Pastillas para niños medalla de plata

Un reciente estudio del Gobierno británico asegura que España es el segundo país del mundo en consumo de fármacos, por detrás de Estados Unidos. Los médicos dispensan unos mil millones de recetas al año y el gasto farmacéutico del Ministerio de Sanidad ronda los 12.700 millones de euros anuales. En Catalunya, por ejemplo, el 20% de todo el gasto sanitario se destina a subvencionar fármacos. Por cierto que los recortes en materia sanitaria del gobierno catalán pasa por cerrar el 25% de las camas hospitalarias, paradojas de la vida.

Que ya somos medalla de plata en la Olimpiada del consumo de fármacos dice mucho sobre la mala salud que tenemos ¿no? Pero si me preocupan los adultos, más me acongoja el enorme aumento de la ingesta de medicamentos entre los niños:

Según los últimos datos disponibles de la ‘Enquesta de Salut’ de la Generalitat (2006), un 34,4% de la población menor de 15 años había tomado algún medicamento durante los dos días previos a la encuesta (el 36,6% de los niños y el 32,0% de las niñas). En 1994 se había medicado el 24,2%. La muestra es de 2.200 menores de 14 años.

Leo todos estos datos en un reportaje que la periodista de El Periódico de Catalunya, Eva Melús, publicó el domingo pasado y para el cual me pidió mi intervención. Se titula Pastillas para niños difíciles. Les aconsejo que lo lean y lo comentamos aquí en el blog.

Más info


¿Cuánto crees que vale este post?

21 Comentarios a “Pastillas para niños medalla de plata”
  1. Daniel

    Congratularme con Marta Herranz. Es posible que se haya abandonado porque ya tiene años y lo »”antiguo, antiguo o viejo es y siempre están saliendo cosas mejores”.» Supongo ahora de momento eso como un paradigma general hasta decir basta; pero por eso tal vez recoja casi toda inteligencia que superó ya al viejo Freud (su biografía es intrascendente; como si un buen día hubiese colgado del rabo a un gato); ya que, si no, lo que diga ‘el porquero de Agamenón“, no se escuchará y dará vueltas, a ver .. qué: se ‘estudiará pues el lenguaje, las ocurrencias, cuánta o cuán poca inteligencia para un porquero.. : cómo va un porquero a saber qué, si ni tiene libros, ni maestros etc.”

    Después, todo un Agamenón, va y dice ‘Zapatero es tonto”, y va colando, colando, colando «lo “quo”» – tonto – se localiza, locatum, locato, loco – (motora), co-loco… lugar.. pero estático: de ahí su deriva hacia loco de psi qui -psyche– atra.

    Aquí mi afición a la filología – y, si es filología ficción, mejor; ya que, cuando ‘consultas’, te encuentras con los conceptos que delimitan los términos, tan perfeccionados, matizados y travestidos, que se dea uno – yo – cuenta de a qué se dedicó la presbicia hispana unos quince siglos – fuera del siglo, pero, al parece, conocen mejor el siglo que los sátiros.

    A mí me pasó algo parecido a esos niños… Pero si bien no me drogaron de niño, lo hicieron a los veinte años de edad con tal gana y ciencia que apenas me queda masa encéfalo – como es sabido, los pastilas conocidas como del grupo de los anti-psicóticos, limpian, lavan, desinfectan, pero comen el color y rompe el tejido a poco que se agache o estire uno: no hace falta tijeras para cortarlo.

    Pero, es lo que hay, no hay nada mejor… si lo hubiese… qué más quisieran ellos que curar… Así, la ingente, urgente, prioritaria necesidad de investigar para conseguir esas pastillas cada vez mejores, con menos efectos secundarios y con más eficacia.

    Lo que sucede es que, si los estudios de mercado no hacen viable su comercialización, no es posible – la medicina, como la fontanería – o la en eta, en eta, en esa, en aquella, (equis qué en ‘ellas’: sencillamente “hacia tal ello”).

