¿Por qué las cifras de muertes por cáncer no paran de aumentar si tenemos radioterapia y quimioterapia?

Las cifras oficiales sobre cáncer en España son las de morbilidad hospitalaria que recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE). Éstas son claras: entre 2000 y 2012 -último año computado- murieron por tumores malignos en nuestro país 95.072 personas en 2000, 97.714 en 2001, 97.784 en 2002, 99.826 en 2003, 100.485 en 2004, 100.189 en 2005, 101.669 en 2006, 103.329 en 2007, 103.999 en 2008, 105.133 en 2009, 107.188 en 2010, 109.341 en 2011 y 110.993 en 2012.

El número de fallecidos por cáncer en España aumenta inexorablemente año tras año desde hace décadas. Entre 2000 y 2012 fallecieron en España 1.332.722 personas. Cabe preguntarse pues por los tratamientos que suelen aplicarse en cáncer, la radioterapia y la quimioterapia. Muy bien no funcionarán cuando las muertes por esta enfermedad no paran de crecer.

Libro cáncerLa Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) dio a conocer el pasado mes de febrero, en el Día Mundial del Cáncer, un informe titulado Las Cifras del Cáncer en España 2014 en el que se asegura que la mortalidad por esta patología ha descendido en nuestro país un 13% en las dos últimas décadas; concretamente entre 1990 y 2011.

Pero sus cifras de defunciones por cáncer de, por ejemplo, 2012, no coinciden con las oficiales, las del INE ya que apuntan 102.762 frente a las citadas 110.993. No sé cómo han hecho las cuentas pero ahí quedan los datos.

Tampoco sé a donde quiere llegar la SEOM disfrazando una realidad que ojalá fuera otra pero es la que es y algo va a tener que cambiar de manera drástica en nuestra sociedad si queremos parar esta barbaridad de muertes. Tampoco que deja tranquilo ver en la web de esta entidad de profesionales del cáncer los logotipos de compañías farmacéuticas como AstraZeneca, Merck, Sharp & Dohme (MSD), Roche o Jannsen, con intereses comerciales en la enfermedad.

Todo esto viene a cuento también de que la Organización Médica Colegial (OMC) -algo así como el órgano de gestión de todos los médicos y doctoras en España- ha enviado al Ministerio de Sanidad un escrito quejándose por un anuncio que lleva años ofreciéndose en la revista Discovery DSalud. La publicidad es del libro Cáncer: qué es, qué lo causa y cómo tratarlo. Lo advierte a Sanidad

por si pudiera constituir algún tipo de delito, tanto penal (delito contra la salud pública) como administrativo (publicidad ilícita y sin autorización)”.

La OMC que dirige mi apreciado Juan José Rodríguez Sendín, pide que se traslade la queja

a la Fiscalía General del Estado y a los órganos competentes de la Administración Sanitaria de la Comunidad Autónoma a fin de que se tomen las medidas que procedan, independientemente de que lo formalice también la OMC”.

Yo leí en su día el libro en cuestión y se trata de una recopilación de otras maneras de tratar el cáncer fuera, escribamos, de la ortodoxia o los tratamientos convencionales (los expuestos son de lo más variados y hay alguno incluso que en su día fue financiado por la Seguridad Social).

Me llama la atención varias cosas:

-La queja se hace ahora, cuando el libro lleva años promocionándose. Hombre Juan José, no creo que el libro sea el culpable de que cada año mueran más personas de cáncer y que en ello algo tengan que ver los tratamientos que se aplican de manera masiva.

-Al parece, duele que en la publi se afirme que radioterapia y quimioterapia “no funcionan”. La afirmación puede ser quizá taxativa pero no hubiera estado de más en la carta de queja adjuntar algunos datos que contradigan esto.

-Persona preocupada como soy por el derecho a la información y la libertad de expresión veo un claro ataque a los mismos, caza de brujas y comportamiento inquisitorial.

