Las críticas influyen en la "biblia" de las enfermedades mentales

El Manual de diagnóstico y tratamiento de los trastornos mentales -el conocido DSM del que en el 2013 se publicará su quinta versión y que para los psiquiatras es “la biblia de los trastornos mentales”- pretende que cualquier malestar emocional o psicológico sea considerado una “enfermedad” que requiere medicación. Los encargados de revisar el DSM-V han dado marcha atrás en dos de las propuestas más controvertidas para la próxima edición del manual, que habrían ampliado considerablemente el número de personas incluidas en las categorías de los trastornos psicóticos y depresivos.

Los psiquiatras propusieron dos diagnósticos, que finalmente no han sido avalados por la evidencia científica: el síndrome de la psicosis atenuada (para identificar a las personas en riesgo de desarrollar psicosis y el trastorno mixto ansioso depresivo (un híbrido de ambos problemas). Por ejemplo, una ruptura matrimonial no podrá “confundirse” con un trastorno mental (qué alivio, medio mundo está salvado). Te deja tu mujer o tu marido y te encuentras con dos problemas, los emocionales (y todos los demás) propios de la separación y los que te pueden causar los antidepresivos que te van a recetar, medicamentos muy peligrosos, dañinos y para más inri ineficaces, según un estudio publicado en la prestigiosa e independiente PLoS Medicine.

Para recoger la opinión de un experto he consulado con un psiquiatra, ya jubilado, de mi confianza:

“Lo de que hayan desistido de incluir la psicosis atenuada me parece muy bien. Esto es otra fórmula para extender el uso de antipsicóticos a poblaciones desinformadas. En Australia ha habido ya un escándalo político sobre la prevención de la psicosis, que ha sido frenado con éxito por los críticos, con el que se intentaba tratar a los que supuestamente un día la “padecerían”. Lo de la unificación del concepto de trastornos del espectro autista (TEA), que quieren imponer en el DSM-V es un fenómeno parecido. Se eliminan sub-divisiones dentro de la categoría y eso es una mala noticia. Ya se venía venir. Es improbable que tal eliminación conlleve una disminución del diagnóstico sino a lo contrario. Lo más probable es que lleve a una mayor falta de rigor diagnóstico, ampliación de criterios de inclusión, el llamado “fenotipo ampliado”, –cualquier cosa podrá diagnosticarse como TEA– a más diagnósticos “precoces” y por lo tanto a mayor uso de pruebas psicológicas de despacho, o tecnológicas como resonancias,  y antipsicóticos. Esto para extender la burbuja tóxica más y más.

La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) 10, la alternativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al DSM-V, es más rigurosa y está mejor razonada y esperemos que haya un CIE 11 y que sus ejecutores no se dejen influenciar demasiado por Big Pharma (la gran industria farmacéutica -como ocurre con el DSM, plagado de conflictos de interés en favor de los laboratorios, como también ha denunciado PLoS Medicine). Esperemos que se mantenga la importancia de los fenómenos observables, no solo en el despacho, sino en la experiencia de los padres y observaciones amplias. Hasta entonces, el CIE, que está siendo derrotado por goleada en todo el mundo debe ser, a pesar de sus varios puntos débiles, el punto de referencia de los profesionales independientes y críticos”.
Como ya hemos explicado en este blog, las incidencias de TEA por debajo del 1/1000, son compatibles con una mayoría de los casos siendo causados al menos en parte por fallos genéticos, por encima de esa cifra todos los casos serían debidos a una ampliación del criterio que cogería a casos SIN discapacidad, normales, y/o caso causados por factores ambientales.
18 Comentarios a “Las críticas influyen en la "biblia" de las enfermedades mentales”
  1. Alredol

    Freud no era psiquiatra, era uno de los mejores neurólogos de su tiempo, experto en parálisis cerebral, descubridor de la cocaína como anestésico local,autor de la entrada sobre neuroanatomía en la gran enciclopedia alemana e inventor del concepto de “agnosia”, aun hoy de gran importancia en neuropsicología. Las razones por las que se metió en psiquiatría, en tanto que las neurosis, las perversiones y los trastornos de carácter y personalidad que él estudió son, o al menos eran, parte de ella, son varias y no es cuestión de comentarlas aquí. Pero es importante recordar estos hechos que tanto freudianos sectarios como antifreudianos viscerales ignoran u olvidan.

