Críticos con el actual paradigma del cáncer

Por

27 de diciembre de 2010Sin categoría20 Comentarios

Un grupo de prestigiosos oncólogos publica una “Carta abierta a Mariano Barbacid en la que cuestionan tanto lo que oficialmente se afirma del cáncer como los tratamientos que se utilizan. A buen seguro que sembrará la polémica. Los firmantes -miembros de la International Society for Proton Dynamics of Cancer (ISPDC) o Sociedad Internacional de la Dinámica de Protones en el Tratamiento del Cáncer (www.ispdc.net)-, son el Dr. Salvador Harguindey –del Instituto de Biología Clínica y Metabolismo (IBCM) de Vitoria y vicepresidente de la mencionada sociedad-, el Dr. Stefano Fais -Director de la Sección de Medicamentos Antitumorales del Departamento de Investigación Terapéutica y Evaluación de Medicinas del Instituto Nacional de la Salud de Roma (Italia) y presidente del ISPDC-, la Dra. Miriam L. Wahl –ex Directora del Laboratorio de pH Tumoral de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, EEUU) y miembro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Baltimore (EEUU)- y e l Dr. Stephan J. Reshkin -profesor del Departamento de Fisiología General y Ambiental de la Universidad de Bari (Italia)-.

La carta abierta al Dr. Mariano Barbacid –Director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO)- está publicada en la revista Discovery DSalud del mes de enero, que ha salido hace unos días-. En ella le solicitan que responda públicamente a una serie de cuestiones de vital importancia en el momento actual de la investigación del cáncer y diga si está de acuerdo en que ha llegado la hora de hacerse un replanteamiento global sobre esta patología, muy especialmente en lo que a la manera de afrontarla se refiere dado el “fracaso de los actuales tratamientos médicos en la mayoría de los tumores malignos”.

En la misiva se denuncia que la afirmación de que la palabra “cáncer” engloba en realidad “a más de 200 enfermedades distintas” es una aseveración que “corresponde a una visión obsoleta del cáncer que se opone frontalmente al moderno paradigma surgido en la Oncología hace escasos años”.

“(…) Cabe preguntar tanto al Dr. Barbacid como a quienes con él comparten aún la misma reduccionista y disgregadora cosmovisión oncológica –agrega la carta- qué es lo que en verdad sabe la mayoría de los investigadores en la actualidad sobre la naturaleza íntima y esencial de las enfermedades neoplásicas para sostener que el cáncer son ‘200 enfermedades diferentes’. Es regla de oro de la Medicina que sólo llegando a la raíz, a lo que subyace en cualquier problema de salud, se puede acceder a una comprensión racional e interpretación correcta de una patología, paso previo imprescindible para aspirar tanto a prevenirla como a tratarla adecuadamente una vez se haya manifestado. Sin conocer la causa o causas primarias (etiología), los mecanismos intermediarios (etiopatogenia) y la esencia íntima de una enfermedad (su naturaleza) no se puede siquiera pensar en superarla. Y eso es así muy especialmente en este caso porque como ya dijo el padre de la bioquímica del cáncer, Otto Warburg, sólo podremos curar lo que primero podamos entender”.

El escrito es radical y supone una especie de enfrentamiento entre dos modos de conocer y tratar el cáncer:

“El enfoque y paradigma conceptual asumido hasta hoy está muerto –se afirma en la carta-. Ha sido necesario replantearse todo lo que se cree saber sobre esta patología desde la raíz antes de haber conseguido poder integrar sus muchas caras y ramas dentro del árbol de la ciencia de una unidad superior, el llamado ‘paradigma emergente’”.

Y se añade:

“¿No se puede -o no se quiere- entender aún que ha llegado ya la hora de que los profesionales de la investigación oncológica de todo el mundo se conciencien de esta realidad y de que deben familiarizarse cuanto antes con las claves de los principales sistemas energéticos del funcionamiento anormal y específico de todas las células y tumores malignos?”.

