Goodbye Myolastan! Hola Orfidal, Lexatin, Trankimazin, Valium, Tranxilium, Rohipnol!

Ayer, tras publicar el post La adicción a Myolastan y el Síndrome de abstinencia a las benzodiazepinas me escribió el psiquiatra Eduardo Cabau. Acababa de leerlo y me comentaba que había publicado en su blog en ese momento sobre los tranquilizantes y lo difícil que resulta dejar de utilizarlos.

No es la primera vez que Cabau publica sobre lo que no nos cuentan de los tranquilizantes, alertando sobre el peligro que supone para la salud su uso indiscriminado. El uso de este grupo de medicamentos, el mal uso, se ha convertido en epidemia.

En España hay un 20 % de la población que se automedica y dentro de esta automedicación existen más de un millón de consumidores a largo plazo (más de un año de consumo) de benzodiazepinas.Algunos datos sobre las benzodiazepinas o tranquilizantes:

-España está situada a la cabeza de Europa en su consumo
-El 3% de la población los consume de manera habitual y un 16% lo hace de manera esporádica a lo largo de un año
-Su consumo aumenta a un ritmo del 8% anual
-La media de tiempo que una persona está tomando benzodiazepinas en España es de ¡siete años!
-Su prescripción está tan difundida y es tan fácil poder adquirirlas, que han entrado de pleno en el “mercado de la droga” (hay países donde se pueden obtener sin receta médica)
-El 90% de los drogadictos del mundo las consumen a dosis elevadas mezclándolas con otras drogas 

Es muy frecuente, que estas personas estén polimedicadas con ansiolíticos, antidepresivos y en no pocas ocasiones, suelen asociar todos estos productos con otros fármacos (para la tensión, el colesterol, la diabetes, antiácidos, analgésicos o lo que sea). 
 
No es nada raro, que lleven en tratamiento psicofarmacológico varios años sufriendo toxicidad, dependencia y síndromes de abstinencia, sin tener ningún apoyo o consejo profesional para superarlos. Aunque todas las benzodiazepinas ejercen una acción similar, se comercializan como ansiolíticos, hipnóticos o anticonvulsivos
Entre las benzodiazepinas y medicamentos similares más populares, se encuentran los siguientes:  
Orfidal y/o Idalpren (lorazepan)
Lexatin (bromazepan)
Trankimazin (alprazolan)
Valium (diazepan)
Tranxilium (clorazepato)
Rivotril (clonazepan)
Rohipnol (flunitrazepan)
Stilnox (zolpiden)
Nobritol (Medazepan), etc.  
Me gusta la reflexión de Cabau:  
“Ni medicación para todo, ni medicación para nada (…) procuro medicar lo menos posible en la creencia de que todos tenemos nuestra propia farmacia interior, centrándome más en la promoción de la salud que en el tratamiento de la enfermedad (…) estamos introduciendo en el organismo de nuestros pacientes, sustancias químicas muy potentes; que si bien son eficaces, no es menos cierto que presentan múltiples efectos secundarios, que hay que avisar y controlar”.  
El caso es que mientras se retira de la venta Myolastan los demás continúan vendiéndose, seguramente porque sólo Myolastan produce los daños descritos objeto de su prohibición y los demás “tranquilizantes” no, ¿no? Bueno, pues no me quedo tranquilo
17 Comentarios a “Goodbye Myolastan! Hola Orfidal, Lexatin, Trankimazin, Valium, Tranxilium, Rohipnol!”
  1. Carmen

