Los fines de semana vacaciones medicamentosas

Un psiquiatra colaborador del blog, que firma sus comentarios como Alredol, me envía este artículo sobre su experiencia con ciertos medicamentos psquiátricos peligrosos y con enfermedades tristemente de moda:

El metilfenidato y las anfetas son gominolas en comparación con lo que es el verdadero “cyclon-gas” contemporáneo: los antipsicóticos o neurolépticos. El asunto del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es agua pasada. Hace 40 años cuando yo empecé psiquiatría se veían verdaderos hiperactivos primarios o intrínsecos. El trastorno entonces se suponía que ocurría en un 0,1% de la población infantil y que mejoraba en la adolescencia: Se prescribía metilfenidato tipo Rubifen o anfetas (que algunos de nosotros ya habíamos probado para algún examen duro y se siguen tomando así y en el deporte de rendimiento) de manera que su acción incidía sobre las horas de día en que podía ser útil.

Los fines de semana vacaciones medicamentosas. Lo que se vió es que el metilfenidato mejoraba la atención y el rendimiento físico de todos, de hecho cuanto más daño cerebral real tenía  un niño más inutil era. Así que aquí tenían una droga para la que había que inventar una enfermedad: el TDAH era más fluido que la hiperactividad y así se llega al TDA, con el que algún colega mío prosperó poniendo el sabihondo énfasis en aquello de “sin hiperactividad”. Luego vinieron las ampliaciones del “criterio diagnóstico” hasta cifras del 10%.¿Como puede entenderse que una enfermedad que afecta al desarrollo tenga tal incidencia negando los principios fundamentales de la biología evolutiva con mucho más dogmatismo que los evangelistas?

Los psiquiatras “ilustrados” no lo creíamos y si sacábamos la cabeza del parapeto nos daban: cartas al gerente de la fundación, del psicólogo o el director del colegio, llamadas amenazantes de algún “responsable”. No nos salió gratis. Cada vez éramos menos. Venció el mal esa es la verdad y los docentes y psicólogos escolares fueron en mi opinión su punta de lanza más eficiente. Los criterios se ampliaron y ampliaron y en edad y así surgió el Concerta, a dar todos los días y horas con lo cual se aseguraba la habituación, la adicción. Aunque claro esto conllevaba sus propios problemas, periodos de insuficiente cobertura sináptica. Así vinieron otras cosas, neurolépticos como el Risperdal o Ziprexa que se dan para todo. Y esto es hoy mucho más peligroso.

Un día se verá el uso de antipsicóticos en poblaciones de discapacitados y ancianos como el mayor abuso psiquiátrico de la historia: a ellos si que están castrando, torturando, enfermando y hasta matando. Y no van a quejarse y menos litigar. Al fin y al cabo los afectados de psicosis de verdad simplemente pueden tirar los antipsicóticos a la basura (tienen una cifra de abandono del 80% por algo será) y los TDA pueden llevar a las compañías a juicio cuando se hacen mayores –hay miles de litigios en Estados Unidos, por este y otros motivos, que Big Pharma amortiza con sobreprecio o dentro de sus presupuestos de research and develpment.

Dejen el tema del TDA, es ya aburrido, un problema menor. Los antipsicóticos, los neurolépticos es el grupo de fármacos con mayor facturación de la historia, 16.000 millones de dólares y siguen creciendo. Como fenómeno de marketing es simplemente espectacular, una obra maestra, canónica. Allí si que están poniendo la gran mordaza. Auswitch está hoy en muchos hogares de ancianos, unidades de atención a la diversidad de colegios y grandes centros de discapacitados.

Enlace patrocinado Abogados especializados

12 Comentarios a “Los fines de semana vacaciones medicamentosas”
  1. Guzman

    Un tema recurrente en el foro de esquizofrenia es la queja de los pacientes por no disponer de un tratamiento anti-esquizofrenia que cure la enfermedad y por los efectos secundarios de los antipsicóticos de segunda generación (ASG), con el riesgo de que puedan potenciar un síndrome metabólico.

  2. Alredol

    Maria:

    No estoy justificando nada, estoy diciendo que las personas adultas están capacitadas para defenderse (usando la figura de “consentimiento informado” para empezar), y así lo hacen en numerosos casos y si no lo hacen es porque no quieren o porque lo dice el juez. Esa es en mi experiencia tanto como psiquiatra como familiar de afectados.

    Aunque comparto sus ansiedades acerca del uso continuado de anti-psicóticos, no estoy de acuerdo en que la psicosis sea una invención de la psiquiatría; si lee usted historia verá que es más bien al revés pues la psicosis estaba antes de la psiquiatría aunque no se llamara así. Y la evidencia clínica y empírica apuntan con claridad a que no hay otra forma hoy de resolver las fases agudas de las psicosis más que con anti-psicóticos.

