Salir a comer o cenar fuera de casa suele conllevar una mayor ingesta de grasas, azúcares o sal, vaya que nos descuidamos cuando abandonamos, aunque sea por unas horas, nuestro hogar (espacio en el que es más fácil controlar lo que ingerimos, su cantidad y calidad). Pero además, la comida rápida de fuera de casa ofrece mayor cantidad de residuos de plásticos “alimentarios” como los ftalatos que se acumulan en el organismo y son causa de importantes enfermedades.

Leer más...

Los posibles efectos sobre la salud del uso de los teléfonos móviles (y otros dispositivos electrónicos) es un tema de largos debates y discusiones. Máxime cuando el tema se acota al uso del móvil durante el embarazo. Era algo que “se sabía” y ahora un nuevo estudio concluye que las mujeres embarazadas que utilizan un teléfono móvil con una frecuencia media o alta presentan mayores probabilidades de tener un hijo con problemas de conducta, en especial con hiperactividad y falta de atención.

Leer más...

El diario colombiano El Tiempo publica un extenso reportaje de Carlos Francisco Fernández, asesor médico al que conocí hace unos años en aquel periódico: ¿Existen enfermedades que se inventan para vender más fármacos? Nos cuenta que todas las funciones humanas se han “medicalizado” de tal modo que condiciones que eran normales en la existencia humana han dejado de serlo, para convertirse en dolencias que exigen ser tratadas.

Leer más...

Las industrias sanitarias intentan controlar toda la cadena comercial de sus productos. Eso incluye a las asociaciones de enfermos (o de pacientes) de las patologías clave en su estrategia comercial. Ahora conocemos más datos de un fenómeno que pasa algo desapercibido al haberse puesto más el foco en los sobornos a los médicos y doctoras.

Leer más...