    Hola, de acuerdo en todo, salvo en una cosa, y es que siempre que se habla de esto, se dice “que lo que pasa es que la gente se automedica en exceso”: falso.
    El médico es el primero que te manda medicamentos a troche y moche. No digo que en algunos casos no sean necesarios, pero aun así, no le veo al médico preocupado por tu posible adicción y problemas para dejarlo depués, como en el caso de las benzodiacepinas. Es más, estas no se pueden obtener sin receta médica. ¿Cómo están diciendo siempre entonces, en todas partes, que es culpa de la gente por automedicarse? Los médicos no te enseñan un curso de relajación: te lo tienes que pagar, ni tampoco la psicoterapia: te la tienes que pagar. Cito estas dos cosas, porque son cosas, que pueden ayudar si no a evitar los medicamentos, por lo menos a disminuir su uso. Y es que, seamos sinceros, ninguna de estas dos cosas enriquece a la todopoderosa industria farmacéutica.
    Es al revés: los médicos favorecen que te tomes los medicamentos, sin contemplar nunca, antes de hacerlo, y por si se pudiera evitar, otras terapias que podrían ayudar a resolver el problema de fondo, y no sólo los síntomas.

  2. Pury

    Sufro de depresión desde hace muchísimos años y mi tratamiento es de Tranxilium 5, desayuno, comida y cena; Prisdal 20, desayuno y Lyrica 25 desayuno y cena. Ahora tengo 70 y varias enfermedades añadidas y muchas intervenciones quirúrgicas sufridas. Además padezco de contracturas y desde hace dos días con sus noches tengo rigidez que incluso me afecta a los oídos. Antes, de forma esporádica nunca permanente tomaba Myolastan y me iba muy bien pero al retirarlo del mercado no me han indicado sustituto para estas contracturas ocasionales que sufro. Mi médico se preocupa y opina que tomo mucha medicación pero yo, la enferma, pienso que poco me importa vivir unos años más sufriendo tanto. En una ocasión el Neurólogo me recetó otra medicación que calmaba más los dolores pero me atontaba y tuve que dejar de tomarla porque tengo la obligación de pensar en mi casa ya que mi esposo está bastante desmemoriado y jamás tomó benzodiacepinas ni nada parecido. Creo que Sanidad y los médicos deberían darnos oportunidad de elegir lo que mejor nos convenga a los pacientes, al menos a los que como yo aún están en pleno uso de sus facultades mentales a pesar de las benzodiacepinas. Gracias.

  3. BEGOÑA

    NO OLVIDEMOS QUE MUCHAS MULTINACIONALES FARMACEUTICAS HAN PROMOVIDO Y PATROCINADO (CON SU PASTA),MUCHAS GUERRAS EN EL MUNDO,POR Q SERA?

  4. Sylvia

    Hola Miguel, soy lectora frecuente de tus artículos. Me son muy útiles, porque aparte de padecer de Fibromialgia y SQM, a veces me siento como el Job bíblico, puesto que me han quitado hijos, padre y marido por causas muy distintas, todas ellas graves. Yo, como tus demás lectores, trato de medicarme lo menos posible…¡pero eso me resulta imposible! Las enfermedades de mis seres queridos también requieren, indefectiblemente, medicación. Punto. Si existe algún mago o quizás alguien que practique hipnosis (ya he probado acupuntura, dígito-puntura, natación y medicaciones naturistas con resultados varios pero insuficientes), pues que me los recomiende, gracias!
    Para tomar un ejemplo, leo arriba “el extendido prejuicio de asociar automáticamente edad con demencia”. Puede que ocurra, pero mi marido padece de demencia vascular grave, luego de pasar por 3 cirugías mayores del corazón. Sin medicación con Quetiapina es violento, inmanejable y sufre de terribles alucinaciones que lo asustan mucho. Y por supuesto necesita que lo higienicen y lo ayuden a comer, puesto que es como un niño de 2 años. Menciono este caso especial, puesto que el genérico Quetiapina solamente está aprobado para la esquizofrenia y otros tipos de trastornos mentales de cualquier edad, pero innumerables ancianos con demencia grave reciben esta medicación porque no existen otras opciones. La Quetiapina es peligrosa para los cardíacos ¿pero qué hacer? El psiquiatra y el cardiólogo arriban a un acuerdo de administrarle la dosis más baja posible, de modo que cada día difiere del anterior o el posterior, ya que los seres humanos vivimos en perpetuo cambio de homeostasis (si fuéramos homeostáticos nos moriríamos). Las benzodiacepinas tienen efecto paradojal en las demencias de cualquier edad. Para sintetizar, nadie quiere que la insania mental haga sufrir al que la padece y a su entorno familiar. Ya han pasado casi 15 años desde que mi marido está insano, puesto que ha sido de comienzo temprano, ahora tiene 81 años. Y toma anticoagulante y 3 medicamentos más. Se lo considera “paciente de alto riesgo” desde el año 2002. ¿No le va tan mal, no? Me reconoce, me abraza y se pone feliz cuando lo visitan seres queridos. Y las preocupaciones y los dolores los deja para los demás…¡abrazos a todos!

