Uso de la vitamina C para prevenir infecciones en la era del Covid-19

Por

26 de marzo de 2020Medicina2 Comentarios

En el afán por encontrar tratamientos efectivos contra el Covid-19, dada la inexistencia de los mismos y la urgencia que hay en todo el mundo, numerosas terapias salen a la palestra estos días con sus pros y contras y sus  detractores. Uno de ellos es la vitamina C. Lo que me interesa es la literatura científica en torno a su uso en infecciones porque es prometedora.

Con la explosión de las redes sociales observamos un fenómeno curioso durante esta pandemia de coronavirus Covid-19 y es el cruce de informaciones-acusaciones entre bandos opuestos como el de ciertas influencers y los cazadores de bulos.

Las primeras, por lo general, hacen un retrato banal de la enfermedad y difunden «soluciones» con poco rigor científico. Los segundos, quizá por ese afán de ser los primeros en mostrar al público su pieza, el último bulo detectado, ofrecen informaciones con conclusión de «BULO» elaboradas con una sola fuente, situada en su espectro ideológico, que niega con vehemencia sin apenas documentar.

En el Hospital La Paz de Madrid se usa vitamina C contra el Covid-19.

Esto ocurre también, por ejemplo, con el uso de la vitamina C para prevenir infecciones en la era del Covid-19.

Pero, entre tanto negar y negar y calificar de bulo lo que nos suena raro, ¿alguien se ha molestado en documentar el «estado de la investigación» con la vitamina C hoy?

Hay alguien, se llama Alfonso Fernández y es un ingeniero, que perdió a su mujer por el cáncer y desde entonces mantiene un blog de alta calidad en esa materia, la oncología y todo lo que la rodea incluidos los intereses comerciales.

En un post titulado Evidencia científica del uso de vitamina C como antivírico y antitumoral, Fernández nos cuenta sobre protocolos oficiales chinos que incluyen el tratamiento del coronavirus con vitamina C. También cita y documenta con un primer ensayo clínico, que está previsto que concluya en septiembre de este año 2020, para probar la eficacia de la vitamina C intravenosa contra la neumonía asociada al Covid-19.

Será que existe suficiente evidencia científica para que merezca la pena investigarlo, digo.

También nos cuenta este investigador que van apareciendo las primeras revisiones sistemáticas que proponen hipótesis de qué podría ser útil para protegerse contra el virus, entre ellas las vitaminas A, grupo B, C, D, E, omega 3, selenio, zinc o los interferones (un grupo de proteínas señalizadoras producidas y secretadas por las células anfitrionas como respuesta a la presencia de diversos patógenos).

Con la vitamina C no se han llevado a cabo ensayos extensos fase III con miles de pacientes, quizá porque no es interesante desde el punto de vista económico, ya que la vitamina C no puede patentarse por lo que la empresa o institución quien invierta en esos estudios no encontrará retorno de su inversión.

Una parte de los 30 millones que el Gobierno a decidido destinar durante esta crisis del Covid-19 a investigación de tratamientos para el coronavirus podrían destinarse a esto de la vitamina C ¿no?

Por lo menos para rematar el trabajo que ya hay publicado y con buenas expectativas. Por ejemplo, sobre el impacto de la vitamina C en la función inmune. La deficiencia de vitamina C impide la correcta función inmune contra las infecciones. La infección a su vez nos vacía de vitamina C al gastar el sistema inmune las reservas durante su lucha contra los microrganismos. Así, la reposición constante de vitamina C durante la infección (que puede alcanzarse con frecuentes dosis orales), ayudará a que el sistema inmune trabaje en mejores condiciones.

Este otro estudio considera la vitamina C como un «reconstituyente inmunitario» en infección y cáncer. Recordemos que una de las características de los pacientes críticos por Coronavirus es su bajo recuento de linfocitos.

Pero la noticia es que los hospitales de todo el mundo comienzan a usarla ya en enfermos sobre todo por vía intravenosa ya que se calcula que nuestro organismo sólo es capaz de absorber 200 mg a un tiempo.

El valor de referencia establecido para la vitamina C por las autoridades alimentarias es de 80 mg al día. En aplicaciones hospitalarias se usan dosis mayores que pueden ir desde los 300 mg a los 1.000 que pautan en algunos hospitales de USA como documenta el autor del post que cito más arriba.

Anteayer estuve en una farmacia y por curiosidad pregunté al farmacéutico por la vitamina C y su eficacia en infecciones. Me dijo que para tratar el Covid-19 no es pero que para prevenir infecciones sí es útil. Me fijé en la que me enseñó, que según él era la «más mejor» y la produce Bayer, vaya.

