El omeprazol se usa de manera innecesaria y tiene más peligros de lo que parece

La semana pasada tratamos sobre fármacos de uso común que pueden contribuir a que padezcamos neumonía y por ello están contraindicados en la era Covid. Muchos de ellos se utilizan de manera injustificada. Uno de los que mencionábamos es el omeprazol, el medicamento más conocido del grupo de los inhibidores de la bomba de protones (IBP).

El omeprazol está sobreprescrito en España. Es un fármaco para controlar la acidez de estómago pero en la práctica se lo cataloga como «protector de estómago». El gran y falso mito de que el omeprazol «protege» el estómago es una de las mejores campañas de marketing farmacéutico de la historia. Y pese a que sus indicaciones son pocas y muy concretas se usa de manera generalizada. Suele ser habitual que cuando un paciente toma de manera cotidiana unos cuantos medicamentos le «caiga» un omeprazol como «protector».

Y como todo tratamiento médico este principio activo tiene sus efectos secundarios que pueden ser graves, sobre todo cuando se utiliza durante mucho tiempo. Hace unos años Fresenius Medical Care, grupo alemán al que pertenece Quirónsalud, realizó un estudio en sus 40 centros en España, cuyos resultados muestran que el uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP) puede elevar el riesgo de mortalidad cardiovascular y por todas las causas en pacientes en hemodiálisis.

Se trató de un estudio observacional en el que participaron 2.242 pacientes en diálisis sobre unos medicamentos que, en palabras de los responsables de Fresenius, son «los más utilizados en el mundo desarrollado sin que en un gran porcentaje de casos sean necesarios».

El análisis del total de pacientes mostró una supervivencia significativamente peor para los pacientes en terapia con IBP y, cuando se consideró solo la relación con enfermedad cardiovascular, también mostró una supervivencia significativamente peor para este grupo de personas.

Uno de los efectos secundarios que puede provocar el omeprazol es hipomagnesemia (carencia de magnesio), se han dado casos graves cuando se ha usado durante al menos tres meses y en la mayoría de los casos tratados durante un año. Se pueden presentar síntomas graves de hipomagnesemia como fatiga, delirio, convulsiones, mareos y arritmia ventricular que aparecen de forma insidiosa y pasan desapercibidos.

En la mayoría de los pacientes afectados, la hipomagnesia mejora cuando se repone el magnesio y se suspende el
tratamiento con el IBP. Los inhibidores de la bomba de protones pueden aumentar el riesgo global de fractura entre 10-40%.  El omeprazol puede disminuir la absorción de la vitamina B12.

El tratamiento con IBP puede llevar a un ligero aumento del riesgo de infecciones gastrointestinales. Como en todos los tratamientos a largo plazo, especialmente cuando se sobrepasa un periodo de un año, se debe mantener a los pacientes bajo vigilancia regular. Aunque es infrecuente también se han dado casos de lupus eritematoso cutáneo por el consumo del fármaco.

También se dan reacciones adversas a modo de trastornos psiquiátricos. Son poco frecuentes los casos de insomnio, raras la agitación, confusión o depresión y muy raras la agresividad o alucinaciones. Raras pero se dan. Si tenéis que usdarlo durante bastante tiempo, lo que está desaconsejado, leeros bien antes su ficha técnica.

2 Comentarios a “El omeprazol se usa de manera innecesaria y tiene más peligros de lo que parece”
  1. Clyde Shelton

    Todos los medicamentos y la vacunas tienen efectos adversos, sobre todo si la persona está programada para hacerlos (su genética). El omeprazol lo llaman protector cuando lo dan a alguien que toma 20 pastillas al día, muy cierto, dicho así es como si fuera un superhéroe, pienso que más que prevenir lo que consigue con cierto éxito es retrasar lo inevitable unos años, porque alguien que toma ese cóctel es una úlcera péptica sí o sí. Lo de la falta de magnesio, puede ser, pero pensemos en la gente de antaño que tomaba bicarbonato, eso también podía pasar, y además el estómago reaccionaba produciendo mucho más ácido después. Seguro que había además antiácidos con más por ejemplo los efectos psiquiátricos, tipo ranitidina. No soy muy amigo de las multinacionales farmacéuticas y sus principios, especialmente de aquellas que no innovan absolutamente nada. Pero viendo el panorama, en relación a lo existente, los beneficios/riesgos y pese a estas reacciones a veces graves. Si está indicado para alguien que tiene una hernia de hiato, o úlceras pépticas (los adolescentes y jóvenes que lo toman como churros antes de hacer un botellón o una fiesta NO es una indicación terapéutica). Del omeprazol ¿Qué se podría decir?. Aquello de «los hemos visto peores» no sería desacertado.

  2. el Blues

    El artículo describe los efectos secundarios del omeprazol, unos efectos que todo médico sabe manejar según los casos. Por otro lado el omeprazol, bien manejado, ha evitado tirar al cubo de la basura quirúrgica miles de estómagos amputados que antes era la norma.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.