Más adelante se afirma:

“Tal vez haya llegado la hora -o esté cada vez más cerca- de que los oncólogos básicos y clínicos consigan despertar y decidirse a plantear otras alternativas y, al mismo tiempo, hagan acopio de la necesaria inspiración, generosidad y valor para dejar de vivir esclavizados y embobados por ese Gran Hermano de la Oncología que constituyen las grandes multinacionales farmacéuticas, entidades de dudosa ética a las que sólo les importan sus intereses económicos y cuyas dinámicas y motivaciones -muchas veces pseudocientíficas- llevan a tratar por todos los medios de comercializar medicaciones cada día más tóxicas, menos efectivas y más caras”.

La carta, que como explico puede leerse íntegra en el número de Discovery DSALUD que se encuentra a la venta en los kioscos, termina diciendo:

“En suma, los abajo firmantes postulamos un nuevo paradigma integral, unitario y radical de las enfermedades neoplásicas por entender que todos los tumores malignos tienen más factores en común que diferencias entre ellos, tal como ha sido consensuado en el reciente I Congreso Internacional de la Sociedad para el Estudio de las Dinámicas de Protones en el Cáncer celebrado a principios de septiembre pasado en Roma. Ello exige abandonar, también radicalmente, el actual modelo analítico-reduccionista y desintegrado que insiste en que la palabra cáncer designa a más de 200 enfermedades distintas que han de ser tratadas con infinidad de combinaciones farmacológicas diferentes a pesar de que a día de hoy los quimioterápicos han demostrado ser más tóxicos que eficaces, exceptuando los tumores germinales y algunas leucemias y linfomas, neoplasias que conforman una muy reducida minoría dentro del conjunto de todos los tumores malignos. Y eso significa que persistir en el camino trillado sólo puede ahondar aún más en el mayoritario fracaso terapéutico de la Oncología Médica actual al mismo tiempo que impedir y detener todo posible avance y verdadero progreso”.

Me parece interesante que se alcen voces críticas con los actuales tratamientos y enfoques del cáncer aunque no me queda muy clara la propuesta de estas personas.

Tags:
20 Comentarios a “Críticos con el actual paradigma del cáncer”
  1. JESUS JULIAN

    Y otro error que veo en los comentarios: “atacar” por el cuerpo. Primero, desde la NMG no tiene sentido hablar de atacar porque no estamos hablando en ningun caso de enemigo o de enfermedad a la vieja usanza, sino de programas biológicos con pleno sentido biológico tendentes a restaurar el equilibrio perdido por el organismo. Segundo e igual de importante, Hamer no habla de ignorar el cuerpo, el cuerpo es uno de los vértices del triángulo psique-cerebro-organo y por lo tanto el organo-cuerpo, forma parte de las atenciones que hay que llevar a cabo en este tipo de medicina. No olvidemos que el conflicto sucede simultaneamente en los tres niveles y que se resuelve igualmente el los tres niveles. Esta medicina requiere un estudio minucioso y en profundidad para no adaptar lo que ya sabemos de otras corrientes y hacer que la NMG nos encaje con lo ya sabido. Pido a los interesados, estudio en profundidad.

    Miguel, no existen tumores malignos ni benignos. Ello forma parte de la ignorancia explicita de la que la medicina oficial hace gala.

  2. JESUS JULIAN

    Buenas a todos, soy nuevo por aquí y estudioso a fondo la NMG [Nueva Medicina Germánica] y no quería dejar pasar la oportunidad de comentar algo que me parece tremendamente importante. Hamer en ningun caso habla de conflictos emocionales como detonantes del cancer o de cualquier otra patología (aunque ampliamente se conozca más el asunto del cancer). Hamer habla de conflictos BIOLÓGICOS. Digamos que las emociones intensas pueden acompañar al inicio del cancer pero no son la causa, la causa es un conflicto que pone en riesgo la supervivencia del organismo, afectando el programa concreto (“enfermedad”) que se activará de cara a restaurar inmediatamente el equilibrio perdido a raíz de esa experiencia de shock.

