La rebeldía de los médicos residentes

Por

15 de enero de 2011Sin categoría44 Comentarios

“La primera generación de mártires sanitarios“. Impresionantes, muy duras las palabras del comentario del médico Roberto Sánchez en el post que hemos publicado sobre su carta a la ministra Pajín en torno a los sobornos médicos. El caso es que esta mañana me escribió otro compañero de profesión de Roberto:

“Yo también soy médico residente y también tengo la misma opinión acerca de las farmacéuticas. Le he escrito un email a Roberto. Te lo copio debajo por si quieres publicarlo en tu blog. No tengo inconveniente en que aparezcan mis datos en la publicación. De hecho creo que tenemos que empezar a hacer que estos asuntos turbios se vayan haciendo cada vez más transparentes para ayudar al cambio de conciencia global“.

Así que ahí va el texto pero por favor mártires no más que ya hemos tenido suficientes en nombre de algunas religiones como para continuar en pleno tercer milenio con mártires de la ciencia sometida por el poder del dinero:

Hola Roberto!

Soy Iago Garreta, médico residente de primer año de traumatología en el Hospital de Bellvitge de Barcelona.

He leído la carta que le enviaste a la ministra y que Miguel Jara ha publicado en su blog.

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Yo estoy en la misma lucha.

Traumatología es una especialidad donde los sobornos por parte de las farmacéuticas se exageran más que en otras especialidades y desde que empecé, he tenido que aprender a rechazar sus turbias ofertas. Creo en una actitud digna, humana y científica a la hora de ejercer la medicina (y, evidentemente, a la hora de vivir) y creo que la labor de las farmacéuticas la dificulta.

Ya no acepto bolis, regalos ni cenas, ni tan solo libros. Aún no he tenido que ir a ningún congreso pero cuando esto ocurra, le pediré a mi jefe de servicio que el hospital me lo pague y si me lo niega, le escribiré al gerente del hospital y si me lo niega, le escribiré a la ministra, tal como tú has hecho.

Me alegro de ver que otros médicos se dan cuenta de este juego perverso y que luchan por intentar ejercer la medicina y formarse como científicos sin tener que perder su dignidad vendiéndose a las farmacéuticas.

Un abrazo,

Iago.

Más info: En los libros Traficantes de salud y La salud que viene.

44 Comentarios a “La rebeldía de los médicos residentes”
  1. Roderich

    Nikita y Miguel,

    Con lo digno que es este blog, por favor no perdais tiempo con esta señora y no dicutais es una insensata os esta haciendo bajar a su nivel y alli os vencerá por experiencia.

  2. Nikita

    Jardinera Infiel, cuando se habla desde “lo que se supone”, es decir, desde la ignorancia, las posiblidades de acertar existen, pero la probabilidad es muy baja.

    En este caso, has agotado otro cartucho sin tan siquiera llegar a la diana. Te iba a explicar que no utilizas la información con rigor, no sé si intencionada o inintencionadamente, pero Miguel se ha adelantado y creo que te ha dejado todo muy claro. Quiero añadir que considero que este blog es una gran herramienta para todo el que quiera divulgar su opinión; incluida tú.

    ¿Vergüenza de la visita médica? Querrás decir que lo que cuento, que es lo que he vivido, es la vergüenza de la visita médica. No puedo estar más de acuerdo. Por cierto, que te moleste tanto mi testimonio no es compatible con que tu trabajo sea impartir docencia a los clínicos y no repartir pizza… Te recuerdo que a ti te miden por lo que vendes, no por lo bien que formas e informas a los galenos. Así que no nos cuentes milongas infumables.

    ¿Envidia…? Si hubiera querido seguir en la visita médica, no hubiera rescindido voluntariamente mi contrato laboral. Rencor tampoco creo que sea el término adecuado, pero lo que sí que tengo es ganas de que todo este montaje de los visitadores médicos repartidores de pizza desaparezca y que en el escenario sanitario aparezca el verdadero informador técnico sanitario. Es mi manera de concebir la justicia.

  3. La jardinera infiel

    Nikita, has encontrado un blog hecho a tu medida para desahogar esa rabia y rencor que llevas dentro. Has cobrado durante 15 años de la industria Farmacéutica sin quejarte y ahora vas divulgando un mensaje adaptado a tu experiencia. No pretendas que los demás lo vean a través de tus ojos. Seguramente te habrán echado y ahora te sientes despechada. Eres la vergüenza de la visita médica. Que vas de arrepentida? Si hubieses sido buena habrías podido lanzar un producto novedoso en hospitalaria aportando grandes soluciones y sintiéndote útil. Yo sí lo he hecho y no se parece a nada a “repartir pizza”. Nuevas moléculas van a cambiar la vida de mucha gente en breve, tened ilusión y esperanza, no rencor y envidia.

