Una científica descubre cómo reparar las lesiones de parapléjicos

Por

18 de julio de 2011Sin categoría76 Comentarios

Hace unos pocos meses conocía a una científica española, Almudena Ramón Cueto, que lleva una carrera de Premio Nobel de Medicina. Tras muchos años investigando y publicando sus resultados en las mejores revistas de su ámbito ha descubierto cómo reparar la médula espinal dañana en las personas parapléjicas y tetrapléjicas. Lo hace -ya lo ha documentado en ratas y primates- trasplantando células del bulbo olfatorio de ejemplares parapléjicos a su médula espinal y logrando así la regeneración de los nervios dañados. En el número de junio de la revista Discovery DSalud publiqué un reportaje extenso con entrevista a la científica incluida. Les resumo la historia.

El sistema nervioso es similar a un complejo circuito eléctrico en el que las neuronas dan las órdenes y hacen de “interruptores” y los nervios de “cables” que las transmiten mediante impulsos eléctricos haciendo que funcionen los órganos. Cuando las neuronas o los propios nervios se lesionan o degeneran puede interrumpirse el circuito dejando a unos y otros sin funcionalidad. En las lesiones medulares lo que se daña es “el cable”, el nervio que conduce la información. La médula espinal es la zona del sistema nervioso central que se halla alojada en el conducto raquídeo y posee 31 pares de nervios que se encargan de llevar los impulsos nerviosos desde el encéfalo a los órganos y músculos de tronco, cuello y extremidades y, paralelamente, las sensaciones de éstos hasta el cerebro.

En Europa hay actualmente unas ¡230.000 personas! con lesiones medulares; de hecho se producen 10.000 nuevos casos cada año. Muchas de ellas teniendo que hacer su vida en sillas de ruedas. La mayoría de los científicos, siguiendo las tesis del neurólogo Santiago Ramón y Cajal, afirman hoy que estas lesiones no tienen cura pero la doctora Almudena Ramón Cueto, investigadora responsable de la Unidad de Regeneración Neural Científica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -sita en el Instituto de Biomedicina de Valencia- lo desmiente. Es más, ha demostrado ya en animales que sí es posible recuperar la médula espinal dañada si no en todos los casos al menos en muchos. Primero en ratas y luego en monos, es decir, en primates no humanos. Un extraordinario trabajo realizado gracias a la Fundación Investigación en la Regeneración del Sistema Nervioso (Fundación IRSN) y al apoyo económico de instituciones como la Junta de Castilla y León, así como aportaciones de mecenas y particulares. Y asegura que no hay nada que impida pensar que eso mismo no sea posible conseguirlo en humanos.

¿Cómo? Trasplantado células del bulbo olfatorio de ejemplares parapléjicos a su médula espinal consiguiendo así la regeneración de los nervios dañados. Un descubrimiento extraordinario que podría permitir devolver la movilidad a cientos de miles de personas. De hecho en este momento ya hay más de 60 publicaciones científicas internacionales que confirman que las células obtenidas de la glía envolvente del bulbo olfatorio adulto permiten curar las lesiones medulares y otro tipo de lesiones y patologías del sistema nervioso. Lo que supone toda una validación internacional de la eficacia del método.

¿Y cómo se explica tal regeneración? Pues porque el trasplante de células de bulbo olfatorio a la médula perjudicada hace que los axones o conexiones de las neuronas dañadas de ésta se recuperen. La doctora Cueto hizo esa operación en más de dos decenas de ratas parapléjicas -todas ellas con inmovilidad en las patas traseras- y en todos los casos el trasplante les permitió volver a subir rampas de hasta 90º de inclinación; es decir, completamente verticales. La terapia tiene dos ventajas añadidas, es autóloga, el propio individuo se cura con “material” de su propio cuerpo y de aplicarse en humanos podría ser relativamente rápida y barata.

Se preguntarán por qué entonces no se la ha dado el Nobel a Cueto o por qué no se ensaya en humanos la técnica. La Fundación IRSN denuncia que el Instituto de Biomedicina de Valencia le está poniendo trabas para que continúe con sus investigaciones. Se sospecha que hay un grupo privado interesado en ofrecer lo mismo que Cueto pero con terapia génica para así beneficiarse con su patente. Eso se lo cuento en unos días si les interesa.


¿Cuánto crees que vale este post?

76 Comentarios a “Una científica descubre cómo reparar las lesiones de parapléjicos”
  1. Julian

    QUE YA SE PUEDE.

  2. JERRYARMAS

    HAY UN DOCTOR EN CUADRAPLEGIA Y DAÑOS DE MEDULA ESPINAL RECONSTRUYE Y LIBERA CUALQUIER DOLOR Y DAÑO A ESA AREA CUADRAPLEGIA Y CEREBRO EN 30 DIAS SUCORREO ES MIGUELLOBOS1@HOTMAIL,ES CUALQUIER ENFERMEDAD DEL MILENIO DIOS LO A TRAIDO A ESTA TIERRA CONSULTALO

    • MARIO DELEG

      QUIEN Y COMO SE LLAMA DE DONDE ES COMO LE UBICO UN NUMERO DE CELULAR O CONVENCIONAL SI SE PUEDE

  3. Silvia Rodrìguez

    Hola estoy enterandome de esta interesante y extraordinaria noticia y estoy muy interesada en saber si se ha pensado ya realizar este estudio en humanos, recientemente mi sobrino derivado de un accidente quedo con lesión medular total y en estos momentos estamos buscando alternativas de tratamiento que pueda resolverle este terrible problema, si existe contacto con esta investigadora podria ser que nos incluya si en un momento dado le permiten hacer el estudio en humanos, ojala que si se pueda pues no se pierde nada con intentarlo y ellos si pierden mucho en seguir buscando la cura para este tipo de lesiones, les ruego su apoyo les dejo mi correo electrónico. belledelaselva@hotmail com
    por favor les pido todos su apoyo.

    • José

      Conociendo su dolor y con todo cariño de un padre de tetrapléjico le envío este enlace (http://www.proyectolazarus.com/antecedentes/) para que juzgue usted misma sobre las investigaciones de las que habla esta doctora. A mí ya me causó bastante daño.

      Un abrazo.
      José

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.