El sinsentido de vacunar de la Covid a niños: ¿Más riesgos que beneficios?

Distintas voces especializadas están advirtiendo, desde la independencia, del sinsentido de vacunar de la Covid a niños. Una de ellas es la médica Mónica Lalanda, especialista en urgencias pediátricas (se define así: «no soy antivacunas, soy médico y por lo tanto pro-vacunas por definición».

Ella empieza una publicación reciente sobre este tema con una advertencia:

Son malos tiempos para la expresión libre así que le he dado muchas vueltas a la posibilidad de escribir este artículo. Vivimos una época compleja en la que la opinión, incluso expresada desde el rigor, el respeto y el estudio, puede reportar terribles ataques personales (aquí un ejemplo)

Imagen de previsualización de YouTube

contra reputación y credibilidad. Aun así, la ocasión lo requiere y he decidido atreverme. Me siento en la obligación como médico, de expresar la conclusión a la que llego respecto a la vacunación covid en niños, aunque me pueda costar algún esperado linchamiento en redes«.

Se acaba de aprobar la vacuna covid para niños. Hasta este momento la comunidad científica parecía tener claro que la vacuna no era pertinente en niños. Ahora hay vacuna.

Cuenta esta médico que

sorprende que la comunidad pediátrica, representada por la Asociación Española de Pediatría se haya manifestado repetidamente contra la vacunación de niños hasta hace apenas días y tras anunciar que la Agencia Europea del Medicamento aprueba una vacuna, su discurso haya cambiado para posicionarse a favor.

Esta mutación no ha estado basado en nuevos estudios que avalen su necesidad o en un cambio epidemiológico».

Yo escribiría que no es tan sorprendente pues tiene miembros que mantienen lazos económicos con los fabricantes de vacunas y es uno de los principales lobbies de la industria de las idem.

Lalanda repasa los requisitos que debe tener una buena vacuna y si se cumplen en el caso de la inmunización Covid para niños:

1. Que sea necesaria.

Pues bien, la mortalidad es estadísticamente nula para niños. Durante el primer año de pandemia fallecieron en España un total de siete niños por Covid. No conocemos cual era el perfil de estos desafortunados pequeños pero probablemente similar a lo publicado en otros países, niños que padecían ya enfermedades de base graves.

El riesgo de fallecer por Covid es del 0,000% y las posibilidades de sobrevivir del 100% (99,999999…%).

Los niños que enferman de Covid lo hacen mayoritariamente con cuadros leves o asintomáticos. Las hospitalizaciones son pocas y probablemente, una vez más, en niños con padecimientos graves y crónicos. El 99,3% de los casos pediátricos con prueba diagnóstica positiva para SARS-CoV-2 no presentan síntomas o tienen clínica leve.

Podemos concluir, con los datos que llevamos acumulando dos años, que la vacuna no es necesaria en niños«, argumenta la urgencióloga.

2. Que sea segura.

Dado que a nivel institucional pueda ignorarse la necesidad de la vacuna, parece clave valorar el balance riesgo-beneficio. El principio de precaución es esencial, sobre todo cuando se refiere a niños. Si los niños no enferman con el Covid, es inaceptable la posibilidad, aunque sea remota, de hacerles enfermar con una vacuna.

Entre la maraña de datos existentes, es difícil discernir cuánto riesgo suponen estas vacunas, pero la realidad es que los casos de miocarditis y pericarditis en jóvenes y adolescentes, han paralizado las vacunaciones en algunos países.

La vacuna que se planea poner a niños es específica y ya se está usando en EE.UU. pero la realidad es que las vacunas sí producen efectos secundarios más graves y con más frecuencia de lo que estamos acostumbrados con las vacunas tradicionales (virus inactivados o atenuados).

Estudios que comparan de manera específica la incidencia de eventos cardíacos en adolescentes entre doce y 19 años concluyen que es más frecuente post vacunación que post infección (también hay estudios que afirman lo contrario).

