Daños de las vacunas y falta de consentimiento informado

No pude ir al seminario que se realizó la semana pasada en Madrid titulado “Eficacia, efectividad y seguridad de las vacunas”. Se celebró en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC) con el propósito de analizar y difundir información científica sobre las vacunas y estudiar cómo mejorar sus ventajas, cómo paliar sus inconvenientes y mantener la confianza social en las mismas. Los organizadores, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y los asistentes al seminario no tienen dudas sobre la necesidad de las vacunaciones sistemáticas (y su influencia en la extraordinaria disminución de la incidencia de las enfermedades contra las que protegen) y lo razonable de su coste, por lo general. Juan Gérvas, médico sí estuvo y me envía algunas reflexiones:

La ciencia no da certezas y las respuestas actuales hay que cuestionarlas para lograr su mejor aplicación. No cabe el rechazo al debate científico sobre las vacunas, sino al contrario, es necesaria la sana crítica. En este sentido, la pretensión del Grupo de Vacunas que promueve SESPAS es aglutinar a los interesados en torno al máximo común denominador de la información científica de calidad

Las vacunas son un logro sanitario que ha ayudado a cambiar el perfil de morbilidad y mortalidad a lo largo de más de dos siglos. Junto al saneamiento de aguas (suministro y depuración), la vacunación constituye un avance clave en salud pública. Pero las vacunas han pasado de ser un bien colectivo, muy barato y efectivo, a ser un negocio; es decir, un bien para los que las producen, a veces con dudoso beneficio social. Las vacunas están pasando de vacunas poblacionales a vacunas personales, lo que cambia el foco ético de ‘justicia’ y ‘no maleficencia’, a ‘beneficencia’ y ‘autonomía’. Se trata, pues, de armonizar las políticas públicas con las decisiones individuales, en una situación en la que la población tiende a rechazar todo riesgo, y pone en duda el balance entre beneficio social y daño personal“.

El punto de corte crítico en España se sitúa en el año 2000, con la introducción de la vacuna antineumocócica, a cuyo debate se sumaron los posteriores de la vacuna contra el virus del papiloma humano y finalmente la estrategia de vacunación en 2009 en la pandemia de gripe A.

Sin embargo, según Juan, la historia del rechazo a las vacunas es consustancial a la introducción de las mismas; por ejemplo, frente a la primera, contra la viruela, tanto por las resistencias de los médicos ante el cambio de “negocio” (de curar a prevenir, con pérdida de clientes), como de los científicos preocupados por la higiene de los métodos primitivos de inoculación y conservación de la vacuna.

Hay que destacar los problemas de la vacuna contra la poliomielitis en Estados Unidos, a mediados de los cincuenta del siglo XX (el incidente Cutter, de casos de poliomielitis provocados por la vacuna), el fiasco de la vacuna contra la gripe A de 1976 (que generó una epidemia de casos de Guillain-Barré) y la publicación en The Lancet, en 1998 de un trabajo en que se asociaba en falso el autismo a la vacuna triple vírica (contra el sarampión, la rubeola y la parotiditis). Todo ello provocó un fuerte movimiento en contra de las vacunas, especialmente en los EE.UU. y el Reino Unido“.

Frente al negocio de las vacunas, con su agresividad en la promoción y venta, podemos decir que las vacunas han perdido su “inocencia”, como bien se demuestra al recordar las necesarias presiones para conservar el abastecimiento de vacunas sistemáticas esenciales (por ejemplo, contra tétanos y polio) a lo largo del siglo XX, dado su escaso margen de beneficio para los fabricantes. El cambio también afecta a su investigación, que ha pasado mayoritariamente de las universidades (financiación pública, sin ánimo de lucro) a las industrias (financiación privada, con ánimo de lucro).