    • Miguel Jara

      Jardinera, este blog está hecho a una medida, la mía, muchos visitadores estáis hechos a la medida (del laboratorio que os mantiene y todavía no conocemos tu nombre ni para quién sirves). Nikita ha cobrado diez años no quince (y menos mal que ha cobrado porque si no no podría ilustrarnos sobre vuestra experiencia). Tu interlocutora no ha sido despedida, denunció al laboratorio (uno de los más poderosos y conocidos) que le obligaba a incumplir su propio código ético (y el de Farmaindustria), a comprar la voluntad de muchos médicos, vaya. No sólo no es la vengüenza de esa profesión sino un modelo a seguir, alguien casi único (sólo conozco a otro visitador en nuestro país que le haya echado lo que hay que echarle para enfrentarse a quienes han institucionalizado el soborno y el cochecho en medicina). Lo del producto novedoso habría que verlo y su utilidad idem, enséñanos.

      Ilusión y esperanza no, ciencia pero de la de verdad es lo que necesitamos.

  4. Nikita

    Y por todas las razones expuestas, tangenciales al tema, ¿crees que se debe consentir las prácticas irregulares como el cohecho o que se permita promocionar fármacos en indicaciones diferentes a las aprobadas sólo y únicamente por dinero? ¿Crees que lo que nos has contado es razón suficiente para que nos callemos cuando somos testigos de irregularidades relacionadas con la salud…? Imagina que la empresa privada que no recibe puntualmente el pago de su cliente, decide conseguir su dinero por medios ilícitos. Te podrá parecer justo a ti, pero te aseguro que no es el camino. Desde luego, ningún proveedor ni del Estado ni de empresas privadas debe financiar a sus clientes, pero ello no implica que por ello se les permita actuar en contra de las leyes y de la salud de las personas.

    Intencionadamente, has cambiado la esencia del debate hacia la dependencia de la sociedad a la ciencia. Nunca negaré que en tiempos hubo avances terapeúticos revolucionarios gracias a la industria farmacéutica patrocinadora de investigación, hoy a lo sumo podemos hablar de novedades… Quizá si se contara más con las universidades y menos con los gurús de MKT, las biotecnológicas atraerían a más inversores. Pero este no es el debate.

    Entiendo que lo que te molesta es que opinemos sobre las irregularidades relacionadas con el cohecho en la visita médica, pero como para rebatir ese asunto no creo que tengas argumentos, derivas el tema hacia la mala gestión de nuestros gobernantes. Igual podrías abanderar una recogida de firmas, a modo de iniciativa legislativa popular, para que se permita a la industria farmacéutica negociar con funcionarios a cambio de este retraso en sus pagos; no entiendo cómo no se ha recogido en el nuevo código penal…

    La idea de dejar de suministrar fármacos como medida de presión, de cuestionable legalidad. ¿Para qué sería..? ¿Para que le pague puntualmente la Administración o para que se permita por decretazo promocionar los fármacos como si de pipas se tratara?

  5. Tony Maniero

    Colaboraré con mi opinión en este blog por última vez, pues no quiero contribuir con mis discrepancias, a engordar este mantra, que ahora cobra fuerza: la crítica generalizada e injusta a la Ind.Farmaceútica, y todo de lo que ella depende, que en especial en este pais ahora llamado Ex-paña, cobra fuerza como cortina de humo,eso creo, para intentar disimular la nefasta gestión de unos “desgobernantes” y de un sistema que hace aguas.
    Sr.Miguel Jara, al cual no conozco y respeto, pero que opino que no deja de intentar convertirse en una especie de Michael Moore (otro que tal baila)a la española y compañeros ideológicos de viaje, deberían saber que la factura hacia la Industria como proveedora del sistema alcanza ya retrasos en los pagos de al menos 18 meses, en algunos casos más incluso, a lo que se une las sucesivas bajadas de precios (dos en año 2010), sin previo aviso, al menos una de ellas, vía decretazo, con todo lo que ello conlleva.
    Por tanto, que tal? y estaría, ¿porqué no?Si la Industria, como principal acreedora, en su derecho de cesar en el suministro, imaginemos por ejemplo, de anestésicos hospitalarios (dormimos al paciente a gorrazos), fármacos VIH, oncológicos, y sin contar material quirúrgico,tecnología hospitalaria.etc.
    Señores,reflexionen,algo bueno tendrá la Ind.Farmaceútica, cuando en nuestro pais además de todo esto, está obligada a devolver al estado parte de su facturación,si algún día cobra, en aras de no se qué cuestión que se intenta ligar a la investigación, cuando en realidad se trata de seguir apuntalando,y eso si es retroalimentar, un sistema desfasado.
    Y por cierto,algo de razón existe,empleos en la Ind. se perderán,seguro, si seguimos por este camino y con estos gestores, herederos de un pseudosocialismo trasnochado y repartidores de pobreza y paro.
    Insisto, además de Cuba, Corea del N. Quizás Venezuela? Aunque me temo que no hará falta, pues en nuestro pais,y si esto no cambia, llevamos ese camino.
    Y por último, venga palos a las farmaceúticas, y a este modelo fracasado y a sus representantes incapaces ni palabra. Es que se vé el plumero a una legua.
    Saludos.

  6. Nikita

    La industria farmacéutica investigando no le hace ningún favor a nadie; en todo caso, intercambia sus logros científicos por dinero. Personalmente, considero razonable que un fármaco se venda en el mercado si ha demostrado que es eficaz y seguro. Pero no olvidemos que no estamos en una economía de mercado puro sino que el sector farmacéutico está intervenido por el Estado, con sus pros y sus contras.