-Lo que se anuncia al fin y al cabo es un libro, instrumento de cultura y expansión de conocimientos y si no gusta, rebatir su contenido ha de hacerse por el camino de las palabras. Pienso que una persona que lea un libro así va a tener mejor conocimiento del cáncer y más opciones para poder encarar su enfermedad.

-No olvidemos que nuestras salud y nuestra enfermedad son eso, nuestras y sólo nosotros podemos elegir cómo actuar en momentos tan críticos como cuando te diagnostican cáncer. Yo no lo he sufrido y sinceramente no sé qué haría llegado el caso pero quiero tener la máxima cantidad de información al respecto para elegir con libertad mi camino.

-Creo que la OMC se equivoca y si quiere defender causas nobles les podemos dar algunas pistas: intentar acabar con los sobornos a los profesionales sanitarios; apoyar una reevaluación de todos los medicamentos que hay en el mercado para retirar del mismo aquellos que no tienen suficiente efectividad y/o que causan muchos daños (son muchos) o luchar por la independencia de los agentes de salud y combatir el peor cáncer que carcome el cuerpo médico, los conflictos de intereses o la cooptación de la Medicina por las industrias del ramo.

Por cierto, mis conflictos de interés: Durante años he colaborado con reportajes en la revista Discovery DSalud, algo que desde hace dos años no hago.

11 Comentarios a “¿Por qué las cifras de muertes por cáncer no paran de aumentar si tenemos radioterapia y quimioterapia?”
  1. Espia

    No lo he leido aún, pero el título me parece genial, jajaja. Gracias

  2. Synchro

    ” Hace un tiempo leí la Biografía de Marie Curie, escrita por Eve Curie, hija de Marie, titulada: La vida heroica de Marie Curie, en uno de sus párrafos se mencionaba el hecho de que uno de los que financió al laboratorio de Marie (reconocida ésta por no haber aceptado patentar su descubrimiento, el radio) fue el Barón Rothschild (apellido famoso, más que nada por el trasfondo que encierra cada cosa con la que se lo vincula, digamos que el desinterés no se asocia a esta familia). Literalmente dice: “Y también ha tenido que recurrir a las subvenciones del Gobierno y a las donaciones particulares. El barón Henri de Rothschild y los hermanos Lazard han sido los principales bienhechores…” Y esto dice cuando menciona la causa de la muerte de Marie: “Ante su cadáver, la ciencia todavía debe manifestarse. Los síntomas normales, los exámenes de sangre, diferentes de los de las anemias perniciosas conocidas, denuncian el verdadero culpable: el radio.

    “La señora Curie puede contarse entre las víctimas de los cuerpos radiactivos que su marido y ella descubrieron”, escribirá el profesor Regaud.”
    http://consumasalud.wordpress.com/2013/02/20/es-mas-facil-temer-al-cancer-que-hacer-algo-al-respecto/

  3. Carlos

    “-No olvidemos que nuestras salud y nuestra enfermedad son eso, nuestras y sólo nosotros podemos elegir cómo actuar en momentos tan críticos como cuando te diagnostican cáncer. Yo no lo he sufrido y sinceramente no sé qué haría llegado el caso pero quiero tener la máxima cantidad de información al respecto para elegir con libertad mi camino.”

    De que te puede servir tener disponible TODA la información al respecto, si no te has formado para saber que hacer con ella? Elegir que hacer, como actuar, ante el diagnóstico de un cáncer, no sería conveniente también consultar a alguien que pueda ayudarnos desde otro lugar? Puede que no entienda que signifique eso de “elegir con libertad mi camino”, pero sin dudas, parece peligroso difundir éste tipo de propuestas sin aclarar de que se trata.
    Saludos.