    Mi crítica intento que sea medida y bien informada. No critico la psiquiatría, solo algunos psiquiatras que se han convertido en buhoneros, hoy por desgracia parece en número creciente y sobre todo muchos otros profesionales, psicólogos, docentes, administradores, políticos etc que están metidos en el abuso neuroléptico en niños, ancianos y discapacitados, tanto o más que los psiquiatras.

  3. Maria

    Alredol:
    Usted hace bien en denunciar el uso criminal de neurolepticos en menores, ancianos y discapacitados pero lo increible es que ¡parece justificarlo en el resto de la poblacion!
    Usted dice: “Al fin y al cabo los afectados de psicosis de verdad simplemente pueden tirar los antipsicóticos a la basura (80% abandono)”

    En primer lugar que lo que usted llama la “psicosis de verdad” es una invencion de la psiquiatria , no tiene correlato de disfuncion organica cerebral, la psicosis se define como “pensamientos distorsionados o irreales”, un autentico brindis al sol para que los psiquiatras hagan de su bata un sayo y les hayan endilguado este san benito a 250.000 españoles arruinandoles la vida.

    En segundo lugar,la gran mayoria de las personas que toman neurolepticos tipo risperidona estan obligados a tomarlos y se les controla permanentemente para que asi lo hagan, tanto mientras estan internados en el psiquiatrico o ya fuera, se les administra el neuroleptico por inyecccion mensual precisamente para asegurarse que el paciente no se escabulle y deja de tomar su dosis, en otros casos se encarga a los familiares de controlar y asegurarse de que el paciente toma su dosis diaria. Los pacientes son amenazados con su ingreso forzado inmediato en el psiquiatrico si faltan al ambulatorio para su inyeccion mensual de neuroleptico, o bien el psiquiatra inculca en los familiares que deben inmediatamente llamar al 112 para el ingreso forzado en psiquiatrico si el paciente se negara a tomar su dosis diaria (no se olvide usted que la manipulacion de los familiares del paciente es un pilar fundamental en el mecanismo fraudulento de la psiquiatria)
    Cuando usted habla de que un 80% de pacientes tira el neuroleptico a la basura, se está refiriendo a un 80% de la exigua minoria de pacientes que tienen la suerte de no ser forzados ni controlados diariamente para tomar la medicacion antipsicotica.

    De todas formas le felicito por ser de las poquisimas personas en España que abiertamente denuncia el crimen atroz de los neurolepticos y el hecho de que usted se haya dado cuenta de que a pesar de que los neurolepticos son con diferencia abismal la medicacion psiquiatrica mas mortifera y su consumo supone una tortura para el paciente, existe un absoluto manto de silencio e impunidad con respecto a ellos. Se podran leer criticas mas o menos veladas en los medios de comunicacion sobre las benzodiazepinas, antidepresivos, ansioliticos, etc,…pero sobre los neurolepticos asesinos no vera usted ni la menor denuncia publicada.

  4. Alredol

    Entiendo que los psiquiatras muchas veces se engañan a si mismos o a sus pacientes y estos a los psiquiatras y ciertamente así mismos también. Allá ellos. Y allá usted que cree que de lo que yo estaba hablando es de encuentros entre adultos. SE engaña: yo estaba hablando de lo que no solo psiquiatras, sino otras varias profesiones están haciendo a discapacitados, niños y ancianos.

  5. Barbastro

    Hola Miguel:

    Solo quiero informarte de que se ha estrenado una película, “Luces Rojas” del director Rodrigo Cortés, con Sigourney Weaver y Robert De Niro, es una película que cuenta la historia de un grupo de cazadores de fraudes paranormales (escépticos o negacionistas).

    A mi la película me ha gustado bastante y la recomiendo (también a ti).

