Los parches cutáneos de fentanilo -un derivado de la morfina- deben usarse exclusivamente para controlar los dolores crónicos moderados a intensos no son para tratar los dolores leves, pasajeros o posteriores a una operación o procedimiento médico o dental. Una revisión de sus posibles daños ha descubierto muerte en niños y ha pedido mayor rigor en su uso.

Leer más...