  2. Ana

    La investigación en neurociencias va a lograr (en un plazo no muy largo) que la psiquiatría esté obligada a dejar de ser “difusa”, para centrarse en lo que realmene ocurre en la mente, en los procesos físicos y químicos que ocurren en ella. Esto va a ser muy importante para el tratamiento de trastornos graves, como la psicopatía. Imagino que las grandes farmaceúticas estarán frotándose las manos por el amplio campo de medicamentos que puede abrírseles. Pero no es menos cierto que también se abren nuevas de estudio para conocer si es posible entrenar a la mente para aprender a ser feliz, a ver a los demás como personas, etc.

  3. Nicolas Haydn

    Carlos, continúas denostando mi persona pero no argumentas nada en contra de lo que he afirmado, aunque expresas tu desacuerdo.

    “soy médico psiquiatra y homeópata unicista y no puedo reconocerme en nada de lo que dices”

    No estoy hablando de nadie en particular sino de una teoría constituyente, aunque todos los psiquiatras del mundo no “se reconocieran” no cambiaría un ápice la veracidad o falsedad de tal teoría, ni los motivos por los cuales se autoriza oficialmente a que se ponga en práctica como una disciplina médica, otorgando asi el poder de medicar a la población y aplicar nefastos “tratamientos”, o mejor llamarlos torturas, hasta hace bien poco. Una lectura interesante sobre estos hechos la hizo Foucault.

    Nada más que decir, salvo salir en defensa de todos esos niños que no tienen la culpa de que no se les entienda, su aburriento está plenamente justificado, a pesar de que se utilice la niñez para señalar conductas o sentimientos negativos a los adultos, característica común de las disciplinas “psi”.

  4. Carlos

    Nicolás, pareces un niño que se aburre porque no le entienden. Me parece que no has leído bien mi posteo, y si no lo entiendes, lo lamento mucho, veo que te gusta alardear con palabras difíciles, que googleas bastante y tal, y que si no te entienden, te aburres o te fastidias. Hace 35 años que soy médico psiquiatra y homeópata unicista y no puedo reconocerme en nada de lo que dices. Deja ya de googlear Nicolás, que internet es la escuela de papagayos más importante de todos los tiempos.
    Saludos.

  5. Nicolas Haydn

    Carlos, no parece que entiendas nada de lo que explico. Empieza a resultarme aburrido. No estoy intentando tratar de comprender el sufrimiento humano, ni estoy generalizando.
    Estoy tratando un tema muy concreto, te lo repetiré por tercera y última vez, ya que no puedo expresarlo mejor de lo que ya lo hice.

    El paradigma, la base filosófica sobre la que nace y se desarrolla la psiquiatría es falsa. ¿Entiendes esto que estoy diciendo y lo concreto que es?

    ¿Y por qué digo esto?

    Porque se basa en la afirmación de que la mente, un conceppto abstracto, no un órgano, puede enfermar o sanar. A partir de aquí cualquier pretendida ciencia médica que se quiera construir no será ciencia, será otra cosa, elige tú lo que más te guste pero te ruego que te expreses con palabras que aparezcan en la RAE, o si no explica sus significados, para un mejor entendimiento.

    Espero que entiendas esta sencilla reflexión, si no estás de acuerdo, argumenta algo en contra y deja de hablarme de Galileo, Freud, la gravedad o el miedo. En ningún momento he dicho nada acerca de ningún psiquiatra en concreto, no insistas.

    Te diré, por último, que he afirmado que el paradigma que constituye la psiquiatría en su nacimiento es el del control social, algo que tampoco has rebatido. Seguidamente he argumentado esta afirmación. Hablo de cuestiones muy concretas. Si quieres las discutimos, si no, deja ya de andarte por las ramas y de cuestionar mis conocimientos o mi comprensión, y si afirmas algo, arguméntalóo.

  6. Carlos

    Nicolás, ni el famoso DSM y mucho menos según la RAE!! te ayudarán a comprender algo del sufrimiento humano, ya que se trata de esquemas rígidos, pensados para modelar mentes rígidas. Generalizar como tú lo haces respecto a “la psiquiatría” es peligroso. No te olvides que Freud, el famoso médico vienés, descubrió el inconsciente, y que yo sepa, el mismo no aparece en ningún estudio, tomografía, resonancias magnéticas ni analíticos varios. La Tierra gira y la fuerza de gravedad, invisible, no mensurable, poderosísima, existen Nicolás. Hace 35 años que ejerzo la medicina, soy psiquiatra y homeópata unicista y sigo aprendiendo cada día.
    Saludos.

