El mayor foro mundial sobre seguridad biológica simuló, en 2021, la aparición de una pandemia de viruela del mono

El mayor foro de discusión mundial sobre seguridad biológica junto con una fundación para prevenir desastres en ese campo, farmacéuticas y empresas de salud, altos representantes de la sanidad global y el benefactor privado de la OMS, Bill Gates, simularon el año pasado, 2021, la posible aparición de una pandemia de viruela del mono.

La Nuclear Threat Initiative (NTI) es una entidad filantrópica estadounidense fundada por el magnate de los medios de comunicación Ted Turner y el exsenador Sam Nunn. Su objetivo es reforzar la seguridad global mediante la reducción de las armas nucleares, biológicas y químicas.

En marzo de 2021, NTI se asoció con la Conferencia de Seguridad de Munich. Ésta es una convención anual sobre política de seguridad internacional que tiene lugar en la ciudad alemana de Munich desde 1963.

Es la reunión de este tipo más grande del mundo, el foro más importante para el intercambio de puntos de vista por parte de los encargados de la toma de decisiones de políticas de seguridad internacional.

NTI está asociada con la Conferencia para llevar a cabo un ejercicio de simulación sobre la reducción de amenazas biológicas de alto impacto. El ejercicio examinó las brechas en la bioseguridad nacional e internacional y «arquitecturas de preparación para pandemias», explorando oportunidades para mejorar ante dichas circunstancias.

En noviembre de 2021 publicaron un informe titulado Fortalecimiento de los sistemas globales para prevenir y responder a amenazas biológicas de graves consecuencias. Se corresponde con los resultados del ejercicio teórico de 2021 realizado en asociación con la Conferencia de Seguridad de Munich.

Lo que hace ese informe es resumir el escenario del ejercicio, los hallazgos clave de la discusión y ofrecer recomendaciones para la comunidad internacional.

Lo más llamativo está en la página 10, en la que aparece un ejercicio de simulación sobre la aparición de un virus, curiosamente una nueva y desconocida variante del monkeypox, el actual virus de la viruela del mono.

Se produciría una pandemia que mataría a 270 millones de personas.

Hay que frotarse los ojos para poder ver las increíbles capacidades adivinatorias de quienes impulsan dicho trabajo. En esta simulación, dicho virus ha sido creado por un grupo terrorista en un laboratorio.

En el documento citan una ciudad de ficción llamada Brinia. Lo sorprendente es que el análisis fue publicado en noviembre de 2021, repito. La alarma por el nuevo virus de la viruela del mono saltó el pasado día 7 de mayo.

También sorprende que en el informe el inicio del «ataque» de ficción se produce el 15 de mayo, apenas ocho días después de lo que ha sucedido en la realidad.

Estamos tratando sobre un ejercicio de simulación. Un «Exercise scenario», como ellos lo llaman. Sorprende el parecido con la actual realidad que empieza a propagarse por todo el mundo pero… en el informe es ficción.

Y como en todo buen ejercicio de este tipo, si se descontrolan los casos tienen previsto un plan de pandemia. Está bien porque esto es lo que se debería haber hecho antes de la Covid. En este caso, si fuese a más la viruela del mono, ¡ya estaríamos preparados!

Lo que sorprende es que un grupo de expertos asociados al mayor foro de discusión sobre amenazas biológicas del mundo considere que cuando hay variantes raras de un virus conocido, en este caso la viruela del mono, simulen que ha sido creado en un laboratorio y por un grupo terrorista.

Recordemos lo que se especuló con que la Covid podría haber sido «de laboratorio».

A día de hoy aún no sabemos de dónde surgió el coronavirus que provoca la Covid y quizás ocurra lo mismo con la nueva versión de la viruela del mono.

Cabe destacar quiénes participaron en ese ejercicio de simulación de una pandemia de viruela del mono. Aparte de los representantes de NTI y la Conferencia de Munich, otros de las empresas Health Security Solutions, Twist Biosciences o de las farmacéuticas Johnson & Johnson -cuya división Janssen fabrica una de las vacunas para la Covid- y Merck.

También altos representantes de centros de control de enfermedades de China o de África y de la FDA, la agencia de medicamentos de Estados Unidos. Y, cómo no, del mayor financiador privado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bill Gates a través de su Bill & Melinda Gates Foundation.

3 Comentarios a “El mayor foro mundial sobre seguridad biológica simuló, en 2021, la aparición de una pandemia de viruela del mono”
  1. Marino

    Y, sin perder de vista la perspectiva global de tales tejemanejes, no nos despistemos en lo que nos afecta más de cerca en España.

    Merck (MSD), Pfizer, GlaxoSB, Lilly y otras empresas del gremio figuran como “colaboradores” del grupo de presión Ciencia en el Parlamento, que ya tiene su brazo ejecutor: la “Oficina de Ciencia del Congreso”. ¿Su cometido?:
    “Se encargará de elaborar informes técnicos para que los diputados cuenten con nociones fundamentales sobre los avances científicos antes de enfrentarse a un debate o a una votación importante sobre energía, GESTIÓN SANITARIA o medio ambiente.”

    Los discretos pero contundentes progresos de la franquicia española en el asalto “científico” al poder legislativo.
    Gríma susurrando a Théoden lo que tiene que hacer.

  2. Alberto

    Respecto a la viruela del mono, unas cosas…, 1. ¿Creéis que la poca inversión en sanidad de los gobiernos de derechas en Madrid, ha podido «ayudar» de alguna forma a que se produjese y diseminase la enfermedad por Europa?, 2. ¿Lo que está ocurriendo tiene que ver con el cambio climático? (movimiento de especies, en este caso enfermedades, a zonas dónde antes no estaba…), 3. ¿Puede afectar esta enfermedad al turismo en España, aún cuando no se ha curado el COVID, del todo?. Gracias.

  3. Carlos

    Miguel, debe de haber sido una casualidad, quién cree en esas cosas.
    Saludos.
    Carlos.

Deja un comentario a Carlos

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.