La ocultación de los daños del fármaco Agreal fue fundamental para causar tanto perjuicio

Esta mañana hemos tenido una reunión importante en el Bufete Almodóvar & Jara con un numeroso grupo de afectadas por el medicamento Agreal. Pese a que el fármaco fue retirado del mercado en 2005 por sus graves daños aún hay muchas mujeres (se recetaba para los sofocos de la menopausia) que no han encontrado Justicia.

Este es un caso paradigmático de omisión intencionada de información sobre el medicamento por parte del laboratorio fabricante del mismo, Sanofi. Esto nos lleva a un nuevo planteamiento del asunto pues, con anterioridad, se ha llevado por el defecto de información en el producto que es como decir que no se informa bien sobre el mismo.

Pero no es que se informara mal a quienes lo consumían, que también, es que como escribo se ocultó información clave sobre sus daños para vender más píldoras, práctica que ya se ha repetido en otras ocasiones por otros laboratorios farmacéuticos.

En España, durante todos estos años se han celebrado numerosos juicios por Agreal pero no se ha entrado a valorar de quién es la culpa del daño producido, se ha obviado de quién es la auténtica responsabilidad.

Otra clave es que se han producido reacciones psiquiátricas graves que el fabricante niega de manera sistemática y mientras, por ejemplo, en el prospecto de Italia se advertían estas en España no ¿por qué?

Pero ha aparecido un nuevo documento que puede ser fundamental y lo estamos analizando. Pensamos que podemos demostrar que lo que dice la defensa del laboratorio en los juicios es justo lo contrario que cuentan en sus conversaciones con las autoridades sanitarias. Muchas de las sentencias anteriores serían erróneas.

Durante la mañana, las mujeres afectadas han estado con los peritos médicos que trabajan con nosotros. Muchas de ellas, han concluido nuestros compañeros especialistas, consumieron un fármaco que nunca debieron tomar;  al ocultarse deliberadamente información en el prospecto y los datos que recibieron los médicos estaban manipulados y lo recetaron mal.

Vamos a continuar con las últimas revisiones de la documentación de las personas afectadas y antes de que acabe el año pondremos las oportunas demandas a laboratorio y Ministerio de Sanidad por autorizar el medicamento.

4 Comentarios a “La ocultación de los daños del fármaco Agreal fue fundamental para causar tanto perjuicio”
  1. Gabriela Campos

    Estimado Miguel:

    Desde México te saludo con afecto. Infructuosa ha sido mi lucha desde el año 2008 por lograr que se retire del mercado el ACLIMAFEL (Veraliprida).

    Gracias a ti contacté desde entonces a las mujeres españolas (Agreal Luchadoras), quienes me hacen el favor de enviarme toda la información que se genera acerca de ese veneno.

    Dicha información aunada a la que he recabado personalmente, la he proporcionado al área de Farmacovigilancia de la COFEPRIS, Comisión encargada, entre otras funciones, de la aprobación de los medicamentos. ¡Todo ha sido inútil!.

    Les he solicitado se publique una Alerta acerca de los efectos secundarios del ACLIMAFEL con el fin de que quienes se han visto afectadas, se lo reporten de inmediato llenando el formato que aparece en su página pero no lo hacen. ¡Qué mas les da si siguen enfermando más mujeres!, ni quien se entere de la causa real.

    Sin temor a equivocarme, pocas son las personas incluyendo médicos que conocen de la existencia o funciones de la COFEPRIS, por lo que sobra decir que menos aún saben que pueden reportarse los efectos adversos de cualquier medicamento en el formato que se encuentra en su página web. Solamente de esa manera serán tomadas en cuenta como una estadísticas para su valoración.

    Farmacovigilancia de la COFEPRIS en lugar de tomar en cuenta que vivimos en un mundo globalizado y tomar las ventajas de ello, hacen gala de soberbia por el solo hecho de atreverme a insistir al respecto. Pensaran ¿por quien nos tomamos los demás países que lo han retirado o una simple mortal como yo para quererles enseñar los efectos adversos del ACLIMAFEL (Veraliprida)?.

    Hasta ahora, solo he podido ayudar a las mujeres afectadas que me contactan sea a mi vía correo electrónico o vía telefónica. El Hospital privado Médica Sur ha apoyado a través de su área de Farmacovigilancia, dando la alerta a todos los médicos que la prescribían dentro del hospital y evitando la entrada a los visitadores de Laboratorios Carnot dentro de sus instalaciones.

    Algún día se hará el milagro, eso espero. Saludos.

    • Asociación Agreal Luchadoras

      Queridisima amiga y compañera Luchadora del Aclimafel/Veraliprida en México: Gabriela Campos.

      Desde España tampoco cesaremos en esta Lucha para que el Aclimafel/Veraliprida sea retirado de México.
      Aunque ya eramos conocedoras del apunte que mencionas de “no permitir la entrada de los visitadores de los Laboratorios Carnot” en el Hospital privado Médico Sur, cosa que desde España las Luchadoras del Agreal/Veraliprida, aplaudimos y nos alegramos y que ojalá todos hicieran lo mismo.
      Un fortisimo abrazo Gabriela Campos.
      La Secretaria.

  2. Asociación Agreal Luchadoras

    Efectivamente, la documentación nueva sobre el medicamento: Agreal (Veraliprida) en España van a dejar a los Laboratorios Sanofi Aventis y al Ministerio de Sanidad por encubrirlos y como parte de su responsabilidad ante la salud de l@s ciudadan@s, “boquiabiertos”.
    Y aunque han pasado ya nueve años desde 2005 fecha de retirada del Agreal por la Agencia Española del Medicamento, nuestras secuelas severas e irreversibles por la ingesta de este Antipsicótico/Neuroléptico, aún persisten pese a los distintos medicamentos que nuestros especialistas nos prescriben para poder ir soportando nuestras secuelas.
    Todas las que asistimos a dicha reunión de diferentes partes de España, agotadísimas pero llegamos bien a nuestros destinos.

    • Miguel Jara

      Me alegro. Me gustó el ambiente de optimismo y esperanza en que se hará Justicia más pronto que tarde. Suerte.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.