Basura en la comida: El Gobierno español no prohibe los pesticidas neurotóxicos

Por

17 de febrero de 2009Salud ambiental17 Comentarios

En España se utilizan en la actualidad pesticidas de acción neurotóxica  (imidacloprid, acetamiprid, tiacloprid, nitempiran y otros como la clotianidina, spinosad y friponil) sin control. Son insecticidas que poseen efectos colaterales muy graves ya que además de ser potencialmente peligrosos para la salud atacan también a los insectos polinizadores, indispensables (¿qué ser vivo no lo es por el mero hecho de serlo?) para mantener la biodiversidad. Por ello estos tóxicos están relacionados con la desaparición de las abejas. De hecho, los correspondientes registros oficiales del Ministerio expresan textualmente su peligrosidad para abejas y artrópodos beneficiosos. Estos mismos productos químicos tóxicos fueron suspendidos cautelarmente en 2003 en Francia por ser especialmente perjudiciales para las abejas y han sido prohibidos en 2008 en Alemania, Eslovenia e Italia por ser los responsables de la muerte masiva de abejas y de otros polinizadores silvestres.

Así comienza un artículo que me ha mandado Xosé Manuel Durán, técnico de la Asociación Galega de Apicultura AGA. Durán lleva años investigando la contaminación del campo y de los alimentos con productos químicos tóxicos y la progresiva desaparición del medio rural de las abejas. Me parece un muy buen trabajo, digno de publicarse en estas páginas. Ya sabemos que somos omnívoros pero ¿qué no estamos llevando a la boca?: 

Sin embargo -continúa ya hasta el final del artículo nuestro invitado- en España, a pesar de que las distintas administraciones niegan o minimizan su uso, son recomendados encarecidamente, como veremos a continuación, por los técnicos de las administraciones públicas  y de las organizaciones agrarias profesionales y también por la industria químico-farmacéutica que fabrica dichos pesticidas. No obstante el lobby químico-farmacéutico tiene acceso directo e influye en al menos cuatro ministerios del Gobierno Zapatero. En Galicia, por ejemplo, estos neurotóxicos son utilizados de manera generalizada y principalmente en la semilla del maíz, contaminando la planta por dentro cuando ésta germina. Otra aplicación generalizada y que hace que el pesticida viaje largas distancias es la fumigación de eucaliptos contra una de las plagas de este árbol y cuyo uso fue difundido y promocionado por la Estación Fitopatolóxica de O Areeiro, dependiente de la Diputación de Pontevedra y publicado en una revista de Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

En Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla-León, País Vasco, La Rioja y Navarra, la mayor parte de la remolacha azucarera cosechada posee en su semilla pildorada varios insecticidas neurotóxicos entre los que está el imidacloprid, recomendado su uso por asociaciones profesionales del sector como la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha (AIMCRA) y que supusieron 85.516 hectáreas cultivadas sólo en 2006. Su uso está promovido por varios artículos técnicos publicados en la revista de Sanidad Vegetal del Ministerio de Medio Ambiente.


En cuanto a la plantación de olivos en Cataluña, País Vasco, La Rioja, Aragón, Madrid, Baleares, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia, Andalucía, C. Valenciana y Canarias, estos son fumigados por medios aéreos con imidacloprid y otros insecticidas diseminando el pesticida en grandes áreas. El uso de imidacloprid para estas fumigaciones es recomendado por los técnicos oficiales de la Junta de Extremadura, de la de Murcia y la Junta de Castilla-La Mancha, haciendo así publicidad gratuita a estos pesticidas. Incluso se llegan a publicar en la revista Sanidad Vegetal varios ensayos con imidacloprid y spinosad en Andalucia anunciando su buen resultadoy animando así a su consumo. La superficie destinada a olivar en España fue de 2.483.687 ha en 2006. Incluso los técnicos del Ayuntamiento de Málaga fumigaron con imidacloprid varios parques públicos de Málaga contra una plaga que afectaba a las palmeras. Existe también en el mercado un producto insecticida a base de imidacloprid para la semilla del arroz y también para su fumigación con medios aéreos.

Con estos datos no es de extrañar que aparezcan residuos de varios pesticidas entre los que está el imidacloprid en la aguas subterráneas de la vega media del Segura (Murcia) y en el que se expresa que el imidacloprid es uno de los insecticidas más usados según la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente de la citada región. Un químico tóxico cuya presente en las hortalizas de Almería junto con un coctel de otros pesticidas y de cuyos análisis  el citado Ministerio tiene constancia, ya que participó en el estudio de las muestras a través del Centro Nacional de Alimentación. También está en las nectarinas y melocotones valencianos que resultaron contener imidacloprid, según un estudio realizado por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia, o las peras, patatas, fresas, naranjas y melones procedentes de la Comunidad Valencia y analizadas, según otro estudio de los mismos autores.


