Prótesis mamarias Allergan: Testimonio de una afectada a la que se le estallaron dentro del pecho

En el verano de 2019 la empresa fabricante de prótesis mamarias Allergan retiró su producto del mercado. Eran defectuosas y causaron incontables daños. Ofrezco el testimonio de una mujer española a la que se las implantaron y se destrozaron dentro de su pecho: «Muchas mujeres estoy segura que estarán pasando por la misma situación y desconocen el motivo«.

María D. Ángel Conejero, es de Villena (Alicante). En el año 2014, en diciembre, tras el fallecimiento de su padre, se operó los pechos para colocarse unas prótesis rugosas de la empresa Allergan.

Pensé que no había que tener miedo. Estaba muy acomplejada con mi pecho después de los embarazos y de amamantar a mi hija pequeña casi cuatro años».

Pero pronto comenzaron los problemas.

Realmente comenzaron de manera inmediata, porque en febrero de 2015 ya sentía algo extraño en una mama y me hicieron ecografías. Posteriormente, comencé a tener inflamaciones en ganglios, y sobre todo mucho dolor nocturno. Era una sensación de estar enferma pero sin saber el motivo, febrícula, sudores nocturnos, intranquilidad, sensación de ofuscación mental, etc».

María D. Ángel Conejero.

Sus padecimientos se le hicieron insoportables y hubo de tomar de dos a tres pastillas al día para paliar algo su malestar.

Como consecuencia de esto, visitó distintos especialistas, que casualmente diagnosticaban distintas afecciones, desde úlceras en el estómago hasta miomas en el útero, pasando por una inflamación contínua de la que nunca llegaron a saber la causa.

Durante estos años he vivido pensando que era una condición normal encontrarse así, ya que nadie podía encontrar el motivo, mientras yo cada vez me acomplejaba más con mi pecho, lo sentía mal y deforme».

De todo lo malo se puede aprender algo bueno y la pandemia fue para María el momento oportuno para hacer frente a ese complejo estético que sufría.

Mi hija mayor me dijo que consultara con un doctor que lleva muchos casos de efectos secundarios producidos por las prótesis mamarias. Así lo hice, en el plazo de una semana este médico se puso en contacto conmigo y trató de transmitirme la importancia de volver a intervenirme, no por estética, por salud.

No acabé de ser consciente de lo que me dijo, días antes quise cancelar la operación, dudaba si sería un oportunista o tal vez no tenía la suficiente experiencia. Gracias a su llamada, acepté y el sábado 30 de junio 2020 entraba a quirófano sin conocimiento de lo que vendría después«.

Al abrir sus pechos los médicos encontraron un trabajo mal hecho (aunque se lo comentaron de manera suave).

Lo peor de todo fue que tenía una prótesis totalmente rota extendida por todo mi pecho. Mi hija vio en primera persona el vídeo de la operación, era de impacto total. Sufrí una intervención que yo no esperaba y cuando me ví no podía dejar de llorar. Parecía «El silencio de los corderos».

No he podido ser autónoma durante semanas y sufro a día de hoy las consecuencias de un cambio físico inesperado, que me está costando aceptar. Aunque todos digan que estoy estupenda y que lo principal es la salud (que sí lo es y doy fe porque lo he vivido en mi persona)».

También está la parte económica. Al menos gracias a su situación, buena, ha podido hacer frente al coste, no precisamente pequeño, de la intervención. Más toda la rehabilitación.

Esto otras personas no lo pueden asumir, me siento muy afortunada a pesar de todo. A nivel psicológico todavía lo sufro, tengo días en los que siento mucho rechazo. Además, como consecuencia de la operación hace unos días tuve que someterme a una resonancia con contraste para verificar que unos bultitos que me han salido ahora no tienen nada que ver con las prótesis que llevo o si son consecuencia de la propia intervención y descartar algo nuevo.

Se me ha quedado el sistema inmune débil y cuando no tengo una infección de garganta, es de orina o la Covid con neumonía, etc».

A María nadie le ofrece una explicación.

Nadie me informó y no me he sentido con la fuerza de ir a pedir explicaciones. Sé que ellos tenían la obligación de informar sobre esas prótesis, que por muy pequeño que fuese el índice de los casos que provocaba un extraño tipo de linfoma, las prótesis ya las retiraron del mercado. Tenían la obligación de informar a todas las pacientes que les implantaron ese tipo y dar la opción de decidir si dejarlas o retirarlas».

Me pregunto qué se siente habiendo usado un producto que acaba retirado.

Es un sentimiento de indignación e impotencia, sobre todo porque durante años he pensado que era una ‘mujer débil’ por encontrarme siempre mal.

Hoy tengo claro que el hospital, el médico, el laboratorio de las prótesis tenían la obligación de haberme informado.

Cualquier tipo de defecto de un vehículo, por ejemplo, lo notifica el Gobierno, la propia marca, ¿de una prótesis que llevas en tu cuerpo no hay notificación?».

-¿Qué les dirías a otras mujeres que estén en una situación similar a la tuya?, le pregunto.

El único motivo por el que he respondido a estas preguntas es para ayudar a otras mujeres, que estoy segura estarán pasando por la misma situación y desconocen el motivo. Recuerdo que me dijeron que tal vez tenía fibromialgia, creo que por darme una causa ambigua y justificar todo lo que me pasaba. Por lo que si sienten cualquier síntoma de los que he expuesto y llevan la próstesis no duden en ir al lugar dónde se las colocaron».

En el Bufete Almodóvar & Jara estamos trabajando el asunto para documentar la relación de causalidad entre el uso de esas prótesis y los daños causados a María.

Un Comentario a “Prótesis mamarias Allergan: Testimonio de una afectada a la que se le estallaron dentro del pecho”
  1. laura

    Buenas tardes. Investigad de la enfermedad de implante mamario. Hay muchos videos en you tube Ahora se ha reconocido en USA; miles de mujeres haciendo cola para retirarse los implantes por causa de múltiples problemas de salúd.
    Un saludo.

Deja un comentario a laura

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.