    Hoy es menos chiste lo de meterse en una gran lavadora o nevera y tener sexo seguro, a la carta, y aun óptimo o satisfactorio. El Internet, es todo lo que es, pero seguimos con la manta de la pornografía – o “pornocinetía” (ya se pasa de la pornografía escrita…: grave pasaje, poque la cinética – o kinética – o aun la de videocirujía.

    No es nuestra esa manta. Es de su dueño. Del que la echó, echa y seguirá echando sobre los pobres mortales que seguirán “trabajando y cobrando lo justo para comprar al emm (sí) prehende, prehende: (or – una otra y otra vez), … ‘dedor’… ¿dador? ¿dedador?, de (pre) dador?…

    No pasa nada. Que nos quiten los “bienes algebraicos” – que nos los quitán en cuanto oyen alguna campana… Nada tengo contra estas personas, ya no presupongo malas intenciones, ni malicia, ni ignorancia; más aún aprecio, cariño y lo mejor para ellos.

  2. Brussy

    Totalmente de acuerdo con eBa.

  3. eBa

    Parece que el A-Dios de los ateos es racista…. porque en algunas partes del planeta seguimos como en el siglo XV o peor…

    http://www.publico.es/espana/390542/la-hambruna-en-el-cuerno-de-africa-se-ceba-con-los-ninos-refugiados

    29000 ninhos muertos por hambre en tres meses..

    Es un ninho muerto cada 4 minutos… (pues si, me moleste en hacer el calculo… no es tan dificil)

    14 ninhos muertos cada hora… Al final de mi jornada laboral diaria entre 90 y 130 ninhos habran muerto por asesinato de la especie humana y su particular reparto de los recursos…

    Pero la madre que droga (medicar es un estupendo eufemismo, pero que puede llevar a enganho… algunos conocidos que tengo que fuman porros y se meten cocaina tambien utilizan otro que “vamos a divertirnos”… Mi primo cogio el SIDA y murio poco despues por “divertise” con el caballo inyectado… El lenguaje debe ser el adecuado y ajustado a lo que se expresa, porque sino corremos el riesgo que entre en el acervo cultural y la gente piense que “sobreestimular y dopar” un cerebro en desarrollo es lo adecuado, a la que podemos llamar ya la generacion Ritalin o Concerta… o Metilfenidato que abarca mas, pero no abarca todo… Subgeneracion Atomoxetina, Dextroanfetamina, Lis Pemolina, Modafinilo, Bupropion-”a pesar de que no dispone de la indicacion por ninguna agencia reguladora, se emplea en el tratamiento del TDAH adulto” (“TDAH en adultos”, J. A. Ramos Quiroga, 2009 -pag. 100)

    Decia que la madre que droga estara tranquila en su sofa porque la ciencia ha corregido (su cerebro en crecimiento, seguramente en uno de sus momentos mas vitales del desarrollo…) a su hijo y la profesora ya no le rinhe gracias a la santa anfetamina (si acabarán dedicandole un dia en el santoral).

    CADA COSA POR SU NOMBRE…

  4. Margarita

    Como menciona Pilar la problemática es más basta de lo que queremos ver. Libre comercialización de pesticidas aporta un importante aumento del desequilibrio ambiental. En otros países van tomando algo de conciencia de que alterando el ecosistema, se altera todo. Si se abusa, y se abusa mucho de pesticidas, hay animales que mueren (desaparecen o merma mucho la cantidad que sería saludable para ir bien) rompiendo la cadena, nosotros nos tomamos los tóxicos del pesticida con la comida, enfermemos, esto es un coste a corto plazo de perdida de salud y a largo plazo en pérdida económica tanto social como personal, solo salen ganado los laboratorios que han generado los pesticidas y las farmacéuticas. Nosotros acabamos enfermos, podemos acabar dando las gracias al medicamento que nos permite seguir viviendo, pero eso solo indica que no estamos viendo el panorama, si lo viéramos no solo no daríamos las gracias por el antídoto que posiblemente comercialice el mismo laboratorio que genera el problema, exigiríamos más rigurosidad a nuestros representantes políticos.
    Esto condiciona el desarrollo de los niños y su futura vida, condiciona la de los adultos, estamos asumiendo vivir enfermos para que ellos engorden sus bolsillos.

