Brote de paperas en Madrid: ¿seguro que no se ha hecho un uso ilegal de la vacuna?

La noticia me ha “sorprendido” a la hora de comer leyendo el diario El Mundo: Brote de paperas por una vacuna inocua. Inocua… bueno los estudios realizados dicen que sí (está claro que no es la del papiloma) pero hay otras consideraciones que han de hacerse.

El asunto es que hay un número indeterminado de jóvenes madrileños que en su día recibieron dosis de esta vacuna de una eficacia más baja de la habitual, como reconoce el propio consejero de Sanidad madrileño. El poder antigénico era del 58%; el de las de ahora es mayor pero del 85-88% según esta información.

La culpa, según el experto de turno consultado es, como siempre, de los padres y madres por “bajar la guardia”. Lo de que estas vacunas presenten esos sospechosos niveles de eficacia (el 42% de los chicos las recibieron para nada) parece que no alarma  a nuestras “Autoridades sanitarias”.

La vacuna que les pusieron a los chavales fue Triviraten Berna, del laboratorio Berna Biotech (ya retirada; eso sí el dinero ganado con ella no lo han devuelto y seguramente nadie se hará responsable de los daños provocados en la salud de los afectados). Es más esta vacuna sólo estaba indicada para quienes padecen alergia al huevo (las vacunas por lo general suelen fabricarse mediante cultivos de los agentes patógenos en huevo).

Apuesto lo que queráis a que se utilizó en más de un chico que no cumplía esta característica.

Insisto, la vacuna Triviraten

no se recomienda para su utilización en campañas de vacunación masivas, ni en calendarios vacunales de forma rutinaria, siendo su uso restringido al ámbito hospitalario“.

¿Saben esto los afectados y los familiares que se las pusieron? ¿y los médicos que las recomendaron?

Antonio Alemany, director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, declara que en los próximos días habrá muchos más afectados porque las paperas es una enfermedad muy contagiosa. Pero es “benigna”. Pues entonces, ¿para qué se utiliza una vacuna, de dudosa eficacia (cuyas reacciones adversas no son descartables, como ocurre con cualquier medicamento por “seguro” que sea).

Hay que destacar que el caso de la Comunidad de Madrid no es único pues en los últimos años en Asturias se han registrado un largo millar de casos similares. Vuelvo a lo mismo, ¿seguro que a vacuna no se aplicó off label, fuera de indicación y por tanto se ha hecho un uso ilegal del medicamento?

Al menos los afectados por paperas hoy pueden estar tranquilos por lo que respecta a los posibles daños que puede provocar el conocido conservante de vacunas elaborado a base de mercurio, el famoso Tiomersal o Thimerosal. Le ahorramos explicaciones pues la vacuna que les pusieron no lo contenía (esa en concreto).

Conclusión: pusieron a los niños una vacuna poco útil por su baja eficacia y por ser una enfermedad “benigna” y todo apunta a que se indicó para algo que no estaba indicado pues sólo se podía poner a alérgicos al huevo.

13 Comentarios a “Brote de paperas en Madrid: ¿seguro que no se ha hecho un uso ilegal de la vacuna?”
  1. José Manuel

    María Sofía, las vacunas nos cuestan en el estado español unos 400-500 millones de euros.

  2. María Sofía

    Carlos Miguel, pienso que si fuesen obligatorias(hasta ahí podríamos llegar) tendrían que hacerse cargo de los efectos secundarios, reacciones adversas y fallos. SIENDO OPTATIVAS, PUEDEN INHIBIRSE.
    Lo que de hecho sucede.
    De todas formas hay una fuerte presión subrepticia, como indica p. ej. la mera existencia de un “calendario VACUNAL”.

  3. María Sofía

    La corrupción lo explica todo.
    Si la industria no les untara, las “autoridades sanitarias” no estarían tan obsesionadas con vacunar a diestro y siniestro
    Y menos ahora, con tanto recorte!
    ¿Cuántos millones nos cuesta a todos los españoles inyectar a los bebés esa cantidad de porquerías?

  4. María

    En Gijón hay una epidemia enorme de esta enfermedad.Me he puesto a buscar información sobre el tema y quiero felicitar al autor de este artículo por decir las cosas claras. Los padres estamos hartos de que nos echen la culpa de que no vacunamos a nuestros hijos y por eso cogen esta enfermedad. Hay responsables de todo esto y deben de pagar.Los que vendieron la vacuna se beneficiaron jugando con la salud de nuestros hijos.Este país cada vez se parece más al tercer mundo.