Sabias palabras de este médico:

Es importante recordar que la inoculación es un ejemplo primigenio de biopolítica, en el que lo deseable (conservación de la salud) se convierte en mandato (obligación moral y/o legal de ser vacunado, en este ejemplo). Las ‘autoridades’ (políticos, técnicos, expertos y demás) establecen un discurso y unas normas que generalmente se imponen a la sociedad, sin mucho diálogo. Es escaso el desarrollo de una “vacunología social” en una sociedad como la española en la que se multiplican sin cesar los expertos en vacunas y sus grupos, se mantiene la verticalidad de las decisiones vacunales, se explota el miedo a la vulnerabilidad y se demuestra escaso o nulo interés por las valoraciones críticas de vacunados (y de sus responsables legales) y profesionales“.

Para mejorar la aceptación de las vacunas, convendría, según él:

1/ el seguimiento continuo de la misma mediante un Índice de Confianza en las Vacunas

2/ el estudio de las respuestas sociales a las vacunas

3/ una encuesta seroepidemiológica continua

4/ el recuerdo permanente a la población y a los profesionales de las enfermedades “raras” como consecuencia del éxito de las vacunas (las vacunas “mueren de éxito”, en cierto modo)

5/ el análisis de los brotes de dichas enfermedades según edad, sexo y clase social

6/ dar transparencia a los daños provocados por las vacunas

7/ el establecer un sistema de compensación para dichos daños, tras la vacunación

8/ la definición y acreditación de “experto en vacunas” y la formación en vacunas de todos los profesionales

9/ no desautorizar sin más las voces críticas.

Son las propuestas de Juan. Al poner en negrita las últimas he querido, como es obvio, destacar esos aspectos. Yo sigo quedándome helado cuando unos padres nos piden asistencia jurídica por lo posiles daños provocados por vacunas. Hace unos días entregamos a unos de ellos el informe legal que nos han solicitado y en cuanto nos den su beneplácito presentaremos una demanda. Vemos el caso claro y además ya hay sentencias favorables por lo mismo; no sólo por el daño, del que avisa la ficha técnica del producto, también por falta de consentimiento informado de los profesionales sanitarios que atendieron al bebé.

28 Comentarios a “Daños de las vacunas y falta de consentimiento informado”
  1. Juan Gérvas

    -Gracias, Miguel (Jara) por incluir tan largo y oportuno comentario sobre un seminario que podemos considerar “fundamental”, pues es la Sociedad Española de Salud Pública (la más interesada en las vacunas) la que promueve una sana y necesaria crítica a las mismas, la que demuestra tolerancia y ausencia de dogmatismo
    -se incluye en el texto completo del informe sobre el seminario 1/ el listado de ponentes (Emilia), 2/ un comentario sobre la tosferina y sus casos (José Manuel) 3/ datos sobre la falacia de achacar a los “antivacunas” los brotes de sarampión, 4/ la sugerencia de que los propios padres puedan declarar efectos adversos, y 5/ más información general que se puede leer en
    http://www.equipocesca.org/organizacion-de-servicios/resumen-del-seminario-sobre-eficacia-efectividad-y-seguridad-de-las-vacunas-aspectos-clinicos-profesionales-y-sociales/
    -respecto al sistema de compensación de los daños por vacunas, vale la pena leer el texto de la OMS
    http://www.who.int/bulletin/volumes/89/5/10-081901/en/index.html
    -en fin
    José Manuel, he tenido a muchas familias que no vacunaban a sus hijos, por mi empatía con todos los pacientes y situaciones.
    -en fin
    -un abrazo
    -Juan Gérvas

  2. José Manuel

    Me entristece dar esta noticia que, por otro lado, es repetitiva a lo largo de la historia, estos días 6 niños acudieron al Hospital de A Coruña Juan Canalejo aquejados de Tosferina. De los 6, 5 estaban vacunados. ESTA NOTICIA NO SALDRA EN LOS PERIÓDICOS NI EN LA TV, y yo me enteré de casualidad, pues los padres de uno de los niños son amigos míos. La disculpa que le pusieron a los padres de los vacunados es que salió un lote mal.

    Hay que resaltar que existe abundante documentación a lo largo de la historia de las vacunas, que demuestra que esto es algo normal: que los vacunados cojan la enfermedad para la que se “inmunizan” o que la vacuna esté infectada de virus como el SV 40 por ejemplo … El caso es que 200 y pico años después, no disponemos de los medios adecuados para controlar el proceso de fabricación de las vacunas … ¿como me puedo creer que Jenner, allá por el 1800 y pico tuviese los medios para fabricar la vacuna de la varicela en condiciones seguras si todo era artesanal? además, la historia habla de los desastres de esa vacuna en la época.

