Las prótesis de cadera de Su Majestad… y de los demás

El rey Juan Carlos tendrá que ser sometido a una segunda operación como muy pronto dentro de dos meses para implantarle una nueva prótesis en la cadera izquierda, después de habérsele extraído hace unos días la que tenía infectada, que ha sido sustituida por una provisional. Al hilo de ello conviene no olvidar que este ámbito también está muy medicalizado. Cada vez que aparece en los medios de comunicación una noticia sanitaria relacionada con un personaje público relevante se produce el fenómeno el disease mongering o tráfico de enfermedades. Lo queramos o no. El marketing va ligado a la noticia. Y es bueno saber que hay prótesis innecesarias y además de baja seguridad.

Protesis-cadera1

El problema se convirtió en mediático por las prótesis mamarias PIP pero alcanza a todos los campos protésicos. Es más, el año pasado se dio a conocer que las prótesis de cadera de cientos de miles de personas podrían ser tóxicas. Fallos de diseño podrían producir fugas de cobalto y cromo al cuerpo como resultado de fricción de las articulaciones de metal.

Pues eso, que pendientes como estamos siempre de excesos de medicamentos y de diagnósticos, sobre prótesis hay que leer un reciente trabajo científico publicado en PLOS Medicine sobre la postcomercialización de prótesis médicas en Estados Unidos, Unión Europea, Japón y China. ¿Conclusiones? Hace falta mayor transparencia en el control de lo que ocurre durante la comercialización de estos productos pues las pruebas sobre su calidad y funcionamiento, su eficacia y seguridad varían bastante entre los diferentes países.

Los autores del trabajo solicitan que se hagan nuevos exámenes a los dispositivos que se han aprobado, los que están a la venta.

Me cuentan que la semana que viene saldrá publicado en la revista Gestión Clínica y Sanitaria un texto de Carlos Carrillo sobre prótesis en el mundo y en España. Estaremos atentos. La seguridad del paciente en el asunto de las prótesis médicas está en el centro del debate en el ámbito sanitario. La Comisión de Salud del Parlamento Europeo ha aprobado aumentar los controles sobre este tipo de productos.

En la aprobación ha contado el influjo de las revistas del mundo entero que tratan de medicamentos con ayuda de un “grupo de apoyo” (incluye a NoGracias, de España) que busca promover la mayor transparencia de los procesos de autorización de comercialización de medicamentos y de prótesis (por ejemplo, acceso a todos los datos de los ensayos clínicos realizados para valorar la utilidad y seguridad de los medicamentos.

No he encontrado qué modelo de prótesis le han colocado a Su Majestad pero seguro que si lee este post se interesará por cual es. Tenemos que reaprender a relacionarnos con los productos sanitarios.

 

Un Comentario a “Las prótesis de cadera de Su Majestad… y de los demás”
  1. Alredol

    Cuidado con el tema de Alltrials. Hay alguno que piensa que es una maniobra de lavado de imagen por parte de las agencias reguladoras y alguna farmacéutica, y que el control de Big Pharma y Big Medtech sobre nuestras vidas es mucho más complejo. Bien está pero que no se haga nadie ilusiones.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.