En busca de un lugar limpio donde vivir

Por

1 de febrero de 2011Salud ambiental16 Comentarios

Joaquín Gibanel es un ingeniero preocupado por encontrar un modelo constructivo que sea lo más ecológico posible. Es el creador del sistema de construcción regenerativa, como así lo denomina. Durante años ha estudiado la calidad ambiental de diferentes países de Europa con el objetivo de encontrar una Zona Blanca; ya saben, publicamos hace unos días sobre ello, un sitio seguro para personas con hipersensibilidad a los químicos tóxicos o a los campos electromagnéticos. Personas especialmente sensibles a cualquier tipo de contaminación ambiental. Puede parecer una tontería o incluso alguien puede creer que no existen espacios limpios ya.

El caso es que Gibanel ha recogido información climática, geológica, cartográfica, industrial, etc. de España, Francia, Alemania, Italia y otros países europeos, dejando fuera los países nórdicos por su climatología extrema. Y la zona más limpia y con las condiciones perfectas la ha localizado en la provincia de Teruel, a 80 km de la capital y a unos 800 metros de altura. Allí ha encontrado 2.000 hectareas -para que nos hagamos una idea unos 2.600 campos de futbol- donde calcula que cabrían holgadamente unas 25.000 viviendas unifamiliares.

Hace unos días le comunicaron la posibilidad de cesión de los terrenos, si se presenta un proyecto concreto, noticia que llevaba esperando mucho tiempo. El proyecto que quiere presentar consiste en construir la primera gran Zona Blanca de Europa para acoger a todos los afectados de enfermedades ambientales europeos. Para que se hagan una idea los médicos especialistas en tratar este tipo de patologías explican, por ejemplo, que al menos el 15% (seguramente más pero la mayoría no sabe que su malestar es debido a eso) de las personas en España presentan algún grado de sensibilización a los productos químicos tóxicos y un 5% de ellos podría diagnosticarse como enfermo de Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

Como explica Cristina Rueda, que ejerce de portavoz del ingeniero:

“Básicamente se trata de construir un pueblo con todos los servicios y comercios necesarios, escuelas, tiendas, restaurantes, centros de salud y terapias naturales específicos para las enfermedades ambientales, huertos, centros de ocio, actividades culturales, artísticas y deportivas, etc. Es decir, todo lo necesario para llevar una vida perfectamente normal y cómoda en un ambiente totalmente saludable y seguro”.

Más info: El libro La salud que viene explica cómo es la vida de las personas con este tipo de enfermedades emergentes.

16 Comentarios a “En busca de un lugar limpio donde vivir”
  1. Sara

    Aunque no va al hilo de la conversación que teneis, quiero exponer el pensamiento que he tenido despues de leer el articulo.
    Cuando hacen un edifico de VPO suelen destinar un determinado numero de viviendas “adaptadas” a personas con minusvalias y yo me pregunto donde estan las viviendas adaptadas para nosotros porque yo no he visto ninguna y acaso ¿no tengo yo tambien una minusvalia? os es que es menos valida que la de otro aun incluso siendo la mia de un porcentaje mayor, no tengo yo derecho a una casa adaptada y mi padre si que para lo unico que esta imposibilitado, es subir escaleras (ejemplo ficticio).
    Creo que es el gobierno quien deberia hacerse cargo de este proyecto ser por tanto viviendas de VPO y pagar por ellas en funcion de los ingresos/posibilidades de cada uno, solo asi todos optariamos a ello

  2. Mahesh

    Excelente iniciativa!! Cuesta empezar pero si llega a hacerse, aparte de beneficiar directamente a estas 25.000 familias será un paso importante para concienciar a la población y así poder exigir a los políticos que apliquen realmente políticas medioambientales para reducir los contaminantes.
    ¡Gracias y saludos!

  3. Eripere

    En principio, parece bien, y claro, nada es perfecto, pero me parece algo parecido a las obras de caridad se benefician unos pocos pero no se erradica el problema. Ademas como ya dijeron lo mas probable es que sea caro ir a vivir a ese lugar, entonces quizás los ricos puedan irse a vivir en lo “blanco” y se preocupen menos de los demás que quedan entre lo gris y negro.