  7. Nicolas Haydn

    Carlos, el concepto de “enfermedad mental” no es incompleto, es un fraude semántico porque la “mente” es, según la RAE:

    1.Potencia intelectual del alma.
    2.Designio, pensamiento, propósito, voluntad.
    3.Psicol. Conjunto de actividades y procesos psíquicos conscientes e inconscientes, especialmente de carácter cognitivo.

    La psiquiatría es, según la RAE:

    Ciencia que trata de las enfermedades mentales.

    Mi concepto de enfermedad no incluye a la “mente” como entidad física susceptible de padecer patologías. No me confundo, Carlos, lo tengo muy claro. Si se quieren estudiar los síntomas, signos o manifestaciones concretas de enfermedades se debe partir de una entidad física, no de un concepto abstracto. Pero para eso ya está la neurología, que estudia el cerebro.

    ¿Cuales son los problemas reales causantes de los delirios, perturbaciones cognitivas, conductas extrañas, molestas o que ponen en peligro su vida o la de los demás, de los “locos” como se les conoce vulgarmente?

    Tenemos muchas razones para pensar que son de caracter social. Si se estudia seriamente la historia del origen de la psiquiatría se verá que su paradigma fue, como también lo es ahora, el control social.

    El problema es que la inmensa mayoría de las personas de este mundo viven sometidas, explotadas, en lucha permanente las unas con las otras. Se nos priva de capacidad volitiva, de libertad de pensamiento, de autonomía y libertad política y un sin fin más. Así se crean personas objeto (de ser usadas para unos fines) y se destruye el sujeto, lo humano. La psiquiatría es la forma oficial aceptada e impuesta por los estados modernos para controlar una parte de los daños al espíritu humano que producen y que estorban, que no son útiles.

    Saludos.

  8. Carlos

    Nicolás, no estarás confundiendo el bendito manual DSM con la psiquiatría y los psiquiatras? Me parece que tu concepto de la enfermedad mental es algo incompleto, que lo quieres simplificar demasiado.Es cierto que hay problemas reales, la enfermedad mental también lo es-aunque a ti te parezca algo extraño. Recuerda si no a Galileo y su revolucionaria teoría-concebida gracias a su magnífica mente, libre de prejuicios, de lo contrario, hubiese repetido la versión imperante en aquellos tiempos. Nicolás, el miedo es lo peor.
    Saludos.

  9. Pilar Jiménez

    Ahora está más vigente que nunca lo que debemos oir de gente como Thomas Szasz, activo a sus más de 80 años, psiquiatra en EUA.Recomiendo estudiar a fondo: La Fabricación de la Locura (1970); Ideología y Enfermedad Mental; El Derecho a las Drogas (buenísimo sobre la legislación internacional). Todos en castellano.
    Ahora RECOMENDADISIMO: EL Dr. Thomas Szazs y el estigma del diagnóstico infantil en
    http://www.youtube.com/watch?v=guubNDEOYSA
    Si no lo impedimos nuestros niñ@s serán tod@s enfermos por diagnóstico. Salvemos a la infancia.

  10. Nicolas Haydn

    A diferencia de los neurólogos los psiquiatras no pueden demostrar sus postulados, por eso el término de enfermedad mental es un fantasma semántico, ya que la “mente” es un ente abstracto, no físico. No existe una causa fisiopatológica, ni histopatología, o presencia de microorganismos patógenos que causen ninguna enfermedad mental. De ello se deduce, que un esquizofrénico no es un enfermo, ya que carece de causa física. Es por esta razón que la psiquiatría y la neorología están separadas, por la ausencia de patología en la psiquiatría.

    Los psiquiatras hablan de desequilibrios químicos del cerebro, de cambios estructurales y funcionales, de transtornos, pero despues de un siglo de investigación no han podido encontrar nada, aunque esperan que en un futuro se hallarán las causas físicas. Mientras tanto diagnostican y prescriben neurolépticos en base a la existencia no probada de los “transtornos de la mente” o peor aún de la “conducta”. ¿Con qué pruebas de laboratorio diagnostican esta llamada “condición” neurológica? Los trastornos mentales se clasifican sobre la base de síntomas porque aún no existen signos biológicos o pruebas de laboratorio para ellos.