    Por ello, que la industria farmacéutica despliega redes de vendedores en busca y captura de médicos funcionarios que campan a sus anchas por centros de salud y hospitales públicos para que los médicos receten sus especialidades a cambio de recursos, que van mucho más allá de bolis y comidas, por mucho que se disfracen en códigos éticos, me parece más propio de una república bananera que de un Estado de derecho que protege y vela por la salud de sus ciudadanos.

    Opino que los delegados de visita, incluso los que escriben defienden con uñas y dientes su puesto de trabajo, e incluso los que creen hacer su trabajo honestamente, son víctimas del propio sistema y tarde o temprano serán expulsados del mismo por carecer de viabilidad en nuestro sistema sanitario mientras no demuestre que realmente aportan valor añadido a la salud y no son meros repartidores de pichigüilis.

    ¿Investigación…? La queja generalizada es el coste de la investigación, pero mientras tanto se “invierte” en algo más seguro como es el MKT dirigido exclusivamente a conseguir beneficios económicos que no necesariamente van de la mano de los científicos. El resultado es que en los últimos años los avances terapéuticos son escasos y, en la mayoría de los casos, se tratan de fármacos “me too” en los que se han variado algunos radicales y/o moléculas pero que no suponen ninguna novedad sustancial.

    Los que que viven de la industria farmacéutica y la visita médica deberían luchar activamente por acabar con el tarugueo que genera competencia desleal y perjudica la imagen del sector del que viven, en lugar de empeñarse en defender que este tipo de prácticas no existen. Al fin y al cabo, los principales perjudicados a nivel laboral son ellos.

  7. Tony Maniero

    Joder! Esto es muy fuerte, navegaba por internet y me doy de bruces con este blog y estos comentarios; y quisiera decir algo: Para empezar buena parte de este blog y la mayoria de las opiniones aquí recogidas huelen a rancio que no veas, con una fuerte carga además de resentimiento, algo de envidia y de pro-comunismo trasnochado.
    Que hacemos? Volvemos a las cavernas? Paralizamos la investigación? La ayuda a la formación médica en general? etc,etc… Creeis que la Srta. Pajín como ejemplo u otros dirigentes de la misma cuerda (especialistas en empujarnos al precipicio) van a sufragar la investigación, los avances médicos, pues estais apañados.
    Mal a quien pese la Ind. Farmaceútica es absolutamente necesaria, bien es cierto que busca beneficios, es la grandeza del libremercado, pero eso supone reinvertir en investigación, ¿acaso lo hacen los genéricos? meros envasadores que si buscan el lucro total, auspiciados incluso por la admón. y me atrevo a decir, confundiendo a la gente.
    Quién invirtió dinero y esfuerzo para frenar el SIDA? Quien ha desarrollado fármacos para revertir e incluso curar determinados tipos de tumores? Para mejorar la calidad de vida de diabéticos,infartados, ictus, alzheimer,esquizofrenias,…? Y algo que decir de protesis, trasplantes? Y los Congresos? pues LA INDUSTRIA FARMACEUTICA
    Otra cosa es que el actual sistema sanitario, en especial el español sea apocalíptico, pero eso es más culpa de nuestro particular sistema de CC.AA y por supuesto de unos gestores que deberían cuando menos ser “desterrados”.Es más, sabiais que hay avances terapeúticos de patologías muy serias que de momento no se comercializan en España, no se pueden pagar, con lo que cuesta el sistema (ver nóminas mensuales). Y aquí todo se reduce a si en un momento se regalan bolis, libretas… se invita a comer. Es injusto esa generalización mezquina que se hace del tema, pues tanto la industria como sus delegados, en general no son culpables de nada, y ahora toda esta caterva casposa que nos malgestiona pretende “echarlos a los leones”, así que, si no os gusta esto os largaís a Cuba o Corea del Norte (adalides de la investigación y el desarrollo), allí no tendreis “problemillas” con la Ind.Farmaceútica y sus presuntos cantos de sirena.
    No os hagais más sangre, relajaos,y vigilad vuestra salud;no vaya a suceder que la”malvada” industria penetre en vuestras vidas en forma de fármaco salvador,ah! no me acordaba que siempre tendreis a mano algún genérico así como los consejos del Ministerio de Sanidad y de los “tropecientos” sistemas sanitarios en España.
    Saludos!

  8. Nikita

    Efectivamente, fui contratada como informador técnico sanitario pero el único objetivo con el que fue diseñado mi puesto de trabajo fue para CONSEGUIR RECETAS y para ello tenía que utilizar los miles de euros del presupuesto de inversión.

    Efectivamente, no todos los médicos son tarugos; yo suelo decir que se cumple la ley de Pareto, y supongoque habrá excepciones en la visita médica.

    Lo que no puedo admitir bajo ningún concepto es que haya visitadores, como es tu caso, que se empeñen en negar que lo que contamos otros no es real. Saben perfectamente que son prácticas habituales porque del visitador no se espera ciencia, se espera otro tipo de valor añadido. Por ello, nunca lograré entender por qué se empeñan en tapar lo evidente en lugar de luchar activamente contra el cáncer que está acabando con esta profesión.

