Una sentencia judicial «obliga» a vacunar para ser admitido en una guardería

Una sentencia judicial «obliga» a vacunar a un niño para poder ser admitido en una guardería pública. Pero en España vacunar NO es obligatorio (salvo en caso de epidemia). El Bufete Almodóvar & Jara analizamos este caso y la información la complementamos con otras sentencias similares recibidas.

Una jueza ha avalado la decisión de un ayuntamiento de la comarca catalana del Maresme que se negó a matricular en la guardería municipal a un niño que no estaba vacunado. No se explica de qué no estaba vacunado, si de nada, de alguna enfermedad concreta, si le faltaban por poner muchas o pocas vacunas. El caso es para la jueza no vacunar es

Una opción minoritaria que pretende sobrepasar al derecho a la salud del resto de niños y sus familias».

La magistrada indica que las personas que no vacunan

a su vez aprovechan los efectos de la protección grupal que se fundamenta en que el 95% de la población está inmunizada gracias al cumplimiento del calendario vacunal«.

Esto no es del todo preciso pues si bien una parte de las vacunas sí ofrecen inmunidad de grupo hay otras que no como por ejemplo la del tétanos que sólo protege al que se inocula. No he leído la sentencia pero parece muy ideológica, por lo descrito con anterioridad, le confiere un carácter de castigo para los padres. Atentos a la justificación:

No existe indicio de vulneración de libertad ideológica» dado que a la familia «no se le ha obligado en ningún momento a vacunar a su hijo, lo que sí es obligatorio con régimen sancionador en países de nuestro entorno democrático».

Da a entender la jueza que está a favor de la obligatoriedad de vacunación.

Nos interesa mostrar en este caso las contradicciones existentes. En el Bufete Almodóvar & Jara llevamos varios casos de daños provocados por vacunas. Tenemos sentencias sobre daños por la vacuna del virus del papiloma humano (VPH) que dicen que al ser la vacunación un acto voluntario el vacunado si sufre una reacción adversa tiene que soportarla.

Pretenden los jueces así evitar la teoría jurídica del daño desproporcionado mediante la que la Administración soportaba la reparación del daño en caso de efectos secundarios. Son sentencias dictadas en la Audiencia Nacional y en algunos casos concretos apoyadas por el Tribunal Supremo.

Parece que ambos tribunales quieren implantar el criterio de que si te vacunas y sufres un daño, la administración no tiene que cargar con la reparación del daño, puesto que la persona se ofrece voluntariamente a la vacunación en beneficio de la sociedad, de la salud pública.

Además, al ser un acto voluntario, los jueces vienen a argumentar que es la persona la que tiene también la carga de informarse sobre la vacuna, lesionando así un principio de derecho sanitario y farmacéutico: el consentimiento informado. Éste es un documento de obligado uso en las consultas médicas por el cual quien va a someterse a un tratamiento sanitario ha de tener por escrito sus beneficios y sus riesgos para poder tener toda la información y decidir libremente. Esto con las vacunas no suele hacerse (corregidme si me equivoco).

Y no sólo no se hace, incumpliendo la ley, sino que a los jueces ahora les da por decir que no hace falta tal consentimiento informativo. que la información sobre las vacunas la busquen por su cuenta las familias (y luego se extrañan de que haya personas que deciden no usar algunas vacunas).

Mientras, da igual si no hay protocolos de atención a las personas que sufren reacciones adversas, que cada vez son más y más graves.

Volviendo a lo de las guarderías, la sentencia que comentamos «obliga» a vacunar para ser admitido en la guardería, por lo que la vacuna para esta jueza ya no es un acto voluntario y sí obligatorio.

Lo que más inquieta e indigna de este asunto es que los jueces se convierten en médicos y tienen el poder para decir lo que es bueno o no, en contra de la libertad de cada persona (hay una Ley de autonomía de la voluntad del paciente, ejem…) y lesionando el derecho a la información (al negar el consentimiento informado).

Están obligando a vacunar, por más que la jueza diga que no (¿de qué sirve informarte y de manera responsable y libre elegir no usar algunas vacunas si luego como castigo recibes que no admiten a tu hijo en la guardería?).