    Pero en una de las escenas de esta película, se llega a decir, “A cada ciencia le corresponde una pseudociencia, así a la astronomía le corresponde la astrología, a la psicología la parapsicología, a la MEDICINA la HOMEOPATÍA y la ACUPUNTURA …”, creo que deberías de ver esta película, no hablan mas del tema homeopático pues solo se centran en los hechos paranormales, pero si dan muchas pistas de cómo piensa esta gente, cuales son las temáticas que tocan, como clasifican las cosas, etc., además como dije a mi la película me ha gustado bastante, la veo una buena referencia para entender a estos grupos y ver quienes son y por donde cojean, en este sentido esta película es divulgativa y verla tiene su importancia.

    http://www.lucesrojas-es.com/

  6. Maria

    Lo que no entienden el Dr Alredol y Pilar Remiro es que, como se comprobó en 1973 con el experimento del Dr. David Rossenham, la psiquiatria tiene un mecanismo de funcionamiento basado en hacerse trampas en el solitario para que salga siempre el resultado que le interesa. Los falsos pacientes que envió el Dr Rossenham a los manicomios americanos solo pudieron salir del psiquiatrico cuando les dijeron a los psiquiatras lo que estos querian oir: 1) que reconocian que eran unos enfermos mentales psicoticos 2) que los antipsicoticos les estaban curando.
    Cualquier persona que cae atrapada en el fraude psiquiatrico, en cualquier pais del mundo, solo puede salir de ahí si finge ante su psiquiatra estar deacuerdo con que es un enfermo mental y si finge que las drogas psiquiatricas que le obligan a tomar le estan haciendo cura.
    Las personas que trabajan en psiquiatría viven en un mundo ilusorio y pasan su vida autoengañandose y haciendose trampas en el solitario para confirmarse a sí mismos que de verdad existen las llamadas enfermedades mentales, que ellos las han visto y que las drogas psiquiatricas las curan.

    • Miguel Jara

      María, disiento, todos los profesionales de la psiquiatría no son así la prueba es Alredol. No conviene generalizar.

  7. Mercedes

    Gracias una vez más Miguel Jara por la información.
    También le doy las gracias a Pilar R, por ser valiente y explicar esa contradicción en la que estamos algunos, hay gente que lo tiene todo muy claro.
    Pero entonces ¿dónde está la salida? O es que no hay salida.

    • Miguel Jara

      Mercedes no hay una salida sino muchas salidas, desde el punto de vista individual podemos hacer mucho para no entrar en estos juegos de intereses. Desde el punto de vista colectivo cada vez es mayor el número de personas que piensan y actúan en una línea más lógica y humana y que están haciendo cosas concretas. Creo que vivimos tiempos de cambio, de cambios profundos y el lema sería estar con los que ofrecen solución en vez de con los que causan problemas.

  8. Anonymous

    Llegará el día en que todos estos criminales pagarán por sus actos.

  9. Pilar Remiro

    En cuanto a los ancianos, por supuesto que no pasa nada, a la familia se le explica lo necesario que es el que tome… lo que sea.. y la familia lo admite, no sabe, pero al no haber plazas suficientes si lo sabe no se queja porque tiene miedo de que le digan, pues cuídelo en casa, así que con que este “bien cuidado” es suficiente, otras tienen claro lo que pasa y les parece bien.
    Eso en los que la familia “responde”, muchos de ellos en sus últimos años viven la gran estafa de su vida, incluida la forma de morir. No se les escucha. Quedan a disposición de quien los sepa manipular en casa o ingresados.

  10. Pilar Remiro

    Esto se hace complicado de asimilar se crean sentimientos encontrados, cuando piensas que estos temas realmente se están desbordando solos y a la vez has vivido algunos casos trabajando en psiquiatría en los que se ha visto una mejora, según el caso transitoria porque no disponen del apoyo adecuado para hacerles un acompañamiento con el que poder cambiar y otros casos en los que te rompen los esquemas porque realmente les ha salvado la vida. No solo algunos medicamentos también algunas prácticas que están muy mal vistas y que impresionan mucho siempre y cuando las vives al lado del enfermo más, pero han sido efectivas.
    Hace poco supe de un niño, no recuerdo si tiene 3 o 4 años, que por hiperactividad le dieron Risperdal, por suerte la familia tuvo más sensatez y no se lo dio.
    También está pasando con los casos de limite atencional les llenan de fármacos porque no se tiene personal para trabajar con ellos.

    Es de mala solución porque los que podrían ayudar son privados y las economías no dan y por sanidad la salida es la pastilla, hoy por hoy no parece que lleven intención en sanidad de ver a la persona como una unidad. Los centros donde se trabajan las urgencias de estos casos tienen el personal justo para ofrecerles la supervivencia en él, poco más y su preparación o la disposición que se espera de ellos suele estar limitada a eso. Solo quien se encuentre un algún problema de estos y tenga su propio criterio de lo que quiere en su vida se podrá salvar buscando otros recursos que tengan más que ver con solucionar que con cronificar, con el deterioro que implica la cronificación a golpe de pastilla… En cuanto a la soledad en la que se encuentran algunos casos de los que se mencionan, es cierto, pero eso también nos tendría que hacer reflexionar a los demás, falta amor. Estamos abonando una sociedad egoísta.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.