En medicina no todo vale

Algunas notas de lo acontecido hoy durante la segunda jornada del Congreso de Medicina Ambiental que se desarrola este fin de semana en Madrid y del que publiqué esta mañana.

-Estilo de vida y factores ambientales junto con factores personales, familiares y/o genéticos son las claves para entender la salud de la persona. Educación medioambiental como modo de obtener salud y de conseguir adultos que sepan en el medio que han de desenvolverse y consigan respetarlo.

-William Rea hizo un análisis de aliento en 500 personas y todo ellas presentaban tóxicos. Los entornos controlados medioambientalmente consiguen reducir la carga tóxica y permiten mejorar a los pacientes con problemas graves de circulación sanguínea.

-Alejandra Menassa, psicoanalista. La discusión sobre si la SQM es física o psíquica es estéril pues no se puede separar uno de otro ámbito. No hay nada que impacte en nuestro cuerpo que no impacte en nuestro psiquismo. El enfermo de Sensibilidad Química Múltiple (SQM) sufre una doble discriminación porque se le considera un “cuentista” por los demás pero al mismo tiempo el propio enfermo prefiere ser considerado enfermo físico como si esto fuera menos grave que ser enfermo mental. Los afectados de SQM no son simuladores. Sumar disciplinas como en Medicina Integrativa, no sólo tratamiento físico sino también psicológico.

-Josepa Rigau, médico. Las sustancias químicas tóxicas dañan el sistema inmunitario y provocan su desregulación dejando indefenso al organismo. Hay sustancias llamadas xenobióticos que a unas personas les hacen daño y a otras no. Explicó las herramientas de la micro-inmunoterapia para restablecer el equilibrio en el sistema inmunológico.

-Sobre Medicina Integrativa. Se ha producido, sobre todo gracias a Internet, un cambio en los pacientes. Hoy estamos mejor informados y somos más responsables de nuestra salud y acudimos a la consulta en busca de un médico que camine junto a noostros en la búsqueda de la salud; no se tratan enfermedades sino que se trabaja con el nuevo paciente en que este se recupere; se utilizan técnicas no invasivas o lo menos invasivas que se pueda hasta que no haya mas remedio que usar los remedios convencionales y no se separan los aspectos biológicos de los mentales; un nuevo profesional sanitario coloca al ciudadano en la cumbre de la pirámide de atención sanitaria; buena comunicación (de nada sirve tener muchos conocimientos si luego el paciente no entiende a su médico). Se trabaja en equipo con el paciente. Se considera la medicina natural la base de toda la Medicina pues ayuda al cuerpo recuperarse por sí mismo antes que intervenir sobre él de manera agresiva como se hace en medicina convencional.

-Rosy Daniel trata el cáncer con el enfoque de la Medicina Integrativa y considera vital que el paciente se contemple en toda su integridad pues cuando el afectado conoce bien el tratamiento que le van a dar, a su médico, etc, se produce un efecto placebo en un porcentaje importante que ayuda a sanar. Ha contado casos de éxito en el tratamiento del cáncer sin medicamentos convencionales, con nutrición combinada con ejercicio -un estudio hecho en California concluye que la mejoría es espectacular-. El miedo al cáncer y los tratamientos cansan mucho al paciente y siempre trabaja con medicina energética. Lo más importante es que el paciente sea “proactivo”, confíe en que su cuerpo tiene capacidad de autocuración, según ella.

-Sergio Abanades, de la Clínica Omega Zeta, ha criticado aquellos que con hacen cursos de unos meses sobre varias terapias alternativas y luego se construyen un curriculum y abren una consulta.  “Es un error”, dijo, tan grande como que la medicina convencional se haya alejado de los ciudadanos echándose en los brazos de la tecnología sanitaria. “Tenemos que estar abiertos a nuevos enfoques y tratamientos”, ha dicho. No vale todo ni para lo convencional ni para lo no convencional. Los hospitales no son un modelo adecuado de sanación porque su agua, su comida, sus entornos, las prisas y estrés de los propios médicos, etc, tienen más que ver con la enfermedad. Se acumulan evidencias científicas sobre la bondad de la meditación en la salud.

Enlace recomendado Bufete Almodóvar & Jara


¿Cuánto crees que vale este post?