En realidad, las vacunas son obligatorias, según el razonamiento de los jueces y (al menos en sentencias sobre daños por la vacuna del VPH), si sufres secuelas tú tienes que soportarlo porque la vacunación es voluntaria

¿En qué quedamos entonces? ¿Es obligatorio vacunarse por el bien de la sociedad pero si recibes un daño la sociedad no tiene porqué responder y lo padeces tu solito?

Nosotros defendemos el principio ético y jurídico de la autonomía de la voluntad sobre la salud de la persona. Tenemos un enfoque de la salud mirado desde el prisma de los derechos humanos.

Nos posicionamos, no en contra de las vacunas (vacunas «las justas» y a las personas adecuadas) pero sí en favor de una información de calidad, transparente, adecuada, actualizada y responsable.

Por nuestra experiencia esto no es así: se niegan reacciones adversas graves e incluso mortales que ocurren inmediatamente tras la vacunación o varias horas después; se anima a la vacunación con campañas agresivas de marketing en contra de la salud pública (caso vacunación de la varicela con Varivax en la primera infancia); se ocultan datos de ensayos clínicos o descubrimos que los ensayos se han realizado mal (caso VPH metiendo sales de aluminio en grupo placebo de Gardasil), etc.

Además, la farmacovigilancia en vacunas es de mínimos o no existe; los médicos no se hacen responsables, pasan los problemas a las enfermeras (no se revisan las historias clínicas de los vacunados previamente como mandan las fichas técnicas de los productos); hay componentes de las vacunas de dudosa eficacia y seguridad (sales de aluminio, por ejemplo, no hay estudios adecuados); las micropartículas y micromateriales (mercurio entre ellos) están en las vacunas; no hay un solo estudio de relación eficacia y seguridad sobre las múltiples dosis que recibe cada bebé.

En fin, que el caso no es tan sencillo como lo pinta «la jueza de las guarderías».

6 Comentarios a “Una sentencia judicial «obliga» a vacunar para ser admitido en una guardería”
  1. Laura

    Cuando leo estas noticias,me desmoralizo, yo no me plantee que vacunar pudiera ser malo hasta que tuve a mis hijos y me informé (mal por mi parte no planteármelo conmigo misma), no solo leyendo, sino asistiendo a conferencias, etc. Me parecio que tanto el calendario vacunal español, como las mezclas explosivas de vacunas, la vacunación sistemática, etc eran barbaras. De una opinión a favor pasé a una opinion contraria, no en todas las vacunas, pero si en la mayoria. Tuve que aguantar comentarios y ataques de gente y profesionales que vacunaban de forma automatizada y sin informarse de nada, cuando yo si que me habia informado, y luego tenemos sentencias de esta persona que van en contra de los derechos constitucionales de las personas, no le obligan a vacunar, pero si le niegan un servicio publico sin haber cometido infraccion alguna, ademas de ser una sentencia sin base, ya que mis hijos han ido, uno a guarderia privada y otro a guarderia publica, sin problemas, pero esta sentencia sentara precedente para coartar nuestra libertad de eleccion de algo tan controvertido. Sinceramente, es mas probable que un niño vacunado de una cepa que ya ni existe, contagie a uno no vacunado que al revés. Gracias

  2. Mama

    Las vacunas no son obligatorias para que nadie asuma responsabilidades sin embargo el sistema está montado de tal manera que se le haga la vida más difícil a los que responsablemente deciden no vacunar.
    Las guarderías están plagadas de niños enfermos que acogen y son cuidados, pero eso a los padres parece no importar sin embargo que un niño vaya sin estar vacunado del tétanos o la polio es una barbaridad! me lo puede explicar alguien?…
    Sería interesante comprobar cómo ese niño sin vacunar afronta mucho mejor los catarrillos del invierno por no decir comprobar que casi ni enferma.

  3. Jose manuel rodriguez fernandez

    En relación a la epidemia de este invierno, como la de todos los años, es curioso que no se publican los datos de personas vacunadas que contrajeron la enfermedad, sin embargo cuando se muere algún niño de una enfermedad para la que hay vacuna se arma una buena y se criminaliza a los padres, pero nadie del sistema de salud se atreve a afirmar que con la vacuna no cogería la enfermedad. Por otro lado, cuando se muere algún niño de una enfermedad, a pesar de estar vacunado se dice «no se ha demostrado la relación vacuna-muerte». Dantesco.

