Habrá juicio penal por la muerte del niño Borja, intoxicado por el fármaco psiquiátrico Invega

En el Bufete Almodóvar & Jara estamos a la espera de que nos den fecha para la apertura de juicio oral por el caso de la muerte de Borja. El niño falleció con cinco años tras recetarle la psiquiatra que le atendía el medicamento Invega (del laboratorio Janssen Cilag) que NO está indicado a menores de 15. El juicio será por lo penal contra la psiquiatra por presunto homicidio imprudente debido a un error en la medicación.

Tras seis años de litigios en los juzgados, de insistir por nuestra parte porque el juez de primera instancia lo quería archivar y la fiscalía también, por dos veces la Audiencia Provincial de Madrid ha dado la razón a la familia: hay indicios de delito y habrá juicio por lo penal. Seguramente será el primer juicio por presunto homicidio imprudente en un niño cuya investigada es una psiquiatra.

Al pequeño Borja, que padecía epilepsia y también tenía diagnóstico de Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (Tdah), le recetaron un fuerte fármaco para la esquizofrenia, el citado Invega, ¡sin ser esquizofrénico!

La medicación que le dieron, Invega, no estaba indicada para la enfermedad que padecía (receta off label); no se estudió bien cómo le sentaría el cóctel de fármacos que ingería -tomaba dos medicamentos muy fuertes para la epilepsia- ni la interrelación entre ellos en su organismo; no se realizaron apuntes de su evolución en su historia clínica; en definitiva, se actuó sin control con el fatídico resultado.

En los casos en que se receta un fármaco en estas condiciones, más allá de las indicaciones de la ficha técnica, hay que informar de todo y pedir autorización a los pacientes y, en caso de ser un menor, se solicita consentimiento informado a los padres.

Pero en este caso nunca sucedió. La psiquiatra, ni informó a los padres de los graves efectos adversos que tenía el medicamento, ni que lo estaba dando off label. Tampoco pidió consentimiento informado. Invega fue la causa más probable de su muerte, la gota que colmó el vaso de un cuerpo intoxicado (en este post podéis leer muchos más detalles de la historia clínica del niño: El medicamento Invega es la probable causa de la muerte del niño Borja).

Esa médica psiquiatra tampoco realizó el farmacoseguimiento necesario que indica la ficha técnica del producto. Todo este extraño interés por recetar y recetar y mal un medicamento, con los graves riesgos que ello entraña, se ve aderezado con las 18 visitas que en sólo un año recibe la profesional de los comerciales del laboratorio Janssen.

Y ¿qué piensan en Janssen sobre el caso? La farmacéutica responsable del Invega indica que la muerte es probable que haya sido ocasionada por algunas de las reacciones adversas graves que puede ocasionar el fármaco.

Tienen en cuenta que era un niño de sólo cinco años (con poco peso) y epiléptico y NO hay estudios científicos que avalen que Invega puede dispensarse a niños epilépticos.

Este fármaco en concreto está contraindicado para quienes padecen la enfermedad que sufría Borja.

La muerte súbita del pequeño podría haberse evitado si la psiquiatra hubiera obrado dentro del código deontológico que dice que lo primero es no dañar o, al menos, hubiera indicado a los padres que le daba el medicamento fuera de ficha técnica porque de haber sido así, los padres se hubieran negado a dárselo.

Este caso de imprudencia grave en la prescripción, delito terapéutico, se agrava por las mentiras y falsedades versadas por la psiquiatra en su posterior declaración ante los señores juez y fiscal», concluyen Silvia y Alberto, padres de Borja.

Los jueces por fin van a juzgar un caso de daños por medicamentos psiquiátricos siendo imputada o investigada una psiquiatra por error en la prescripción de fármacos.

3 Comentarios a “Habrá juicio penal por la muerte del niño Borja, intoxicado por el fármaco psiquiátrico Invega”
  1. Miplau

    Creo que en este caso la farmacéutica, si estaba contra indicado en el prospecto, no tiene ninguna culpa, si la psiquiatra sin ninguna duda, no solo por recetario, si no también por falta de información y seguimiento, quizás erróneo diagnóstico.
    A pesar de ello, como padres, también tienen una mínima responsabilidad. Yo no daría a mi hijo medicamentos sin leer el prospecto, y si indica que no es apto para la edad de mi hijo. Pediría explicación del porqué o me aseguraría llevando al niño a una segunda valoración, a otro profesional.

    • Inhar

      Ahí esta el problema, no es por la farmacéutica en si, es por la psiquiatra ¿entiendes? Todos deberían de leer las recetas, todos y todas sean psiquiatras, médicos, especialistas.

      Por mi parte que la familia gane el juicio.

    • Clyde Shelton

      ¿Y que es una una farmacéutica? Generalmente es una multinacional con tal poder que prácticamente solo rinde cuentas ante agencias reguladoras a la hora de lanzar un producto. Desde luego no son para nada ONGs, al igual ahí está el problema de porqué muchas enfermedades siguen en punto muerto y los fármacos que sacan llueven sobre mojado. Con toda seguridad que los integrantes de sus juntas de accionistas nunca han participado en un ensayo a simple doble o triple ciego de sus propios productos, que generalmente pasan décadas que ya circula el producto para que se recopilen los efectos adversos. Si para muchos la ciencia es hacer lo correcto, desde luego que la corrección hace siglos que dejó de ser rentable. Y no se donde ves la responsabilidad de los padres, tal y como menciona la noticia, salvo creer en la ciencia y hacer lo que dice el médico, ¿qué han hecho mal aquí? Además, los menores que pueden no tener padres, por ejemplo menores tutelados, bajo ese prisma, ¡usted haría responder al tutor u órgano tutelar por hacer lo que dice el médico pero no leer el prospecto!

      Y respecto al caso, he tenido que leer la noticia dos veces porque casi no daba crédito. La epilepsia en niños la tratan los neuropediatras, si hay la figura de un psiquiatra, debería haber una colaboración muy estrecha con el primero. En un equipo multidisciplinar, quizás sería lo ideal en estos casos, y yendo con pies de plomo, si realmente es un niño tan pequeño con tantas cosas de salud. Tengo entendido que los antipsicóticos en general suelen empeorar las convulsiones en niños y adultos a la par que suelen alterar el metabolismo de los anticonvulsivantes con lo que conlleva (efectividad, efectos adversos,etc).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.