    ¿Crear incertidumbre en los pacientes…? ¿Acaso crees que los pacientes no saben para qué va el viajante de la maleta….?

    El tiempo de los funcionarios públicos lo paga el Estado. Así que no hagas el ridículo defendiendo el cohecho …

  9. La jardinera infiel

    Hola Nikita.
    Seré breve porque veo que es inútil tratar de quitarle hierro a vuestras acusaciones. Veo que has tenido una mala experiencia con el trabajo de visita médica y estás indignada. Ya dije que hay muchas clases de visitadores y parece que has tenido que hacer cosas muy feas para vender por lo que das a entender. Igual que ese visitador al que condenaron. No todos vivimos situaciones así, ni las cosas son blancas o negras, ni todos los médicos son tarugos, ni los visitadores falsos e indignos. Me creo mi película igual que tu la tuya, pero tu haces daño a los demás porque creas inseguridad a los pacientes que no conocen este mundo y generas desconfianza. La negatividad genera negatividad. Hay muchas formas de entender las cosas, y el tiempo se paga, también el de los médicos que, además de tratar pacientes son expertos en medicamentos y por eso los necesitamos. Si no lo has entendido en 15 años…

  10. Josefina Perez

    QUE GUSTO AMIGOS MEDICOS, HONESTOS A VUESTROS PRINCIPIOS INCORRUPTIBLES A LOS INTERESES DE LAS GRANDES MULTINACIONLES. GRACIAS POR ESTAR AHI. YO SOY ENFERMERA PERO TRABAJO CON TERAPIAS NATURALES Y TAMBIEN CON LO CONVENCIONAL EN MEDICINA PERO CON EL PRINCIPIO. LA MINIMA DOSIS EFECTIVA. MI TOTAL APOYO Y ENHORABUENA. HAY MUCHISIMOS PROFESIONALES HONRADOS Y GRACIAS A ESOS LA SANIDAD PUBLICA FUNCIONA. SE DE LO QUE HABLO HE ESTADO AÑOS TRABAJANDO EN UN GRAN HOSPITAL.
    TAMBIEN ES NECESARIO COMBINAR LOS CONOCIMIENTOS MEDICOS CON MUCHAS TERAPIAS Y REMEDIOS NATURALES QUE DEVUELVEN LA ENERGIA AL ORGANISMO. BUENO AHI ESTAMOS TRABAJANDO CADA UNO EN SU CAMPO Y SOMOS HONRADOS Y COHERENTES, TIENEN QUE SALIR MUCHAS COSAS A LA LUZ, PRODUCTOS MUY BARATOS QUE CURAN PERO QUE NO INTERESAN A LOS LOBBYS FARMACEUTICOS, MAS INTERESADOS EN VENDER QUE EN DEVOLVER LA SALUD A LOS ENFERMOS. HAY UN VIDEO QUE CIRCULA POR INTERNET DE UN REPRESENTANTE MEDICO QUE UN BUEN DIA SE DIO CUENTA D LO QUE ESTABA HACIENDO, DESPUES DE UN INFARTO. Y SE DEDICO A INFORMAR A LA GENTE SOBRE COMO FUNCIONAN ESTAS GRANDES EMPRESAS. SALUD

  11. Nikita

    Demasiado tarde, Roderich… No obstante, hasta me atrevería a decir que Jardinera Infiel se cree su propia película y no conoce las consecuencias que tiene ir ofreciendo “dádivas”, y me da igual si es un congreso, una comida o un ordenador, a funcionarios públicos para que receten sus fármacos.

    A ver si se cree que le están pagando por sus habilidades docentes…

  12. Nikita

    Empezaré por el final, obviando la extemporánea alusión al Viagra, y dejando claro que no sugiero que haya tarugos sino que lo afirmo y lo puedo demostrar. Somos ya muchos los visitadores que nos hemos sentido utilizados por empresas farmacéuticas que nos obligaban a realizar un trabajo absolutamente diferente a la información técnica sanitaria y que no es otro más que conseguir tratamientos a cualquier precio.

    No voy a medir mis conocimientos ni mi experiencia contigo ni con nadie, pero sólo un ignorante podría afirmar categóricamente de quien no comparte su opinión que se equivoca. Y utilizo con propiedad el término “ignorante” porque no tienes ni idea de la información de la que dispongo y en la que baso mis respuestas, especulando que me pagan por opinar o que me niego a entender tu película del reino de la fantasía.

    Me cuentas que existen códigos éticos en la IF. ¿Y se cumplen…? Sabes perfectamente que si hay que cumplir el código ético, “se cumple”; por supuesto, a la par que se incumple. Si no se permite regalar ordenadores para eso está tu jefe, para darle la vuelta al asunto. Y para ello se pone a disposición de usuario una tienda de informática dispuesta a facturar ordenadores o TV como curso de informática, que se acepta como “animal de compañía” en los entresijos de tan estudiados códigos éticos; diseñados, como todo lo que nace de la industria farmacéutica, para ganar dinero y fingir que se regala por amor a la ciencia.

    http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=406488

    “Cuanto más informemos, más venderemos”. Según el estudio “Opinión sobre la Visita Médica de los Médicos de Atención Primaria de Toledo” publicado en Rev Clin Med Fam v.3 n.1 Albacete feb. 2010, sólo el 16,1% afirmó revisar la información facilitada por los visitadores. Un 45,2% refirió contrastarla posteriormente…A mí simplemente, me gustaría que fuese así y que esta profesión dejara de ser una farsa, pero nada más lejos de la realidad a día de hoy.

