieron esta entrevista:

vacunas miguel jara

7 Comentarios a “La importancia de abrir un debate sobre las vacunaciones”
  1. Federico Príncipi

    Gracias Miguel y Carlos por prestarse a este debate. Creo que está claro cual de los dos se autoengaña dando vueltas a las respuestas y escudándose en que el sistema está perfecto, siendo bastante irrespetuoso en muchos momentos con el otro y cual de los dos es reflexivo, frontal y capaz de abrir su mente a otras posibilidades. Es un debate de yin y yang. De pasado y futuro. De prisión y libertad. Por mi lado prefiero esta última.

  2. Mama

    Muy interesante el debate con el doctor González, más convencida me ha dejado de que las vacunas sólo acarrean problemas.
    No me creo que este señor en sus años de experiencia no haya topado alguna vez con algun niño y algun problema de salud que no le haya hecho tener la mínima sospecha de que las vacunas hayan podido influir. Alguien que defiende la lactancia y que casi dice que un beso lo cura todo, me cuesta entender que defienda de esas maneras las vacunas (que a mi parecer lo hace sin argumentos serios) en bebes de dos meses que acaban de nacer…de verdad, que me cuesta.Siempre será mejor esperar un año por lo menos para que el sistema inmunitario este más desarrollado no? lo pienso desde la lógica, porque médico no soy. Por que tanta prisa?

    Yo para decidir no vacunar a mi hija me tuve que informar,consultar, leer mucho hasta llegar a una decisión. Si mi hija tuviera tosferina yo no iria a denuciar al pediatra porque no me convenció de vacunar, (sinceramente esa preocupación me parece un poco absurda) sin embargo, mas preocupante sería la situacion de si la vacuno pensando en su protección y se contagia, en este caso a lo mejor si que tendría que hablar con mi pediatra para que me explicará “algo” que tenía que haber hecho antes….

  3. Eowyn

    Carlos González me parece muy inteligente en todos los temas de crianza y alimentación infantil. Pero cuando habla de vacunas pienso que repite como un papagayo, sin pensar, todo lo que le dijeron en sus tiempos de facultad y lo que publicitan los laboratorios.

    En esto de las vacunas no queda más remedio que actuar como en el caso de cualquier otra cuestión de salud: Cada uno ha de hacerse responsable de la suya y la de sus hijos. Hay que hacer uso del sentido común y analizar los pros y contras particulares.

    Si se tiene miedo a luchar contra corriente y a gestionar una varicela o rubeola en casa, una gastroenteritis, o unas simples décimas de un hijo, no hay más remedio que pasar por el aro y vacunar de todo lo que nos ofrezcan y administrar religiosamente todas las medicinas que nos recete el pediatra.

    Pero si no se tiene miedo, si se confía en que la gestión de la salud familiar es la adecuada, si se teme más al efecto secundario no declarado, si se comprende que las farmacéuticas son negocios al fin y al cabo, y se admite la posibilidad de una enfermedad infantil en casa que habrá que tratar con paciencia y cuidados, hay otro camino.

    Lo malo de la vacunación selectiva es que ya no es posible! Ya no hay vacunas separadas de nada, solo de la gripe y el papiloma, bueno, y el rotavirus ese.

    Por ello decidimos no vacunar a nuestros dos hijos. Tienen 8 y 5 años y tienen buena salud. No se han desintegrado ni encadenan un resfriado tras otro. Al contrario, mi sensación es que enferman menos que la media.

  4. Fry

    Muy bien Miguel, abriendo el camino…………..

  5. Marcos pin

    Cuando mi hijo cumplio un año de edad(2014) lo lleve a vacunar para la sarampion al no ver le pusieron la de meningococo,sin chequeo medico,despues de eso mi hijo comenzo a tener problemas de salud,al 5 dia mi hijo es ingresado por emergencia al hospital,luego de 110 dias me lo entregan en estado vegetativo,no lo confirman,pero era un secreto a voces que fue la vacuna y sus efectos secundarios.Actualmente se sigue un proceso en la fiscalia del guayas (Ecuador).mi hijo empezaba a caminar,antes de la vacuna su estado de salud era excelente. Este 28 de marzo va a cumplir 2 año,uno de ellos en cama.

  6. Nils Bergman

    Personalmente me frustran este tipo de debates, por su esterilidad. El tema es tan vasto que resulta imposible formarse una opinión en tan poco tiempo, y el espectador se queda igual. Lo que habría que exigir ya es la verdad. Estudios científicos que inclinaran la balanza hacia uno u otro lado, que precisamente de eso va la ciencia, de resultados y verdad. Eso sería actuar de un modo responsable. Y aunque se permita con estas entrevistas el acceso a información poco habitual, ello no alivia a la gente, que está confusa y estresada. Pero en fin, el contrato social está tan deteriorado que a ver quién tiene los c***nes de arreglar esta sociedad.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.