    Recordar que la homosexualidad estaba definida como trastorno mental en la página 44 del texto de referencia DSM-II (segunda edición) de 1968. ¿Por qué? Porque la “enfermedad mental” es en realidad una cuestión de valores, de lo correcto y lo equivocado, de lo apropiado y lo inapropiado. En lugar de ayudarnos a entender cómo tratar a la gente con problemas, el mito de la “enfermedad mental” nos distrae de los problemas reales que requieren enfrentarse. De forma muy parecida, las enfermedades industriales son denominadas como “ambientales”, escamoteando las causas verdaderas: La industria con sus productos sintéticos y sus radiaciones.

  11. Ricardo

    Sobre las enfermedades mentales decir que estaría bien que sacasen a las enfermedades ambientales (electrohipersensibilidad, SQM, etc.) de las mismas, son enfermedades con base física, vamos igual que las paperas, solo que en vez de tener su base en un virus o bacteria, la tienen en la contaminación, es decir en la suciedad artificial, en la contaminación, funcionan como un veneno y todos sabemos que el veneno mata, aunque el veneno no sea una agente biológico, tiene una base física, aunque no sea un virus o bacteria.

  12. Carlos

    Teresa, por favor, de dónde sacas ese “dato” clínico acerca de Freud, sin el cuál no es posible hacer un análisis correcto de su obra? Que es eso del TPP? Por favor, el sindrome de la mayoría de los psiquiatras españoles y del resto del mundo, es el del mendrugo verde, lo acabo de mencionar arriba, trabajan para la Big Farma y los poderes asociados para colaborar en la medicalización-en éste caso en un área más que sensible-pero por favor, no confundamos las cosas, no hagamos el juego a los que nos quieren ver quietitos y temerosos, Teresa.
    Saludos.

  13. Carlos

    A seguir entonces con las críticas constructivas, las propuestas alternativas y sobre todo, debatiendo y pensando con vistas a mejorar éste lío fenomenal en el que han convertido al mundo la oligarquía financiera globalizada y sus socios, en éste caso la Big Farma y sus divulgadores y aplicadores, galenos de poca monta, en busca de su mendrugo verde, que sin duda recibirán, a cambio de estrujarse el cerebro imaginando e intentando imponer los criterios del DSM V y la Big Farma, sus empleadores y sostenedores.
    Saludos.

  14. Israel Lazcarro

    Me parece espeluznante la telaraña sanitaria en que nos quieren meter a fuerza de patologizarlo todo. En México, como en otros lados, he de suponer, hay sectores de población que realmente viven una fiebre patologista, y quieren estar enfermos de todo, medicarse a más no poder y presumir de tratamientos costosos cuan inútiles y potencialmente muy dañinos. Gracias por esta información.

    Lo único es que no estoy de acuerdo con el comentario de Teresa García: Freud es vigente en tanto que fundador del psicoanálisis, no de la psiquiatría y por supuesto que no son lo mismo, la distancia entre unos y otros es abismal. Entiendo que puedan confundirse, pero un psicoanalista jamás recetará pastillas… por el contrario, su meta es que sea el paciente el que haye la cura de sus afecciones. Imputar a Freud un “transtorno” mental es tan intrascendente como risible…

  15. Teresa Garcia

    Se va a realizar en breve en España un estudio clínico que, a traves del análisis y evaluación del perfil psicológico de 45 psiquiatras españoles, incide una vez mas en un aspecto que viene siendo debatido largamente: el defecto epistemológico inherente a la psiquiatría (ya en su día expuesto por Popper). ¿Es el psiquiatra un enfermo mental y por tanto no es capaz de discernir entre información cientifica veraz/legitima y vulgar pseudociencia? Se ha sabido recientemente que Sigmund Freud padecía el trastorno de proyección de patologías (TPP) y sin este dato clínico no es posible hacer un análisis correcto de la ingente obra de Freud. Pero ¿y el psiquiatra moderno? ¿que porcentaje de estos profesionales sufren esta patología mental? En este estudio clínico se van a utilizar las ultimas herramientas diagnosticas, incluido el test Haller-Povosky.