Los efectos a medio o largo plazo los comprobaremos con el tiempo pero ya hay algunos estudios de laboratorio inquietantes.

Que las vacunas puedan provocar alteración del sistema inmunitario o circulatorio puede ser asumible si tienes 70 años pero no con 7″, continúa la galena.

3. Que sea efectiva.

Sabemos que la vacuna está evitando parcialmente en adultos enfermedad grave, hospitalización y muerte. No evita casos leves que es exactamente la clínica que sufren los niños.

Pero veamos otro punto de vista que se está imponiendo, vacunar a los niños para proteger a los adultos. Una sociedad que coloca a sus niños de escudo para proteger a los adultos, «es una sociedad que ha perdido el norte, que está podrida«, opina la médico. La sociedad está para proteger a sus niños, la ciencia está para proteger a los niños…

¿Es la vacuna efectiva -se pregunta Lalanda- en crear inmunidad de grupo? No, ya sabemos que nunca tendrá el efecto de inmunidad de rebaño, es imposible.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero además, está tambien comprobado que una persona vacunada si se infecta, puede transmitir el virus, es decir:

un no vacunado y un vacunado son prácticamente iguales a la hora de cortar la transmisión, ambos contagian el virus.

Esto es esencial a la hora de considerar no sólo la vacunación de los más pequeños sino de imponer medidas restrictivas para no vacunados y sus pasaportes Covid.

Epidemiológicamente no tienen sentido».

CONCLUSIÓN:

A día de hoy, administrar vacunas Covid a los niños tiene el mismo sentido que ponerles manguitos, cascos o cinturón de seguridad cuando están en el sofá de su casa».

5 Comentarios a “El sinsentido de vacunar de la Covid a niños: ¿Más riesgos que beneficios?”
  1. As

    Pues yo tengo una duda sobre la tercera dosis, cuando me puse la segunda a los cuatro días, tuve un cuadro de taquicardias y desde entonces diariamente las tengo.
    Ahora me toca la tercera dosis y dudo en ponérmela.
    Alguien me puede decir si es un efecto secundario?
    Gracias

  2. Alex

    Hola,
    Sólo una observación:
    Ser médico no quiere decir ser provacunas a la fuerza. Ejemplos abundan.

  3. Celiana

    Buenas…
    Gracias por ayudarme a re-confirmar lo que ya tenía claro, pero que bien sienta leerlo de parte de un médico.
    Solo un poco de sentido común es necesario.
    Gracias de nuevo, no estamos todos locos.

  4. Isabela

    Gracias. Gracias y gracias. Es verdad todo lo q dices. Y también la distopia de que alguien que ejerce una profesión médica, de pronto sea catalogado como negacionista o irresponsable por pensar con la cabeza y no ser el loro que repite un discurso que está corrompido.
    Yo también soy médico y veo que se ha dejado de razonar y de pensar en el bien del paciente, hipnotizados por el mantra de que con las vacunas todo va a volver a ser como antes.
    Un saludo. I.

  5. Cristina

    En las circunstancias actuales, dar un «paso al frente» como lo ha hecho la Doctora Lalanda es muy valiente. Ojalá hubiera más médicos tan valientes como ella ! El análisis que hace como médica pro-vacunas es impecable, los niños no necesitan unas vacunas con unos efectos adversos que pueden ser tan graves como la alteración del sistema inmunitario o circulatorio de por vida. Respecto a los lazos económicos existentes entre miembros -no sé si todos, pero si unos cuantos- la Asociación Española de Pediatría y los laboratorios es notorio. Querría, abundando en lo que escribió Miguel en el artículo anterior sobre los conflictos de interés de ciertos colectivos, hablar del actual Presidente (James Smith) de la Agencia de Noticias Reuters, líder de la información mundial. Resulta que es también miembro de la dirección de la farmacéutica Pfizer desde 2014, además de uno de sus accionistas importantes. El año pasado, 2020, Reuters publicó más de 22.000 artículos mencionando a Pfizer.

Deja un comentario a Celiana

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.