El ninguneo de Bayer a las afectadas por su anticonceptivo Essure

Elena, Raquel y Susana rondaban los 40 años y tenían una vida feliz y tranquila. Pero su vida dio un vuelco cuando, al acudir a la Seguridad Social dispuestas a hacerse una ligadura de las trompas de Falopio, les dieron una solución alternativa que puso patas arriba sus vidas: Essure. Así comienza un buen reportaje sobre el peligroso anticonceptivo de Bayer que ha publicado el diario Público basándose en datos de nuestro Bufete Almodóvar & Jara y que os resumo.

La idea parecía «ingeniosa», un dispositivo con forma de muelle que se inserta en las trompas de Falopio. El objetivo es que el cuerpo de la mujer reaccione a este objeto extraño y se cree una especie de callo que obstruya las trompas. Pero no fue tal y Essure ha causado y causa numerosos daños en miles de mujeres de todo el mundo.

Reunión en nuestro despacho con las afectadas por Essure.

En España hay más de 80.000 mujeres implantadas y seguramente unas 2.000 dañadas. La cifra concreta no es posible saberla pues Bayer no ha querido asumir su responsabilidad y ha dejado en el olvido a sus víctimas.

De hecho Bayer Hispania afirma en el reportaje que su producto es seguro y eficaz.

El Bufete Almodóvar & Jara hemos intentado en varias ocasiones que la compañía acceda a conocer los casos de nuestras clientas sin despertar su interés.

Se me caía el pelo tanto que a veces me quedaba con manojos en las manos, tenía unos dolores continuos de contracciones en los riñones, como si estuviera pariendo, dolores de tripa, óseos, un cansancio brutal…», comenta Raquel Carmona, una de las afectadas.

Dios mío, ¿pero ahora qué te ha pasado? Tienes parte del Essure en el útero. Vete corriendo a donde te lo han implantado», concluye comentando lo que le dijo su médico.

Elena Fernández, en la sede de Bayer.

La historia de Elena Fernández tiene muchos paralelismos con las anteriores. La presidenta de la Asociación Española de Afectadas por Essure cuenta que los síntomas empiezan a aparecer poco a poco:

Se hincha el abdomen, comienzan los dolores constantes, las hemorragias, infecciones vaginales, de orina… Y unas menstruaciones que eran como un parto, con unas contracciones enormes. Y, además, en las relaciones sexuales también sientes dolor… Y notas un cansancio crónico», explica.

Cuando en 2015 se lo quitan, a los seis meses estaba perfectamente. Así que claro que había una relación causal.

Pero he tenido que operarme y perder el útero y las trompas de Falopio, unos órganos que no quería perder».

Pese a la extracción, algunas mujeres siguen con sangrados

con manchados, con cansancio, con dolores de cabeza, con anemias… Como la mayoría de todas nosotras, aguantando el tirón», cuenta Susana Sánchez.

Ante esto, no se han rendido. Ya están preparándose para interponer demandas individuales por lo civil contra Bayer Hispania y Bayer Alemania.

Acompañadas de su abogado Francisco Almodóvar Navalón, 47 mujeres se dirigirán a la Justicia. Demandarán a la empresa farmacéutica por un presunto delito de responsabilidad por un defecto en Essure, así como por la supuesta lesión de los derechos fundamentales a la integridad física, moral y a la igualdad.

Esto es un maltrato que a día de hoy siguen ejerciendo al contratar a despachos de abogados súper agresivos para dilatar el proceso e intentar que se cansen.

Las están obligando a pasar por un enorme peregrinaje judicial. Pero vamos a ir por todas», argumenta Almodóvar.

Y eso es lo que haremos desde el Bufete. Leed el reportaje completo que merece la pena.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.