    Si no se entiende esto, no se entiende nada. Por ejemplo, el shock por amenaza a morir o a afixiarse activa el area del cerebro que decodifica el programa de proliferación de los alveolos pulmonares para aumentar las probabilidades de transfusión de oxigeno a la sangre. Este shock puede ser real (situación de grave daño para la vida) o figurado (anticipación del hecho de que uno va a morir a consecuencia de algun diagnóstico fatalista o cualquier otra cosa). Por supuesto que las emociones cursan en el proceso, pero lo que activa el programa es la detección de la amenaza por parte del organismo. Esto sucede igual en personas y en animales, pero sabrán que el ser humano por su capacidad para figurar, debido a su capacidad de pensar, es mas proclive a ello e intensifica los programas por sostener los conflictos sin resolver, cosa que en los animales rara vez sucede.

    De todos modos, recomiendo esta entrevista para evitar confusiones respecto a la NMG y empezar con buen pie. La precision de la NMG no puede ser divulgada con imprecisiones tan importantes, porque aun cuando se transmite con exactitud, ya aparecen los distorsionadores de la realidad. Creo que la comprension de la NMG cuestiona no solo a la medicina oficial sino a muchas medicinas alternativas y a las intepretaciones no oficiales del origen del cancer. Comprenderla es atravesar una matrix verdaderamente densa, pero merece la pena por muchos motivos.

    Estas son las entrevistas (no una, sino dos). Merecen la pena y mucho:

    http://zeteticismo.blogspot.co…..on_05.html
    http://zeteticismo.blogspot.co…..r-del.html

  3. Annia

    Desde esta página quiero exponer el “milagro” de la guanabana.

    Y quiero exponerlo porque me parece asombroso. Tengo un refugio de animales (concretamente sobre unos cien perros). Debido a problemas que no vienen al caso en esta página estos animales fueron desalojados casi violentamente (de un día para otro). Me encontré con una perra de edad avanzada que había tenido una bajada de leche (embarazo psicológico) y a raíz de eso a la semana observé que se le había formado un tumor que le iba progresando día a día hasta alcanzar el tamaño de una manzana. Dada mi imposibilidad monetaria ni de tiempo de llevarla a operar para extraer esa cadena maligna, la llevé conmigo y la puse a “tratamiento” con cápsulas de guanabana que había recibido dos días antes desde México. Esto con la intención de aguantar unos días hasta estabilizar la situación y llevarla a operar.
    Mi sorpresa, y sin creer demasiado, fue que a los dos días vi que el tumor menguaba de tamaño. De hecho es un tumor de los malignos de esos que hacen metástasis y atraviesan las costillas para invadir los pulmones. En menos de una semana el tumor ha menguado tanto que ahora sólo tiene el tamaño del tapón de una garrafa de agua. Sigo vigilando porque el tumor mengua cada día.

    Esto no significa que no se extraiga, pero de momento vigilo con asombro el milagro de la guanabana.

  4. Roderich

    Herraez que bueno es usted, me ha gustado en especial su escrito del 2 de enero.
    Se nota que es usted un buen profesional, más como usted deberia haber las cosas cambiarian mucho, la lástima es que su estilo por desgracia no triunfará, se lo digo por propia experiencia llevo mas de 40 años explicando y aplicando sistemas para curar el cancer de forma sencilla ademas con exito y es que la gente no se quieren enterar.
    Dejo para usted y para los lectores un pensamiento de un medico y escritor famoso de los años 60 autor de un buen libro su titulo era “Cuerpos y almas”
    “…….durante muchos años he podido devolver la salud a muchas personas con agua fresca aire puro y alimentos sanos. La enorme mayoría no ha dado crédito a estos medios por demasiados sencillos y naturales, demasiado fáciles y al alcance de todos los hombres. Durante estos años todos aquellos profesionales de la salud y de los medicamentos que han visto amenazada su rutina y sus grandes negocios, todos estos que practican esta ciencia harto complicada y malsana llamada medicina, no me lo han perdonado. Y a la humanidad que traté de arrancarla de su mortal modorra, me han contestado con injurias y se han preguntado enfurecidos, quien era el inoportuno que quería impedirles vivir en extrema ignorancia y enfermedad”
    Maxence Van der Meersch

  5. Dr. F. Luque

    He leido en un blog que una paciente está en tratamiento para una neoplasia pancreática con el Dr. Harguindey.
    ¿Podemos conocer en qué consiste ese tratamiento?