  5. Dani

    El tema de la esperanza de vida no sé si también es otro gran mito fruto de falta de rigurosidad de la ciencia. Cuando era pequeño me decían en la escuela que no se pueden sumar manzanas y peras. ¿Quizás si se puedan comparar? Creo que tampoco. Cuando las condiciones de vida son tan distintas en el tiempo se pierde aquel principio en el que para medir la relación de algo con otra cosa tenemos que mantener lo demás constante.
    Para ser más práctico y gráfico pongo un ejemplo. Un agricultor en el siglo XV se podía morir perfectamente a los 30 años en plena salud por falta puntual de alimento y a partir de esta carencia a perro flaco todo son pulgas como ya sabemos. Hoy día imposible que ocurra en el mundo occidental aunque sigue siendo una realidad en el otro mundo.
    En el siglo XV también era elevadísima la mortalidad infantil. Hecho que sesga a la baja la esperanza de vida. A día de hoy recuerden que en las sociedades tradicionales agrarias cuando escasea el alimento quien deja de recibir comida en primer lugar es el más pequeño de la familia. Nada ha cambiado y allí siguen con mortalidades infantiles de hace 5 siglos. Nosotros modificamos esta tradición cuando el bebé pasó a venir con un pan bajo el brazo por la posibilidad de emplearlo en alguna fábrica un día no nuy lejano. Hasta convertirse el recién nacido en algo similar a un cerdo al que hay que engordar.
    Por otra parte no sé si nos importa demasiado tampoco la esperanza de vida. Supongo que alguno querrá vivir como sea lo más que pueda y otro lo mejor que pueda el tiempo que sea. Para estos últimos y bajo el supuesto que asocien salud a bienestar quizás mejor sería tomar como referencia índices de esperanza de salud.

  6. Pilar Remiro

    Para, Una mama que medica a sus hijos.
    Siento por tu forma de responder que no te ha gustado la pregunta que te hizo, solo era una pregunta. Por otra parte obvia ya que los ateos si algo define ese concepto es no tener Dios.
    En cuanto a tu percepción de lo que se ha avanzado con los medicamentos, te diré que la mayor parte de los avances se han dado cuando ha habido agua potable (disminuyendo el cólera de forma importantísima, esto solo a modo de ejemplo) condiciones de vida humanamente aceptables. Uno de los problemas es que hemos abandonado el campo, hemos generado extensiones inmensas de invernaderos que necesitan por agotamiento del suelo de productos químicos, para seguir explotando el terreno y la inversión, lo que está dando paso a otras enfermedades, eso sin contar las guerras y el tipo de sustancias que se utilizan en ellas, y muchas cosas más pero me extendería demasiado. Los medicamentos bien utilizados y por profesionales seriamente prudentes pueden ayudar mucho, pero no son tan necesarios como nos quieren hacer creer.
    Yo conozco a una niña que a los 8 años tomo su primer analgésico, te aseguro (y digo aseguro sabiendo lo que estoy afirmando) que eso le ha salvado de muchas otras cosas.
    Aquí no entramos para agredirnos, espero lo puedas tomar así, es compartir información, proporcionar puntos de vista y preguntar aquello que no comprendemos,ampliar el horizonte.

  7. Una mama que medica a sus hijos

    Yo si soy la madre que medica, y perfecto chico listo, el dios de los ateos es la ciencia, la medicina y por supuesto el descubrimiento e investigación de los benditos medicamentos, sin ellos todavía nuestra esperanza de vida seria como la de los Picapiedras, de 35 años.

  8. Dani

    No soy ninguna madre que medica a sus hijos pero te puedo contestar que el dios de los ateos pudiera ser aquello que llamamos ciencia.
    Con este artículo lo que más claro me queda es la necesidad de profundizar en los recortes en lo que convencionalmente se conoce como sanidad.
    Cuando se habla de relaciones entre psique y salud corporal es como si escuchara discusiones sobre qué fue primero, el huevo o la gallina. Sin intención de entrar en el debate del sentido de la relación me quedaría con esto último; con la relación en sí.

