Las tabaqueras ganan

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha reconocido le ha negado al Gobierno el derecho a solicitar a las compañías tabaqueras una indemnización multimillonaria para financiar programas de salud. En opinión del abogado Francisco Almodóvar, de Bufete RAM, al que he consultado, el Supremo de Estados Unidos no ha querido abrir el melón (el debate) de las demandas en salud, ya que podría colapsar el sistema jurídico norteamericano y además podría afectar a muchas industrias que deberían también pagar por el daño a la salud provocado por sus productos y, principalmente, por ocultar información en salud de los mismos.

Tolerancia

La situación de crisis financiera puede provocar que los jueces denieguen las indemnizaciones al gobierno para sufragar programas de salud. Hay muchos puestos de trabajo en juego y, lo más importante, es el asunto financiero, es decir, las empresas tabaqueras siguen dando beneficios, y si se les condena a pagar podría afectar seriamente a algunos bolsillos “importantes”. Además, los Estados recaudan muchísimo dinero por este producto.

“Por otro lado, si se condena a las tabacaleras a pagar una indemnización al gobierno, habría que revisar numerosos casos individuales de personas fallecidas por cáncer provocado por el tabaco que también deberían tener derecho a indemnización por daños y perjuicios. Imagínate la cantidad de demandas que podría haber en contra de estas corporaciones, llegarían a colapsar el sistema jurídico americano y a arruinar a estas empresas. Es mi opinión”, me cuenta Paco.

Si se condena a las tabaqueras por ocultar información de que su producto daña a la salud ¿qué otras industrias han ocultado información de salud sobre sus productos? Pues la industria automovilística, la petrolera o la farmacéutica, entre otras. ¿La industria de la alimentación, que venden productos con alcohol, no han ocultado a la sociedad los daños a la salud provocados por sus productos, como los daños a la salud mental y a la salud sexual? ¿Cuándo supieron estas empresas que sus productos provocaban daños en la salud? ¿Por qué lo ocultaron o no lo advirtieron a los ciudadanos o a las autoridades de control?

“El Supremo estadounidense en este caso no está aplicando criterios estrictamente jurídicos, sino más bien de política económica y judicial. El Supremo es USA tiene muchísimo poder“.

3 Comentarios a “Las tabaqueras ganan”
  1. Raul Ibañez Martinez

    “Las tabaqueras ganan”. Y los gobiernos y los estancos…
    Perdemos los fumadores – enganchados con cadenas difíciles de romper, imposible o cuasi, gracias a los aditivos que, no figuran en el prospecto, que las hacen más robustas-.
    Pierde la sanidad pública, ya saben porqué…
    Pierde la economía – la de los fumadores, me refiero-.
    Pierde la sociedad – miles, millones de personas al año-.
    Los fumadores compramos tabaco – con nicotína y alquitranes-,que nos den, que nos expidan lo que demandamos y pagamos religiosamente a un alto, cada vez más, precio, sin valores añadidos – aditivos-. No queremos regalos.

  2. José Ant.

    Buenas.

    Y más que van a ganar, en el futuro próximo NADIE podrá pedir indemnizaciones por problemas de salud a las tabaqueras, porque anuncian hace tiempo en los paquetes de tabaco que su consumo puede perjudicarte la salud e incluso provocarte la muerte, así que si fumas es bajo TU responsabilidad “que ellos ya te habían avisado”…

    Un saludo.

  3. Anselmo

    Permítame que me meta conmigo. Soy fumador. Reconozco que el tabaco no es bueno. ¿Hasta que punto sé que no es bueno? Hasta el punto de que la mayoría social lo declara un auténtico veneno. Pero sobre todo los médicos. Luego estoy avisado de los riesgos. ¿Qué se puede hacer ante mi necesidad de fumar -¡menudo infierno!- y la prohibición total del tabaco considerándolo droga de rango superior, igual que el alcohol? Yo pediría al gobierno que homologasen los tabacos y que le pusieran la etiqueta de cultivo ecológico. Para empezar. Y que rebajasen los niveles de alquitrán.Y que si las tabaqueras se saltasen las normas de homologación puestas por una Sanidad terminasen en Alcatraz. Y esto así hasta que el tabaco se erradique.
    Bueno, por hoy ya me he atacado bastante. Menos mal que soy mayor, no sé la cantidad de años que me habré robado pero lo peor que me he hecho es la dificultad de respirar a pulmón pleno. Debe ser una felicidad.
    Lo siento. Si tuviese que empezar de nuevo … no volvería a fumar.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.