  16. Rosa

    Pues me parece una noticia estupenda que aparezca un poco de sentido común entre tanta sinrazón. Al paso que van hasta el estreñimiento va a ser una enfermedad mental. (No quisiera dar ideas pero ahí si que nos pillan a todos)¿quien no la ha padecido aunque sea una vez?.
    Lo que comenta la Dra. Lua es interesante y de alguna manera me siento aludida.Con permiso.Mas que el miedo es la desinformacióno bien el miedo generado por esta lo que impide a la gente decidir por si misma,en lo que a su salud concierne.

    Tengo 47 años y un historial medico de envidia,solo una cesárea,no conozco a mi medico de cabecera,vamos que estoy como una rosa.Me he negado a hacerme la mamografia pertinente de los 45 años,como me voy a negar a acudir a las otras citas.No tengo miedo como me intenta coaccionar mi entorno de que me salga un cáncer de mama.Mis razones,entre otras,son mis antecedentes familiares.Una abuela que murió a los 94,estaba genial,se murió de un constipado,una madre con 82 años que todavía se recorre todo el pueblo paseando y dos hermanas mayores sanisimas.A mi eso me vale para saber que es mas fácil que me salga un cáncer si me voy dando radiación que si confió en mis genes y mi estilo sano de vida.

    A mi entorno,mis razones les parecen una chufla y lo que me pasa es que estoy pirada, según ellos.Ni que decir tiene que mi salud mental esta al mismo nivel que la física.Jamas he probado un ansiolitico.En fin que soy responsable de mi salud y que salvo caso ineludible,jamas delegaría tal responsabilidad en otro,viendo como esta el patio.¿Miedo? yo no,yo se lo que hago y es mi responsabilidad,el miedo a pesar de tanta “prevención”lo tienes los que se someten a el.Lo veo cada vez que que alguna conocida esta esperando el resultado de la mamografia.Todas piensan que les va a tocar…Es muy penoso.
    Saludos.

  17. Servando Pérez Domínguez

    Cuanta razón tiene el psiquiatra jubilado, Miguel. Y qué verdad tan grande es lo que dices: “Esperemos que se mantenga la importancia de los fenómenos observables, no solo en el despacho, sino en la experiencia de los padres y observaciones amplias”. Así es, para conocer/juzgar a un paciente de verdad, normalmente se requieren observaciones amplias, siquiera de varios días (no de un momento o unos pocos momentos en un despacho, donde algunos pacientes, especialmente niños, no se muestran igual que en su entorno conocido). Más escuchar (no simplemente oír, como quien oye llover) a los pacientes y a los padres de pacientes menores de edad = mejores diagnósticos.

    Dra. Català: Como siempre es todo un placer leer sus sabias reflexiones médicas y de puro sentido común (el menos común de los sentidos).

    Salud para todos,

    Servando.
    http://www.mercuriados.org
    servando@mercuriados.org

  18. Dra.Lua Català

    Bueno, es que es mas que evidente que el negocio más rentable en el mundo de la salud es la prevención. Porque claro, ahí cabe todo, hay que prevenir el cáncer de colon (se sacan de la manga una campaña con test de venta en todas las farmacias), hay que prevenir el cáncer de mama (venga a hacer mamografias que pueden ser causa de cáncer de mama y otros como tiroides), o el de cuello de útero (con la maravillosa vacuna del papiloma), hay que prevenir la depresión grave (al mínimo indicio, antidepresivos), y ahora a “patologizar” cualquier rasgo de carácter, la timidez, la melancolia, la rebeldía, etc. con el “humanitario objetivo” de ayudar a las personas a estar dentro de una normalidad que asusta.

    Hemos de ser todos standart, actuar, pensar y sentir igual, que si no a la mínima, ¡zás! te medican o te manipulan con el miedo, para que te pasen por los filtros del sistema sanitario, que algo te encontrarán, seguro. Para que hagas gasto en pruebas diagnósticas o en tratamientos “por si acaso”.

    Me parece todo tan burdo y evidente que no sé como aún hay muchas personas que creen en toda esta basura propagandista en que se ha convertido la sanidad oficial. Por no hablar de las vacunas que con el pretexto de prevenir enfermedades que no previenen, aunque nos hagan creer que sí, están estropeando la salud de los preciosos bebes. Pues nada, a ver si nos vamos despertando, cada uno a su ritmo, claro.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.