    Saludos.

    • Miguel Jara

      Dr. F. Luque, como es usted médico puede escribir al doctor Harguindey que me ha dado permiso para publicar su correo y recibir peticiones de información: salvaszh@telefonica.net

  6. Isa

    Aprecio su opinión Dr. Herraez, muchas gracias.
    Como profana, aunque interesada en la materia, me lo he creído a pies juntillas porque el binomio vida moderna-cáncer es en mi opinión eso, un binomio por muchas causas. En cuanto a saber si de una momia se puede saber si una persona ha tenido cáncer… pues después de leerle ya dudo.
    La noticia que leí en su día es la que adjunto, da más datos que la traducción que encontré en castellano.
    http://www.independent.ie/health/latest-news/cancer-doesnt-occur-naturally-2381442.html

  7. Dr. Javier Herraez

    Es imposible que en una momia puedan determinar si hay cáncer o no, simplemente porque las células del cáncer son solo células normales que se dividen. Ver estudios de Heinrich Kremer basados en los descubrimientos de Warburg: dos veces premio Nobel. Por tanto el estudio genético es similar al de las células normales.

    Me resulta además muy difícil creer que en una momia se encuentre adn para ser estudiado. O que en una momia acartonada puedan hacer conclusiones histológicas o histopatológicas, mas cuando sabemos que los patólogos por si solos no diagnostican cáncer si no se les dan datos clínicos. Y sobre todo porque las células muertas no pueden ser estudiadas para determinar estas cosas, entre otras cosas porque ya no quedan células, queda un magma que es ya inorgánico.

    En la antiguedad el cáncer era muy infrecuente pues se desencadena por conflictos biológicos, actualmente cada vez vivimos más separados de la biología y por eso cada vez hay mas conflictos y cáncer. Realmente es una endemia por la que deberían declarar el estado de alarma y hacer algo: lo padeceremos ya 1 de cada 3 personas, creo. El problema es social, económico y cultural, pero sobre todo de vacio existencial y pérdida de roles definidos.

    Por tanto creo que esta noticia es un fraude que tendrá las motivaciones que tenga y que no quiero plantearme.

    Lo siento pero es mi opinión.

  8. Isa

    Hace tiempo leí el siguiente curioso artículo, si estoy repitiendo información perdonad:

    MOMIAS EGIPCIAS INDICAN QUE EL CÁNCER ES UNA ENFERMEDAD MODERNA CREADA POR EL HOMBRE

    Date oct 19, 2010

    Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Manchester sugiere que el cáncer es una enfermedad moderna, creada por el hombre y causada por factores ambientales como la contaminación y la dieta. El estudio de los restos y la literatura del antiguo Egipto y Grecia, y los períodos anteriores – llevado a cabo en el Centro KNH de Egiptología Biomédica de Manchester y publicado en la revista Nature Reviews Cancer – incluye el primer diagnóstico histológico de cáncer en una momia egipcia.

    Encontrar un solo caso de la enfermedad en la investigación de cientos de momias egipcias, con pocas referencias al cáncer en evidencia literaria, demuestra que el cáncer era extremadamente raro en la antigüedad. La tasa de la enfermedad ha aumentado enormemente desde la Revolución Industrial, el cáncer infantil en particular – que demuestra que el aumento no se debe simplemente a las personas que viven más tiempo.

    La profesora Rosalie David, en la Facultad de Ciencias de la Vida, dijo: “En las sociedades industrializadas, el cáncer ocupa el segundo lugar a la enfermedad cardiovascular como causa de muerte. Pero en los tiempos antiguos, era extremadamente raro. No hay nada en el entorno natural que pueda causar cáncer. Por lo tanto, tiene que ser una enfermedad creada por el hombre, reucida a la contaminación y los cambios en nuestra dieta y estilo de vida. Lo importante de nuestro estudio es que proporciona una perspectiva histórica a esta enfermedad. Podemos hacer declaraciones muy claras sobre las tasas de cáncer en las sociedades porque tenemos una visión completa. Hemos visto miles, no cien años, y tenemos grandes cantidades de datos”.

