El cohecho entre médicos y laboratorios no es un “caso aislado”

La “resaca” del reportaje Sobremedicados, emitido el domingo por el programa Salvados me llevó ayer al plató de La Sexta TV pues me entrevistaron en el espacio Más vale tarde (parte 3, m. 1:25).

Comentamos las palabras de Julián Zabala, director de Comunicación del lobby de la industria farmacéutica “innovadora” en España, Farmaindustria. Zabala, con quien he coincido un par de veces en algún evento público, argumentó que los sobornos a los médicos por parte de las farmacéuticas a través de sus visitadores médicos son cosa de los años 90, algo pasado, un “caso aislado”.

Con ser grave el asunto, pues casi nadie ha sido juzgado por ello, ni siquiera es cierto. Así lo explicó la ex visitadora Cecilia Tena, principal protagonista de mi libro Laboratorio de médicos, que “salió del armario” (en el libro figura con el pseudónimo de Nikita) para explicar lo obvio; ella y cualquier visitador en activo puede pasearse por los restaurantes del casco viejo de cualquier ciudad e ir reconociendo a los médicos y compañeros de profesión que tranquilamente hacen negocios al margen de la ley.

Me consta que Cecilia incluso puso en conocimiento del Área de Deontología, ética, de Farmaindustria, que dirige José F. Zamarriego, las prácticas a las que le sometía la multinacional farmacéutica que la tenía contratada. No obtuvo respuesta a sus reclamaciones (también la directora general internacional del laboratorio, recibió por correo sus quejas, con el mismo resultado).

Jordi Évole, conductor de Salvados, mostró una encuesta realizada entre médicos de Aragón en la que éstos reconocen que aceptan mayoritariamente regalos de los laboratorios. No es la única, como cuento en Más vale tarde y en Laboratorio de médicos. Hay otra de 2010 y publicada en otra revista médica, realizada entre médicos manchegos con similares resultados. Los médicos reconocen el “arte” del “tarugueo” como se llama en argot los sobornos o cohecho.

Ahora sólo falta que ellos mismos acaben con años de corrupción, como he explicado muchas veces que intenta hacer la Plataforma No Gracias de médicos por la ética y la transparencia. De momento, las noticias que me llegan del sector y lo que publican algunos de ellos en Twitter, es que el reportaje ha reforzado el corporativismo reinante; un suicido para su profesión y un riesgo particular. Ved si quieréis la entrevista de ayer en La Sexta.

8 Comentarios a “El cohecho entre médicos y laboratorios no es un “caso aislado””
  1. Jose María

    Hola Cecilia, lo que tu has denunciado es un cuento de hadas para lo que el laboratorio en que trabajaba me obligaba a realizar y negándome a trabajar incurriendo en las irregularidades y las ilegalidades que ya se regulan en la Ley 29/2006 de 26 de Julio, pues me han despedido. Estoy dispuesto a denunciar firmemente esta reiterada estrategia ilegal ante los Juzgados y necesito un poco de orientación. Lo primero es buscar Jurisprudencia sobre ello. A ver si pudieras darme norte.

    Un cordial saludo.

  2. Luis Lafuente

    Yo también he dejado la visita médica, voluntariamente. Después de veinte años, asqueado. Participé en la creación del Comité de Empresa de la gigantesca multinacional en la que trabajaba… Como única solución de poder tener un foro seguro de cortar las conductas gansteriles y prepotentes de mi empresa. Como manera de dar sentido a mi trabajo… Y nos traiciono UGT. Nos vendió.

    Hoy me dedico a otras actividades que nada tienen que ver. Y aunque va pasando el tiempo… Cada vez tengo más ganas de airear las miserias de la industria. De que no haya dudas de sus actividades. Mi e-mail es diseloatucorazon@gmail.com. No tendrían valor de decirme a la cara ningún sinvergüenza de estos lo buena que es la industria. No sólo no tengo ningún temor, si no que hasta casi que me apetece…

    • Miguel Jara

      Luis, te escribo lo mismo que ya te dije cuando nos vimos, documéntame todo esto y lo publicamos. Gracias y bienvenido al club de los críticos y decepcionados en este ámbito.

