Un "artista" en mofarse del parto

Por

21 de septiembre de 2011Sin categoría18 Comentarios

Degradante para la mujer es un calificativo que se queda corto para lo que ha publicado la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Me refiero a unas viñetas increíbles que se publican de manera habitual en el boletín de dicha entidad profesional para “ilustrarlo”. Mercedes Pérez Fernández, una médico de cabecera, ha escrito al respecto los siguiente:

“En mi modesta opinión de médico y mujer, las viñetas no son degradantes para la mujer española sino expresión de la degradación de los ginecólogos y obstetras que permiten esas viñetas (por no hablar del que las hace). Es increíble lo poco que saben de ciencia, con sus protocolos encarnizados, como era de esperar, les falta ciencia, conciencia y humanidad. Una pena, ya sin hablar de ética. Perdón por tanto texto, pero me ha llegado al alma”.

Como me escribe Juan Gérvas, que es quien me ha alertado, “en fin. Increíble. Por cierto, sale nuestra vacuna favorita, claro (la del Virus del Papiloma Humano)”.

Parece que ahora que por fin corren tiempos de preocupación por un embarazo no medicalizado (o mínimamente), por un parto “respetado”, más natural o como quieran calificarlo, por una crianza más consciente, ecológica y libre, estas ideas que están avanzando a pasos tradicionales pues el embarazo-parto-crianza nunca debió alejarse del rumbo que marca la naturaleza para insertarse en el industrial, molestan a ciertos elementos retrógrados. Estos se permiten el lujo de mofarse de la condicón femenina. Del momento del parto, que debería ser “sagrado” e incluso, como se puede ver en alguna de las viñetas, exhiben una crueldad que miedo me daría ser mujer y poner mi barriga llena de vida en manos de seres embriagados de desprecio (por los que dibujan y los que les ríen las gracias).

A veces pienso que hay personas que no vienen al mundo por donde nos acercamos todos. ¿De qué oscuro recoveco habrá salido su inspiración?

La fuente original es el blog El Parto es Nuestro, que ha emprendido una campaña de denuncia que está siendo exitosa en la blogosfera y muestra la secuencia completa del “artista”.

18 Comentarios a “Un "artista" en mofarse del parto”
  1. Brussy

    Pilar, me referia a lo sucedido por mi, hace ya muchos años y ya es tarde para denunciar.
    No tengo miedo a denunciar a ningun médico, no denuncio porque tampoco les doy opción a que me hagan nada, ya no les visito desde hace tiempo. Mucho tiempo…y no me va nada mal.
    Un abrazo.

  2. Pilar Remiro

    Brussy, no es tarde esas viñetas son de ahora, te sorprenderías si oyeras los comentarios de todo tipo que se llegan a hacer. Por los profesionales en ginecología, hay de todo afortunadamente, pero… cómo lo digo, a muchos les iría bien dedicarse a otra especialidad, no por ellos, por las mujeres que se visitan con ellos y los tienen que sufrir. Y si la mujer no es heterosexual, ya no te cuento, descubres que hay cosas que los médicos no deberían de saber. Aún hay miedo a hacer reclamaciones. Desde que han sacado personal, es más fácil que sea tu palabra contra la suya.
    Hay muchos que aún no han entendido lo que es un parto.
    No valoran ni a la mujer ni a la criatura. Cuando es un momento sagrado de la vida de todo ser, para la mujer es una experiencia que no la puede comparar nadie con ninguna otra. Es el momento de la vida más fuerte. Para la criatura es un momento que queda grabado y que formara parte de su intimidad vital. Eso a nivel emocional, otra cosa que no tienen en cuenta son las consecuencias físicas, de permitir que el parto sea de una forma a que sea la forma. Es el parto un momento en el que biológicamente se activan sistemas que pueden marcar el desarrollo de nuestra vida.
    Como he dicho, por lo menos así lo veo yo, es un momento sagrado.

  3. Brussy

    En aquellos años no se denunciaba, les hubiera dado un ataque de risa.
    Ahora ya es tarde.
    Un abrazo.

  4. LucyLo

    No me ha dado “pena” pensando que habías confundido la Asociación Española El Parto Es Nuestro … me daba pena pensar que alguien que lo haya pasado tan mal a manos de unos profesionales no solo no hubiese recibido luego apoyo y tratamiento para que ese recuerdo doliese menos sino que además no reconociese o quisiera admitir la importancia de denunciar aquellas actitudes y pensamientos que las mujeres llevan unos 30 años sufriendo.

    Me ha molestado que se nombre a una asociación sin primero conocer exactamente qué hace.

