Fraude del aluminio en vacunas: Documentos internos del laboratorio GSK aportan más pruebas

Los análisis del laboratorio GlaxoSmithKline en su manual de la vacuna Infanrix IPV+HIB, entregados por vía judicial (junto a las copias de seguridad para España de esta vacuna) constatan el fraude a la salud pública en el volumen de aluminio en esta vacuna.

Como he contado en este blog, la vacuna Infanrix IPV+Hib es sospechosa de haber provocado la encefalopatía mortal de algunos de los bebés de la Asociación de Afectados por Vacunas (AxV). Por ello, los padres de esta asociación vienen realizando, fuera de España, análisis en laboratorios independientes para conocer el volumen real del contenido de los metales pesados de estas vacunas, obteniendo resultados que avalan la sospecha sobre el exceso de aluminio -compuesto potencialmente tóxico– que realmente contienen estas vacunas.

Insistimos de nuevo en esta sospecha, pues recientemente hemos tenido noticia de que los análisis sobre el contenido de aluminio de esta vacuna, REALIZADOS POR LOS PROPIOS TÉCNICOS DEL LABORATORIO GLAXOSMITHKLINE, cuyos resultados se encuentran en su manual de producción, al momento de la fabricación y envasado de la vacuna, el 13/09/2011, recogen que el contenido de aluminio de esta vacuna es de 1.35 mg por dosis (0.5 ml) cuando la ficha técnica y prospecto de esta vacuna recogen que contiene 0.5 mg por dosis (0.5 ml).Infanrix aluminio glaxosmithkline

El manual de producción de la vacuna Infanrix DTPa IPV+Hib que contiene dicho análisis fue aportado judicialmente por Glaxo, junto a la copia de seguridad para toda España de esta vacuna, que llegó directamente desde la sede del laboratorio en Bélgica, a la distribuidora de la vacuna en Toledo (España), para que una inspectora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recogiese la copia de seguridad para España y su manual de producción y lo remitiese al Instituto de Toxicología de Sevilla, para su estudio.

El manual y las copias posteriormente han sido entregados vía judicial al padre que viene investigando la muerte de su hijo, que solicitó tales evidencias.

Es obvio que genera gran inseguridad, nos deja un tanto perplejos, que las copias de seguridad de las vacunas que se venden en España y sus manuales de producción no se encuentren en manos de la Agencia Española de Medicamentos sino en los laboratorios fabricantes y que para obtener tales muestras los ciudadanos tengamos que acudir a la vía judicial.

Según esta certificación del laboratorio Glaxo al momento de su fabricación y envasado, el contenido real de aluminio por mililitro de la vacuna Infanrix IPV+Hib es de 2,71 miligramos de aluminio, lo cual supone que 0,5 mililitros de vacuna (una dosis) contiene 1,35 miligramos aproximadamente. El contenido de aluminio detectado, es casi tres veces superior al del prospecto: ES UN FRAUDE A LA SALUD PÚBLICA.

Además, podréis observar que esta farmacéutica trabaja con márgenes entre 1,60 mg y 2,90 mg por un mililitro de vacuna, por lo que parece práctica asumida por este laboratorio excederse con más aluminio de lo prescrito en los prospectos: Lo repetimos la ficha técnica de la infanrix IPV+Hib recoge 0.5 mg y ese volumen se incumple con dicho resultado y esos márgenes.

Por otra parte, los resultados del laboratorio Doctor,s Data al que se remitió LA COPIA DE SEGURIDAD DE ESTA VACUNA PARA TODA ESPAÑA, ponen de manifiesto que la copia maestra de referencia de esta vacuna para nuestro país, en el lote y serie administrado al pequeño fallecido sospechosamente por este fármaco, dio un 32% más de lo prescrito en su ficha técnica: 0.82 mg/0.5 ml. Según Doctors Data, debiera contener 0.5 mg/0.5 ml según la ficha técnica y prospecto de la AEMPS.

Es una grave irregularidad que los contenidos de este adyuvante –el aluminio se usa en las vacunas para aumentar su efecto inmunitario– no sean ni por aproximación los que se recogen en los prospectos y fichas técnicas oficiales. La ficha indica 0.5 miligramos y los resultados de los análisis que viene realizando dicha Asociación en laboratorios independientes, reconocidos por la UE, dan 1.35 mg, 1,45 mg, y las copias de seguridad para España de la IPV+Hib dan como decimos 0.82 mg.

Los motivos del laboratorio para excederse del contenido técnicamente prescrito se desconocen, pero es obvio que estos adyuvantes sirven para conservar y potenciar los efectos de la vacuna y que sin duda es un componente tóxico.

Es muy sospechoso que en la documentación del manual de producción y en la posterior para autorizar la venta, puedan encontrarse dos certificados claramente contradictorios en los análisis de aluminio que certifica Glaxo. Por una parte, tenemos el resultado de los análisis al momento de finalizar la fabricación y envasado final de la vacuna en septiembre de 2011, que ofrece 1.35 mg de aluminio por dosis de 0.5 ml. Esta es una evidencia del incumplimiento y coincide con los resultados que viene dando Doctor,s Data.

