Nuevas advertencias sobre los peligros de los fármacos que se usan contra el insomnio

Los fármacos para ayudar a dormir, muy usados, van a ir acompañados de una advertencia mayor sobre su peligrosidad. Así lo ha decidido la agencia estadounidense de medicamentos, la FDA, que ha realizado una evaluación de los informes sobre efectos secundarios provocados por ese grupo farmacológico. Nos referimos a tratamientos como Ambien (cuyo principio activo es zolpidem), Sonata (zaleplon) o Lunesta (eszopiclone).

En los informes que tiene la FDA se describen incidentes raros pero graves que ocurrieron cuando los usuarios de estos medicamentos experimentaron comportamientos anómalos relacionados con el sueño como sonambulismo, conducir dormido o desarrollar otras actividades cuando no están completamente despiertos.

A quienes les haya ocurrido alguna de esas cosas se les recomienda que dejen de tomar los medicamentos.

Como escribo esos episodios son raros, de hecho la agencia norteamericana estuvo comprobando datos que abarcaban 26 años y gracias a ellos encontró 66 ejemplos de comportamientos relacionados con el sueño irregulares motivados con esos tratamientos.

Hubo personas que casi mueren de frío y que incluso llegaron a perder partes de su cuerpo por ello. Hubo casos de intoxicación por monóxido de carbono, ahogamiento, intentos de suicidio, lesiones por disparos de bala y accidentes de coche.

Vaya que estos fármacos no te dejan bien dormido y hay gente que realiza tareas de la vida cotidiana en estado semidormido con los peligros que ello conlleva. Y además, la mayor parte de las personas afectadas no recordaron luego, cuando despertaron, lo que había sucedido.

Este tipo de conductas provocadas por el citado grupo farmacológico puede ser mayor en número pues los datos analizados provienen de la literatura científica y las notificaciones de sospechas de reacciones adversas que sólo son una parte de la realidad.

Le puede ocurrir a cualquiera que los tome, aunque suelen darse más tras la primera dosis o cuando el tratamiento se prolonga demasiado en el tiempo. Y tomando las dosis más bajas. El grupo de fármacos ha quedado en vigilancia permanente pues la FDA explica que no se comprende el mecanismo por el que se producen esos efectos secundarios.

Las noticias que llegan ahora de Estados Unidos han estado precedidas por otras advertencias hechas por las autoridades sanitarias en los últimos años sobre estos fármacos.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) difundió hace ya cinco años nuevas restricciones de uso y advertencias sobre el medicamento para combatir el insomnio Stilnox (zolpidem), uno de los cuestionados ahora por la FDA.

Lo hacía por el riesgo de deterioro mental y de la capacidad cognitiva que ofrece como efecto secundario a su ingesta. Uno de los problemas más acusados de este fármaco es que a la mañana siguiente de haberlo tomado muchas personas ven mermadas sus capacidades al volante de su automóvil, con el consiguiente riesgo que ello supone para ellas y para los demás.

La citada agencia revisó la eficacia y seguridad de zolpidem y llegó a la conclusión de que el  superventas del laboratorio Sanofi ofrece graves riesgos para la salud de quienes lo tomen. A la mínima dificultad para dormir se receta y por ello la EMA introdujo cambios en la información del producto tendentes a reducir al mínimo el riesgo conocido de menor alerta mental y deterioro de la capacidad para conducir y utilizar máquinas por la mañana después de su uso.

Así que aunque las advertencias que ahora incorporará en USA la caja del tratamiento lleguen tarde bienvenidas sean. Y ya sabéis si no podéis conciliar el sueño id a las causas y si necesitáis alguna ayuda que no tenga esos peligros.

Un Comentario a “Nuevas advertencias sobre los peligros de los fármacos que se usan contra el insomnio”
  1. Rafael Domínguez Losada

    Con respecto a lo indicado de la utilización o no de fármacos y vacunas, recomiendo ver estos dos trabajo:
    1. https://www.youtube.com/watch?v=R-bvZXr8X8E&t=13s
    2. https://www.youtube.com/watch?v=CecCFucwOPs

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.