    Por otro lado, comparar la industria farmacéutica con la industria alimentaria me parece también, y “me sabe malo decirlo” de ignorantes. Palmisano y Edelstein, en un conocido estudio, concluían que el 85% de los estudiantes de medicina consideraba incorrecto que un funcionario aceptase un regalo (Palmisano P, Edelstein J.Teaching drug promotion abuses to health profession students. J Med Educ 1980;55:453-5) y aquí radica la diferencia entre lo ético, lo no ético y lo ilegal. Pagar a médicos funcionarios con el objetivo de incrementar las ventas no sólo no es ético sino que es ilegal. Así lo entiende el Tribunal Supremo que condenó por cohecho a un visitador médico y al administrador de un laboratorio porque consideró probado que se incentivó con el fin de aumentar las ventas, abonando a médicos los gastos de estancias en congresos médicos, así como diversas cantidades de dinero por hacer un seguimiento farmacológico de los productos. En caso remoto de que no fueran médicos funcionarios, se trataría de una infracción administrativa. No obstante, el nuevo código penal contempla el soborno entre particulares; así que cada vez lo no ético y lo ilícito se acercan más.

    Voy a dejar que seas tú la que tejas tu propia tela de araña y salgas, si puedes, del lío dialéctico en el que te has metido. Partiré de la hipótesis de que tu trabajo es informar. ¿Qué porcentaje de tu jornada laboral dedicas a esta tarea? ¿Si la información es de calidad por qué es necesario PAGAR a un médico? ¿Cuánto más recibe un médico, más conoce la molécula? ¿De verdad crees que si no existieran los visitadores los médicos no conocerían los fármacos…? ¿Imaginas, por ejemplo, que los abogados necesitaran visitadores que les recordaran las leyes y les informaran de las nuevas publicaciones? ¿Los médicos recetan en función de los incentivos que reciben de la administración y por eso recetan genéricos? ¿Recetan cuando son invitados a congresos o cuando son amigos del visitador? ¿Qué espera un médico de un visitador médico en el caso de que espere algo? La verdad es que dejas a los médicos en una posición poco afortunada…

    Para finalizar y con tu permiso, la afirmación de que todos sois licenciados la pongo en cuarentena. He estado más de 15 años en el sector y conozco de primera mano la formación de los visitadores. Es cierto que hay licenciados y que últimamente se requieren licenciados en ciencias, pero, en mi opinión, es para adornar las tarjetas de visita porque el trabajo es el mismo y mientras el objetivo sea “repartir pizza” no hace falta más que un poco de morro; salvo excepciones que estoy segura de que existen y me gustaría que fueran en aumento.

    Entiendo que quieras defender tu puesto de trabajo, pero estoy convencida de que tapando y callando no es el camino.

  13. Roderich

    Nikita, ni contestes, es un caso perdido, vive en otra galaxia

  14. La jardinera infiel

    Hola.
    Gracias a mi amplia experiencia en esta profesión, tengo respuesta a todas las acusaciones ofensivas y menospreciativas sobre nuestra labor. Me sabe mal decirte que te equivocas. No sé a qué debes dedicarte, Nikita pero parece que te paguen por hablar mal de nosotros. Tienes que saber que cuanto mejor informemos, más venderemos, por eso podrán pagarnos por las ventas. Cuanto más vendamos, más solventes seremos y más podremos invertir en sintetizar mejores productos para luego venderlos y ganar dinero. Porque nuestro mensaje es el resumen de los beneficios en respecto a otros productos. Cada laboratorio promociona sus moléculas y entre nosotros somos competencia. Por mal que le sepa, Nikita, tenemos que asegurarnos de que los médicos conocen los estudios y ensayos y hemos de recoger toda la información resultado del uso de nuestros medicamentos. Cuando pagamos algo lo hacemos convencidos de que esa inversión ayudará al médico a conocer mejor lo bueno de nuestra molécula y seguro que luego cuando vea un paciente con ciertas características se lo recetará. Los médicos no dan un producto a no ser que el paciente lo necesite, y conociéndolos todos escogerán el mejor. A veces no hay diferencias entre marcas y es ahí cuando entran otros factores para escoger el nombre de lo que escribirán. Si el paciente necesita un anthipertensivo de un grupo en especial, el médico sabe que hay 4 marcas por escoger y eligirá según: si tiene que cumplir objetivo de genéricos para cobrar más o si el genérico no le genera confianza y el visitador es su amigo, o porque el visitador le ha explicado su producto y tiene en la mano un boli que le recuerda su nombre o bien porque le han invitado a un congreso. No hay nada malo en eso. En todos los sectores existe inversión. En los congresos de alimentaria seguro que te han regalado algo de comer para que lo pruebes y veas lo bueno que es y luego lo compres. Seguro que hasta has participado en algún concurso para ganar un viaje. Pues te diré que no eres ética si incluso compras un champú porque te regalan el suavizante! Nosotros tenemos un código ético en el que no pagamos ni viajes de placer, ni caprichos, ni las tonterías que sugieres. Estás mal informada. También he dicho que existen diferentes clases de visitadores y cada uno hace su trabajo a su manera, pero nos jugamos el puesto.
    Eres muy ofensiva en tus calificaciones. Has de saber que para “repartir pizza” como bien dices, la mayoría somos licenciados en alguna carrera de ciencias y consideramos muy digno el trabajo que hacemos. Está claro que gente como tu se niega a entenderlo. Y no me extraña que nunca nadie responda a estas acusaciones porque desgasta bastante tener que justificar nuestra presencia.
    Sin nosotros no existirían los congresos, ni los medicamentos nuevos, ni avanzaríamos casi nada.
    Sabes lo esperanzador que es cuando sacamos un fármaco contra el cáncer? Sabes cómo ha mejorado la vida de la gente con SIDA? Sabes que puedes tomarte un antibiótico una vez al día durante 3 días y olvidarte? Sabes que cuando a tu pareja no se le levante podrá seguir amándote si es que lo desea?
    Sabes que la mayoría de los médicos nos apoyan? Por algo será, no todo el mundo es tan tarugo como sugieres. La carrera de medicina es muy vocacional. Cuando lo entiendes es muy fácil y llevo muchos años en esto.
    Pídele transparencia al Gobierno que público, las empresas privadas siempre serán privadas. Y hasta aquí puedo leer.