    Los datos incluyen – por primera vez – el diagnóstico histológico de cáncer en una momia egipcia por el profesor Michael Zimmerman, profesor visitante en el Centro KNH, quien tiene su sede en la Universidad Villanova, y quien diagnosticó cáncer de recto en una momia no identificada, una persona “normal” que había vivido en el Oasis Dakhleh durante el período Ptolemaico (200-400 dC). “En una sociedad antigua que carece de intervención quirúrgica”, dijo Zimmerman, “evidencias de cáncer deberían existir en todos los casos. La ausencia casi total de tumores malignos en momias debe interpretarse como una indicación de su rareza en la antigüedad, lo que indica que los factores que causan el cáncer se limitan a las sociedades afectadas por la industrialización moderna”.

    El equipo estudió restos momificados y evidencia literaria del antiguo Egipto, pero sólo la evidencia literaria de la antigua Grecia ya que no hay restos de este período, así como estudios médicos de restos humanos y animales de períodos anteriores, que se remontan a la edad de los dinosaurios. La evidencia de cáncer en fósiles de animales, primates no humanos y los primeros seres humanos es escasa – unas pocas docenas, en su mayoría en disputa, ejemplos en fósiles de animales: un cáncer metastásico de origen primario desconocido se ha informado en el fósil de un Edmontosaurus mientras que otro estudio enumera una serie de posibles neoplasias en restos fósiles. Varios tumores malignos han sido reportados en primates no humanos, pero no incluyen muchos de los cánceres más frecuentemente identificados en humanos adultos.

    También, ha sido sugerido que la corta vida de las personas en la antigüedad impedía el desarrollo del cáncer. Aunque este argumento estadístico es cierto, las personas en el antiguo Egipto y Grecia vivían lo suficiente para desarrollar enfermedades como la ateroesclerosis, la enfermedad ósea de Paget y la osteoporosis, mientras que en las poblaciones modernas, los tumores óseos afectan principalmente a los jóvenes.

    Otra explicación para la falta de tumores en restos antiguos es que los tumores no pueden ser bien conservados. Zimmerman ha llevado a cabo estudios experimentales que indican que la momificación conserva las características de malignidad y que los tumores en realidad deberían ser mejor conservados que los tejidos normales. A pesar de este hallazgo, cientos de momias de todas las áreas del mundo han sido examinadas y hasta la fecha hay sólo dos publicaciones que muestran la confirmación microscópica del cáncer.

    Los estudios radiológicos de las momias del Museo de El Cairo y museos de Europa también han fracasado en revelar la evidencia de cáncer. En la medida en que el equipo se trasladó a través de los siglos, no fue sino hasta el siglo 17 cuando encontraron descripciones de operaciones de mama y otros tipos de cáncer, y los primeros informes en la literatura científica de tumores distintivos sólo han ocurrido en los últimos 200 años, tales como el cáncer de escroto en los deshollinadores en 1775, el cáncer nasal en los usuarios de tabaco en 1761 y la enfermedad de Hodgkin en 1832.

    La profesora Rosalie David – quien fue invitada a presentar los resultados de su investigación frente al zar del cáncer del Reino Unido, el profesor Mike Richards y otros oncólogos, en las conferencias de la Association of Cancer Registries y del National Cancer Intelligence Network – dijo: “Los datos del antiguo Egipto ofrecen evidencias físicas y literarias, dando una oportunidad única de ver las enfermedades que padecían y los tratamientos que intentaron. Ellos fueron los padres de la farmacología por lo que algunos tratamientos funcionaban. Eran muy inventivos y algunos tratamientos considerados como mágicos eran auténticos remedios terapéuticos. Por ejemplo, el apio se utilizaba para tratar el reumatismo en ese entonces y se está investigando en la actualidad”.