    Por lo tanto, tenemos dos riesgos importantes, uno el de la propia vacuna como tal por sus componentes tóxicos; y el otro, del que se habla como accidente que no volverá a ocurrir (y ocurre a menudo) los derivados del proceso de fabricación, conservación, aplicación … Decidme, si todos los padres estuviesen medianamente informados de la realidad de estos riesgos, ¿cuantos vacunarían a sus hijos? y por otro lado, ¿cuando, los fiscales, tomarán cartas en asuntos como lo de Trinidad Jimenez con lo de la gripe A, lo de las amenazas de Bengoa a los médicos, lo de justificar las vacunas con AFIRMACIONES no demostradas …

  3. José Manuel

    Respecto a lo que dijo Iralme en relación con el documento que te ponen para firmar que no quieres vacunar, NADIE PUEDE OBLIGARTE A FIRMAR NADA, precisamente porque no es obligatirio. De todos modos, eso solo sería para la de la Hepatitis B, que es la que ponen nada más nacer, y es cuando te llevan el papel, cuyo único objetivo sólo se explica como INTIMIDACIÓN, como diciendo: “Ah, ¿no quieres que le vacunemos?, pues firma aquí que te niegas a vacunar a tu hijo quedando registrada (solo se lo dan a firmar a la madre) como rebelde”. Cuando la realidad es que entiendes que los riesgos son superiores a los ¿beneficios?
    ESTO ES UN SIN SENTIDO, porque después nadie te pide que firmes nada para las demás vacunas. Resumiendo, NADIE TE PIEDE OBLIGAR A FIRMAR NADA.

  4. Txu

    Estoy de acuerdo con José Manuel, una vez que alguien se ha sentido engañado por las recomendaciones de vacunación, la reconciliación o la recuperación de la confianza es prácticamente imposible. No se puede tener confianza en quienes saben que mienten y mientras que no hacen absolutamente nada para remediar el mal que se ha hecho. Perder la salud de repente así como así, siendo sano y joven, por medidas arbitrarias muy mal justificadas que obedecen más a políticas de mercado que a políticas sanitarias, es lo suficientemente grave como para en lo sucesivo no dejarse influir por las recomendaciones que provengan de expertos y políticos con intereses distintos a los sanitarios. Tampoco es que alcancen un nivel mínimo de ética para estas cuestiones, pero vaya que lo de insinuar cuando no decir abiertamente que las niñas víctimas de la vacuna del papiloma tienen problemas psiquiátricos es de todo menos presentable, y también tiene mucho de ingenuos y estúpidos porque a ver si se creen que la gente es idiota y no sabe pensar, leer, aprender y hacer deducciones.

  5. Isabel

    Jose Manuel, me ha parecido muy interesante tu reflexión. Sobre todo porque los médicos no se molestan en explicar lo importante que es una dieta sana, el ejercicio físico y mental…
    En la última revisión pediátrica de mi hija de tres años, cuando le dije a la enfermera que mi hija era vegetariana, lo primero que me contestó “pero pescado si come, ¿no?. Sólo para que veas la desinformación,pues por definición, vegetariano es ni carne ni pescado, y luego están las variantes. Total, luego me dijo que le faltarían proteínas, cosa que no se sostiene porque la Asociación Dietética Americana especifica que las dietas veganas correctamente planificadas son aptas para todas las edades. Eso sí, le contesté que la única vitamina que debíamos suplementarnos es la B12.
    Total que un poco cansada de que siempre te miren como si estuvieras haciendo algo malo, le dije que por favor, se dedicaran a informar a los padres de que no les dieran tantas chuches y basura a sus hijos en lugar de preocuparse tanto por los vegetarianos. Yo intento no darle esas cosas a mi hija pero en la calle la bombardean constantemente.¡¡¡ Me impresiona ver a niños de 2 años con caries!!!!! .

