Vivir con mielitis transversa tras la vacunación Covid-19

Pau y Natalia, profesor de secundaria él y abogada ella, no son «negacionistas» ni «antivacunas», de hecho Natalia se ha vacunado de las tres dosis contra la Covid-19, mientras que Pau únicamente tiene la primera dosis de la vacuna Astrazeneca. El problema es que sufrió graves daños neurológicos de los que trata de recuperarse.

-¿Qué ocurrió tras la vacunación, cuándo se produjeron los posibles daños y en qué consisten?

Pau se inoculó de la vacuna Astrazeneca (la primera dosis) el 31 de marzo de 2021. Fue de los primeros por su condición de docente. A partir del décimo día después de la inoculación fue cuando empezó a tener los primeros síntomas. Comenzó con una quemazón en la zona lumbar que poco a poco fue extendiéndose por la zona torácica.

Pau el día de la vacunación.

Esperamos siete días pensando que mejoraría, no obstante, como los síntomas iban empeorando acudimos al médico. Estuvimos yendo al médico todos los días. Nunca había tenido problemas de salud.

El médico de cabecera del centro privado de salud La Creueta nos envió a la clínica IMED Levante situada en Benidorm y en su informe indicó que tenía que reconocerlo un neurólogo, ya que sospechaba que se trataba de una afección neurológica causada probablemente por la vacuna.

Pero allí concluyeron que se trataba de una infección de orina, en consecuencia y, al observar nosotros que los síntomas empeoraban decidimos acudir a urgencias de la clínica privada Vistahermosa de Alicante donde acabó ingresado todo un fin de semana.

Así, el domingo 25 de abril le visitó en la habitación el neurólogo y concluyó que se trataba de una mielitis tranversa (inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal) y nos aconsejó pedir el alta voluntaria y acudir al Hospital General de Alacant, ya que allí no podían someterle a las pruebas (resonancia) por ser domingo.

Durante esa semana que estuvimos acudiendo a médicos los síntomas se fueron agravando, de modo que la quemazón fue extendiéndose hacia las piernas llegando incluso a sondarle, ya que el aparato urinario dejó de funcionar y el sábado 24 de abril ya no caminaba.

Esa quemazón, al mismo tiempo que se extendía hacia las piernas fue subiendo hacia el pecho y llegó a tener debilidad en los brazos y pecho quedando sin sensibilidad del pecho hacia abajo.

-¿Qué consecuencias le ha acarreado este efecto adverso?

Aparte de la baja laboral, no hemos podido ni podemos llevar una vida normal, ya que no
sólo es que necesite rehabilitación, también siente dolor todos los días y está aún recuperando tanto el aparato urinario como el digestivo.

En el hospital intentando recuperarse.

Sin comentar los problemas anímicos que esta enfermedad ha acarreado tanto a él como a su familia. Además no tenemos la certeza de que se vaya a recuperar al 100%.

-¿Conocíais de antemano los posibles efectos adversos de esas vacunas? ¿Firmásteis consentimiento informado? ¿hubo receta de un médico antes de la vacunación?

No, no conocíamos los posibles efectos adversos y no firmamos un consentimiento informado. Ten en cuenta que era de los primeros a los que se inoculaba la vacuna Astrazeneca por su condición de docente. Tampoco hubo receta médica antes de la vacunación.

-¿Qué han dicho los médicos que le han tratado, han puesto por escrito algo referido a la relación de causalidad vacunación-daños?

Sí, durante su estancia en el Hospital General de Alicante le sometieren a múltiples pruebas
médicas para descartar otras posibles causas. Cuando lo descartaron todo nos afirmaron que la causa de esta enfermedad (mielitis transversa) fue la vacuna Astrazeneca y así consta en los numerosos informes que tenemos.

-¿Cual ha sido el trato recibido por parte de los médicos?

Con respecto al Hospital General de Alicante debemos decir que el trato no solo fue excelente, sino que casi se convirtieron en amigos y amigas, debido a que estuvo ingresado más de 40 días, lo que no llevó a tener muy buena relación con el personal sanitario.

En París, meses antes de la pesadilla.

-¿Habéis notificado esos efectos secundarios?

Desde el citado hospital nos comunicaron que estos efectos secundarios se notificaron.

-¿Volveréis a vacunaros de la Covid?

Pau no puede, ya que tras consultarlo con distintos neurólogos le recomendaron que no se vacunase ni siquiera de la gripe.

-¿Tenéis pensado emprender acciones legales de cara a que se compensen los daños padecidos?

Por supuesto.

Desde la Agencia Española de Medicamentos no se han puesto en contacto con la pareja, cuando la entidad reconoce la mielitis como reacción adversa de la vacuna.

8 Comentarios a “Vivir con mielitis transversa tras la vacunación Covid-19”
  1. Carlo Gresti

    Buenas, yo tuve el mismo problema, llevo 5 meses desde que me vacune’ con la segunda dosis de moderna y todavia sigo con los efectos de la mielitis. Si es verdad que he ido recuperando facultades pero sigo con incontinencia, falta de sensibilidad, zona pubica afectada, dolor lumvar y etc.. si alguien quiere compartir la experiencia mi email es niko496@hormail.com conmigo nadie se puso en contacto, ademas en el hospital ni me lo querian decir que era un efecto de.la.vacunacion aun que al final lo admitieron. Te cambianla vida en un momento

    • Manuela

      Buenas tardes. Te escribí esta mañana a tu correo electrónico. Un saludo

  2. Carlos

    Lamento mucho semejante tragedia, pero hay algo que me resulta chocante, aunque puede que mi deducción sea equivocada.
    Entiendo que Natalia se vacunó con tres dosis sabiendo lo que le había pasado a Pau con una sola dosis, y lo siento, pero no le veo explicación a ésto.

    Reitero mi pesar por que tengan que pasar por esto

  3. Toni

    Esta frase es acojonante
    «Pau no puede, ya que tras consultarlo con distintos neurólogos le recomendaron que no se vacunase ni siquiera de la gripe.» , o sea, ¿si le recomiendan lo contrario si que se vacunaría?.
    Lo que tiene que hacer es coger una escopeta

  4. Toni

    Y porqué se vacunó, ¿siendo profesor no es capaz de informarse antes de un experimento al que se accede voluntariamente?
    Si no hubiese tanto borrego no llegaríamos a esta distopía social en la que estamos
    De todas formas , lo siento que le hayan jodido la vida, le acompaño en mi sentimiento porque , a veces, la presión mediática es muy fuerte, pero conozco profesores que no se han inyectado

  5. Manuela

    Buenas tardes Miguel.

    Me gustaría contactar con este chico por email. En el 2017 me detectaron, por resonancia, una lesión en la médula después de decirme el médico que era una simple lumbalgia. Actualmente, tengo movilidad completa. La lesión permanece y yo sigo con algunos síntomas. Sin embargo, estoy muy contenta por llevar una vida normal. En aquel momento leí mucho sobre mielitis. Me gustaría contarle mi experiencia y transmitirle esperanza.
    Un saludo

    • Miguel Jara

      Se lo he transmitido a su mujer.

    • Marlon

      Hola Manuela me gustaría me puedas compartir tu experiencia, saludos

Deja un comentario a Miguel Jara

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.