De nuevo sobre la inutilidad de la vacuna de la gripe, ahora en bebés

Por

29 de agosto de 2012Vacunas12 Comentarios

  • El médico Juan Gérvas ya nos había advertido que, con la revisión de la Cochrane Library en la mano, podemos afirmar que la vacuna contra la gripe es cuando menos poco eficaz. Ahora la misma publicación científica de prestigio ha publicado una nueva revisión, esta vez en niños menores de dos años, en bebés vaya. Una de sus conclusiones es clara:

In children under the age of two, the efficacy of inactivated vaccine was similar to placebo. Es decir, en niños menores de dos años la eficacia de la vacuna es similar al placebo“.

Como cuenta el artículo, la política reciente que realizan las instituciones sanitarias es recomendar la vacunación de niños sanos de entre 6 y 23 meses de edad como medida preventiva de salud pública. Medida inútil como puede comprobarse. Y cara puesto que todos los años cambia la vacuna dado que  cambian los tipos de virus que provocan la gripe. Además se desconoce su seguridad:

No fue posible analizar la seguridad de las vacunas de los estudios debido a la falta de estandarización de la información ofrecidadada. Existe muy poca información sobre la seguridad de las vacunas inactivadas, la vacuna más utilizada en niños pequeños”.

Así que por algo inútil mejor no jugársela ¿no creéis? porque incluso en los adultos es una vacuna con controversia.

12 Comentarios a “De nuevo sobre la inutilidad de la vacuna de la gripe, ahora en bebés”
  1. Nicolas Haydn

    Miguel, muy importante el uso del lenguaje y las definiciones, un acierto que hables de ello en tu próximo libro. Otro ejemplo relacionado (natural/industrial) es lo que ocurre con los/las meteorólogos de TV cuando definen a la capa de neblina formada por las estelas dejadas por los aviones comerciales como “nubes altas”. Estos meteorólogos ni siquiera son capaces de distinguir un fenomeno artificial, ¿o si?… Sería interesante averiguar que sucede con este tema, si es por una cuestión de negligencia o de ingerencia.

  2. Nicolas Haydn

    Lo que tienen que hacer los médicos provacunas es demostrar científicamente si una vacuna protege frente a una enfermedad infecciosa, cosa que no han hecho, se pongan como se pongan. Solo tienen que dar una sola referencia, un artículo donde se demuestre esto. Pero ni siquiera se molestan en proporcionarlo, simplemente se refugian en la autoridad que les concede su profesión para decir que eres un ignorante o cosas peores, que hay cientos de estudios epidemiológicos y bla bla bla..

    Que las vacunas producen la enfermedad de la que supuestamente deben proteger ya lo sabemos, por ejemplo:

    Paralytic poliomyelitis associated with Sabin monovalent and bivalent oral polio vaccines in Hungary
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21685412

    • Miguel Jara

      Nicolás, por cierto, lei esta tarde tu comentario en la carta al director de Discovery DSalud sobre enfermedades “ambientales” versus industriales, estoy de acuerdo y en mi próximo libro así lo comento.

  3. José Manuel

    Nicolás, Dra. Lua Catalá, habeis dado una contestación amplia y fundamentada. Gracias.

    Sres, provacunalistas, con todo el respeto que se merezcan, ¿no van a rebatir estas posiciones? Sinceramente me parecería de cobardes el no contestar y mantener sus rígidas posiciones. Piensen que este blog lo lee mucha pero que mucha gente, y esa gente podría interpretar que están uds de acuerdo con las explicaciones de Nicolás y Lua Catalá. Venga, anímense ¿o es que están muy preocupados con los 18.000 casos de tosferina en EEUU, a pesar de la altísima vacunación que allí existe; o con los últimos desubrimientos sobre la vacuna de papiloma?

    Piensen que rectificar es de sabios, algunos de sus compañeros ya lo han hecho, otros están pensando como rectificar sin que les riñan y los más esperan que uds dejen de mentir y ocultar, que ya está bien.
    Saludos.

  4. Dra.Lua Català

    Por alusiones José Manuel, te diré que creo que lo he dicho en público y en mi libro, los humanos tenemos un sistema inmunitario que funciona de maravilla si no lo estropeamos de entrada con vacunas, fármacos o supresión de síntomas curativos. No hay ninguna necesidad de vacunas ni similar para reforzar algo que ya es fuerte por si mismo y que se ha ido perfecconando durante mucho tiempo. Y de acuerdo, siempre lo digo, en que la medicina preventiva se ha convertido en un instrumento para genera miedo y enfermedad.