La vitamina C no es una cura universal ni un tratamiento milagrosos pero ha de ser investigada sin prejuicios porque puede ser (y es) empleada como recurso barato que podría, como apuntan tantos trabajos científicos, producir buenos resultados, sin desdeñar su uso junto a otras técnicas o tratamientos, claro.

Como siempre hago, os aconsejo que leáis con detenimiento el post que ha despertado mi curiosidad y que comento.

2 Comentarios a “Uso de la vitamina C para prevenir infecciones en la era del Covid-19”
  1. Paco

    Os dejo esta dirección para quienes queráis tener información de las vitaminas con referencias a trabajos científicos etc https://lpi.oregonstate.edu/es/mic/vitaminas. Además tenéis por búsqueda el PUBMED. Dentro de los trabajos que miréis es importante ver sus referencias y de esta manera veréis que hay información más que sobrada, no solo de este tema sino de casi todo lo que no leen los caza bulos

    Yo cuando veo la palabra pseudociencia y caza bulos, veo a cantidad de gente que no se molesta para nada en ver si existe relación con algo que se haya estudiado, aunque sea en una placa de vidrio .

    ¿Tiene fundamento todo esto de las vitaminas y en concreto la C?

    Linus Pauling hace muchos años habló de hipoascorbemia y escorbuto subclínico. Poca gente le escuchó porque la vit c es barata y la venden hasta en tiendas de caramelos

    ¿En hospitales de NY administrar Vit C con hidroxicloroquina?

    El mayor problema en los hospitales, es provocado por la apoptosis tardía de los neutrófilos que llegan a desencadenar un deterioro importante de los alveolos pulmonares.

    “Los casos de infecciones pulmonares agudas han mostrado un rápido aclaramiento de las radiografías de tórax después de la administración de vitamina C intravenosa .Esta eliminación de neutrófilos dependiente de la vitamina C de los pulmones infectados podría deberse a una mayor apoptosis y posterior fagocitosis y eliminación de los neutrófilos gastados por los macrófagos .Los estudios preclínicos de animales con lesión pulmonar inducida por sepsis han indicado que la administración de vitamina C puede aumentar el aclaramiento de líquido alveolar, mejorar la función de barrera epitelial broncoalveolar y atenuar el secuestro de neutrófilos, todos factores esenciales para la función pulmonar normal.”
    Es decir que cuando la vitamina C esta en suficiente cantidad hay una muerte programada y una retirada eficiente del neutrofilo (no se colapsa) sin que se libere su contenido tóxico afectando a los tejidos circundantes.
    También se estará protegiendo a los tejidos del daño provocado por las especies reactivas de oxigeno por su capacidad como antioxidante.

    ¿Tiene lógica esto?

    ¿De qué dependería la cantidad de ascórbico dentro del neutrófilo después de la estimulación del proceso oxidativo?

    1.- De la cantidad en la matriz extracelular( ascórbico y su forma oxidada).
    Es esta forma oxidada la que se absorbe y hace que aumente su conc. en el interior del neutrofilo.Una vez en el interior la forma absorbida se reduce a ascórbico

    2.- De la cantidad de glucosa, que compite con la forma oxidada de ascórbico para entrar, a través de transportadores de glucosa (GLUT)

    Esto me da que pensar porque la diabetes es un factor de riesgo muy alto cuando se tiene covid19 y otros virus. La glucosa mal regulada competiría con la forma oxidada del ascórbico para aumentar la concentración en el interior del neutrofilo. Si estas concentraciones en el interior aumentan en las infecciones sería deseable mantener bajos los niveles de glucosa

    Varios titulares:

    “Coronavirus: nuevos estudios ubican a las personas obesas entre quienes mayor riesgo presentan”

    Tambien la obesidad, por la resistencia a la insulina bien ligada a una diabetes tipo2

    ¿Que pinta aqui la hidroxicloroquina?

    Pensad que un efecto secundario del medicamento es la hipoglucemia. Estaría bajando los niveles de glucosa
    Y este protocolo del ministerio de sanidad:

    “No deben administrarse de forma rutinaria corticoides sistémicos para el tratamiento de la neumonía viral a no ser que éstos estén indicados por alguna otra razón”

    Pues bien,estos hacen que la insulina que el cuerpo produce, tenga menos efecto: -Los corticoides inducen resistencia a la insulina, esto es, la cantidad de insulina que normalmente era suficiente para controlar los niveles de glucosa en la sangre ya no lo es

    “Coronavirus en fumadores: un metaanálisis confirma complicaciones graves”

    Cuando uno es fumador necesita extras de vitamina C, con respecto a un no fumador

    ¿Qué pensáis los cazadores los bulos?

    • Xochitl

      👏👏👏👍👍👍

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.