    El hecho de que exista muchísimos grupos -no solo es España sino en todo el mundo- luchando por mejorar la atención sanitaria en el campo de la obstetricia nos indica algo y en los últimos años la unión de estos grupos junto con profesionales concienciados ha dado lugar a la EAPN = Estrategia de Atención al Parto Normal que se ha redactado después de estudiar la evidencia científica además de tener en cuenta la experiencia de profesionales y madres. En nuestra asociación se puede encontrar información sobre ello, al igual que se puede conocer más sobre el método madre canguro, la episitomía, el uso de la epidural o de la oxitocina durante el parto, los derechos de los niños hospitalizados, etc.

  5. Elena

    A mi me parece que es el vivo reflejo de lo que tenemos para defender nuestros embarazos y futuros partos: en definitiva, penoso. Y de manera personal, considero a esta gente como detestable. Desearía no tener que compartir ni un minuto de mi vida con ellos, pero estoy abocada a pelearme con ellos para defenderme a mi misma y a mis hijos…
    Lo que en el fondo me producen primeramente es asco, y mas al fondo lastima; a saber que infancia habrán tenido y que experiencias habrán vivido junto a sus madres para odiar al granero femenino de tal manera. Yo Daria la vida por mi madre. Ellos posiblemente la rajarían de arriba a abajo…

  6. Txu

    La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en su página web hace campaña abundante de la vacuna contra el papiloma, con el slogan publicitario de “No te quedes a medias en la prevención del cáncer de cuello de útero”. Llama la atención que entre los diversos folletos que presenta ninguno nombra siquiera la posibilidad de efectos secundarios importantes, algo que por desgracia está ocurriendo como saben ya los que están bien informados. Al parecer la SEGO ni está bien informada de eso ni tampoco quiere estarlo (ni está ni se la espera). De todos modos hay que reconocer que su recomendación es buena: “NO TE QUEDES A MEDIAS”, INFÓRMATE MÁS Y MEJOR SOBRE LA VACUNA.

  7. Mabel

    Este es un tema en el que sería interesante poder ahondar más. Qué pasa con la cantidad de cesareas que se hacen, cómo influyen en la persona.

  8. Brussy

    Estimada LucyLo!
    Te agracezco tu empatia con mi experiencia en este campo; sin embargo no debe darte pena por haber confundido vuestra asociacion con otra, es por eso que te entrecomillo mas ABAJO lo que expresé, simplemente me dirigia al/los que se rasgaron las vestiduras y visto lo visto: ME DISCULPO.
    Gracias.

    Señores de la asociacion del Parto es Nuestro “o a quien se haya rasgado las vestiduras”.

  9. LucyLo

    Muchas gracias Miguel por hablar sobre este asunto que no atañe solamente a las mujeres sino a los hombres también pues nosotras parimos pero nuestras parejas sufren si sufrimos, … y nuestros hijos varones también son víctimas de los daños que recibamos pues la violencia obstétrica deja unas huellas muy difíciles de borrar.

    No es extraño que cada vez haya más parejas informándose y preparándose DE VERDAD para ser padres desde el momento de la concepción en lugar de esperar a recibir el adiestramiento típico de los cursos de preparación al parto ofrecidos por el servicio de salud correspondiente. Teniendo en cuenta que se ha ido medicalizando los partos en los últimos 20-30 años a pesar de que la evidencia científica apunta a que el parto fisiológico es el más adecuado y sabiendo que esta medicalización ha derivado en inducciones innecesarias (y perjudiciales), partos instrumentales con fórceps o ventosas y cesáreas sin justificación más allá de la comodidad del asistente en cuestión … pues tampoco es nada extraño que haya parejas dispuestas a pagar de su bolsillo un parto en casa o en centros respetuosos.

    Me da pena el mensaje de Brussy pues considero que ha sido víctima de una atención médica pésima que le ha dejado un dolor y recuerdo imposibles de borrar pues nuestros partos se quedan grabados en nuestros cuerpos y hasta el último día de nuestras vidas seremos capaces de reproducir comentarios, gestos, y hechos relacionados con ese momento tan mágico que es la llegada de nuestro hijo. También me enfada un poco que le quite importancia precisamente a algo que su segundo mensaje muestra no es insignificante, a algo que pueda afecta a sus hijos o nietos. No nombre a una asociación tan a la ligera sin documentarse.

    Soy socia de la Asociación Española El Parto Es Nuestro desde el 2005 porque mi hijo falleció después del parto por una mala praxis durante el mismo. Me dedico a dar apoyo a parejas que hayan pasado por la muerte de un hijo y a aportarles la información y fuerzas necesarias para desear ser padres de nuevo sin sufrir a manos de nadie.