  5. Nicolas Haydn

    Hola José Manuel, te remito a mi comentario:

    http://www.migueljara.com/2012/08/19/algunas-novedades-sobre-vacunas/comment-page-1/#comment-20774

    saludos

  6. Iralme

    ¿Vacuna de la gripe en bebés? ¿es que no tienen suficientes?. Bueno, supongo que los pediatras (por suerte no todos)dirán que como su sistema inmunitario no está totalmente formado hay que vacunarles también de la gripe porque sinó puede ser mortal al igual que el sarampión, las paperas, etc, etc; después cuando son niños que no salen de la consulta del pediatra te dicen que lo normal es que los niños tengan mocos, asma, otitis, etc, etc.. (disculpen mi ironia).
    Salu2

  7. José Manuel

    Miguel Jara, Putin, Vacunatope, Juan Gervas, José María Bayas, Carlos González, Elías, Lua Catalá, … permitidme las siguientes reflexiones:

    1. Tanto los defensores como los no defensores (que no “anti”) de las vacunas, la inmensa mayoría de las veces, limitamos el debate al “después de”, es decir, dejamos que las campañas publicitarias (siempre gratuitas) de la vacuna y luego “debatimos sus efectos adversos, su seguridad, su eficacia” … y lo que se tercie. Esto, para lo más que sirve es para que la gente vea, observe los distintos pensamientos más o menos fundamentados, participe en el debate, si lo desea, y, o se haga un lío todavía mayor, o realmente le sirva para clarificar su postura. Hasta aquí creo que todos estamos de acuerdo, y no está mal. Pero si esto lo comparamos con una guerra (que nadie se rasgue las vestiduras), después de la misma, contamos los muertos, los heridos graves, los minusválidos, las familias rotas, los huérfanos, las viudas, la destrucción de un país (o varios), lo que cuesta la reconstrucción, … ¿por qué no analizamos “antes de” las circunstancias y tratamos de evitar la guerra que, por otro lado, ya sabemos lo que va a producir?. Traslademos esto a las vacunas, ¿porqué no analizamos las circunstancias antes de la implantación de una vacuna (o la conveniencia de seguir vacunando de otras)? ¿PORQUÉ NO LLEVAMOS EL DEBATE A ELLO CON PRIORIDAD TOTAL, para intentar evitar los desastres que sabemos (las farmacéuticas también lo saben) se van a producir “después de”?

    2. En mi opinión, el debate para combatir o aplaudir la necesidad de las vacunas (de todas, de algunas o de ninguna) comienza indiscutiblemente por analizar si nuestro sistema inmunitario funciona o no funciona; y si no funciona bien ¿de que adolece y por qué?

    3. Echo en falta que ninguno de los eruditos o “eruditos” que escriben en este blog, ataque esta cuestión fundamental en las vacunas. Quizás estamos demasiado “alopatizados” y partimos siempre de que la mejor solución es remendar, que por otro lado, es lo que hace muy bien la medicina alopática (cambiamos corazones, riñones, …). Ah, pero es que ahora, algunos se atreven a decir que la medicina alopática tambien previene. ¿Como es esto posible si, en el mejor de los casos, “previene” de una enfermedad y, en la mayoría de los casos, fomenta otras más graves que la que teóricamente previene? Esto, señores NO ES PREVENCION.

    4. En relación a lo que dije en el primer punto con lo de las campañas publicitarias gratuitas de las vacunas ¿a que no os habeis dado cuenta que no se hace publicidad pagada de una vacuna?, casi todos los medios de comunicación CEDEN ante las pretensiones de las farmacéuticas y estas, los “obligan” a que publiciten gratuitamente las vacunas el mismo día al unísono. Los demás fármacos se publicitan en televisión pagando y “consulte a su médico”. Lo de las vacunas es de asco sin paliativos.

    5. Lo dicho, mi propuesta de debate es si nuestro sistema inmunológico está o no capacitado para protegernos. Y en el caso de que no ¿porqué no lo está?
    Un abrazo a todos.

  8. Elias

    De los “industriales de la enfermedad” ya casi no me sorprende nada, no tienen ninguna credibilidad, su fe y dogmas se derrumban poco a poco… A ver si con un empujoncito entre todos. Salud.

  9. PutinReloaded

    Recordemos que la Medicina Basada en la Evidencia es un movimiento científico muy reciente que data de 1990 siendo Cochrane Collaboration uno de los principales motores:

    http://www.openclinical.org/ebm.html

    El movimiento surgió cuando un grupo de académicos se dio cuenta que la práctica clínica estaba muy alejada de la evidencia científica y se regía mas por la autoridad, la política y el costumbrismo.

    Es importante resaltar que el primer ensayo clínico randomizado del que se tiene noticia data de 1948:

    http://www.biomedcentral.com/content/pdf/1472-6963-2-3.pdf

    Esto coloca a los llamados “padres de la microbiología” como Pasteur, Koch o Jenner en una situación muy incómoda, pues a pesar de que sus experimentos carecían de las salvaguardias del método científico (grupos de control, randomización, etc.), sus dudosas conclusiones forman hoy la base inamovible de la doctrina médica y de la práctica clínica.

    Soy un gran admirador de Cochrane y recomiendo seguir sus informes periódicos. A a pesar de que no ven todos los sesgos, están empezado a demoler un sistema de creencias que hasta hoy se ha estado haciendo pasar por “ciencia médica”.

  10. George Gurdjieff

    ¿Vacunatope, dónde está usted? ¿Vacunatope…?

  11. Nicolas Haydn

    ¿Llegará esta información a los médicos de los centro de salud y hospitales? O a las revisiones Cochrane sólo acceden algunos médicos como Juan Gérvas

    PD: El artículo contiene errores de edición…

    Saludos

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.