La presencia de un coctel de pesticidas en el ambiente y en la alimentación , aun en cantidades inferiores a sus límites máximos, es un tema que preocupa a varios grupos de investigación en Europa (ver Red de Excelencia Europea) ya que los efectos de la mezcla de distintos pesticidas pueden ser perjudiciales. Habría que aplicar el principio de precaución. La cantidad de pesticidas comercializados en España en 2007, según la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), asociación que agrupa a las principales industrias químico-farmacéuticas del sector entra las que están Bayer, Basf, Syngenta y Monsanto, fue de 94.742 toneladas (575 millones de €). El negocio de los pesticidas movió ese año 788 millones de €. Es de esperar que tal cantidad de pesticidas contaminen las plantas y las aguas de las que se alimentan también las abejas. Y puesto que ellas son más sensibles que nosotros a este tipo de contaminación es de esperar que también desaparezcan antes que nosotros ya que no es posible tener abejas sanas en un medio ambiente enfermo.

Es más ilustrativo el comparar estas cantidades con el número de personas. Considerando la población española, el peso de pesticidas vertidos a la naturaleza equivale a dos kilogramos de pesticidas por persona. Pero en el caso andaluz equivaldría a 3,6 Kg por habitante de Andalucía, por ejemplo. Un último dato a tener en cuenta es la producción total de miel en España que en 2007 fue de 30.661 Tm que supusieron 77 millones de €. Si los comparamos con los 788 millones de € que supusieron los pesticidas queda claro quién mueve la economía. Quién paga el baile pone la música. En la cuenta de resultados de las grandes compañías químico-farmacéuticas los costes medioambientales y la salud humana son cero. Si realmente los técnicos de las administraciones públicas y de las organizaciones agrarias contabilizaran estos costes el negocio de los pesticidas ya no sería tan rentable.


¿Cuánto crees que vale este post?

17 Comentarios a “Basura en la comida: El Gobierno español no prohibe los pesticidas neurotóxicos”
  1. Liquidacion de sueldos

    Deberian prohibir los pesticidas.

  2. Miguel Jara

    Varias personas habéis comentado en torno a la alimentación biológica o ecológica. Es cierto que esta tiene un precio mayor, porque su valor es mucho mayor, no hay que confundir valor y precio.
    Alimentarnos bien es una necesidad básica y de ello depende en buena medida nuestro estado de salud, por lo que gastar dinero en nutrición de calidad es invertirlo en salud.
    Pero además, hay que considerar otros aspectos como que si apostamos por la alimentación ecológica estamos relocalizando la economía pues suelen ser productos (y si no hay que exigirlo) producidos cerca de la comarca donde vivimos o a no muchos cientos de kilómetros. Por ello su impacto ambiental es menor. Además, si consumimos productos locales o no muy lejanos a donde residimos, fomentamos la economía campesina y creamos riqueza, cosa que no ocurre con la globalización de la producción alimentaria.
    En el precio también van una remuneración justa para los productores. La alimentación convencional no incluye en su precio final los impactos ambientales y el gasto sanitario derivado de sus posibles efectos perjudiciales. Y explota a los productores.
    Pero además, para aquellas personas que no puedan permitirse pagar un valor superior por su comida existe la fórmula que ya aplican en nuestro país y en otros muchos los grupos cooperativos de consumidores: personas de una ciudad o comarca que se ponen de acuerdo para comprar juntos y pactan con los productores comprarles determinadas cantidades de alimentos que luego reparten en la cooperativa. Es una manera de gestionar la propia alimentación consiguiendo buenos precios al tiempo que ayudamos a mantenerse a los productores y reducimos mucho el impacto ambiental del transporte de la comida creando economía social, una alternativa auténtica al actual modelo de producción y consumo.

    Tenemos ejemplos en el libro Conspiraciones tóxicas, en su cap. 18, el último.

  3. alvrosda

    http://video.google.com/videoplay?docid=6531447125053615129

    Vaccine Nation, por Gary Null.

    Saludos.

  4. Thais

    ¿Por qué no hacemos una iniciativa legislativa popular para declarar a España libre de transgénicos y ya de paso, libre de pesticidas neurotóxicos también?

  5. Juan

    En otros países de Europa hay un mayor consumo y próspero comercio de Agricultura Ecológica, De hecho algunas comunidades españolas exportan más del 75% de la producción ecológica que producen a otros países europeos.

    Os pongo un vídeo que muchos habréis visto ya, de un agricultor que se pasó a la agricultura ecológica dura unos 20 minutos, y también habla de la industria de las semillas transgénicas que esa es otra. A alguno le vendrá bien recordar que en 7 paises europeos está prohibido el cultivo de alimentos transgénicos, y que algunas variedades transgénicas que se han considerado bastante perjudiciales para la salud en otros países, aquí se siguen cultivando,… esto es cosa de retomar la soberanía alimentaria y alimentos sanos para mayor salud, esto es cosa para movilizarse todos… Hasta que los prohibamos.

