Un laboratorio confirma que la vacuna del papiloma está contaminada con ADN viral

La asociación internacional de afectadas por la vacuna del papiloma SaneVax ha ofrecido nuevos datos sobre la confirmación, por un laboratorio independiente, de que una de las dos marcas de la vacuna del papiloma, Gardasil, está contaminada con restos de ADN del virus del papiloma.

Hace un par de años ya que SaneVax informó que habían descubierto fragmentos de ADN (el ácido desoxirribonucleico, abreviado como ADN, es un ácido nucleico que contiene instrucciones genéticas usadas en el desarrollo y funcionamiento de todos los organismos vivos conocidos y algunos virus, y es responsable de su transmisión hereditaria) en el 100% de las muestras analizadas. El fabricante de la vacuna lo negaba.

Dichos residuos están firmemente unidos al adyuvante de aluminio o potenciador de los efectos inmunológicos que lleva la vacuna.Cervarix Gardasil vacuna papiloma contaminación

La agencia de medicamentos estadounidense, la FDA, reconoció dicha contaminación pero argumentó que esos fragmentos “no representan un riesgo para la salud”.

Pero con posterioridad, el doctor Sin Hang Lee, que es quien está haciendo las investigaciones científicas, ha descubierto que dicha contaminación ha provocado que se cree un nuevo compuesto químico de toxicidad desconocida, la conformación denominada no-B.

El Dr. Lee fue el primero que analizó viales de Gardasil procedentes de varios países. En todas las muestras que analizó encontró fragmentos de ADN correspondientes al gen L1 del virus VPH, además observó que ese ADN estaba unido al compuesto de aluminio que se utiliza como adyuvante en la vacuna y también que el ADN tenía una conformación no-B (aclaro: en las células, la conformación nativa del ADN es la conformación B). Estos análisis el Dr. Lee los realizó en 2012.

Éstas se sabe que están asociadas con mutaciones genéticas vinculadas a más de 70 enfermedades graves en los seres humanos, incluyendo enfermedad renal poliquística, adrenoleucodistrofia, linfomas foliculares y fallo en la espermatogénesis, sólo por nombrar unos pocos.

Las autoridades sanitarias optaron por minimizar el descubrimiento de Lee sin investigar el asunto. Es más se han hecho audiencias públicas en las que se ha justificado su postura con que los tests utilizados son más sensibles, lo que aumenta el riesgo de amplificar ADN irrelevante y que nadie ha replicado o contrastado los datos del científico independiente.

A finales de marzo, en el Congreso Internacional de Autoinmunidad celebrado en Niza (Francia) investigadores del país vecino han confirmado, con muestras de Gardasil de Francia y mediante otro protocolo de análisis diferente al utilizado por el Dr. Lee, que Gardasil efectivamente está contaminado con ADN de los genes L1 del virus VPH.  Esto verifica el hallazgo de Lee.

Además de confirmarse por un segundo laboratorio independiente, éste ha utilizado una metodología diferente y menos sensible para llegar a la misma conclusión: la contaminación de Gardasil con fragmentos de ADN recombinante del VPH.

Es evidente que se necesitan más investigaciones sobre la seguridad de la vacuna. Ahora es más legítima si cabe la petición de las familias afectadas por la vacuna del papiloma de una moratoria en su aplicación pues su seguridad está en entredicho.

2 Comentarios a “Un laboratorio confirma que la vacuna del papiloma está contaminada con ADN viral”
  1. Claudia

    Como se atreven ustedes a dar una noticia de semejante gravedad sin siquiera tener datos precisos de lo basico! Del nombre del laboratorio que lo investigo!
    Ustedes son concientes de lo que escribieron y de connotacion que esto puede acarrear!!?? Es gravisimo.

    • Ramon

      Tu no te preocupes Claudia. Si tu o un familiar habeis decidido poneros la vacuna entiendo que es porque confiais en lo que dicen los organismos oficiales y las farmaceuticas. Entonces continuad siguiendo sus consejos y ya esta.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.