Cataluña desecha el pasaporte Covid. ¿Se anuncia el fin de las restricciones y de la pandemia?

La variante ómicron sigue expandiéndose. Lo hace infectando a millones de personas no vacunadas con facilidad pero con baja letalidad, lo que confiere a quienes pasan superan esa infección o la enfermedad, inmunidad natural. También contagia a las personas que se han vacunado.

Unas palabras, pronunciadas por la viróloga Margarita del Val, a finales del mes de diciembre, cuando se observaba el comportamiento de ómicron, decían algo de interés. Afirmó en su entrevista para TVE que la variante omicron se expande con mayor facilidad entre personas vacunadas.

En redes sociales, RTVE tituló las palabras de la viróloga tal cual las pronuncia:

La variante ómicron se expande con más facilidad en personas vacunadas«.

Un título que se ve modificado cuando se accede a la noticia y la pieza se titula «La viróloga Margarita del Val advierte sobre ómicron: ‘Se expande con más facilidad’.

Eliminando así la parte en la que señala algo fundamental, que es «entre personas vacunadas», una parte de su explicación que cambia el contenido de su afirmación de manera considerable.

De modo que el virus continúa contagiando y es de sentido común pensar que ómicron no será la última variante del virus que suframos. Más pronto que tarde todos nos contagiaremos y la absoluta mayoría de las personas superarán la posible enfermedad.

Es más, los virólogos incluso «se alegran» de la inmunidad que confiere ómicron. Y recuerdan que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha empezado a dar por finiquitada la pandemia.

Esto puede que esté anunciando, en efecto, el «fin» de la pandemia como la conocemos hoy. Cada vez más voces de especialistas hablan de una «gripalización» de la Covid; la enfermedad pasará en unos meses, seguramente hacia la próxima primavera, auguran, a ser tratada como una gripe cómun.

Y si es verdad que nos acercamos al final de esta pesadilla cabe preguntarse qué sentido tienen los pasaportes Covid. Si las personas vacunadas pueden infectarse y contagiarse ellas y los demás, ¿por qué hacer distinciones para entrar en un sitio entre vacunados y no vacunados?

Es más, si encima los vacunados se infectan más con la variante predominante en la actualidad, ¿qué sentido tienen esos pasaportes? Casi que los «privilegios» que aporta deberían contemplarse para los no vacunados ¿no?

El pasaporte es tan tan arbitrario que ni las distintas comunidades autónomas en España se ponen de acuerdo en su aplicación.

De hecho, hoy mismo Cataluña se despide del pasaporte Covid para poder acceder a bares, restaurantes, gimnasios o residencias. La ciudadanía catalana podrá acceder a estos locales después de que el comité científico haya informado al Govern al respecto.

Según ha señalado la portavoz del Govern, Patricia Plaja, el certificado tenía como objetivo reducir los contagios y con la nueva variante ómicron no se estaba cumpliendo.

Sin embargo, el propio consejero de Salud afirmó hace un mes que era consciente de que el pasaporte no servía para frenar los contagios y que se establecía como medida de prueba, para ver si realmente ayudaba de alguna manera.

De esta manera, mañana viernes, Cataluña volverá a la práctica «normalidad»: se acabaron las limitaciones de aforo, los toques de queda, la limitación para las reuniones personales y el pasaporte Covid.

¿Es el signo de los tiempos? ¿Cuánto falta para que el resto de regiones desechen la idea del pasaporte? ¿Triunfará la tesis de la gripalización de la Covid?

Un Comentario a “Cataluña desecha el pasaporte Covid. ¿Se anuncia el fin de las restricciones y de la pandemia?”
  1. Louis

    Gracias Miguel por la información, creo que esta pesadilla va a acabar pronto, y de manera insospechada, nadie (medios de desinformación) hablará del tema, el conflicto Ruso/Americano copará todos los titulares y los periodistas de «raza» (es decir meros locutores pagados por la industria farma) no harán ninguna pregunta incomoda al respecto….

Deja un comentario a Louis

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.