Primero pagar deudas y luego seguir vivos

Por

29 de agosto de 2011Sin categoría38 Comentarios

Fíjense en lo que dice el nuevo texto propuesto para el artículo 135 de la Constitución que PSOE y PP están reformando:

“Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta” (…) “los límites de déficit estructural establecidos en el 135.2 de la Constitución Española entrarán en vigor a partir de 2020“.

Se entiende que los límites de déficit están previstos que entren en vigor en 2020 pero que la obligación prioritaria de pagar la deuda es inmediata y estará “blindada” por la Constitución. Es decir que el mensaje de la reforma de la Constitución viene a ser algo así como: Primero pagar las deudas, luego veremos si queda para seguir vivos.

Quizá todo ello explique porqué se está realizando dicha reforma con tanta urgencia, en agosto, cuando la mayor parte de la ciudadanía está de vacaciones y sin consultar a la población mediante un referendum. Quizá esta reforma de la Constitución no esté realizándose para limitar inmediatamente el derroche, como nos dicen, sino para crear una traba enorme y que la ciudadanía no pueda negarse a pagar deudas injustas.

38 Comentarios a “Primero pagar deudas y luego seguir vivos”
  1. Octavio

    He visto de convocar una huelga general, me parece bien, pero a ver cuando se convoca una huelga general a nivel continental, a nivel europeo, los podrían hacer los sindicatos, pero también movimientos sociales tipo 15 M por internet, eso si que iba a ser nuevo y les iba a acojonar a todos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.