El "culebroncillo" de la condena a Bayer

El caso de la sentencia que condena a Bayer por los daños causados con su fármaco Liposterol nos ha dejado un pequeño culebrón este fin de semana. Yo publicaba el viernes la noticia en exclusiva en mi blog. Pero hete aquí que cosas del Spain is diferent el juez, que razona durante nueve folios muy bien su veredicto, va y en el fallo se confunde y en vez de condenar a Bayer como laboratorio fabricante de la cerivastatina que es condena a Vita como licenciataria, como farmacéutica que vendió bajo la marca Liposterol la cerivastatina en España, pese a que en el interior de la sentencia deja claro que Vita no tiene culpa del asunto al no ser ella la “inventora” del medicamento.

Liposterol

Periódicos como Periodista Digital o agencias como EFE se hicieron eco de mi información pero claro había una contradicción, quienes rebotaban mi noticia ofrecían a sus lectores que es Bayer la condenada pero quienes publican la de EFE dan a sus lectores una información que dice que es Vita pues el redactor de la agencia española prefirió asegurarse y publicar lo que ponía en la sentencia. Tanto en este blog como en Periodista Digital ha habido algún comentario no muy respetuoso con uno debido a esta contradicción. Esta mañana me llegaba el fallo del juez corregido donde como podrán leer se condena a Química y Farmacéutica Bayer S.L.

Quedan pues avisados por si encuentran dos versiones de los hechos que la nuestra es, desde el principio, la correcta. En esta ceremonia de la confusión alguien ha aprovechado que a río revuelto ganancia de pescadores. Así el portavoz de Bayer, según indicaba EFE:

“ha confirmado que esta compañía era propietaria del principio activo del Liposterol, que ya se retiró hace años, pero ha destacado que, en la sentencia, no se condena a Bayer sino a la licenciataria“.

Queda claro pues que eso no es cierto.

Más info: El libro Traficantes de salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad (Icaria, 2007) dedica un capítulo entero a este caso de iatrogenia bajo el título El fármaco inseguro de Bayer.

5 Comentarios a “El "culebroncillo" de la condena a Bayer”
  1. Marpa

    Una vez mas darte las gracias por tu lucha honesta y transparente y sobre todo valiente.

    Algunas veces las hormigas pueden al elefante y esta es una de ella. La concienciacion social y la informacion es parte del futuro que dejemos a nuestros hijos.

    Chapo Miguel como siempre, desde una asociacion de endometriosis humilde, con el recurso unico de la verdad y de no tener miedo a perder nada material, solo la cara.

    Un saludo y desde ADAEC te animamos a que no pares en tu lucha ya que es la lucha de muchos que no tienen voz ni informacion

    MªAntonia Pacheco Cumbre
    Presidenta de ADAEC

  2. Alvaro Brun

    Otra vez la Bayer, la misma multinacional del aceite de colza, cuando en realidad la causa del envenenamiento masivo fue uno de sus pesticidas fosfoclorados. En aquel entonces acudió en su defensa la división de inteligencia sanitaria de los Centros de Control de Enfermedades de los Estados Unidos, que montó el famoso y burdo cuento del aceite de colza, algo que hubieron de tragarse en seco las víctimas y el gobierno español. Esta división secreta fue la misma responsable de generar la paranoia de la gripe porcina de diseño en 1976 y que llevó a la vacunación de 50 millones de personas con sus consiguientes efectos tóxicos en al menos 28% de los casos.

  3. Freeman

    Con la verdad por delante, ni un paso atrás, ni para tomar impulso.

    Bienvenidos quienes estén por la limpieza, la honestidad y la transparencia. Los demás que se aparten.

    Un cordial saludo,
    Freeman

  4. Is

    Gracias por la aclaración Miguel. Que EFE se lo coma con patatas.

    • Miguel Jara

      Is, el redactor de EFE hizo bien su trabajo, se interesó por un tema importante. Fue conservador pero no tenía otra opción ya que no podía publicar con una sentencia en la mano que ponía otra cosa que no es la realidad. Repito que yo sabía cual era la realidad y que en breve tendríamos la rectificación del juez, como así ha sido, y por eso “me tiré a la piscina”. Ahora su deber es rectificar, como ya me dijo que haría cuando apareciera el fallo verdadero (y lo tiene).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.