    El video:

    http://video.google.es/videoplay?docid=30321387316987134&ei=EbKeSYeBGZaWiQLapoDVBQ&q=josep+paimes+video+subtitulado&hl=es

    Y aquí una noticia reciente:

    La sociedad planta cara a la industria transgénica:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/18/ciencia/1234974212.html

  6. maría josé

    Hola,

    LA verdad es que es un tema preocupante la desinformación sobre lo que comemos y la resignación y pseudoconfianza con la que comemos todo aquello que tradicionalmente hemos aprendido a cocinar, pero que con los alimentos que hoy se cultivan y se venden, nos envenenamos acumulando en nuestro organismo una serie de toxinas que finalmente sin saber están minando nuestra salud. Entre la actitud de “es lo que hay” y la alarma social incipiente sobre la relación del tratamiento químico de los alimentos con la enfermedad del cancer, por ejemplo, qué podemos hacer.
    MAJosé

  7. MªAntonia Pacheco

    Desde FADAE hablamos continuamente de los disruptores endocrinos y la endometriosis.Ante todo dar las gracias a Miguel por confirmar lo que contuinuamente dennciamos , la dejadez de nuestro gobierno.
    Os puedo poner un ejemplo, dentro de nuestra campaña de difusion estuvimos por pueblos de la provincia de cadiz , dedicados casi exclusivamente al cultivo.
    Alli es donde mas mujeres se han detectados con endometriosis.
    Los numeros solo los tenemos FADAE por ello denunciamos, porque eso a la administracion no le importa.
    ¿Y mi pregunta? ¿Como va a gastar nuestro gobierno dinero en investigar una enfermedad “la endometriosis”que ellos estan provocando con su permisividad y poca informacion?

    Nos someten a tratamientos hormonales para evitar los estrogenos en nuestro organismo , con efectos secundarios devastadores para las mujeres(ya que salieron para el cancer de prostata avnazado, sin estudios en la poblacion femenina)y nos meten los estrogenos con los alimentos.
    A nosotras y avnuestras hijas, asi cada vez son mas jovenes con la enfermedad en fases muy avanzadas.
    Jovenes que pierden su ferttilidad, ss organos reproductores, su calidad de vida.

    Que fuerte todo esto, solo por dinero.
    Me pregunto tienen hijas, madres o hermanas, pues a ellas les deseaba yo solo un dia de una enferma con endometriosis.

  8. Thais

    Blanca: “Pero no será por cuestiones de salud que se limitarán (las industrias químico-farmacéuticas) a menos que algún producto mate fulminantemente”.

    Ya ocurrió que un pesticida mató a más de 1000 personas y dañó a 30.000. ¿No os acordáis del engaño del ACEITE DE COLZA? No era el aceite, era un pesticida muy tóxico involucrado en un ensayo con armas químicas. Dada la gravedad del asunto, era conveniente engañar a la población a toda costa echándole la culpa a otro producto.

    ¿Quién dice que no puede ocurrir lo mismo otra vez?

    Las industrias químicas pensarán que pueden seguir fabricando y vendiendo los pesticidas más dañinos, sabiendo que en caso de algún efecto adverso en la población los gobiernos se encargarán diligentemente de esconder todo y echarle la culpa a otro alimento.

    http://personal.telefonica.terra.es/web/fir/arti/st.html
    http://www.cbgnetwork.org/129.html

  9. Giovy

    Entonces, que recomendaria ud. comer a diario bajo dichas circumstancias?Para toda la familia.
    Explicacion clara y factible por favor.
    Gracias.

  10. Xosé Manuel Durán

    Hola Miguel, gracias por tú esfuerzo y dedicación. Le has dado el toque que le faltaba.
    Mi interés y el de mis compañeros es sacar fuera del ambito agrario esta problemática. Lamentamos el daño colateral que le podamos hacer a los alimentos españoles pero el público debe estar informado y así saber lo que consume, sólo así pondremos solución y el silencio sólo nos hace ser complices.
    Muchos agricultores piesan que este tipo de denuncias van contra ellos (así se encargan de hacerselo ver las farmaceuticas, las organizaciones agrarias y el Ministerio y demás administraciones públicas) y sin embargo es todo lo contrario. Si tuvieran la valentia de denunciarlo ellos también podrían hacer ver a los consumidores que ellos son los máximos interesados en producir alimentos sanos y tener un medio ambiente saludable (porque su salud va en ello). Este sería la mejor publicidad que se podría hacer de los alimentos españoles. Yo y mis compañeros así lo entedemos y así lo practicamos.

