Lo que nunca me contaron sobre Roacutan

Cuando era más joven era el típico puber con el rostro lleno de eccemas, granos y manchas rojas provocadas por la revolución hormonal que vivía mi cuerpo. Algo natural, acné juvenil lo llaman, pero incómodo, doloroso y poco estético. Realicé un via crucis de médicos que probaron en mí no sé cuantas pócimas sin apenas resultados. Aquello duró años, fue tortuoso.

Otro medicamento peligroso que suscita demandas judicialesUn medicamento que creo que sí que me funcionó, dentro de lo que cabe, fue Roacutan. Lo recuerdo como el último remedio que probé. Desde luego acababa con el acné. A cañonazos pues me dejaba seca la cara y los labios se agrietaban y rompían con las más mínima sonrisa. Ahora me entero que el productor de Roacutan, el laboratorio Roche debe pagar indemnizaciones por ocultar riesgos del popular medicamento para el acné.

En Nueva Jersey (Estado Unidos) un jurado falló a favor de dos personas que demandaron a la multinacional Roche por no incluir en la etiqueta del medicamento, cuyo principio activo es la isotretinoina, el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal. Las pacientes afirman que sufren hoy colitis ulcerativa debido al consumo del medicamento y que el laboratorio no advirtió adecuadamente a la comunidad sobre el riesgo. La multinacional debe indemnizarlas con 18 millones de dólares.

Esta no es la primera demanda que la multinacional enfrenta por este medicamento. Desde que varios estudios empezaron ha señalar el riesgo de esta grave patología gastrointestinal, varios pacientes desarrollaron acciones legales contra la multinacional por no advertir a los consumidores adecuadamente sobre estos riesgos. Roche decidió retirar este medicamento del mercado estadounidense en 2010 aparentemente para frenar la ola de demandas. De las trece demandas que ha enfrentado la farmacéutica por este medicamento, ha perdido nueve. Cerca de 7.000 casos están pendientes de decisión en EE.UU. El medicamento se comercializa actualmente bajo numerosas marcas comerciales en todo el mundo.

Solo hace un par de semanas que supimos que Roche oculta datos sobre reacciones adversas de sus fármacos. El laboratorio Roche podría no haber comunicado a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) miles de reacciones adversas provocadas por sus medicamentos sólo en Estados Unidos. Es escandaloso. Podrían haber ocultado hasta 15.161 muertes relacionadas con sus productos.

Logo Bufete RAM

Qué necesario es que personas como el Defensor del Pueblo de Badalona, Armand Soler, llamen la atención sobre la necesidad de tener toda la información sobre productos farmacológicos (en este caso concreto sobre las vacunas) para luego poder elegir. Eso es precisamente lo que como periodista me llevó a investigar estas prácticas y a crear el Bufete Almodóvar & Jara, cuyo área especializada en Reacciones Adversas a los Medicamentos se llama Bufete RAM, el derecho a la información de los ciudadanos en temas de salud y en concreto sobre los medicamentos.

LO ÚLTIMO QUE HEMOS PUBLICADO:

Las dificultades para conocer los daños declarados del fármaco Roacutan (y otros)


¿Cuánto crees que vale este post?

213 Comentarios a “Lo que nunca me contaron sobre Roacutan”
  1. Naryovy Hurtado Montaño

    Buenas a todos, tome el medicamento por un año y detenidamente mi acné sano lo el único efecto fue lo labios resecos nada mas, lo tome en el 2003 y hasta 2014 perfecto, pero ahora he notado que el acné ha vuelto de nuevo, consulte mi dermatologa y dice que debo tomarlo de nuevo, y le dije que no, busque otra opinión medica y me mandaron una crema magistral y pues ya empece con eso, pero sigo viendo brote y eso me desanima, por lo que veo debo tomarlo de nuevo, y pues para mirar si puedes tomar o no te hacen unos exámenes médicos y pues creo que me confíe mucho y comía de todo, una amiga me dice que ella lo tomo pero ella se cuida y le ha ido bien, entonces la clave es esa, cuidarse, hacerse los exámenes y poner todo en Manos de Dios.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.