    Lo de “jardinera infiel” era por darle un toque de gracia, una broma entre visitadoras ofendidas por vuestras publicaciones acusadoras.
    Está claro que cualquier cosa sirve para atacarnos, qué odio desprendéis!
    Más Viagra y menos blogs ofensivos!

  15. Roderich

    Nikita ha estado usted genial en la contestacion a la Jardinera infiel, no tiene desperdicio su comentario. Esta jardinera hace honor a su nombre, ella ya nos daba una pista, infiel a la verdad.

  16. Nikita

    Que pocos entienden el trabajo de visitador médico es una exageración dessde mi punto de vista. Difícilmente se puede entender una profesión que nada tiene que ver lo que es con lo que se aparenta ser.

    ¿Qué aparenta ser la visita médica? Informar y formar a los médicos. Si la visita médica fuera formación e información no se mediría ni recompensaría a los visitadores médicos por las ventas.
    Pagar congresos caros no es formación a medida de las necesidades reales de los clínicos, sino formación dirigida y sesgada en beneficio de sus patrocinadores. Fomenta que los costes de los congresos estén inflados para financiar a las sociedades médicas y provoca que haya médicos en deuda que se comprometen a pagar con recetas las colaboraciones.

    ¿Qué es la visita médica? Es la herramienta que utiliza la industria farmacéutica para canalizar las recompensas que los médicos funcionarios reciben por sus colaboraciones con las farmacéuticas proveedoras del sistema público de salud. Es el único pasaporte que tiene una empresa farmacéutica privada para pasear “como Pedro por su casa” en los centros públicos sanitarios para presionar a funcionarios que para cumplir con su trabajo tienen que prescribir fármacos. Y la presión lo habitual es que se ejerza mediante dádivas, incumpliendo las leyes penales.

    ¿Qué objetivo persiguen los laboratorios farmacéuticos cuando invierten en congresos, formación, cursos? Sólo uno: incrementar sus ventas y el valor de las acciones. El mismo objetivo que cuando invierten en ordenadores, comidas, viajes de placer, bicicletas, eventos lúdicos y deportivos… Se encargan de dejar muy claro que no son ONGs…

    ¿Qué objetivo persigues Jardinera Infiel cuando visitas a un médico? Te haré una pregunta cerrada para que no te pierdas por las ramas explicándonos lo de la naturaleza humana del visitador y el médico:

    a) Que la información y formación tenga un alto estandarte de calidad.

    b) Que se incrementen las recetas de tu brick.

    Por otro lado, te quedas ancha escribiendo que la labor de los visitadores médicos es “informar de los productos nuevos de reciente investigación y que han sido aprobados después de largos y estrictísimos estudios…” No quiero ni pensar en la criba que habría en las fuerzas de ventas de los laboratorios, que es el lugar que suelen ocupar los visitadores médicos en el organigrama, si los visitadores no siguieran “informando” de fármacos que aburren hasta al mismo mercado por el tiempo que llevan en el mismo. ¿Y por qué ocurre esto? Simplemente porque erróneamente, y sin visión estratégica, desde hace poco más de una década las inversiones de I+D han dejado paso a otro de inversiones con resultados más explosivo, a la par que peligrosos, como es el tarugueo. La premisa de esta falsa estrategia es que es más rentable “comprar médicos” que informar y formarlos. Dicho de otro modo, es más fácil convencer al médico que convencerlo de las virtudes del fármaco.

    No obstante, quiero romper una lanza en favor de visitadores como Jardinera Infiel que estoy segura de que cree a pies juntillas la propia película que nos cuenta. No me cabe la menor duda de que ha sido entrenada para ello; es posible que hasta programada… Yo diría, con riesgo a equivocarme, que lleva relativamente poco tiempo en el negocio y todavía le dura el impacto de los primeros años en que ni siquiera te planteas que estás siendo utilizado y que tu papel de visitador médico no es más que un disfraz para la fiesta.