  4. Jose manuel rodriguez fernandez

    Saludos para todos, tanto para los que deciden vacunar como para los que no, pero especialmente para ti Miguel. hace tiempo que no entro en tu blog, pero veo que sigues ofreciendo la noticia que sucede en cada momento de forma clara. Felicidades de nuevo.
    Fantástico el razonamiento de José Maria Viñals, lo comparto totalmente. que no decaiga.

  5. José Mª Viñals Montaba

    La práctica de la utilización de las vacunas en la medicalizada vida actual es, de hecho, INFECTAR MASIVAMENTE Y DE MODO ARTIFICIAL A LA POBLACIÓN, desde la más tierna infancia, y esto provoca unos RIESGOS. El dilema es valorar si esos riesgos superan a los beneficios. Y ese dilema se complica cuando quien tiene que valorar y decidir sobre esa cuestión está presionado o comprado por intereses comerciales. El monto de lo que está en juego económicamente es descomunal…

    En una sociedad como la actual, donde también desde la infancia se adoctrina a los individuos para que acepten los dogmas que nos inocula el sistema, es difícil que haya un diálogo libre y honesto sobre los dilemas sociales.

    En el caso de las vacunas, una EVIDENCIA CIENTIFICA sobre la relación entre beneficio y riesgo sería una estadística INDEPENDIENTE sobre la salud de la población vacunada y no vacunada, donde no sólo se hablara de unos casos de difteria o de sarampión, sino que englobara la salud global de los ciudadanos.

    La Sanidad oficial NUNCA ha publicado un estudio estadístico así. Por el contrario, SIEMPRE ha negado u ocultado los estudios alternativos existentes.
    El más reciente, hace un año, es contundente. Y como profesionalmente es un estudio muy correcto, no lo han negado. LO HAN OCULTADO.

    Vaccinated vs. Unvaccinated: Mawson Homeschooled Study Reveals Who is Sicker

    http://info.cmsri.org/the-driven-researcher-blog/vaccinated-vs.-unvaccinated-guess-who-is-sicker

    Sus resultados, demoledores:

    * Los niños vacunados tenían cuatro veces más probabilidades de ser diagnosticados en el espectro del autismo (OR 4.3)

    * Los niños vacunados tenían 30 veces más probabilidades de ser diagnosticados con rinitis alérgica (fiebre del heno)que los niños no vacunados

    * Los niños vacunados tenían 22 veces más probabilidades de requerir un medicamento para la alergia que los niños no vacunados

    * Los niños vacunados tenían más de cinco veces más probabilidades de ser diagnosticados con una discapacidad de aprendizaje que los niños no vacunados (OR 5.2)

    * Los niños vacunados tenían un 3’4 veces más probabilidades de ser diagnosticados con un trastorno por déficit de atención e hiperactividad que los niños no vacunados (OR 4.3)

    * Los niños vacunados tenían 5.9 veces más probabilidades de haber sido diagnosticados con neumonía que los niños no vacunados

    * Los niños vacunados tenían 3.8 veces más probabilidades de ser diagnosticados con infección del oído medio (otitis media) que los niños no vacunados (OR 3.8)

    * Los niños vacunados tenían 7 veces más probabilidades de haberse sometido a una cirugía para insertar tubos de drenaje del oído que los niños no vacunados (OR 8.1)

    * Los niños vacunados tenían 2,4 veces más probabilidades de haber sido diagnosticados con alguna enfermedad crónicaque los niños no vacunados.

    Después de leer este estudio, pienso que cualquier alegato contra la INSOLIDARIDAD de la gente que tiene DUDAS SOBRE LA VACUNACION es absurdo. Cualquier defensa de la IMPOSICIÓN de las vacunas por un supuesto BIENESTAR SOCIAL es inmoral. Cualquier intento de criminalizar a unos padres porque no quieran esos riesgos para sus hijos es CRIMINAL.

  6. Legazpy

    La teoría de la inmunización es la “inmunidad de grupo” que sostiene que cuando suficientes personas de una comunidad están inmunizadas el resultado es que todas las demás quedan igualmente protegidas.hay muchos casos documentados que demuestran exactamente lo contrario.

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8053748

Deja un comentario a Legazpy

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.