    En la asociación nadie gana dinero a cambio de lo que hacen. Todos los que estamos tenemos un único fin que es informar sobre todo lo relacionado con el embarazo, parto y puerperio; realizamos campañas para solicitar los cambios necesarios, publicamos artículos, organizamos reuniones locales, buscamos la evidencia científica, ofrecemos información legislativa … y todo esto lo hacemos para mejorar la atención sanitaria hacia la mujer en un momento tan importante … lo hacemos para que otra mujer no pase por lo que muchas de nosotras ya hemos pasado.

    Las viñetas pueden hacer ‘gracia’ en un momento dado, pueden reflejar una realidad, pero es muy grave que hayan sido realizadas por un profesional dedicado a las mujeres y que hayan sido publicadas en un ámbito totalmente dedicado a las mujeres, a sus necesidades sanitarias y psíquicas, haciendo burla a sus patologías y circunstancias y, desde luego, para mí son una muestra perfecta de aquello que normalmente se esconde dentro de consultas y paritorios.

  10. Mahesh

    Mi mujer está a punto de dar a luz un bebé en una casa de nacimientos naturales o parto natural de las pocas existentes en España, llamada Migjorn, en la provincia de Barcelona. Las comadronas que la regentan (no hay ningún ginecólogo ni obstetra), por lo que conozco son personas tocadas por una gran consciencia, sabiduria, ética, empatia… Precisamente lo que seguramente les falta a la mayoria de dirigentes de la Sociedad Española de Ginecologia y Obstetricia, eso sí, bien titulados y aposentados ellos. Por lo que me comentaba una comadrona de Migjorn, llevan casi 800 partos naturales con solo dos derivaciones al hospital con cesárea urgente. Unas cifras que sí deberian estudiar los de la SEGO porque les pone en una evidencia escandalosa. Vergüenza lo llamaria yo. A lo que deberian prestar atención estos señores y señoras médicas es a sacar la medicalización de los partos, a parir de forma natural, como se ha hecho durante millones de años, sin secuelas físicas ni psíquicas para la parturienta, dignificando el proceso del parto, dignificando a la mujer… Pero claro, para hacer eso, primero uno tiene que tener un mínimo de consciencia (propia y ajena), importarle el prójimo por encima de intereses económicos o corporativos, y en definitiva, ser “humano”, características de las cuales muchos y muchas en la SEGO -vistas las viñetas de su revista- parece que carecen. Muy triste, la verdad.

  11. Sina

    Parece que la Asociación del Defensor del Paciente se ha quejado a la ministra Pajín. A ver si cambian un poco las cosas.

    http://es.noticias.yahoo.com/blogs/episodios-nacionales/la-revista-ginecol%C3%B3gica-que-ridiculiza-sus-pacientes-110458002.html

  12. Brussy

    Estimada Miranda!

    No, no me hace gracia, no me hace reir… Pero para que cojas el fondo de mi post te contaré algo.
    Me contaron que en Australia a las 4 de la tarde si te tiras de golpe a tu piscina con el cosiguiente ruido del agua, los vecinos llaman a la policia y ésta te multa, a las 4 de la tarde! por tirarte a tu piscina! De ésto es de lo que yo me quejo, llegaremos a esto no lo dudes, y me revuelve el estómago.
    No te quedes con la forma Miranda, por favor, quédate con el mensaje, si esta sociedad me lleva a la paranoia hasta estos extremos, me mato.
    Y otra cosa Miranda, tengo edad de ser abuela con nietos grandes, mi minusvalía de cadera (POR MALA PRAXIS MÉDICA), me hizo experimentar un parto de alucine, hablo de hace 38 años, las cosas no estaban como ahora, estaban peor! y te podria contar …en fin, no esoy aqui para eso. Crees que me da risa?. Quédate con el fondo y no la forma de mi post.

    Te puedo contar Miranda, como sabe una episotomía en VIIIVOOO, y sus puntos; me pusieron una mascarilla con cloroformo y me engañaban diciendo que respirase profundamente y… no había nada en la mascarilla!
    Un abrazo.

  13. Sina

    Yo espero que estas viñetas, y lo que están dando que hablar, sirvan para que los ginecólogos nos tengan más en cuenta a las mujeres y nuestras necesidades. ¡Más sensibilidad y delicadeza por favor! No es ningún plato de gusto tumbarse, abrir las piernas y dejar que nos toquen. Y si lo hacemos, es porque confiamos que estamos delante de un PROFESIONAL que nos va a ayudar, no de alguien que encima se va reir a nuestra costa.

