Semáforo Covid: de nueva normalidad a circulación controlada ¿a golpe de restricciones?

Las comunidades autónomas de España está peleadas a cuenta de las medidas represivas anti Covid-19 (o ¿anti personas?). Sobre todo por la aplicación de los llamados pasaportes Covid que sobre todo impiden la libre circulación de las personas que no se han vacunado. Ahora llega el denominado semáforo Covid. Os lo explico.

El semáforo Covid es una guía para las restricciones en función del nivel del riesgo de padecer la enfermedad viral. Lo curioso es que ha sido aprobada sin medidas, supongo que porque el Gobierno no quiere hacer de poli malo y pegarse un tiro más en el pié de cara a su electorado.

También llama la atención que lo que hace ahora la administración central es relajar los umbrales de incidencia acumulada para escalar de nivel de alerta, pero el documento aprobado no contiene ninguna restricción asociada a cada estadio de riesgo.

El Ministerio de Sanidad explica que de monento sólo es un borrador que no está aprobado pero pronto se hará porque el sector de la hostelería, clave en la economía española, está muy pendiente de qué va a ocurrir con él en Navidad.

La ministra Carolina Darias ha confirmado que su receta pasa por «prevenir y vacunar» y no por «medidas disuasorias». El objetivo, dice, es

seguir vacunando sin parar».

Seguramente sea cierto lo que argumenta de que es lo que ha funcionado, aunque no como se esperaba. La tercera dosis para mayores de 60 años y personal sanitario acaba de recibir el visto bueno de la Comisión de Salud Pública. Algo falla pues si hay que aumentar las dosis «de refuerzo».

No sé si hace falta que un Estado paternalista nos proteja ni en qué medida sería lo deseable. A veces, parece que somos las personas las que protejemos al sistema sanitario y no al revés, que sea el sistema sanitario el que proteja a las personas, sin paternalismos que ya somos mayorcitos.

El Ministerio sigue creyendo en el «solucionismo vacunal», nada se sabe de los fármacos para tratamiento temprano de la Covid (¿se han impuesto de nuevo los intereses comerciales de las farmacéuticas y en concreto de los fabricantes de vacunas?), parece ser que sí, es obvio.

Las nuevas fórmulas de cálculo cambian el término de «nueva normalidad» a «circulación controlada» que ya no sería cuando se detectan menos de 25 casos por 100.000 habitantes a 14 días, si no menos de 50.

Con el nuevo baremo, un territorio estaría en riesgo medio con una incidencia acumulada de 100 a 300; en alto de 300 a 500 y en muy alto, más de 500.

Atentos a esto y cómo lo cuenta elDiario.es:

Frente a lo que se consideraba antes, a estas alturas de la pandemia está relativamente claro, dicen los expertos, que no es posible alcanzar la inmunidad de grupo. Al menos con el efecto de las vacunas actuales puesto que el virus se puede seguir transmitiendo -en menor medida- entre inmunizados».

Es decir, parece que cae el mito o dogma de que llegando a vacunar al 70% de la población (España supera hoy el 80% de personas vacunadas) se conseguiría la tan carareada inmunidad de grupo y problema Covid solucionado.

Esto lo explicamos en el post titulado Las vacunas Covid-19 no producen inmunidad de rebaño o de grupo.

Las vacunas seguramente están aportando pero NO son la «solución» que los «expertos» y quienes les hacen caso, anunciaban.

Insisto ¿y los fármacos para el tratamiento temprano de la enfermedad? Trataremos sobre ello.

Un Comentario a “Semáforo Covid: de nueva normalidad a circulación controlada ¿a golpe de restricciones?”
  1. Cristina

    Supongo que Miguel explicará mucho mejor la razón por la que medicamentos baratos y no sujetos a patente, no fueron autorizados por las agencias de medicamentos estadounidenses y europeas, y no solamente no fueron autorizados sino que fueron vivamente «desaconsejados», ridiculizados -artículo mediante- en una conocida revista científica y prohibidos por la OMS. Otra aspecto enormemente llamativo de esta crisis sanitaria es que, tanto el ciudadano medio europeo como el estadounidense, cree que las muertes causadas por el Covid fueron muchísimas más de las que fueron en realidad. Por poner un ejemplo, en un sondeo realizado hace poco en EEUU, la gran mayoría cree que fallecieron unas 30 millones de personas (lo que viene a representar un 10% de su población) cuando los fallecidos fueron 146.516 en total hasta ayer. Lo mismo ocurre con la población de Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, España….Esta visión totalmente distorsionada de la realidad Covid, se la debemos sin duda al machaqueo y tergiversación continuos de los medios de comunicación de masas, cualesquiera que sean durante más de 20 meses. Un saludo.
    Un saludo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.