  5. Fina

    Algo que no se cuenta habitualmente es el uso extendido y generalizado de las benzodiacepinas (especialmente Orfidal/ Loracepam) en los pacientes de la 3ª edad. Su utilización indiscriminada ha dado pié a bastante controversia entre los expertos ya que según algunos estudios parece que pueden aumentar los casos de fallecimientos y autolesiones, especialmente si se administran conjuntamente con antipsicóticos para controlar la agitación nocturna en los ancianos. El “síndrome confusional agudo” del anciano, fuera del campo geriátrico es poco conocido por los médicos generalistas e internistas hospitalarios y en casos de urgencias se producen no pocos “errores” de administración en las dosis de sedación ya que en personas de edad los efectos sobre el SNC son mucho mayores que en alguien más joven, especialmente si el enfermo tiene asociadas patologías respiratorias como el EPOC ya que puede producirle depresión respiratoria que aún agudizará más su estado confusional llegando a producirse cuadros de delirio y agresividad aún administrados durante periodos de pocos días o semanas.

    Es un grave problema que queda enmascarado bajo el extendido prejuicio de asociar automáticamente edad con demencia cuando en muchos casos se debería hablar simplemente de una fragilidad alterada por los psicofármacos.

    Miguel, gracias por tu trabajo de difusión.

  6. alredol

    Todas las benzodiacepinas tienen ciertos efectos en común:

    1- desinhiben y por esto se han asociado con el suicidio y violencia, en combinación con otros factores.
    2- desvinculan, relajan y hacen más lentas reacciones que requieren coordinación motora rápida, por lo que están asociadas con accidentes de tráfico.
    3- producen habituación, particularmente aquellas que tienen una acción rápida. En el R.U había centros de salud con terapias de deshabituación para benzodiacepinas.
    4. interfieren con la memoria lo que junto con 2) arriba las hace inútiles para exámenes, ansiedades de escenario etc.

    Aparte de esto y desde el punto de vista sistémico, son bastante limpias, quizá sean los psicofármacos menos tóxicos, y muy útiles usadas a corto plazo y para problemas puntuales, como por ejemplo reacciones de tipo catatónico, angustias coyunturales, primeros días de los duelos etc.
    Pero existe al parecer la posibilidad de que su uso a largo plazo pueda producir demencia o acelerarla, esto incluso si no se usan continuamente.

  7. Txu

    No había duda de que la industria está en esa Alianza. Las asociaciones de pacientes son muy útiles si hacen bien su trabajo, pero no todas son trigo limpio. Hay muchas que se crean de forma muy interesada, promovidas por la propia industria farmacéutica. Las asociaciones, en general, se dejan querer por la industria, porque esta les aporta más visibilidad y también ingresos. En algunos casos las asociaciones se comportan de forma ingenua focalizando en el objetivo loable -mejoras para los pacientes- sin darse cuenta de los medios que utilizan, pero en otros muchos son perfectamente conocedoras de todo lo que hacen y de su utilización mezquina por parte de la industria.