    Un abrazo a tod@s

    Asociación Galega de Apicultura AGA
    X.M. Durán

  11. Blanca

    Hemos de darnos cuenta de que quien domina en este país, y en muchos otros(la mayoría,)es la potente industria químico-farmacéutico-alimentaria.
    Por eso es difícil que consigamos doblegarla, a lo sumo, irá modificando algo en cuanto bajen las ventas.Pero no será por cuestiones de salud que se limitarán ( al fin y al cabo, la falta de salud también les interesa)a menos que algún producto mate fulminantemente,.
    Hay que crear y ayudar a las cooperativas ecológicas,formar grupos de consumidores ecológicos, fomentar el autocultivo de lo que se pueda, dejar de comprar determinados productos , los muy elaborados, con muchos aditivos.Tiene que despertarse la conciencia de que valemos demasiado para dejar que nos envenen y de que comer sano es un derecho a exigir.( no sé si está en la constitución, pero debería….jejeje)

  12. Thais

    Pero yo creo que más injusto aún que esto de que se de luz verde al uso de estos pesticidas tan tóxicos, es el hecho de que los productos ecológicos no estén al alcance de la mayoría de la gente aquí en España.

    Dice Eva que estuvo consumiendo alimentos ecológicos durante 2 años. ¡Yo tengo mucha suerte si puedo comprar alguno que otro de vez en cuando! Y es que aparte del precio que tienen, que hace que la mayoría de los bolsillos no se los puedan permitir de forma habitual, y menos consumir “todo” ecológico, además en nuestro país venden muy pocos productos ecológicos. Yo vivo en una gran ciudad, capital de provincia, y aquí no se pueden encontrar frutas y verduras ecológicas en la mayoría de los supermercados. Y donde hay (sólo en el Carrefour y en el Corte Inglés), no hay muchas para elegir, hay poco: unas cuantas verduras y unas naranjas, manzanas y para de contar. No hay fruterías ecológicas. Ni siquiera en el gran Mercado Central hay un solo puesto de verduras y frutas ecológicas. Que alguien me explique esto si es verdad como dicen en la tele que España es el primer productor de agricultura ecológica de Europa.

    Lo que tenía que haber hecho el Gobierno ya desde hace tiempo es incentivar las producciones ecológicas y permitir el acceso a la población a los alimentos ecológicos, porque ya que vivimos en este mar tóxico, yo creo que tendría que ser un derecho humano el poder comer algo que no nos vaya a provocar una enfermedad, sobretodo a los que ya tenemos mala salud.

  13. Paqui

    Hola Miguel:

    Gracias por tu voluntad férrea de seguir denunciando estos delitos contra la salud pública consentidos.

    La falta de responsabilidad en el uso de productos tóxicos para el ser humano y el medio ambiente lleva a que emerjan enfermedades como el síndrome de sensibilidad química múltiple, entre otras, que luego, para más abundamiento, en nuestro país no está reconocida oficialmente, con toda la gravedad que ello conlleva para los afectados.

    Sin duda, existe cierto pánico a que la sociedad pueda detectar que el uso de este tipo de sustancias ya está trayendo consecuencias aquí y ahora, no dentro de 20 años. Por eso nos siguen negando y ocultando.

    Algún día los gobiernos y gestores de la sanidad pública que han consentido y siguen consintiendo esta atrocidad (desde su fabricación hasta su uso), pasarán a algunas de las páginas más duras de la historia de la humanidad.

  14. Thais

    Tendrían que estar prohibidos todos los pesticidas porque no existe ninguno que sea inocuo para el medio ambiente, los animales y el hombre.

  15. Eva

    Muy interesante Miguel.
    2 años antes de enfermar empecé a tener problemas digestivos, hipoglucemias, anemia, etc. A partir de unos análisis de intolerancias cambié mi alimentación y empecé a consumir productos ecológicos.
    Esos 2 años estuve más sana y fuerte que nunca en mi vida había estado y según mi médico alimentarme ecológicamente retrasó mis enfermedades y gané 2 años de vida.
    Lo peor es que la gente no reacciona, a pesar de la información que existe o incluso si les explicas tu experiencia, y hasta aceptan que 1 de cada 4 españoles tendrá cáncer tan tranquilamente.

    Eva

  16. Ariadna

    ¿Esa gente no tiene hijos? ¿Qué les dan de comer?

    Qué tonta soy, con esos beneficios les da de sobra a cada accionista para tener su propio huerto ecológico libre de pesticidas, con su plantilla de hortelanos privada y todo… Los hijos de los demás, no cuentan.

  17. clara valverde

    Esta información es muy importante. Todo ciudadano la debería saber porque estos productos químicos en la comida, no sólo quitan los beneficios de la Dieta Mediterránea, sino que empeoran los problemas de salud existentes y desencadenan muchos otros.
    Gracias por alertarnos.
    Clara

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.