  9. Una mama que medica a sus hijos

    Seguramente esto sera porque disfrutamos de la mejor sanidad publica de todo el planeta, gracias al dios de los ateos.

    • Miguel Jara

      ¿Cual es el dios de los ateos?

  10. Carlos

    Para completar el comentario anterior, somos seres biológicos, que integramos mente, cuerpo, alma. Comenzamos a enfermar en nuestras mentes, luego en el cuerpo. El proceso de curación deberá ser desde la mente al cuerpo, tal como ocurre con el psicoanálisis y la homeopatía unicista hahnemaniana describe en la Ley de Curación. Pero no todos estarán en condiciones en cualquier momento de poner en funcionamiento el mecanismo de defensa de manera adecuada. Si el terapeuta presiona mucho a su paciente ulceroso, puede que termine la sesión con una perforación gástrica, si el homeópata equivoca el remedio, también puede ocurrir. Buenos recursos en buenas manos. Saludos.

  11. Fernando

    Me han llamado la atención los comentarios de: Psicoanalista Marta Herráez
    Habla de: Una mera hippie, seguramente porque seguía amamantando a su niña de 4 años. Amamantar a un hijo se ha hecho siempre, amamantarlos de mayores también, no se ha de ser hippie, lo terrible es la culpabilidad que se ha volcado hacia las madres si no daban el biberón, pero era por dos razones, para tener el marido tu estatus (ya sabemos, los celos son muy malos) y para mantener el estatus de los laboratorios. Como bien dice, vivimos en un mundo muy complejo.
    En cuanto a lo psicosomático, tu explicación es: “Si uno se siente amenazado (psíquico) y le bajan las defensas (somático) es psicosomático. ¿Por qué tenemos tanto miedo a decir que algo es psicosomático?” yo no soy psicoanalista, pero si ciudadano y le digo que todo en lo que se utiliza la palabra psicosomático, es para verter culpas una vez más no para solucionar, o le dan un enfoque diferente o seguiremos rechazando que se pongan palabras que sirvan para que los médicos no se tomen en serio su trabajo.

  12. Carlos

    Psicoanalista, el psiquismo y el lenguaje obviamente están “incluídos” en nuestras vidas (también nuestros cuerpos verdad?). Pero parece que algunos sujetos viven tan disociados, tan racionalizados y racionalizantes, que parecen robotitos, lanzan un discursillo, callan, vuelven a sus vidas, tremendamente mentales, escindidos, por eso nunca llegan a conectar eso que les pasa con la enfermedad que padecen. El paciente psicosomático calla el síntoma que estalla en su cuerpo, como si se tratara de otro, se entera de su presencia como al que le estalla un petardo en las manos.

  13. Psicoanalista Marta Herráez

    Hola Cristina, osea psicosomáticas….(aunque me parece que tu comentario es muy acertado y muy humano, me gustaría matizar). Si uno se siente amenazado (psíquico) y le bajan las defensas (somático) es psicosomático. ¿Por qué tenemos tanto miedo a decir que algo es psicosomático? cuando verdaderamente nos abre un campo, ya que quiere decir que si uno está implicado en su enfermedad, también se puede implicar en su curación. Sobre esto hay una leyenda por ahí, de que el psicoanálisis (sobre todo, o los tratamientos psíquicos en general) culpan al sujeto y es todo lo contrario, no es que te diga tu tienes la culpa de tu enfermedad, sino que quieras o no, el sujeto psíquico, y dividido en consciente-inconsciente está en todo aquello que le pase a uno, quiera o no está implicado, es una realidad no es una culpabilidad, luego si estás implicado en todo lo que haces, también puedes y tienes la posibilidad de implicarte en tu curación. También el psicoanálisis le dió la palabra a la mujer, que la historia le había negado, muy al contrario de las cosas que se escuchan por ahí que se dicen.
    Es muy interesante el campo de la psicosomática, y muy resistente también a su estudio, cuestión ésta también estudiada. Debemos empezar a incluir la psique y el lenguaje en nuestras vidas, y entenderemos muchos más padecimientos, que ahora mismo son un cajón de sastre. No son opiniones son estudios científicos.