  8. DGM

    Yo creo que por mucho que los visitadores “den ideas a los médicos”, los médicos siempre son los que tienen el criterio científico para evaluar si realmente ese medicamento es apropiado o no para cada patología (pueden consultar bibliografía con los ensayos clínicos que establecen el balance riesgo/beneficio de cada fármaco).

    Si el médico no es capaz de discernir ese aspecto, entonces estamos ante un problema más serio, bajo mi punto de vista.

    • Miguel Jara

      DGM, lo estamos, sin duda.

  9. Txu

    Efectivamente, más que flipante la medalla de la Alianza General de Pacientes a Ana Mato. Premio-peloteo. ¿A quienes se les habrá ocurrido y qué querrán conseguir con ello? Ya dice en la noticia que no se ha consultado a todas las organizaciones que forman parte de la Alianza.

  10. Jose

    Yo sufri un episodio de insomnio severo y tras ir al médico.. Ni siquiera se molesto en indagar en mi vida personal y mis problemas. Simplemente me receto Orfidal durante un mes.

    Por supuesto, no lo tomé tanto tiempo, solo unos dias, porque sabía que creaba dependencia y en los dos o tres ultimos, reduje la dosis a la mitad antes de dejarlo.

    En su lugar empece a tomar melatonina, una sustancia natural, que me ayudo bastante a regularme y sin efectos secundarios .

    ¿Porque los médicos no recetan melatonina en casos de insomnio? Tengo entendido que la melatonina tambien se comercializa como fármaco.

  11. Nuria de espinosa

    Me ha parecido muy intersante. Principalmente porque durante al menos dos años he tomado el Myolastan como relajante muscular. No entiendo como sanidad no prevee y actúa antes. Ahora tomo Orfidal desde ya algún tiempo pero he sufrido un tumor cancerígeno en la piel y me pregunto si puede ser efecto del Myolastan y si mi ansiedad es otro efecto más de este tipo de medicamentos.

    Como siempre somos carne de comercio, penoso.

  12. Consuelo

    Esto del uso descontrolado de un producto no solo sucede con los ansiolíticos. La mayoría de los productos que se utilizan son buenos para una cosa y nocivos para algún elemento del organismo. Sin embargo la utilización masiva de cualquier producto se debe a que los laboratorios hacen una publicidad de él demasiado insistente y lo promocionan, utilizando a los visitadores médicos, hacia patologías para las que algunas veces no está ni siquiera indicado. Algunas veces incluso los propios visitadores dan ideas a los médicos de acciones terapéuticas de algunos fármacos en enfermedades para las que alguien les ha dicho que son útiles, aunque no sea la indicación correcta del producto para la que se sacó a la venta. El caso es vender más y ganar incentivos.

  13. Javier Herraez

    Flipante el marketing político farmacéutico: Ana Mato recibe la medalla de la Alianza General de Pacientes
    http://www.huffingtonpost.es/2013/06/10/ana-mato-recibe-la-medall_n_3414141.html?utm_hp_ref=spain

  14. Javier Herraez

    Perdona en algunos paises mas civilizados si hay acceso a estas cosas: LA MEDITACION EN LA EDUCACION ESCOLAR http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2013/06/09/la-meditacion-en-la-educacion-escolar/ no seamos tan pesimistas…

  15. Javier Herraez

    Pues lo dicho en el post anterior: estos farmacos NO CURAN LA ANSIEDAD. Son tapaderas sintomáticas y peligrosas a largo plazo. Claro que es lo único que puede hacer el médico pues el acceso a la psicoterapia es cada vez más dificil en este supuesto “estado de bienestar” (de las farmacéuticas?). Y no digamos ya el acceso al crecimiento personal o a la inteligencia emocional: “prácticamente prohibidos en las escuelas”. No quieren gente libre ni poderosa. ¡Este es el problema!. ¿Quizá sólo queremos drogadictos?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.