  3. Consuelo

    Creo que no debes disculparte Cecilia. Cualquiera que haya estado en la industria sabe como funcionaba el tema de la visita médica y la innumerable cantidad de médicos que entraban al juego. Unos sabiendo lo que hacían y otros simplemente porque se dejaban llevar. Lo realmente triste del caso es que se sigan haciendo estas acciones y se esté permitiendo por parte de la administración. Tal y como está la economía pública esto es una gran vergüenza para cualquiera que lo vea. Estar con el agua al cuello y que con dinero público se mantenga a los laboratorios con todos sus caprichos no tiene nombre.

    Claro que se están pagando cenas, y también regalando material informático muy muy caro para médicos, y comprando aparatos con la excusa de que es para algún departamento de hospital. Y tantas y tantas cosas que se están haciendo para seguir vendiendo. Esto no lo para nadie no se si porque no interesa o por desconocimiento. Todos sabemos que es difícil denunciar. Algunos nos arrepentimos de no haberlo hecho antes cuando teníamos justificantes de pago de los jefes de área o facturas de restaurantes o agencias de viajes pagadas con la american express del jefe de zona e incluso por nosotras mismas.

    Las lavadoras o televisores venían directamente desde central a casa de los interesados y algunos visitadores tienen su casa amueblada con dinero de la empresa destinado al tarugueo y el laboratorio ni se enteró. Porque ganaban tanto, que daba lo mismo que las cuentas no cuadraran. Ahora existe más discreción. Algunos jefes siguen comprando material informático sobre todo de la casa apple pero siempre camuflando la factura. En la calle Colón de Valencia conocen bien a algunos jefes de laboratorios que son buenos clientes y no compran precisamente para ellos. Todo se lleva más en silencio, pero se lleva. Desde luego no es como antes cuando todas las casas de electrodomésticos estaban copadas por visitadores. Pero el nivel de ventas tienen que mantenerlo y se las ingenian para seguir adelante. Cada vez suben más el listón en cuanto a los coches. Todos van ya por los centros con su ipad y es la administración la que mantiene esos gastos. A los funcionarios cada vez se les paga menos. La inversión en educación y sueldos al personal sanitario se ha reducido muchísimo. Los propios médicos que son los que recetan los productos ven como los visitadores se les acercan con BMW o Volkswagen, Audi u Opel de alta gama y con todos los extras, cuando ellos posiblemente llevan un Corsa o un Fiesta.

    El coche no es importante pero es un buen marcador de lo que está pasando. Como han cambiado los papeles. Antes el médico era el que enseñaba con orgullo su coche a los visitadores y ahora hemos cambiado los papeles. Qué ingeniosos estos de los laboratorios que son capaces de aprovecharse de la administración y seguir con la cabeza bien alta a pesar de lo que hay a la vista. No te disculpes Cecilia que tienes toda la razón en lo que dices.

  4. Cecilia

    Me gustaría compartir con vosotros un escrito que he colgado en una red social formada por visitadores médicos que opinaban sobre el programa de Salvados.

    Soy la ex-visitadora que participó en Salvados. Me gustaría hacer algunas aclaraciones relativas en mi intervención en dicho programa.

    Quiero dejar muy claro que hablé de mi experiencia y la de mi entorno en la mayoría de los años que trabajé como VM. Reconozco, y quiero pensar, que existen profesionales honestos y cualificados que aportan valor añadido de interés sanitario cada día con su trabajo. Espero que la tendencia de este nuevo de modelo de visita médica vaya al alza. Asimismo, la mayoría de médicos no son tarugos, ni chocolateros, aunque acepten alguna comida en grupo, un libro o incluso una inscripción de un congreso, pero lo que me parece más reprochable es la intención de dichas colaboraciones por parte de las farmacéuticas. Lamento si ha parecido que incluía a todos en el mismo saco.