    Yo sí tuve un parto medicalizado, aunque pude evitar algunas cosas: episiotomía y epidural. Si hubiera querido tampoco me habría puesto enema (que no me pareció traumático), ni me hubieran rasurado un poquito. Agradezco otra vez a David, el ginecólogo residente que me asistío por el respeto que tuvo hacia mí al consentir lo que le pedi. El mismo fue quien me preguntó si quería el enema y que me rasuraran. Yo, entonces, aproveché para negarme a la episiotomía, epidural y a la oxitocina. De esto último no me pude librar porque la matrona que tuve fue MUY DESAGRADABLE todo el tiempo, la Visi. Debería haber puesto una queja sobre ella.
    Ya veis, en mi caso fue mejor el ginecólogo siendo hombre que la matrona siendo mujer.

  14. Ana

    Mi parto no fue muy mal tuve suerte que estaban en el cambio de turno los medicos (fue lo primero que me dijo al verme en plan bronca que no eran horas) las enfermeras se mosquearon conmigo por no querer despertarle por la noche para que comiera, me queje cuando me cosian y me dijeron que cuando lo hacia seguro que no me quejaba tanto…… luego el pediatra tampoco no acierta una (la lactancia artificial…..etc. pero vamos, que el parto que deberia ser una cosa natural y magica, la convierten en los hospitales en tortura para madre e hijo (al nacer, se lo llevaron corriendo y no sabian que tenia, era frio y por lo visto es lo de lo mas normal. Tambien nada mas nacer me dijeron que tuve suerte que los dos partos anteriores se ahogaron con el cordon umbilical. No es ciencia ficcion, hablamos del Gregorio Marañon de Madrid.

  15. Alicia

    Desde mi punto de vista, no puedo entender como la Sociedad Española de Obstreticia y Ginecología ha podido publicar estas viñetas. Me parecen de mal gusto y un reflejo de lo que está ocurriendo en nuestra sociedad, una frivolización de temas tan importantes como el parto. Tampoco tiene desperdicio la viñeta que hace referencia a la vacuna del papiloma. Opino que deberían gastarse el dinero en problemas más acuciantes que están ocurriendo en la actualidad, como por ejemplo estudiar todos los casos de citologías anormales que se han producido después de dicha vacunación.

  16. Miranda

    Para Brussy,
    ¿le hace gracia? Pues que casi todo lo que ve en estas viñetas se llama “VIOLENCIA OBSTÉTRICA”, y en otros países hay leyes. Aquí en España ya se condena públicamente la violencia machista o de género, pero la violencia obstétrica parece que sigue siendo graciosa para mucha gente, hombres y mujeres. ¡Qué pena!

  17. Palmira

    Cierto Miguel, el momento del nacimiento y de la muerte son dos momentos sagrados en la vida de un ser humano, y aunque no es bueno genalizar, creo que no son contemplados de este modo por la sanidad. Cuando me quedé embarazada me informé de como eran los partos hospitalarios y me quedé horrorizada: lo sentí como un trato humillante y degradante hacia la mujer (rasurado de pubis, enema, exposición a la vista de todos, facilitando muy poco la comodidad y la fisiología femenina en ese proceso (posiciones tumbadas, monitorización, inmovilidad y la episiotomía tema por el que no pasaban de negociar ni eliminar y que es una mutilización femenina) y un trato muy poco cercano y afectivo en un momento tan delicado como ese. Así que me preparé para un parto en casa con un grupo llamado Génesis, y parí en mi casa, todo fué muy bien, este ambito me generaba mucha más seguridad y tranquilidad que el hospital. El parto es algo fisiológico, yo misma nací en mi casa y mi madre y mi abuela. Ahora afortunadamente las cosas han ido cambiando y hay ya bastantes centros hospitalarios donde se puede parir de una manera mas fisiológica y humana. Un abrazo y gracias por tu trabajo Miguel.

  18. Brussy

    Sinceramente y a costa de ganarme enemigos, no me parece tan …como decirlo…creo que no es para resgarse las vestiduras, el autor lo hace para dar un toque de humor, a lo que parece ser su profesión.
    No cabe duda que se violan constantemente los derechos a la privacidad e intimidad, y sí, no todos los profesionales; sin embargo estas viñetas no es para tanto, creo yo, y soy mujer. Y no me gustan las malas praxis a las que nos tienen acostumbradas; hace mucho tiempo paso de mamografias y otras …no se como decirlo…
    Me da la sensacion que estamos llegando a un punto de quejarnos de todo y por todo. Señores de la asociacio del Parto es Nuestro o quien se haya rasgado las vestiduras, enfoquémonos en las vacunas que matan lentamente y no tan lentamente a nuestros hij@s, enfoquémonos en subir de nivel la educacion que reciben nuestros peques…y un largo etc. Quejémonos de cosas mas graves, por favor!!!
    Y otra cosa, la vida está bastante mal, en muchos aspectos; un poquito de sal y limón es necesario para el mal regusto de lo que se nos viene encima.
    Un abrazo y perdon a l@s que no comparten mi opinión.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.