    “Fueron excelentes en el tratamiento de fracturas y en cirugía porque sabían su anatomía: no había un tabú en el trabajo con los cuerpos humanos a causa de la momificación. Eran muy prácticos y esto les dio una mentalidad para trabajar con los organismos muy diferente a la que tenían los griegos, quienes tenían que ir a Alejandría (en Egipto) a estudiar medicina. Una vez más, los extensos de datos del antiguo Egipto, junto con otros datos registrados a través de los milenios, han dado a la sociedad moderna un claro mensaje: el cáncer fue creado por el hombre y es algo que podemos y debemos enfrentar” concluyó la profesora David.

    Fuente: University Of Manchester

  9. Dr. Javier Herraez

    Dr. Harguindey.
    A mi humilde entender de oncólogo que se ha leído por encima: Naessens, Warburg, Dicloroacetato, Hamer, Ruiz Castaneda, Donopoulos, Amat, Bru, Bicarbonato, Ukrain, Banergi, Papimi, ECT, Laetrile, etc. Todos estos descubrimientos son perfectamente coherentes unos con otros. ¿Cual es el problema?: seguimos en la separación y en la supervivencia. Hay que hacer una teoría común y exponerla. Nada más.
    Y no intentar imponer nada: ya serán los propios pacientes los que se irán dando cuenta porque ellos son los soberanos. Ellos tienen que luchar por la libre elección de tratamiento, no nosotros los médicos. Ellos se tienen que arriesgar y confiar.
    Un saludo.

  10. Dr. Salvador Harguindey

    Hola, me hacen llegar esta información. Como se refieren a nuestra carta en DS, y algún comentario se pregunta por el hecho de que no plantee otras direcciones a seguir, lo que no creemos es correcto decir, le podemos enviar algunas publicaciones donde se proponen las líneas de actuación implicadas en nuestro escrito.
    Un saludo,

    Dr. Salvador Harguindey MD., Ph D
    Director
    Instituto de Biología Clínica y Metabolismo (IBCM)
    Oncología Médica, Enfermedades Neurodegenerativas y Endocrinología
    Vicepresidente, Sociedad Internacional de la Dinámica de Protones en el Tratamiento del Cáncer
    Blog: http://salvadorharguindey.blogspot.com

    • Miguel Jara

      Estimado Salvador, por supuesto que puede hacernos llegar esas publicaciones de las que gustosamente daremos cuenta en este blog: traficantesdesalud@gmail.com

  11. Dr. Javier Herraez

    María.

    Es lógico que tu oncólogo no sepa sobre tratamientos alternativos en el cáncer: el cáncer no es su especialidad. Su especialidad es la quimioterapia y los nuevos tratamientos no alternativos.

    Para admitir algo como tratamiento en la oncología primero debe ser estudiado y validado. Para ello están los estudios científicos (estadísticos) que informan de si el tratamiento es demasiado fuerte o no (de si te podrías morir inmediatamente o no si te lo pones o de si los efectos secundarios van a ser demasiado desagradables o solo poco desagradables) y de si tiene cierto efecto (estadístico) en la totalidad de los pacientes estudiados (estadísticamente) en cuanto a la enfermedad. No importa la estadística de curaciones: esta no se hace, se hacen estadísticas de efectos secundarios, de supervivencia y otras cosas, pero de curaciones no. Si un enfermo paliativo se curara habrá sido un error de diagnóstico.

    Estos estudios están perfectamente controlados por unos comités éticos que los autorizan y, una vez autorizados, están perfectamente controlados por unas empresas que se encargan del estudio estadístico pormenorizado y totalmente científico. Son pagados en su totalidad por la industria farmacéutica. Nuestros impuestos sólo pagan los fármacos que les ponemos a todos los pacientes en el SNS o Sistema Nacional de Salud, con cuyos beneficios la industria puede hacer más estudios que no contemplan la curación como objetivo principal sino solo posibilidad teórica. “Estudios clínicos aleatorizados científico estadístico autorizados” los llamo yo.