    Por otro lado, tengo que decir que lo que he contado no era un caso aislado sino generalizado cuando yo trabajé, y tampoco hace tantos años ya que me fui en 2008… Me gustaría pensar que la tendencia de hoy es hacia una visita médica de mayor nivel científico que ayude a mejorar la imagen devaluada de la profesión que, en líneas generales y en mi opinión, carece de credibilidad ante la clase médica.

    Por otro lado, obviamente, un visitador en activo o en transición nunca va a hablar tan claro. En mi caso lo hice porque llevo tiempo vetada del sector y no precisamente por ser mala profesional, como es fácil escribir cuando lo que se pretende es desprestigio, sino por denunciar internamente y en un Juzgado irregularidades que vulneraban un Código Ético que se suponía que era de obligado cumplimiento. Explico esto para que sepáis porque yo pienso que los Códigos Éticos, que son una excelente herramienta cuando sirven como órganos de control y sanción de un colectivo, están de adorno en ciertas empresas; supongo que para contribuir a proyectar una buena imagen de cara a la galería…

    Respecto a los incentivos a la prescripción, en forma permitida por los códigos y/o no, existen en teoría siempre que estén vinculados a los presupuestos de inversión. Podrá ser correcto de acuerdo con un Código Ético pagarle un congreso a un médico, pero podría incardinarse en un ilícito penal si fuera a cambio de recetas. Supongo que no todos pedís recetas a cambios de las acciones realizadas, pero dudo mucho que no sea la intención de esas inversiones y que luego os pidan justificar o verificar la rentabilidad de las mismas… Al igual que muchos visitadores, yo realicé cursos de técnicas de negociación… Todavía guardo el “título”.

    No he inventado nada, ni he hablado de nada que no haya vivido; ni por supuesto me han dicho lo que tenía que decir. La participación en este programa no tiene compensación alguna, a excepción de los billetes de AVE y dos taxis. Lo que sí es cierto es que la entrevista duró más de dos horas y se ha resumido en 7 minutos. Aunque hay datos que se han obviado, creo que es un reflejo bastante fiel de lo que conté. También entiendo el malestar de muchos profesionales, tanto los que se identifican con mi testimonio, como los que no; y por razones totalmente diferentes…

    Espero, como decía otra comentarista, que esto contribuya a remover el planteamiento del colectivo que pide a gritos un código deontológico que vele por el cumplimiento de unas prácticas honestas que dignifiquen la profesión. Si bien es cierto que no todo el mundo comete irregularidades, creo que todos en mayor o menor medida hemos sido testigos de las mismas, consintiéndolas tácitamente. Aquí está el origen de la mala imagen de la profesión, si bien, como en muchas ocasiones, es mejor matar al mensajero.

    Os agradezco vuestro respeto hacia mi persona al manifestar vuestras opiniones aunque sean negativas. No todas las personas saben opinar sin injuriar ni calumniar.

  5. Asufre

    Se dice que en los años 90, es mentira, se sigue haciendo. Cómo van a mantenerse las ventas de algunos laboratorios que viven de las migajas de los grandes? la batalla de los genéricos con las farmacias? La mayoría de los laboratorios venden con copias, de innovación nada, están saliendo ahora a flote con compras de productos de hace 50 años. Sobre todo un laboratorio vasco. Aqui pasa en la industria como los chorizos que estan saliendo en el gobierno actual; nadie ha hecho nada, todo es mentira. En fin, todo mi papeleo si algun dia lo necesitas para callar bocas, puedes contar con ello, siempre que no salgan muchos nombres.

    • Miguel Jara

      Supongo que en los 90 dirían que eso era cosa de los 80. Lo cierto que en los 2000 se hizo, en los 2010 siguió el asunto y camino del 2020 continúan.

  6. Nati

    Felicidades por lo de “Salvados”.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.