    “Cuando regalamos bolis es para que recuerden el nombre del fármaco”; luego la misión se aleja de la información y formación porque es publicidad pura y dura; el verdadero core de la visita médica.

    ¿No le pagaréis nada al Dr. Gareta? Evidentemente nos dejas muy claro, por si alguien tenía alguna duda, que como siempre he explicado el verdadero trabajo del visitador médico es eso: invertir los recursos que pone a su disposición su empresa en médicos funcionarios con el cometido de que se incrementen las ventas del fármaco al que se imputa dicho presupuesto de inversión. Es decir, repartir pizza.

    Menos demagogia y más transparencia, Jardinera Infiel.

  17. La jardinera infiel

    Hola a todos,
    Una vez más tengo que leer comentarios ofensivos atacando la industria farmacéutica. Como siempre, todos en contra y nadie a favor. Pero si existe la otra cara de la moneda. Pocos entienden el trabajo del visitador médico, o mejor dicho, como dice en los contratos nos suelen describir “agente de propaganda” o “informador técnico sanitario”. No nos dedicamos a comprar a nadie ni a pervertir la medicina. Somos la parte humana de la industria farmacéutica, los que damos la cara y los que tenemos ocasión de conocer al variado e interesante colectivo médico, que son también personas como nosotros. Nuestra labor consiste en informar de los productos nuevos de reciente investigación y que han sido aprobados después de largos y estrictísimos estudios, realizados primero en animales y luego en humanos que han aceptado y cobrado por ello. Después de muchos años de investigación e inversión, es nuestro gobierno el que aprueba los medicamentos que han demostrado sobrada seguridad para el paciente y aportan novedosas alternativas a lo que ya existe, sino el producto se hunde. El gobierno cobra por aprobarlo y si el producto es caro (la investigación es carísima y hasta que se comercializa sólo ha existido inversión), luego penaliza a los médicos por recetarlo. Los médicos están entre la espada y la pared. Conocedores de los avances terapéuticos muchas veces no pueden practicarlos por las presiones administrativas y los chantajes con objetivos económicos y de progresión en su carrera profesional.

    No puedo tampoco juzgar la actuación de una administración pública y menos en época de crisis, pero esta realidad no se publica tanto, más bien nada. Cuando regalamos bolis a los médicos, es para que recuerden el nombre del medicamento del que informamos, seguro y eficaz. Cuando pagamos congresos es porque los mismos médicos que han investigado nuestros productos tengan público al hablar de los resultados de dichas investigaciones. Gracias a nuestra inversión en los congresos los médicos tienen una formación constante, importantísimo para el paciente. La Sanidad española no puede pagar nada de eso. Las comidas y cenas nos sirven para ser escuchados, porque no se puede explicar todo en el lugar del ejercicio sanitario. Además es una costumbre muy española de trabajar, en otros países no se estila. También somos rechazados y maltratados muchas veces por gente que nos ve como pervertidores. Tenemos un carácter especial para soportar todo esto, sobretodo positivos. Estoy segura de que hay visitadores más serios que otros, pero todos somos diferentes. También los médicos son diferentes, pero la mayoría saben hacer bien su trabajo y son grandes profesionales que colaboran con la industria farmacéutica para publicar sus trabajos, para formarse continuamente, para buscar entre nuestros productos una solución para sus pacientes, para informarse de cómo abordan otros médicos un mismo problema, etc…
    No se preocupe Dr. Garreta que no le pagaremos nada. Me acordaré de su artículo cuando lo vea por Bellvitge. Y debería ud. pedir disculpas a sus compañeros por llamarlos pervertidos. Todavía le queda mucho por aprender de ellos. Gente que merece todo mi respeto y que no dudaría ni un segundo en ponerme en sus manos.

  18. Carloss

    Animo Dr. Iago y demas medicos valientes y comprometidos, sois un gran ejemplo, el futuro es vuestro y las generaciones futuras os estarán muy agradecidos. Gracias, gracias y gracias.

    salu2

  19. Carmen

    Hola a todos:
    enhorabuena a los pioneros de esta batalla con las farmaceuticas, no es tan dificil cambiar las cosas, sólo se requiere constancia y seguir aumentando el número de concienciados.
    Hablando como paciente una vez leí que esto se arreglaria si tan sólo el 3% de las personas que van al médico, (sin enfermedades graves) dejaran de ir. La solución a esta medida es que ni las farmaceuticas ni las farmacias se pueden permitir una disminución repentina de sus ingresos de un 3%. En este caso las farmaceuticas se dedicarían a fabricar medicamentos “realmente” necesarios y “realmente efectivos” para enfermedades “reales”.
    Si alguien sabe las cifras de venta de medicamentos en España que haga el 3%…
    Por cierto hace más de 3 años que no voy al medico y antes salía con mi buen taco de recetas para 6 meses.