    Y buen

  6. José Manuel

    En primer lugar, quiero rectificar la expresión que utilizé en relación con Bengoa y Trinidad Jimenez, quizás no sea la más decorosa. Lo que quería decir realmente, es que las actuaciones tanto de uno como de otro son merecedoras de llevar a los tribunales.

    En cuanto al último comentario, considero, sin lugar a dudas que es cierto lo que dice Yordi, de todos modos, si conseguimos que se establezca un protocolo de información sobre las vacunas en el periodo del embarazo, ya hemos dado un paso importante. Piensa Yordi, que una vez dado ese paso, les estás obligando a decir más cosas de las que decían y a hablar de los daños adversos aunque sea de forma tímida, pero ya estamos en la disposición de atacar el segundo paso.

  7. Jordi

    Creo que se debe tener cuidado con los conceptos como el consentimiento informado o información científica de calidad, creo que son demasiado ambiguos que no aportan grandes cambios para las decisiones de los pacientes. Estos conceptos pueden servir como mecanismos de legitimación para los intereses comerciales, son conceptos susceptibles de manipulación si su control se monopoliza (que lo está o lo intentarán…) tal i como han ido monopolizando las publicaciones o las iniciativas científicas.

    Per ejemplo y de forma simplona, de que me sirve para decidir… que me diga el médico que mejor me vacune de tal cosa porque el riesgo según la “información científica de calidad” de la enfermedad a prevenir es X% y el riesgo de reacción adversa es X-1%, si las líneas de investigación han ido a descubrir más las bondades que los riesgos de dicha vacuna, o que los riesgos descubiertos son contrarrestados por la “ciencia defensiva” y por lo tanto no informados.

    El problema es más profundo que la simple información al paciente por parte del médico. Mientras la mayor parte de las investigaciones sean financiadas o de iniciativa de una parte interesada comercialmente (o por otros intereses) el conocimiento tenderá a estar sesgado, y por lo tanto la información y nuestra decisión también, sin que cambie nada la situación del paciente. Esto no significa que esté en contra del consentimiento informado solo intento decir que el problema radica donde se genera el conocimiento, en su origen, en las decisiones de qué estudiar, qué no investigar, qué publicar y qué ocultar, qué publicitar y qué no…

  8. José Manuel

    Estoy totalmente de acuerdo con Iralme.

  9. José Manuel

    Miguel, te felicito por tu Blog. Tiene sentido.
    De entrada, todos sabemos (o podemos investigar) los desastres que se han producido con las vacunas (desde sus inicios hace más de 200 años) a lo largo de la historia, las afirmaciones de profesionales muy críticos con las vacunas desde sus inicios, … pero no es mi intención seguir hablando de pruebas de los daños de las vacunas ni de sus posibles beneficios, sino de llamar la atención sobre aspectos muy importantes que se ignoran sobre la verdadera salud:

    1. Se habla de que tenemos que “prevenir” con un fármaco que sabemos que tiene daños adversos graves y que es potencialmente mortal,pero nadie (de la medicina alopática) habla de investigar la verdadera influencia que la alimentación, la vida sana física y emocionalmente tiene sobre el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

