La "conspiración" de la OMS en la pandemia

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue en sus trece y parece no haber aprendido nada del escándalo de la gripe A. En su 63ª asamblea mundial, celebrada hace unos días, volvió a anunciar una futura pandemia de gripe para lo que, dicen, hay que estar preparados:

“Los Estados Miembros expresaron su firme apoyo a los esfuerzos sostenidos desplegados por el Grupo de Trabajo de Composición Abierta para profundizar en la preparación para una gripe pandémica mundial mediante el fortalecimiento del intercambio de virus gripales y el acceso a beneficios tales como las vacunas. (…) Varios países apremiaron a colaborar para seguir avanzando y lograr una mayor preparación para una pandemia y proteger la salud pública mundial”.

pandemia

Y todo ello cuando esta semana pasada hemos conocido nuevos datos sobre el conflicto de intereses vivido por la OMS y los laboratorios Roche y GlaxoSmithKline durante la campaña de la gripe A. La revista médica British Medical Journal (BMJ) publica un informe bajo el esclarecedor título de La OMS y la “conspiración” de la pandemia en el que revela que un informe clave de la OMS ocultó los vínculos financieros entre sus expertos y las farmacéuticas Roche y Glaxo, fabricantes de Tamiflu y Relenza, los fármacos antivirales contra el virus H1N1 o de la gripe A. Ese fue el informe que instó a los Gobiernos a apilar reservas de esos medicamentos, por valor de unos 6.000 millones de dólares (4.900 millones de euros). Las críticas del British Medical Journal se suman a las del Consejo de Europa, que recientemente también acusó a la OMS de opacidad.

Más info: En el libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009).

5 Comentarios a “La "conspiración" de la OMS en la pandemia”
  1. Artesano

    Parece que la OMS carece de suficiente democracia en su funcionamiento y toma de decisiones por lo que seria de gran interes un reportaje que nos lo explique.
    Nunca he visto esta informacion publicada.

  2. Anselmo

    Sr. Jara: perdone que siga escarbando dado el extraordinario interés que tienen los virus para explicar tantas enfermedades hoy incurables.
    En mi anterior carta le dije que se fijase en lo de “cola”. Virus con cola: Los viriones. Es una especie muy maligna. De esto no sabia ni papa. Solo sé lo que dicen, “que son parásitos intracelulares; que disponen de su código genético bien como ADN o ARN, pero no los dos; que algunos tienen que ver con la lisis de las bacterias (explosión por infección)”, y yo añado por mi cuenta que su origen está en la tierra. Digamos, Sr. Jara, que es una licencia que usted me debería perdonar. No va de meigas. (¿Y qué tendrá que ver la genética con la tierra, digo yo?).
    Gracias por su generosidad.

  3. Anselmo

    Estimado Miguel: El domingo pasado me saltó en Misa “Tamiflú”. Fué un golpe bajo porque no estaba al corriente de estas historias ni se decía nada relacionado con este antiviral y mi mente estaba en blanco. He llegado a pensar muchas cosas:
    1.- Que la gripe A está al caer.
    2.-Que el Tamiflú trae cola. (Fíjese en lo de “cola”).
    3.- Que el Tamiflú es un remedio eficaz contra no sé qué ni cómo. Podría tratarse de un buen remedio contra algo no previsto.
    4.- Que con el Tamiflú se han forrado.
    5.- Que el Tamiflú no remedia nada.
    Las cosas como son. Las cuento tal cual. Sobre este tema se hablará. Se lo digo para que esté preparado.

  4. Alredol

    La OMS dejó de ser una organización independiente después de los CIE 9s. Hoy es un instrumento de grandes intereses farmaceúticos e institucionales.

  5. Fonollosa

    Nosotros extendemos la pandemia.

    Nosotros tenemos la “vacuna”.

    Vosotros pagáis.

    Espero que ya no cuele….

    Acción-reacción-solución y otra vez la burra al trigo.
    Y los peces hacen kilómetros en la pecera, creyendo estar en el océano.

    Un saludo Miguel.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.