    Los tratamientos alternativos no se estudian pues no interesan a la industria farmacéutica, que es la que hace los estudios, y no se utilizan en el sistema médico convencional, donde no se pueden utilizar porque no tienen estudios. ¿Porqué?: pues eso que te lo respondan los ministros/tras de Sanidad si leen este blog.

    Tu oncólogo no ha caído en todo esto por eso cuando le planteas otras cosas se desconcierta incluso incomoda, se siente agredido. No lo incomodes, pues tiene que manejar datos muy complicados y de eso depende la vida de sus pacientes. No porque se la vaya a salvar sino para no matarlos si se equivoca y pone, por ejemplo, Vincristina 30 en vez de 3 en un ataque de incomodo. Los oncólogos por tanto deben estar muy relajados y tener mucha sangre fría, para no equivocarse, para poder atender a todos los pacientes, y para tratarlos inmediatamente si hay una fiebre neutropénica potencialmente mortal, por ejemplo.

    Es momento de dejar ya en paz a los oncólogos: demasiado tienen con su difícil trabajo y con tanta sobrecarga de estudio estadístico. No los incomodeis más con vuestras preguntas de cosas que no son su cometido.

    Te recomiendo la película “Amar la vida” de HBOfilms, de Myke Nichols, explica muy bien qué consigue la quimioterapia y como se comportan los quimioterapeutas. Porque la curación no viene cuando te aferras a la vida, viene cuando lo que buscas es tu sanación, vivas o mueras. Así muchos mueren sanos mientras otros pueden sobrevivir pero enfermos. Los que viven y se sanan, como por ejemplo una psiquiatra que conocí el otro día que se ha sanado tras sufrir un cáncer de pancreas y segundos tumores en hígado y duodeno, por cierto sin quimioterapia ni cirugía, se vuelven profetas.

    Un fuerte abrazo.

  12. Maria

    Hola estoy muy de acuerdo con vosotros, todo se reduce a una guerra de intereses. Llevo un tiempo buscando opciones alterantivas. Mi padre le han operado de tumor de colon, con traramiento Quimio oral, resultado bajada defensas, al terminar el primer ciclo (tienen una edad avanzada) le consulto al oncologo sobre tratamientos alterativos, antes de que la quimio sea peor que la enfermedad, ni caso. Quimio: si o si, no conocen otra alterativa. Le pregunto sobre las posibles causas de ese tumor, respuesta: no se sabe. Amen. Creo que se ponen tratamientos de quimio sin ton ni son.

  13. Oscar

    Personalmente, en mi humilde opinión, creo que Hamer puede tener mucha razón aunque también creo que hay que atacar por el cuerpo. Es decir alcalinizarlos contra el cáncer – adiós azúcar, adiós carne, adiós edulcorantes, adiós café, hola agua de mar, hola mms… y mineralizarnos para reforzar el cuerpo. También oxigenarnos – caminar a pasito ligero un buen rato a diario – y vitaminarnos – tomar el solecito a horas seguras – no durante el mediodia – para generar vitaminas en la piel y eliminar colesterol. Libro muy interesante en este línea que me estoy leyendo ahora y encantando: Dieta Delfín, de Ángel Gracia.