  5. Carlos Miguel

    Menos mal que al menos no son obligatorias, cosa que por desgracia han hecho creer a mucha gente.

  6. Carlos Miguel

    Quince años después es cuando se demuestra la ineficacia de las vacunas. ´¿Cómo se puede entonces lanzar al mercado en el mes siguiente a la aparición de ua “nueva cepa” o de una “nueva enfermedad”?
    Juegan con el miedo, que provoca ceguera en la población.
    Yo no he vacunado a ninguno de mis tres hijos. Actualmente tienen entre 20 y 30 años de edad. Han crecido muy sanos, sin asma, sin alergias, y con menos catarros de los que hubieran sido considerados normales. ¿Existen estudios comparativos de vacunados y no vacunados? ¿no? ¿qué puede saberse entonces?
    Muchas gracias, Miguel, por tu importante labor. Esperemos que la población vaya despertando y asumiendo que la salud no es derecho que los políticos de turno nos procuran, sino una responsabilidad de cada cual.

  7. Alredol

    Una justificación de la vacunación masiva y casi-obligatoria, es el evitar las epidemias. Se necesitan unos ciertos niveles de vacunación para proteger a TODA la población. No es pues una cuestión de responsabilidad individual.
    El fallo en la vacuna de las paperas es por lo tanto un fallo que va más allá de los individuos afectados y puede promocionar las epidemias que se supone que evita. En USA en 2010 ya hubo un escándalo con la vacuna de las paperas de Meck, descubierto por la “traición” de dos virólogos.

  8. George Gurdjieff

    ¡Viva la iatrogenia! ¡Viva!

  9. Isabel

    El sistema de las vacunas acabará cayendo por su propio peso. Mientras me sigo preguntando como se pueden defender unas vacunas si y otras no…. en fin, espero ver algún día la luz al final del túnel.

  10. Carmen

    La enfermedad de las paperas, es benigna en el período infantil. Cuando se padece de adulto, puede provocar en algunos varones la esterilidad, el caso es que lo único que está comprobado que inmuniza de por vida, es la propia enfermedad, de manera que al poner la vacuna de las paperas, en muchos casos, lo que se hace es que se posterga la enfermedad a cuando se es adulto.
    Resumiendo, que de padecer la enfermedad, sería conveniente que se padeciera de niño, que por regla general (si el niño no está inmunodeprimido) la enfermedad es benigna, pero si se vacuna al crío además de poderla padecer por efectos colaterales (entre otros), se está arriesgando a que la padezca de adulto, donde no es tan benigna.
    Y una vez más con el artículo de Miguel nos confirma, que somos un rebaño de ovejas, los cuales hacemos lo que nos dicen los profesionales de la salud, unos con muy buenas intenciones pero mucho desconocimiento y otros por otro tipo de intereses, el caso, es que no somos nada críticos y la mitad de las veces no sabemos ni lo que tomamos, ni lo que nos inoculamos. Saludos.

  11. GRISSELE

    Hola,
    primero de todo, gracias Miguel Jara por el trabajo que realizas. Aportas mucha luz y es importante que alguien haga estas investigaciones para que podamos abrir los ojos.
    Respecto al tema de las paperas, tengo entendido que las propias vacunas pueden producir la enfermedad. De hecho, en el caso de la tos ferina hay una versión paralela de la enfermedad que afecta a vacunados y no vacunados y se ha originado a raíz de la del ataque a la propia enfermedad. En Australia hay muchos casos y en la zona donde yo vivo también ha habido algunos.
    Lo que está claro es que la transparencia en estos temas es nula.
    Un saludo a todos.

  12. Txu

    Miguel, es más fácil pillar a un mentiroso que a un cojo. Si fallan las vacunas en su efectividad, dicen que no importa, porque la enfermedad que se pilla por esa falta de efectividad es benigna. Pero es que resulta que también dicen que las vacunas hay que recibirlas, porque el que no las recibe puede contraer la enfermedad, la cual no es benigna, y por eso se administra la vacuna. Entonces ¿en qué quedamos? porque no vale decir algo o lo contrario según interese en cada momento.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.