La vacuna de la gripe se aplica sin evidencia científica de su utilidad

Tras lo sucedido con la gripe A la población empieza a desconfiar de los “beneficios para la salud” de la vacunación contra la gripe. A ello hay que sumar la decisión de la Agencia Española de Medicamentos de inmovilizar todos los lotes de vacunas antigripales estacionales fabricados por Novartis, debido a la presencia de partículas flotantes blancas en las jeringas precargadas de algunos lotes de vacunas.

La Biblioteca Cochrane que es la principal fuente de evidencia fiable acerca de los efectos de la atención sanitaria concluye, sin dudas, sobre la falta de eficacia de la vacuna contra la gripe pero aún así se presiona a la población y a los profesionales sanitarios para conseguir una vacunación masiva.

Quien se suma al coro de críticas a esta vacunación es la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP):

“Tal propuesta falta a la ciencia y a la ética porque, para empezar, no hay ensayos clínicos que permitan valorar científicamente la eficacia y efectividad de las vacunas contra la gripe. Ante la ausencia de ensayos clínicos, las reclamaciones de efectividad son siempre débiles. Por ejemplo, respecto a los beneficios de vacunar a los niños, todo son cábalas y conjeturas. Se difunden porcentajes de efectividad que convierten de facto a la vacuna antigripal en un milagro, hablan de que la vacuna disminuye el 88% las bajas del personal sanitario por gripe, pero la mayor parte de los casos de ‘gripe clínica’ no son casos de ‘gripe’, es decir, en torno al 80% de los casos de “gripe clínica” son causados por virus no gripales (y el 20% por el virus gripal, obviamente). Si la efectividad de la vacuna fuera del 100% sólo se evitaría el 20% de las ausencias (las ‘gripes clínicas’ causadas por virus de la gripe)”.

La eficacia es comparable a la adopción de medidas preventivas en la difusión de los virus: higiene de manos, evitar la difusión por la ventilación y en realidad, la efectividad de la vacuna es de menos del 5%, en los porcentajes que se difunden ¿hay error o propaganda de un negocio?, hablan de la disminución a la mitad de la mortalidad entre los vacunados. La vacunación contra la gripe en ancianos (mayores de 65 años) no ha demostrado ni eficacia ni efectividad, según una revisión Cochrane.

La vacunación de los profesionales sanitarios que trabajan con ancianos no disminuye ni las neumonías, ni las muertes, ni los casos de gripes de los pacientes, también analizado en una revisión Cochrane. En la revisión de 2010 queda claro que en adultos sanos ninguna vacuna antigripal evita las complicaciones (no disminuyen las neumonías, por ejemplo), ni evita las hospitalizaciones, ni las bajas laborales y tampoco disminuye la transmisión de la enfermedad.

En su nota la FADSP continúa:

“No hay pruebas ni ensayos clínicos al respecto y encima pueden haber efectos adversos de la vacuna antigripal (desde narcolepsia a neuritis y otros). No, no todas las vacunas son igualmente necesarias. Hay unas cuantas imprescindibles, como la de la polio, la triple vírica, la del tétanos, difteria y tos ferina, para evitar graves problemas de salud pública. Otras, por el contrario, solo sirven para satisfacer el afán de lucro y el negocio“.

El oscurantismo que rodea a las vacunas sólo consigue el descrédito de las políticas vacunales en general.


¿Cuánto crees que vale este post?

37 Comentarios a “La vacuna de la gripe se aplica sin evidencia científica de su utilidad”
  1. José Manuel

    Edelmin, creo que este es un medio adecuado para lo que quieras comentarme, preguntarme, criticarme …. aqui, como ves, cada uno expresa su opinión y tu tambien puedes escribir cuanto quieras en este blog y, por supuesto para comunicarte conmigo, creo que esta es una buena solución, entre otras cosas porque de lo que quieras hablar conmigo, a lo mejor otro comentarista te puede dar otra opinión mas válida que la mía.
    Animo. Te espero.

  2. José Manuel

    Jordi, tu opinión claro que importa, sobretodo tiene que servirte a ti, y a los demás nos tiene que enriquecer. Tu comentario es muy positivo, pero despues de pasarme 27 años (edad de mi primera hija) buscando una justificación razonable para meter en el cuerpo tóxicos importantes con la intención de ser más saludables, después de mantener correos con gente como José María Bayas (presidente de vacunas.org, página pagada por las farmacéuticas), después de mandar una durísima carta a un jefe del servicio de pediatría de un hospital con 69 años a sus espaldas documentándolo y pidiéndole explicaciones sobre los grandes desastres que han producido las vacunas desde sus comienzos, carta que aún no ha contestado y que algún día publicaré, después de ver lo pasado con la vacuna de la gripe A, después de lo que está pasando con la del VPH, …. NO NECESITO NINGÚN ESTUDIO CIENTÍFICO para corroborar que es una de las lacras más importantes de la medicina alopática y encima, nos intentan ocultar todo esto.

    Lo que no podemos es jugar a ser médicos con los médicos, por razones obvias, pero lo que si podemos es pedirles explicaciones a todos los datos que hay en contra de las vacunas, porque ahí no tienen respuesta.

    Por tanto, lo ideal no es intentar convencerles, sino pedirles explicaciones sobre los múltiples daños producidos a lo largo y ancho de la historia, incluidos los recientes.
    La discusión científica de los estudios, la mayoría de las veces no conduce a una conclusión definitiva pues siempre tienen cosas teóricas y subjetivas importantes, sin embargo los datos que nos aporta la historia antigua y reciente sobre los desastres producidos por las vacunas son irrefutables.

  3. Edelmin Aguirre

    Hola mi comentario es : Me gustaria comunicarme con Jose Manuel
    email : edelmin3031@hotmail.com

  4. Padre primerizo

    Perdón por insistir, pero releyéndome, puedo aparentar un rencor hacia el sistema médico. No hay tal. Me da miedo quién dirige ese sistema y quienes como robots lo sustentan.

    De momento la pediatra me respeta, parece una persona que se preocupa, en el poco rato que tiene para atendernos. No dudo de su profesionalidad, pero de la información que me dio a la que he encontrado por mi cuenta… No sé, pero un folleto “explicativo” de las vacunas cuyo encabezamiento es “¡Vacunas, sí!”, hecho para convencer a los niños a los que se vacuna, digo yo… Porque si me lo dio como información para adultos…

    Vaya tela!

    Lo digo desde el humor, pues la cosa es muy seria.

    No quiero entrar en detalles, pero actuamos como robots, sin cuestionar ni extrapolar experiencias. Y eso aplicado a la salud da mucho miedo.

    Le recomendé el blog, no sé si le echará un vistazo, pero vamos yo sí miré lo que me recomendó… la página del cav, de la aep.

    Cuando le comenté que los congresos del cav los patrocinan los laboratorios, me comentó que era normal, que eran quienes más investigaban… Así que me conformo con que me “respete”, lo pongo entre comillas porque aún así he de aumentar la tolerancia, en pos de una buena convivencia.

    Me da un poco de pena que personas que pasaron tanto tiempo estudiando, en los mejores años de su vida, con ideales tan altos en conceptos como “salud” y “humanidad”; puedan estar haciendo lo contrario a lo que creen que hacen, por no ser capaces de cuestionarse.

    Aunque algo parecido a eso pasa casi en todas las “profesiones”. Así nos va.

    Un saludo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.