  14. Reflexiones

    Anoche soñé que unas personas raras me decían que todo con lo que me “alimento?” esta “muerto”, desvitalizado, ….y que esa energía “apagada” está alterando mi propia energía y en definitiva apagarme y oscurecerme. Cuando me desperté ya no me pude dormir. Pensaba en esto en relacion con el cáncer y otras enfermedades. Pensaba en lo que como sobre todo cuando estoy caótica: azúcares, carne, alimentos envasados -enlatados!- verdura y fruta perfecta y colorida del hipermercado -envenenada e hipertratada para que no tenga nada! de vida- bollos, leche, galletas. Pensé en cuánta energía VITAL podría tener todo eso que mi cuerpo incorpora. Me acordé de las “partículas cadavéricas” de Semmelweis…esas que estaban en las manos de los médicos y que mataban a las mujeres puérperas (metafóricamente pensé que todo eso que como es mi propio suicidio). Estoy consciente de que no me estoy cuidando. Y lo peor de todo, es que a mi hija tampoco (sin palabras). El suicidio de los ignorantes… Comparé eso que ingiero con una zanahoria sacada de mi propio huerto o de la naranja arrancada del árbol o de los cereales de producción ecológica que a veces -cuando estoy bien- llegan hasta mí. Y me acuerdo del cáncer. Siempre me pregunté porqué una célula componente de nuestro propio sistema de repente no quiere colaborar más, no quiere trabajar más en equipo y se rebela, y por hacerse “autosuficiente” termina por matarse a sí misma. Asi hacia donde vamos ahora si las cosas siguen asi en nuestro pobre planeta.
    Siempre pensé que el cáncer es uno sólo. Lo que no sé es porqué decide alterarse una célula del pulmón y no una del estómago, por ejemplo. Igual tiene que ver con la que menos aguanta. Con la que estalla despues de tanto estimulo toxico de todos lados. Y es fortuito. Y no se hereda geneticamente. Lo que sabemos es que el cuerpo es sabio y que ninguna reacción puede ser desadaptativa, como para tratar de erradicarla rápidamente. Igual eso es su sabiduria y hay que saber y aprender a escucharlas (a las celulas). Miguel esto me vino a la mente por lo que comentas de las energías. Por el cambio de paradigma que se impone y por ese sueño. Un beso.

  15. Dr. Silvano Baztán

    ¡Hola, Miguel! Comparto con la filosofía del escrito que ya está bien, de la necesidad de que dejen paso a otras formas de ver el tema “cáncer”, que se preocupen de indagar en la persona con cáncer qué le tocó vivir en fechas anteriores al descubrimiento de su patología, y de qué manera lo vivió (dado que la vivencia de un estrés emocional en soledad, como apunta el denostado Dr. Hamer, es un factor clave en la génesis de un tumor).

    Para mí, cáncer y tumor no es lo mismo. El estado de cáncer abona el terreno para la formación de un tumor localizado en algún territorio orgánico.

    No conozco la trayectoria de los especialistas que nombras ni de la asociación que forman. Intentaré buscar información sobre ellos pues, así como tú, no veo claro qué proponen concretamente, una línea de actuación clara.

    Salud para ti y los tuyos.

  16. Juan De La Cruz

    Leí hace tiempo este articulo enlazado a su vez por el anti-sistema Rafapal sobre una alternativa medicina contra el cáncer.

    Yo en este tema soy un completo profano pero les indico el link por si les puede interesar.

    http://free-news.org/index03_hebreos.htm

  17. Agu124

    Me gustaria saber tu opinion sobre la Nueva Medicina Germanica y los tratamiento de bicarbonato de sodio asi como el mms. Gracias y enhorabuena por esta ventana a la realidad…

    • Miguel Jara

      Agu124, lo cierto es que poco sé sobre la Nueva Medicina Germánica que es la que postula el Dr. Hamer, que el Dr. Silvano Baztán cita. Quizá pueda preguntarle a él. Aparte de Silvano también el Dr. Javier Herráez, y también comentarista habitual de este blog, ha estudiado el enfoque de Hamer.

      Silvano, yo leí ayer por la tarde el texto completo en la revista Discovery DSalud que tenía en mi buzón al salir de casa tras escribir este post. Es extenso, muy técnico y documentado. Lo que postulan los firmantes de la carta es que todos los tumores malignos tiene más factores comunes que diferencias entre ellos. Tras la lectura eso me queda muy claro, como sabes muchas veces en un texto sólo pretendemos, no es poco, documentar una idea concreta más que mostrar alternativas. En la carta no hay un apartado de “qué hacer” lo que trata es desmontar la idea de que hay muchos tipos de cáncer diferentes y que cada uno tiene una “solución farmacológica” específica que es una línea más interesante para los vendedores de remedios. Esperemos otro texto en la línea que más nos interesa de saber qué se puede hacer o qué consecuencias tiene lo que dicen los firmantes de la carta abierta a Mariano Barbacid.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.