    Atentamente, saludos.

  14. Brussy

    Cada vez me deprimo mas con el panorama nacional, realmente podemos hacer algo cuando TODO, TODO esta al reves? Se mire por donde se mire, es como si nos hubieran vacunado contra la coherencia y la cordura, el sentido comun y tantos calificativos posibles.
    Se pensaba que la generacion perdida era la de los NINI´S, pues no! Yo creo que la mayoria de estos niños ya son irrecuperables, pues desde muy chiquitines ya toman Spartame, y a partir de ahí lo demas y en bandeja NACIONAL!!! Es un sueño o verdaderamente este es el mundo real en el que vivimos? Ya no sé que pensar…pero da miedo.
    Si alguien sabe minimamente como funciona el cuerpo humano, comprenderá mi alarmismo.
    Gracias!!

  15. Carlos

    Bueno, ahora más en serio,no pude evitar responderle en clave de humor a Anonymous. Leyendo la nota de Eva Melús, asombra la frase “Nuestra infancia está más enferma o abusa de los fármacos” Las víctimas son los delincuentes? No serán los dulces pediatras, en acuerdo con los visitadores, con los educadores,con los padres de los niños, que no tiene idea de en que consiste criar a un niño, las farmacéuticas, las organizaciones civiles de TADH, los gobiernos? no hablan de los gobiernos, el Estado? quién debería regular-minimamente-la actividad? Creo que es simplificar demasiado el problema decir que se ha llegado a éste punto por las conexiones entre”algunos médicos y algunas farmacéuticas” . Éste descalabro es posible por la participación de muchos actores sociales, algunos peligrosamente indiferentes, otros que creen que la denuncia es suficiente y luego se van a tomar unos tragos a Marbella, y por sobre todas las cosas, por la absoluta imposibildad de amar a vuestros hijos,al ponerlos en manos de quienes los transformarán en vegetales, con su absoluto y expreso consentimiento. Los niños son víctimas inocentes e indefensas de mentes definitivamente enfermas y crueles. También hay niños que responden en esa línea, es decir, actúan de acuerdo a lo que reciben, pero son siempre las víctimas. Millones de víctimas. Silenciadas, debatiéndose entre la vida inquieta y bulliciosa o la medicalización, la risperidona, la ritalina. Rezo por ellos. Saludos y disculpa el tono, es que es un tema que indigna.

  16. Carlos

    Ahora entiendo un poco más. El niño George W Bush debe de haber consumido comida chatarra desde que dejó el biberón, luego popcorn, golosinas, chocolates, zurradas con los amiguetes y tal. Y los padres? Bueno, todos conocimos a George W Bush padre, algo menos a su madre, pero está claro que ni él ni ella mucho menos- le han puesto límites; se alcoholizaba desde los 16 años en el college, camorrero, peleón y jugador empedernido. Luego, años más tarde claro- padre e hijo-cada uno-declara sendas guerras, que el mundo apoya-vaya que curioso no?- Es un caso para estudiar verdad?
    Saludos.

  17. Cristina

    Se ha convertido la medicación en la alternativa al estar, al escuchar, a expresar cariño, estoy segura de que muchas veces si nos paráramos un poco y escucháramos a los niños, les diéramos el confort del cariño no harían falta la mayor parte de los fármacos. Con esto no estoy diciendo que la dolencias sean psicosomáticas, estoy diciendo que cuando la persona se siente abandonada le bajan las defensas, vamos creando círculos viciosos.

