Destruyan su chupete para medicinas

Por

17 de febrero de 2010Sin categoríaSin Comentarios

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha retirado del mercado un Chupete para medicinas fabricado por RSW International Ltd. (Reino Unido) y ha advertido a padres y madres que no lo utilicen y lo “destruyan”.

Chupete

La propia agencia explica así el porqué de su prohibición:
“El chupete para medicinas, es un producto destinado para la administración de medicamentos a bebés y niños pequeños, con dos escalas de medida mililitros (ml) y cucharadita. Este producto que no cumple la regulación de productos sanitarios se ha comercializado en nuestro país a través de la empresa Wawau Baby, S.L, sin marcado CE y sin las instrucciones de utilización en español”.
En junio de 2009, el fabricante del producto, a requerimiento de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA), procedió a enviar un aviso de retirada del chupete para medicinas a sus clientes, debido al riesgo de confusión en la administración de medicamentos entre las dos escalas de medida. De acuerdo con la información facilitada por dicha Agencia, la confusión entre las dos escalas produjo un caso de sobredosis en un bebé de seis meses. En España, la empresa Wawau Bay, S.L. ha distribuido 1.227 unidades del chupete pero sólo se han recuperado 47. Por ello las recomendaciones la AEMPS son claras:
“Si usted todavía dispone de alguna unidad del producto Chupete para medicinas, referencia FS012, fabricado por RSW International Ltd. (Reino Unido), NO LO UTILICE y DESTRÚYALO“.
Sin comentarios a “Destruyan su chupete para medicinas”

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.