Por otra parte, está el análisis posterior del mismo Glaxo, cinco meses después de la fabricación y envasado, justo al momento de la autorización para la puesta en mercado y venta del lote-serie, que da un resultado correcto sobre un muestreo hipotéticamente bien realizado (el certificado es de febrero de 2012 y nos deja perplejos pues ahora sí se ajusta al 0.5 mg/0.5 ml de vacuna, del prospecto y ficha técnica).

12 Comentarios a “Fraude del aluminio en vacunas: Documentos internos del laboratorio GSK aportan más pruebas”
  1. NOny

    Hola!

    Como muchos lectores saben se ha dicho con bastante frecuencia que los niveles mínimos seguros de aluminio son desconocidos.
    🙂

  2. Mirthza Aguilar

    El caso de los bebes muertos y dañados en Chiapas. México tambien podría deberse a los adyuvantes, creo que fue algo neurológico porque quedaron letargicos y soporosos después de la vacuna.

  3. Mara

    Un tribunal italiano estableció que el aluminio y el mercurio de esa vacuna causó autismo al menos en un niño:

    http://drtenpenny.com/2015/02/11/u-s-media-blackout-italian-courts-rule-vaccines-cause-autism/

  4. Ana García

    Tras conocer los casos de afectados por la vacuna infanrix, estoy muy preocupada porque mi hija cumple los dos meses en una semana y la vacuna que pone mi pediatra es justamente ésta. No me dan otra opción a no ser que vaya a una clínica privada, pero el problema es el mismo, si no conozco otras opciones que la sustituyan. ¿Alguién puede indicarme otro laboratorio que fabrique esta vacuna de una forma saludable? Gracias de antemano, Ana.

    • Ana García

      Acabo de descubrir una alternativa al infanrix, por una parte Actacel que combina la difteria, tétanos, tos convulsiva acelular (¿es lo mismo que la tos ferina?), meningitis y haemopilus; y por otra parte la polio salk y la hepatitis B individuales.

      ¿consideráis que esta opcción es más recomendable que la infanrix?

      Gracias de antemano, Ana

  5. Nils Bergman

    Esto es un festival, con matices eugenésicos… Es lo único que se me ocurre: ¿quién tendría interés en trampear en este sentido a la AEMPS?

    • Miguel Jara

      Que las vacunas lleven adyuvantes las hace más baratas pues cuestan menos las sales de aluminio que el principio activo del fármaco.

      • Nils Bergman

        Bueno, pero ese aluminio de más no está declarado y, por tanto, en nada puede afectar el precio de la vacuna. ¿Debo suponer que ese aluminio de más aumentará la respuesta inmunitaria del organismo, dando una mayor efectividad a una vacuna con menos cantidad de dicho principio activo y, por tanto, la compañía podrá venderla como si fuera igualmente efectiva con menos inversión? ¿Se mide la respuesta inmunitaria de la vacuna, teniendo en cuenta que al parecer ni se miran las cantidades de metales pesados?

        • Fernando

          Vayan a las opciones que brinda la naturaleza: frutas frescas, legumbres, etc. Olvídense de los fármacos. Seamos investigadores, de estos temas. Invito a descubrir la verdad, y ser portavoces de la misma también, por tiempo indeterminado.

  6. Elias

    Muy buen trabajo el vuestro. Poco a poco se va avanzando, por desgracia a costa del sufrimiento de muchos, pero todo llegará, no se puede mentir a todos durante todo el tiempo y salir impune de ello. Animo para las familias afectadas y valor para seguir adelante.

    • José Antonio Narvaez Bermejo

      Después de leer el manual de producción de la Infanrix IPV+Hib, que acompañaba a la COPIA DE SEGURIDAD PARA ESPAÑA de esa vacuna, tres preguntas deberian respondernos las autoridades responsables de la SALUD PUBLICA y el laboratorio GSK:

      1.- ¿Cómo pueden mejorarse los análisis del lote y serie de esta vacuna en 5 meses, desde que se fabrica y envasa por Glaxo (en septiembre de 2011) hasta su puesta al mercado (en febrero de 2012)? Formulo esta pregunta pues hay una gran contradicción entre los análisis de fabricación y envasado que realiza y suscribe Glaxo, en ese manual de la IPV+hib y los realizados posteriormente también por el mismo Glaxo antes de su autorización, para la venta y puesta en el mercado.

      2.- ¿Cómo se seleccionan las muestras que se usan para el control previo a la venta?

      3- ¿Qué tipo de control hace la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios y demás autoridades competentes para autorizar la venta al mercado de esta vacuna?

      Merecemos una explicación de las autoridades responsables de la Salud Pública.

      • José Antonio Narvaez Bermejo

        Sobra decir que la Agencia Española del Medicamento difícilmente puede DESEMPEÑAR SU LABOR INSPECTORA Y DE CONTROL CUANDO TANTO COPIAS DE SEGURIDAD COMO MANUALES DE PRODUCCION están fuera de España EN MANOS DE LOS LABORATORIOS FABRICANTES, y tiene que pedirlos como ha sucedido en este caso al fabricante, en Bélgica, para aportarlos al Juez.

Deja un comentario a Ana García

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.