  18. Psicoanalista Marta Herráez

    Ayer una madre de dos niños bastante joven y sana (para los que muchos sería una mera hippie, seguramente porque seguía amamantando a su niña de 4 años) con la que conversaba sobre como trataba un padre a un niño en el parque, y al que observé que no le decía una sola palabra de amor, de atención, no le ofrecía una sonrisa, un beso, todo era “eso no!!, no vuelvas a hacer eso!!, coge esto!!”,y todo con cara de “dios mio!!esto es horrible”. El niño estaba sólo, apartado, no jugaba con los otros niños, y seguro que alguna relación tendrá, tenía gafas de culo de vaso, quizá “no quería ver lo que tenía ante sus ojos, y lo que se le avecinaba”. Yo le dije a la chica, “luego a estos niños se les dice que son hiperactivos o que tienen déficit de atención y se les medica”. Ella me dijo algo que me pareció genial “sí, las pastillas es una de las formas para echar la culpa al hijo“.
    Es absolutamente lamentable, y sería una tarea muy loable por parte de psicólogos y psicoanalistas alertar de los problemas de la medicación en niños. (Aunque muchos psicólogos lo apoyan, lo que es a mi parecer, vuelvo a decir lamentable). Ahora saldrán mil personas diciendo “que hay que medicarlos, yo soy hiperactivo, usted no tiene idea de nada”, pero siempre que se haya dejado fuera como opción algún tratamiento no medicamentoso, y más humano, como el psicoanálítico, no se podrá decir que el medicamento es una opción. Por favor hagan uso de una herramienta tan poderosa como es el tratamiento psicoanalítico, harán niños más sanos, más adultos y más felices. El psicoanálisis es una ciencia muy seria, muy compleja, lleva muchos años de estudio y de tratamiento personal (para los verdaderos psicoanalistas toda la vida) y es una pena ver el rechazo que hay hacia él, y tantas ideas equivocadas, porque es altamente eficaz. No se dejen guiar por lo que han escuchado, las críticas, sabemos que todo lo grande siempre es criticado, vivimos en un mundo muy complejo.
    Atentamente.

  19. alredol

    En este breve hilo se define de manera concreta y certera lo que es un síndrome de la sociedad actual con numerosas e importantes implcaciones, morales, psicológicas, económicas, políticas, etc.
    ¡Y eso que el presupuesto sanitario de España está entre los más bajos de los paises desarrollados, 6,4% del PIB!
    ¿Como se arregla esto? Empleando a menos personas las que son necesarias que desarrollarían servicios comunitarios,de crónicos, discapacitados, para terminales, y que usaran modelos “sin-pirulas”. Pero el librito de las recetas es para muchos médicos como la espada fue para los caballeros o la cruz para los frailes. Sin él se sienten castrados o desposeídos.

  20. Anonymous

    Hola Miguel,

    Pues poco se puede comentar, después de leer lo del carné de comportamiento…

    Yo creo que no hay que ir ni a un extremo ni al otro. Hay niños que disfrutan haciendo daño a otros niños, y eso no lo podemos negar. Por tanto, sí que debe existir algún tipo de castigo para estos niños, no se les puede dejar hacer el mal a sus anchas. Ahora bien, hay niños que son movidos, porque son inquietos y no hacen daño a nadie. En cualquier caso, creo que el castigo (porque lo de las pastillas es un cruel castigo) a los maleantes no debería ser drogarlos hasta las pestañas, sino hacer un estudio completo y pormenorizado de (entre otras cosas):

    - Qué alimentos consume habitualmente el niño. Consume aspartamo u otros tóxicos o neurotoxinas? Se infla a comer azúcar y comida chatarra? Sus niveles de proteinas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales son los adecuados para un correcto funcionamiento de su mente?

    - Cómo son los padres del niño. Este es un punto especialmente importante en el que habría que estudiar si los padres se gritan e insultan de manera habitual, qué relación tienen con el niño, etc etc etc.

    Bueno, y aquí ya paro que sino se hace muy largo de leer. Sólo decir que es mucho más fácil drogar que buscar las causas de un comportamiento problemático. Pero esto no sólo pasa con los niños. Con los adultos, cuando tienen alguna “enfermedad mental” el médico no pregunta más que los síntomas, no quiere saber nada más; no reconocen (ni les interesa lo más mínimo) una posible causa.

    Un saludo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.