  4. Cristina

    Hola Miguel,

    En cuanto a tu comentario de que hay más viviendas ecológicas… soy colaboradora habitual de Ecohabitar, escribo artículos y estoy en el consejo de expertos.

    Después de mas de 20 años buscando la “vivienda perfecta” que incluye la sostenibilidad, la salud y el ser asequible entre muchas otras cosas, te puedo asegurar que actualmente no hay ningún otro sistema que iguale al nuestro en cuanto a esas calidades tan altas. Todos se acercan a un ideal pero ninguno llega al máximo que llegamos nosotros.

    Esta defensa apasionada me viene dada no por un tema comercial (que evidentemente está porque es mi profesión) sino por haber dado por fin con el sistema constructivo que soluciona todas las patologías de la construcción y que además es saludable y seguro.

    Conozco todos los sistemas constructivos actuales y hasta hace unos años yo también creía algunas cosas que me “vendían” como ecológicas y sostenibles, pero cuando ves y compruebas que existe algo que supera en un 200% todo lo conocido, no tienes mas remedio que decir: esto es lo que estaba buscando!

    Si alguien o algún colectivo tiene interés y no tiene miedo de aceptar cosas nuevas, que proponga un debate y el sr. Gibanel responderá a todo lo que se le pregunte y lo demostrará con documentación técnica o con cualquier prueba que quiera realizarse in situ.

    Y el que quiera demostrar lo contrario, que de la cara y lo haga si puede.

    • Miguel Jara

      Cristina, gracias por tus intervenciones. Comprendo que hayas reaccionado ante unos comentarios que como digo me parecen difamantes y añado que gratuitos, no aportan nada y pueden hacer mucho daño. Si Blanca (cuya indentidad desconozco) vuelve a escribir sin aportar datos o pruebas no se publicará su comentario. He escrito multitud de veces que me parece una cobardía escudarse en el anonimato para desacreditar a los demás.

      Sabes que me interesa mucho este proyecto que promovéis. Yo también he sido colaborador de EcoHabitar y conozco el ámbito de la bioconstrucción. Estaré encantado de discutir contigo sobre qué métodos son los más ecológicos cuando hagáis una charla en Madrid.

  5. Cristina

    Hola Blanca, infórmate bien porque fue justamente al revés: el estafado fue él. Pide pruebas antes de sentenciar, porque él las puede presentar y se le puede caer el pelo al que está difamando… que creo que es lo que está buscando.

    Si dices que ha estafado a alguien, da nombres, fechas, lugares, etc. Si no, seremos nosotros los que defenderemos nuestra honestidad ante la ley.

  6. Eva

    Qué maravilla. Otro mundo es posible.
    Ojalá, ojalá. Y que sea posible con fondos públicos para que quepamos todos.

    Gracias.

  7. Blanca

    No voy a decir nombres pero se de buena tinta que este señor ha estafado a personas en el pasado. Me avisaron de ello cuando pregunté por esta iniciativa. No quiero difamar, solo avisar. Quien se plantee hacer algo con el que pida referencias.
    Tal vez su intención no fuera estafar, eso no lo sé, pero sí el resultado.

  8. Cristina

    Referente al comentario de Blanca

    Estamos acostumbrados -y sobre todo el sr. Gibanel– a que intenten difamarle… en este caso sabemos quién lo hace y por qué y esta persona ha sido invitada varias veces a nuestras charlas para que demuestre lo que dice y nunca ha contestado. Es un arquitecto conocido por dedicarse únicamente a un sistema constructivo (tierra) y desestimar todos los demás.

    La obligación de un arquitecto es conocer todos los recursos, sistemas y materiales disponibles para la consecución de la mejor calidad constructiva y del hábitat.