    2. Se habla (Juan Gervas) de que hay que mejorar la aceptación de las vacunas con una serie de actuaciones que beneficien la confianza en las vacunas (¿porque no, la desconfianza según los resultados), y yo digo, esto es como cuando alguien, despues de llevar conviviendo con su pareja en “perfecta armonía” durante 20 años por ejemplo y de pronto se da cuenta de que le estuvo engañando desde el primer día y luego le dice: oye, confía en mí porque esto no va a volver a suceder. Es imposible esa reconciliación. En las vacunas lo mísmo o peor, porque los daños los va a seguir habiendo, todas esas manifestaciones al unísono desde cualquier latitud de “no se ha podido demostrar la relación vacuna-muerte” (digan de una puñetera vez que las vacunas son potencialmente mortales)cuando la demostración tiene que ser a la inversa (demuéstreme ud que no fué por la vacuna), “las vacunas son seguras” (si alguien sabe de un solo estudio libre de conflictos de intereses que demuestre la seguridad de las vacunas, por favor, dígame cual), “los beneficios son infinitamente superiores a los riesgos” cuando ya se estan evidenciando no solo daños a corto plazo sino a medio y largo plazo porque los componentes nocivos de las vacunas quedan en el organismo dificultando actividades fundamentales pues no se metabolizan, “las vacunas son las responsables de la reducción de morbilidad-mortalidad de algunas enfermedades” (en primer lugar no está demostrado que fuesen las vacunas léase el libro sobre las vacunas de Dtra. Vieira Schbeiner, y otros como Kalokerinos, Donohoe, …; en segundo lugar se ignoran otras circunstancias que influyen de forma contundente en el sistema inmunológico como la alimentación, vida física y emocional sana). lo que realmente se traslada a la población es: vacúnate y come 4 bollicaos al día.
    3. Estimado Miguel, soy padre de seis (entre 15 y 27 años) cinco de ellos mayores de edad (pueden vacunarse si quieren) y no quieren saber nada de vacunas, han detectado que su salud está muy por encima de la media de los de su edad, y lo que me sorprende más, no saben (salvo una niña en un momento puntual) lo que es tomar un antibiótico). Dime cuantos niños vacunados a los 2 años o antes no ha tomado antibióticos. Y sin embargo, a pesar de que muchos médicos (José María Bayas, Martinón, Carlos gonzález, Amos José, …) saben de mi experiencia familiar en relación con las vacunas, nadie, NADIE, nos ha solicitado nada para investigar nuestro caso y por extensión el de otros similares, que los hay.

    4. En relación con los puntos que propone Juan, sería muy bueno que se llevara a efecto SALVO EL PUNTO 4, aunque hoy es utópico.

    5. Como preámbulo de lo anterior,yo creo que la solución de choque para aclarar la situación es la realización de un estudio médico-estadístico de comparación de nivel de salud entre vacunados y no vacunados, donde tendrían que participar los padres, los defensores de la vacunación, los defensores de la no vacunación, … pero esto, a parte de complejo (esto se podria superar) es utópico, las farmacéuticas siguen teniendo mucho poder sobre nuestros interesados políticos (¿Bengoa y Trinidad todavía andan sueltos?). Lo único que nos queda es que padres como mi mujer y yo divulguen su experiencia y animar a los padres a que investiguen y luego decidan con conocimiento objetivo.

    6. Estimado Juan Gérvas, sabes que te tengo un gran aprecio y así te lo he manifestado en mis correos, aunque no comparta alguna cosilla, desde aquí, te invito personalmente a visitar mi familia y que conozcas a mis seis (más dos nietos, uno vacunado y otro no vacunado) no vacunados ni de las esenciales. Y de paso, a ver si me convences de lo del efecto rebaño que no lo tengo nada claro. Un abrazo.

  10. Dra.Lua Català

    De acuerdo con Carlos Miguel en que tal vez la viruela no fué instaurdada como un negocio y sí pensando que sería un “bien” para la humanidad, pero fué una vacuna muy polèmica, se sabe que muchos niños contrajeron la viruela por la misma vacuna, incluso creo que se llegó a prohibir en Reino Unido por sus terribles efectos secundarios, estoy escribiendo de memoria estos datos pero sé que están bien documentados, creo que en el libro de Xavier Uriarte Los Peligros de las Vacunas.

  11. Mateo

    Nadie se ha preguntado nunca porque no existe una vacuna contra el tétanos en animales, siendo el bacilo el mismo que produce la neurotoxina en humanos.Yo creo que seria un gran negocio para las farmacéuticas….teniendo en cuenta que las posibilidades de contraer tétanos en animales debe ser mayor que en las personas.Además será fácil observar si la vacuna es efectiva ¿no?

    Salud para todos.

  12. Carlos Miguel

    Totalmente de acuerdo con Dra.Lua Català. Quizás con la posible salvedad de la vacuna originaria, la de la viruela, de fundamento distinto al de las vacunas actuales. Aunque tampoco estoy muy seguro de ello. Lo cierto es que al menos no fue concebida como un negocio, al contrario de las vacunas actuales, cuya relación beneficio/riesgo real se mantiene oculta bajo el ancho manto de la propaganda comercial y gubernamental.