6 Comentarios a “En medicina no todo vale”
  1. Rogelio García

    Es una maldad por parte de quien (en cuestiones de salud) ponga el beneficio económico, la competencia técnica o comercial y el mantenimiento de las exclusivas de sus productos o investigaciones, por encima de la consecución de la mejora de la salud de los enfermos (padezcan la enfermedad que padezcan ). Y es de MISERABLES, los comportamientos de entidaes, particulares (doctos o no en el asunto); que por tener un minuto de gloria en un diario, una televisión o una rueda de prensa se dedican a sembrar confusión, dudas y desencanto, sancándose de la manga aseveraciones y propuestas indocumentadas y tendenciosas, incluyendo descalificaciones (comentadas, no argumentadas) de profesionales con larga trayectoria experimental con enfermos de enfermedades ambientales; con el fin de intentar anular su reconocimiento mundial en beneficio de las banderas bajo las que conspiran. Estas burdas maquinaciones se deberían dejar PARA LA LITERATURA DE INTRIGA, pero debería estar penado usarla en espacios tan sensibles como las enfermedades y sus secuelas.

    Como resumen quería aportar: creo que es demencial que se retire del mercado un juguete por ser peligroso; por ejemplo para el atragantamiento de un niño (que me parece correcto); y no se retire del mercado con la misma celeridad, fumigaciones, explosiones, producciones de CO2, vertidos y comidas con componentes tóxicos en su conservación, textura, color o sabor.

  2. Itziar

    Nuestro “periodista” preferido vuelve a la carga. Ahora afirmaciones como “Todos los ensayos clínicos apuntan a que la SQM y la hipersensibilidad electromagnética son dolencias de origen psicosomático” no tienen derecho a réplica, ha desactivado los comentarios.
    http://blogs.elcorreo.com/magonia/2012/06/05/la-sexta-noticias-alimenta-la-quimifobia-y-histeria-electromagnetica-otra-vez/

  3. Ricardo

    Y una cosa muy importante para que nadie se desanime en el camino de la normalización de estas enfermedades: 1º reconocimiento de las enfermedades ambientales (reconocimiento social y científicos, de ambos tipos y no como enfermedades psicológicas, sino físicas), 2º terapias para curar y/o paliar estas enfermedades y 3º prevención social de las mismas, para que ni siquiera llegen a producirse o se produzcan mucho menos.

    Es cierto que aún estas enfermedades no están donde debieran estar, en reconocimiento, terapias y prevención, pero aunque todavía no estén en ese punto y quede mucho por hacer, es increíble el cambio de información hacia las mismas con respecto a hace unos años que se está produciendo tanto en España como en el extranjero, aunque aún queda mucho también en este campo por hacer, el camino es el correcto y va a más, por lo que no desanimarse, el trabajo se va notando y no cae en saco roto.

  4. Ricardo

    Además es un problema muy sencillo de entender por la sociedad, lo que uno planta es lo que recoge, los humanos como especie, mundialmente hemos plantado contaminación y ahora recogemos enfermedad, lo entiende cualquiera, es la consecuencia lógica, hay gente mas o menos afectada según su resistencia personal (algo también lógico), pero todos estamos expuestos, causa/efecto, otro de los grandes culpables de toda esta situación es la falta de controles o corrupción, algo que viendo la crisis también entiende la gente a la perfección, la buena noticia es que en nuestras manos está el parar esto.

  5. Ricardo

    He visto el pequeño reportaje sobre enfermedades ambientales en el telediario de la cadena de televisión “La Sexta”, creo que es muy importante que esto siga así, cuantos mas reportajes grandes y pequeños, en todo tipo de medios sobre estas personas y estas enfermedades, mas gente con estas patologías descubrirán que las tienen, por otro lado serán también mas conocidas por toda la población, también serán mas conocidas por la clase científica, por la periodística y por la política, todo esto junto y de continuo (mas los cambios que provengan del extranjero), harán que a medio plazo empecemos a ver reconocimientos y legislaciones que amparen a estos enfermos y contemplen a estas enfermedades, este es el camino, cuanto mas se visibilice un problema, mas será consciente todo el mundo de su existencia y clamará la sociedad por soluciones, mas solidaria será la sociedad.

  6. Carlos

    He leído con satisfacción y algo de asombro, que se acumulan evidencias científicas sobre la bondad de la meditación en la salud. Teniendo en cuenta que desde hace cientos de años, millones de personas en el mundo recurren a ella,con indudable beneficio para su salud, celebro el descubrimiento y las evidencias científicas con una práctica ancestralmente sanadora,que, afortunadamente, impuso su práctica siglos antes de ser considerada y aprobada por el discurso científico oficial occidental.
    Saludos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.