    Tal como comentó el sr. Gibanel hace poco: “si sigue difamándome tomaré cartas en el asunto, porque yo puedo demostrar todo lo que digo con certificados, fichas técnicas, patentes registradas y 30 años de I+D… y él no”

    Siempre se ha difamado, ridiculizado y obstaculizado a las personas que se mueven por aportar algo bueno a la humanidad y se han abierto las puertas a los que pasan por el tubo y “no molestan al sistema”.

    El sr. Gibanel es un gran conocedor de las cualidades de los materiales naturales, con muchos años de experiencia en el mundo de la construcción y que ha creado una ingeniería constructiva que cumple sobradamente todas las premisas de sostenibilidad y salubridad, muy por encima de cualquier otro sistema o material. Está reconocido por universidades danesas y argentinas y su sistema obtuvo un premio europeo a la excelencia constructiva en 1.992 en París.

    Otra cosa es que él no haya podido difundirlo adecuadamente, dados los obstáculos que se ha encontrado siempre en España, sobre todo por parte del colectivo de arquitectos, que reniegan ya de entrada de cualquier sistema que se aparte (aunque lo mejore) de los sistemas que ellos conocen, pues están “comprados” por las grandes multinacionales constructoras.

    Aqui no hay nada que defender… todo está documentado y a disposición del que lo pida. Acusar a alguien de algo sin presentar pruebas, es difamar y estamos en nuestro derecho de tomar las medidas pertinentes si fuera necesario. Espero que no haga falta.

  9. Ana

    Algo de esperanza para los afectados de sqm, que andamos casi muriendo en este mundo que llaman NORMAL…gracias de nuevo, Miguel. Un abrazo.

  10. Pere Ardevol

    Es una buena noticia y esperamos puedan realizar muchas viviendas de este tipo. Nuestro equipo lo vimos y grabamos en una presentación del sistema constructivo, y nos encantó.
    Para los que quieran ampliar información del sistema constructivo, aquí hay el video que le grabamos a Joaquín y Cristina.
    http://blip.tv/file/4227972
    Saludos y gran trabajo Miguel el que haces.

  11. Pilar Remiro

    La idea es sensacional, estupenda, genial,..
    Pero, hay un pero, ¿en qué condiciones económicas?
    ¿Hay que tener dinero “consistente” para vivir allí?
    ¿Según como, corre el riesgo de convertirse en una zona residencial estupenda, para personas ricas con SSQM,
    lo cual estaría bien ya que así se vería que esta enfermedad
    como todas no distingue de clases sociales para establecerse, si en cuanto a los cuidados que son carísimos. Seguimos
    con el, pero, ¿y entonces la gente con economía muy ajustada,
    donde podremos mejorar nuestra salud? Aquí hay un riesgo
    y es que lo alternativo haga el juego a las clases sociales,
    lo de alternativo ya tendríamos que decirlo en voz baja.
    Bueno quedamos esperando las novedades y más información para ver por dónde va el camino…

    • Miguel Jara

      Los promotores de esta zona blanca impulsan una recogida de firmas para pedir a los organismos públicos que sean ellos quienes financien estas iniciativas: http://www.peticionpublica.es/PeticaoVer.aspx?pi=P2011N6320
      Yo le he comentado hace un rato a Cristina, la portavoz del señor Gibanel que es loable su intención pero que en su texto piden que estos espacios se construyan con su sistema edificativo patentado lo que puede dar a entender que sea una iniciativa interesada.

      Se me ha olvidado comentarle que además no es el “único” sistema constructivo 100% limpio ya que en lo que se denomina bioconstrucción existen multitud de posibilidades parea construir viviendas o lo que sea de manera ecológica o muy ecológica. No hay más que consultar la revista EcoHabitar, especializada en bioconstrucción.

  12. Blanca

    Ojo! He oido por ahí comentarios sobre este señor, parece que no es oro todo lo que reluce.

    • Miguel Jara

      Blanca, estaremos encantados de que nos cuentes pero por favor no hagamos comentarios que puedan resultar difamatorios porque no documentamos lo que decimos. Siembras la duda sobre una persona pero no aclaras porqué.

      Esperamos tus noticias.

  13. Marcus

    Que gran idea! en que término municipal de Teruel?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.