  13. Ricardo

    Sobre la crisis, me pregunto si nuestros hijos a corto plazo tendrán que empezar a emigrar de forma masiva como antes ya hicieron sus abuelos.

  14. Dra.Lua Català

    Ah! Una ironia muy en boga: No dejemos de vacunar, se van a perder miles, millones de puestos de trabajo! 🙂

  15. Dra.Lua Català

    Creo que las vacunas en lugar de un logro sanitario son un enorme error sanitario, tal vez el principio de esta mala salud sutil que tanto interesa al sistema, para cronificar la enfermedad y ganar clientes para la industria farmacéutica, la de tecnologia médica y manetener todo el aparato burocrático que requiere el hecho de vacunar sistemáticamente. Las vacunas seguramente han modificado la epidemiologia, lo cual no es lo mismo que mejorar la salud. Ahora hay muchos más niños enfermos. Mirando las vacunas una a una, no hay ninguna que se salve del análisis, todas han sido y son una fuente de enfermedad.

  16. Ricardo

    Siguiendo con el comentario de Pedrito, o la propia POLICÍA que tenía una imagen buena o por lo menos correcta, pero que ahora está muy deteriorada por sus enfrentamientos con la población civil, de cualquier forma no hay mas que ver la tele, para darse cuenta que en este país ya no gobiernan sus políticos, sino Bruselas y tras Bruselas, vete a saber…, por eso son necesarios los cambios.

  17. Ricardo

    De acuerdo con Pedrito, solo se ha olvidado nombrar entre otros a LA JUSTICIA, toda politizada, lo cierto es que la corrupción, no parece tener límites, lo mas grave es que están tocados el legislativo, el ejecutivo y el judicial, que además están mezclados (algo imposible en una democracia, pero posible por las estructuras heredadas precisamente de la Transición, de ahí el cambio en profundidad que cita Pedrito, ya nadie se fía de este sistema ni de sus dirigentes, por lo que habrá que avanzar), la imagen de España, tanto dentro como fuera, está sumamente deteriorada.

  18. Pedrito

    Hola Miguel:

    Me gusta mucho tu blog, no obstante sí me gustaría que por favor como persona conectada con el 15 M, escribieses un artículo sobre lo que está ocurriendo con la situación económica del país y la corrupción.

    Creo que el modelo de la transición/democracia española, está en crisis, creo que España ha consumido una etapa de su historia y debe de pasar a otra, no se bien a cual, pero a otra, analicemos: LA MONARQUÍA, está claramente en crisis, la figura del rey y su utilidad, está cuestionada, nadie cree demasiado en la reina y el rey como pareja, el resto de la familia real, su dinero y otras cosas, es algo muy cuestionado, LA IGLESIA, tiene una crisis de creyentes y sacerdotes que te pasas, por otro lado, andan tratando de meterse siempre en política cada vez mas de derechas, no aceptan el sexo en los demás (sobre todo entre el mismo sexo) mientras que perdonan sus “pecados/delitos” sexuales y ni pagan IBI, sin hablar de todos sus privilegios, LOS POLÍTICOS, el país está dividido principalmente en un PP/PSOE, que se acusan mutuamente para conseguir el poder, no se unen excepto cuando hay que investigarles o bajarles el sueldo, entonces se únen para evitarlo (ejemplo Bankia o las Comunidades Autónomas), parecido a los políticos ocurre con los Sindicatos, ya la gente no cree casi ni en la democracia, al menos no en esta…, LOS BANCOS, hay que socializar sus deudas, pero ellos privatizan sus beneficios, EL FUTBOL, tiene una burbuja económica y unos privilegios, se les perdonan deudas mientras esa burbuja crece, pero “Pan y circo como decían los romanos”, LA INDUSTRIA ESPAÑOLA, ¿Cual?, principalmente serán la construcción y el turismo, por que las demás…, LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, solo sirven cada uno a su ideología, excepto Internet…, de momento libre y heredera de los auténticos periodistas y medios de comunicación, todo esto y más, da una idea de país de pandereta, que se creía que era como Alemania y mas tiene que ver con una Argentina, parece que España es incapaz de salvarse sola, país lleno de “ciudadanos del mundo” que no saben ni hablar inglés esto lo dice todo, no se ve la salida, ni hay nadie ni nada que aglutine esto, hay que remodelarlo todo.