  20. MARPA

    De acuerdo totalmente Geni…noticias como estas te hacen recuperar la confianza. Enhorabuena a los profesionales valientes y que no se dejan comprar por turbias manipulaciones. Se puede decir mas alto …pero no mas claro

  21. Geni

    No me podía imaginar viendo el panorama de la seguridad social que hubiera dentro personas así.
    Gracias, esto devuelve la confianza en el ser humano.

  22. Pilar Remiro

    Agradeciendo mucho el gesto de honradez de estos dos médicos, sin quitarle ni un ápice de importancia y sabiendo que tienen razón. Agradecería que algún médico se atreviera a contarnos cuál es la presión que viven con las enfermedades: fibromialgia, SFC y SSQM, ya que no es lógico que no se quejen de lo mal que les deja el Tribunal Médico al no valorar sus informes, por una parte y por la de los usuarios cómo es que permiten que no se les tenga formados en estas enfermedades.

  23. Vilma Xelin

    En la medida en que actuemos más según nuestros principios éticos y morales y menos según nuestras necesidades efectistas, podremos ir construyendo un mundo mejor. Se requiere de conciencia, empatía y responsabilidad al ejercer nuestra profesión y considerarse en cada caso en los zapatos del otro y basados en eso tomar nuestras propias determinaciones sin supeditarnos a ningún bozal de arepa. ¡Bravo por esta iniciativa de la nueva generación de médicos que sí tienen vocación!

  24. Dr. Josep M (Barcelona)

    De acuerdo con vuestros valores y enhorabuena por vuestro valor. He pasado vuestras cartas a todos nuestros residentes como ejemplo a seguir. Gracias a los e-mails han caido gobiernos, uno no muy lejano, recientemente. ¿No podríamos hundir a todos los “piratas” en su propio mar tenebroso por la misma via? Ahora es el momento!

  25. Eiswomann

    Quiero darte las gracias, dr. Garreta, por ser de los pocos que mantienen su conciencia digna y desean ejercer su profesión sin influencia ninguna. Un cordial saludo, valiente.

  26. Dr. Javier Herraez

    Da gusto leer estas cosas. Ya somos demasiados los conscientes de la influencia negativa de la industria.

    La única solución: no aceptarles nada, no ir a “sus” simposiums, ir a los organizados “solo” por sociedades médicas, colegios u hospitales. Además no se descubren tantas cosas como para necesitar tanta reunión, son puro marketing: conjunto de técnicas que a través de estudios de mercado intentan lograr el máximo beneficio en la venta de un producto.

    Los jóvenes son la solución.

    Enhorabuena a los doctores Roberto Sánchez e Iago Garreta.
    Espero que estas cartas de médicos sean más en los próximos días.

    Dr. Javier Herráez.
    Oncólogo y Naturista.
    http://www.medicinalibre.com

  27. Iago Garreta

    Hola!

    Me alegro, Miguel, que hayas publicado la carta que le escribí a Roberto.

    Mi intención no es ser un mártir, ni mucho menos. Yo sólo quiero que cada vez más gente y cada vez más médicos se planteen si están siendo fieles a su corazón cuando toman decisiones influenciadas por el dinero.

    No pretendo criticar a los que piensen y actuen diferente que yo sino ser un ejemplo de que se puede conseguir ser un buen cirujano llevando siempre los principios de la dignidad, la humanidad y la sinceridad por delante.

    Gracias a todos los que apoyáis las actitudes bien intencionadas.

    Ánimos y adelante con la expansión de conciencia!

  28. Lluisa

    Al leer el texto de Iago Garreta, he recordado que hace unos 3 años cuando me rompí la pierna, el traumatólogo me recetó un medicamento nuevo que la farmacia desconocía y me enviaron a buscar. Este médico me dijo que fuera al cabo de 15 dias para informarle de como me sentaba el medicamento y me recomendó que cuando lo tomara no me tendiera en la cama hasta pasada una hora o mas. Al leer el prospecto, informaba del riesgo de padecer de una úlcera de esófago, no era barato pero no me lo tomé ni fui nunca mas a que me visitara esta persona, no supe como decirle que no me fiaba de el. Y estoy convencida de que yo era el primer “conejillo de indias”.
    Creo que el colectivo sanitario de medicina alopática (no todos, pero muchos) tiene una deuda de honestidad hacia las personas enfermas. Por hacer o por dejar hacer.
    Abrazos y gracias por la oportunidad de expresarnos.

  29. Pepe Martínez

    La relación de la industria farmacéutica con los médicos prescriptores es un microsistema que se retroalimenta en beneficio exclusivo de la primera con unos falsos beneficios para los médicos (regalos a cambio compra de profesionalidad) y dos grandes perjudicados: los pacientes y la viabilidad de nuestro sistema sanitario.
    Somos bastantes los médicos que expresamos nuestro descontento con esta situación y abogamos por una relación con la industria regulada y transparente.
    Si queréis conocer más de este planteamiento, os aconsejo que entréis en nuestro blog:
    http://eldesembarcodelaflota.blogspot.com/2010/12/yo-tambien-cai-en-las-redes-de.html
    http://eldesembarcodelaflota.blogspot.com/2010/12/el-gasto-en-farmacia-y-la-salud-de-la.html
    Es bueno comprobar que cada vez somos más.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.