Procter&Gamble Archivo

Cuando éramos pequeños y estábamos acatarrados muchos niños recibíamos de nuestras madres un unguënto brillante y con un potente olor a menta que una vez aplicado en el pecho nos ayudaba a respirar mejor: Vicks vaporub. Yo lo hubiera descrito como bastante efectivo. Lo que ahora compruebo es que quizá no lo fuera tanto y además ofrecía riesgos que no sé si mis padres conocían.

Leer más...