    • Miguel Jara

      Pedrito, estoy de acuerdo en casi todo. No quiero pecar de snob pero mucho antes que surgiera el movimiento 15M he escrito mucho sobre esta corrupción, la crisis de la democracia y la dictadura de los mercados, que es lo que ahora está ocurriendo. Gracias por el aviso porque es cierto que quiero seguir escribiendo sobre ello, no pares de recordármelo si me “olvido”.

  19. Pilar Jiménez

    Ya va habiendo estudios independientes. ANDREAS BACHMAIR (WWW.vaccininjury.info), homeópata alemán, grupo KiGGS. Estudio KiGGS en alemán y PDF. Compara en el estudio 8000 niñ@s no vacunad@s y 17,400 vacunad@s de quince paises, entre 0 y 17 años. Salud general MUCHISIMO MEJOR entre no vacunad@s. Alergias, dos veces más de posibilidad de desarrollarlas l@s vacunados. Enfermedades autoinmunes, ocho veces más posibilidades de desarrollarla entre los vacunad@s. Por qué será que USA siendo el pais que más vacuna y desde hace más tiempo, tiene un 25% de enfermedades autoinmunes (Naturalnews.com, Mike Adams, October 13, 2011) similar a G. Bretaña, lider en vacunación. En mi humilde opinión, lo que no quieren admitir es que es la CALIDAD DE VIDA Y SANEAMIENTOS, sobre todo agua de calidad. Salud y amor a la infancia.

  20. Txu

    Elias, vaya si se reunen, pero para lo que les interesa. Puedes verlo en el enlace
    http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/3999235/05/12/ofrecer-la-vacuna-contra-el-virus-del-papiloma-humano-en-los-colegios-puede-aumentar-su-cobertura.html

    Aunque nos toman por idiotas, no todos lo somos. En los tiempos que corren son muy bienvenidas las prebendas recibidas por todas esas asociaciones por parte de quien está dispuesto a pagarlas: la industria farmacéutica productora de vacunas.

    He encontrado este otro enlace de hace pocos días a la noticia de Murcia. http://www.laverdad.es/murcia/v/20120524/comarcas/hospitalizada-otra-nina-sufrio-20120524.html

  21. Almudena Garcia

    Hoy es el dia mundial de la Esclerosis Multiple, otra enfermedad mas donde la medicina desconoce su origen y etiologia y entra como un elefante en una cacharreria, dando palos de ciego y causando estragos iatrogenicos con medicacion agresiva e ineficaz (cortisonas,interferones, inmunosupresores, etc).

    Ya hice alguna comentario aportando algun link de un video del Grupo de Lisboa donde se explica que esta enfermedad, como la mayoria de las llamadas enfermedades autoinmunes, se genera desde fuera del rango biologico y por tanto no tiene prevencion ni posible curacion. Es mas las personas afectadas por la EM son una variante de TIs y por tanto reciben doble castigo, por un lado los sintomas y por otro el tratamiento medico dañino y la estigmatizacion como enfermos.

    Hay prevista una conferencia en Septiembre en Madrid y me van a pasar otro video sobre el tema.

  22. Iralme

    Pero digo yo, si se hiciera el consentimiento informado previo a la vacunación se daría por supuesto que la vacunación es voluntaria y eso es lo que no se quiere ¿no? Pues supongo que a los críticos con la vacunación no nos obligarían a firmar ¿o sí?

