Prohibidos los medicamentos para la artrosis Artrizan, Galaxdar, Glizolan y Diacereína Normon

Como ya ocurriera con la retirada del medicamento Myolastan, la agencia francesa de medicamentos ha impulsado que se prohíba la venta de Artrizan, Galaxdar, Glizolan y Diacereína Normon, un grupo de medicamentos denominados fármacos sintomáticos de acción lenta para la artrosis.

ArtrosisEl Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (Prac) ha finalizado la revisión del balance beneficio-riesgo de diacereína en sus indicaciones autorizadas con un dictamen “desfavorable”, por lo que ha recomendado la suspensión de la comercialización en la Unión Europea (UE).

Esta revisión se inició a iniciativa de la agencia francesa ante la acumulación de casos de diarrea severa, así como casos de toxicidad en el hígado. Se han revisado los datos procedentes de estudios no clínicos, ensayos clínicos y estudios farmacoepidemiológicos, meta-análisis y notificación espontánea de sospechas de reacciones adversas. Es decir, el medicamento puede provocar diarreas de hospitalización y graves daños en el hígado.

Normon logoLo más grave es que aunque estaba aprobado desde el año 2000 los profundos estudios realizados para tomar la decisión de prohibirlo revelan su baja eficacia:

En cuanto a su eficacia, los datos procedentes de ensayos clínicos y meta-análisis1-3 muestran una eficacia limitada en artrosis de cadera y rodilla. Además el efecto clínico es en todo caso lento, lo que obliga generalmente a utilizar tratamientos analgésicos y/o anti-inflamatorios adicionales durante las primeras 4-6 semanas con el fin de aliviar los síntomas del paciente. Por otra parte, no hay pruebas para afirmar un efecto de diacereína sobre el deterioro estructural articular de la artrosis o en la progresión de la enfermedad a medio o largo plazo”.

Queso gruyere Medicina basada evidenciaCabe preguntarse ¿cómo puede ser que este medicamento estuviera en el mercado? ¿No fallaron las agencias reguladoras de nuevo? A esto es lo que me refería el otro día cuando escribía que estoy a favor de la medicina basada en la evidencia pero que ésta tiene muchos agujeros, no sé si tantos como un queso gruller pero por ahí por ahí.

Se da la circunstancia de que uno de los medicamentos que ahora se prohíben es del laboratorio Normon. Sólo hace un mes que publicábamos El “anti oxitocina” Atosiban del laboratorio Normon inmovilizado por daños graves en nueve embarazadas. También debemos preguntarnos si las autoridades sanitarias toman algún tipo de medida cuando detectan laboratorios que reinciden en los daños que provocan a los consumidores de sus fármacos.

 

2 Comentarios a “Prohibidos los medicamentos para la artrosis Artrizan, Galaxdar, Glizolan y Diacereína Normon”
  1. Nils Bergman

    Para quien entienda inglés, dejo un enlace a una conferencia de Peter Gotzsche, cofundador de la Colaboración Cochrane y director del Centro Nórdico Cochrane. Un peso pesado en la denuncia de Big Pharma. Saludos.

  2. Carlos

    La única evidencia es que la llamada medicina basada en la evidencia, es el formidable aparato propagandístico de la Big Pharma, junto a sus repetidores mediáticos más prestigiosos, serios y científicos-siempre bien aceitados con retribuciones de todo tipo-de algo hay que vivir decía mi abuelita, mientras me prepararba un té de hierbas para el catarro, que evidentemente me aliviaba, aunque sin el reconocimiento de la comunidad médica y científica internacional.
    Que difícil debe ser estar a favor de un sistema ideológico-económico y político, como el de la medicina basada en la evidencia, y al mismo tiempo, reconocer que el mismo es lo más parecido a un queso gruller. Por favor, un psicólogo allí.
    Saludos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.