  4. Tasio

    ¿Hallada una cura sencilla contra el cáncer más mortal?

    http://actualidad.rt.com/ciencias/view/141581-medicina-vitamina-cancer-pancreatico-mortal

  5. Maricarmen

    Hola. He publicado este artículo en mi perfil de Facebook y he recibido este comentario de un amigo, que transcribo:
    “El autor confunde tasa de mortalidad ((fallecidos / enfermos) x 1000) con número de defunciones, por eso no le cuadran los números del INE. Si hacemos caso a la estadística (menor tasa de mortalidad, mayor cantidad de defunciones) lo que podemos sacar en claro es que la incidencia del cáncer cada vez es mayor (aumentan los casos) pero cada vez se muere menos gente, que es lo que pasa en la actualidad de verdad.”
    ¿Me podrías aclarar si esto es así? Muchas gracias.

  6. Miguel

    Muy buen artículo Miguel.

    Lamentablemente vivimos cada vez más en una sociedad en que el dinero es el protagonista absoluto. Gracias por compartir estos datos y por hacernos reflexionar y abrir los ojos.
    Saludos.

    Miguel

  7. Alberto More

    He tenido amigos ALLEGADOS que padecieron este flagelo, genocida, porque la medicina sabe bien que esos dos tratamientos como son la radioterapia y la quimioterapia solo dejan estragos en el organismo después de someterse al paciente a dicho tratamiento, lo que ocasiona demandas al centro medico, ningún medico considera medicinas alternativas o tratamiento a base de frutas y verduras, pues el tratamiento básico del cáncer es enriquecer la sangre con oxigeno y evitar el consumo de azucares y sal entre otros.

  8. Ankawa

    Lo has dicho muy elegantemente pero el mensaje es claro.
    La medicina, hoy en día, no pretende curar.
    La búsqueda de la verdad no importa, sólo el beneficio económico.
    ¡Qué tristeza! Pero, al menos lo sabemos.
    Un saludo.

  9. Yolanda

    Hola , como socia de Discovery Dsalud , tanto en digital como en papel alzo la voz ya que los medicos digamos “tradicionales ” mienten al ciudadanpo en general y lo que deberian hacer es decir la verdad como la revista discovery , en particular me fio mucho mas de lo que me dice discovery , que de lo que me pueda decir un 80 por ciento de medicos , sobremanera los oncologos , discovery solo nos da informacion contrastada con estudios fiables y publicados , cosa que ningun oncologo esta en condiciones de dar ya que las muertes por cancer aumentan por el hecho de que los metodos como quimio y radioterapia generan mas cancer , pero que te van a contar los oncologos si no saben hacer mas que dar quimio y radio ? como bien dice discovery hay otros metodos que se podrian usar mas baratos , pero los lobbys farmaceuticos no ganarian dinero , y qjuien paga los cursos , congresos y hasta casi lo que hay que estudiar en la carrera de medicina , pues la farmaceuticas , es un circulo vicioso que discovery denuncia y ojala algun dia se pueda romper.

  10. Àngels Córcoles

    Siempre que se habla de las causas de cáncer se deja de hablar de los tóxicos ambientales, ya sea en el aire, la comida , el ruido, las radiaciones ionizantes, o las malas condiciones de vida. Se sabe que hay muchos aditivos cancerígenos que siguen permitidos, que la contaminación atmosférica también es tóxica para nostros, El ruido también es un factor cancerígeno porque activa la reacción de huida del organismo, y una reacción así mantenida es un tóxico interno. Y por último, las malas condiciones de vida, son las más cancerosas de todas. Las enfermedades no se reparten aleatoriamente. La pobreza es uno de los factores de riesgo más importantes a la hora de padecer cualquier enfermedad.
    Las autoridades sanitarias que regularmente anuncian que ha aumentado la tasa de cualquier enfermedad, son las mismas que han empobrecido la población, privatizado la sanidad, y permitido el envenenamiento general de la población.

  11. Nils Bergman

    Antonio Tagliati, colaborador de la asociación barcelonesa Plural-21, en uno de sus tantos vídeos que pueden verse en la red, afirmaba que un tratamiento de cáncer mueve entre 200.000 y 500.000 euros. Uno puede hacerse una idea de por qué las cosas están como están.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.