    He leído mucho sobre el tema de la vacunación y he leído también varios trabajos del Dr. Gérvas,mereciéndome todo el respeto tengo que decir que no acabo de entender su afirmación de “Las vacunas son un logro sanitario que ha ayudado a cambiar el perfil de morbilidad y mortalidad a lo largo de más de dos siglos. Junto al saneamiento de aguas (suministro y depuración), la vacunación constituye un avance clave en salud pública”. Los mismos laboratorios reconocen, por ejemplo, que la vacuna de la polio en la India no funciona, según ellos por la falta de calidad de vida; me sorpende que un médico tan crítico esté tan seguro de la efectivadad de las vacunas; ¿serían efectivas las vacunas si no hubiera agua potable?

    Salud.

  23. Elias

    Acabo de leer tu enlace Miguel, tremendo, se me ocurre que esos congresitos médicos tan bonitos y sobre todo tan útiles, lo mismo deberían realizar un llamamiento claro y concreto a investigar situaciones como esas (y otras tan dramáticas o más que ellas) que se están dando aquí y ahora con diversas vacunas, para intentar solucionar el tema y apoyar a las víctimas o al menos, como dices, pedir que se generalice el consentimiento informado previo a vacunación y sean los padres y los propios interesados los que decidan sin presión y conociendo toda la información si se vacunan o no. Debo estar soñando, tendrán otras cosas más importantes que debatir esos importantes señores. Salud.

  24. Elias

    Las evidencias se acumulan, la peligrosidad (polible) de las vacunas y su dudosa eficacia (presunta) es algo ya demasiado claro para muchos (cada vez más) para andarse con medias tintas u opiniones politicamente correctas, sobran. Es mi opinión. Es necesaria, si quieren tener algo de credibilidad, una moratoria inmediata en vacunas como la del VPH y la de la gripe e investigaciones libres de intereses comerciales y políticos en todas ellas y no solo las citadas.

    Nunca lo harán (posiblemente)voluntariamente, se caería el paradigma actual, su fe, en suma, en “su” sistema (que por cierto se va al garete, es una posibilidad). Suerte con el caso del niño con posibles secuelas de las vacunas, cada vez tendreis, por desgracia, más casos. Yo mismo conozco unos cuantos así osea “posibles”: alguno con resultado de muerte y otros con graves secuelas, por supuesto nunca investigadas ni reconocidas en relación con las vacunas.

    Espero que la cosa cambie y se vean expuestos más pronto que tarde los responsables reales de estos desgraciados casos (si los hubiere, ya que hablamos de “posibles”, por supuesto) y los de de esas “campañas” vergonzosas de las compañías químico-farmaceúticas y sus delegados políticos que intentan vendernos sus “productos” a toda costa y por cualquier método (sobre todo el miedo, igualmente quedamos en que es una “posiblidad” o “presunción”, claro). Salud.

  25. Txu

    Obviamente si se diera transparencia a los daños eso sería una forma de reconocerlos, al menos implícitamente. El sistema de compensación de daños ya es hablar de otra cosa. No obstante, insisto en que lo más importante desde mi punto de vista es la asistencia sanitaria a los afectados por vacunas ya que es practicamente inexistente. Tan inexistente que lo que ocurre es vergonzoso, nada ético e impresentable se mire por donde se mire. ¿A quien se le ocurrió decir que las niñas valencianas no habían sufrido reacción adversa a la vacuna del papiloma, sino que lo que tenían eran problemas psicológicos o psiquiátricos? ¿a quien pretendían engañar? Ahora que ya hay muchas más víctimas en España de la vacuna ¿qué es lo que tienen pensado decir? ¿creen que pueden seguir ocultando lo que está ocurriendo? ¿creen que vamos a permitírselo? Las mismas jóvenes afectadas van cumpliendo años y no van a olvidar fácilmente el ninguneo y desprecio al que han sido sometidas, el daño sufrido, la pérdida del disfrute de su juventud y en poco tiempo serán ellas mismas las que reclamen justicia. No era necesario sufrir tanto, sin ninguna necesidad, por una vacuna que no es necesaria. Es muy poco serio no tenerlo en cuenta y además ¿cómo van a pedir ahora confianza en las vacunas?

  26. Emilia Montagud

    Yo tambien estuve en esa jornada y echo de menos en las reflexiones que traslada Juan Gervas la referencia a los ponentes que expusieron cada uno de los comentarios.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.