Montelukast, el fármaco para el asma que provoca asma y ahora también tartamudez

Montelukast es un medicamento para prevenir el asma. No es nuevo, de hecho lleva más de veinte años en el mercado pero como en tantas ocasiones, conforme pasa el tiempo lo que era un prometedor tratamiento va ofreciendo nuevos daños. Se sabe que puede provocar asma y daños neuropsiquiátricos pero ahora también que puedes quedarte tartamudo.

En 1998, hace ya 21 años, el diario El Mundo ofrecía una especie de publireportaje sobre el medicamento para el asma Montelukast. En él, como de pasada, se referían así a sus posibles daños:

En algunos casos, el fármaco provocó efectos secundarios perjudiciales como, por ejemplo, dolores de cabeza, ataques asmáticos, neumonía, deshidratación, urticaria, e infecciones en las vías respiratorias. De hecho, un total de 11 de los niños que participaron en el estudio tuvieron que abandonar el tratamiento por problemas de este tipo».

El reportaje, titulado Respirar mejor y patrocinado por SmithKline Beecham, que luego se convirtió en la actual GlaxoSmithKline (GSK) nos advertía que el asma es la enfermedad crónica más común entre los niños.

Aproximadamente, «un 10% de la población infantil sufre los síntomas de este trastorno respiratorio por todo el mundo, sin poder llevar una vida plenamente normal».

El Montelukast es un fármaco de vía oral que inhibe la producción celular de los leucotrienos, unas sustancias generadas por células inflamatorias que provocan la constricción de las vías respiratorias y la segregación de mucosidades en los pulmones de los asmáticos.

Lo que parecían suaves efectos secundarios (si es que por suaves puede entenderse que un fármaco para el asma te cause asma…) se han ido convirtiendo con el tiempo en serios riesgos. Hoy, en 2019, la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (Aemps) advierte lo siguiente:

Los acontecimientos neuropsiquiátricos en adultos, adolescentes y niños que toman Montelukast son ya conocidos y figuran en la sección de reacciones adversas de la ficha técnica y el prospecto. Con el objeto de aumentar aún más el conocimiento y la concienciación de los mismos, se reforzarán las advertencias sobre este asunto en la información de producto, indicando que los pacientes y los médicos deben estar atentos a la aparición de acontecimientos neuropsiquiátricos».

Se deben dar instrucciones a los pacientes y/o cuidadores para que notifiquen a su médico si se producen estos cambios. También comenta la Agencia que «se deben evaluar cuidadosamente los riesgos y beneficios de continuar el tratamiento con Montelukast si apareciesen».

De manera paradójica la ficha técnica no especifica qué acontecimientos neuropsiquiátricos se producen con este medicamento. Lo que sí es nuevo, esto no lo contaba el publireportaje de El Mundo de hace dos décadas, sino que lo advierte también como de pasada la Aemps es que el Montelukast puede provocar disfemia como reacción adversa asociada al medicamento.

Esto de la disfemia no es otra cosa que la tartamudez: un trastorno del habla (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones de la fluidez del habla, bloqueos o espasmos, que se acompañan normalmente de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.

Vaya que como en tantas ocasiones sucede con los medicamentos, te alivian síntomas (que no curan y este caso es un ejemplo) pero te pueden provocar otras dolencias.

Y es que intentar prevenir el asma, que el tratamiento es preventivo, no vale para crisis asmáticas, y que el fármaco te provoque asma o te deje tartamudo, en fin.

4 Comentarios a “Montelukast, el fármaco para el asma que provoca asma y ahora también tartamudez”
  1. Raquel

    Hola, cae por casualidad este artículo en mis manos y no puedo dejar de comentar. Soy especialista en Tartamudez, con tesis en Ttm infantil. Quiero decir con esto que la trato y la estudio e investigo. Y precisamente por esto, he aprendido a referenciar todo lo que se dice. Todo. Porque el mundo está lleno de dimes y diretes. Y gracias a la ciencia podemos romper con ellos. Sería pues, fantástico citar no sólo lo que un documental dice, sino la fuente, estudio poblacional etc que confirma dicha afirmación.
    Por otro lado, le comento que existen tantos desencadenantes de la tartamudez como personas que la padecen. Su variabilidad es altísima y la posible coincidencia entre su origen y cualquier aspecto que rodee su inicio será susceptible de ser considerado como tal.
    Existen tanto casos que la precipitan como que la remiten tras la ingesta de este fármaco. Y es por ello que realizar afirmaciones basadas en bajos niveles poblacionales es muy peligroso. El método científico tiene su razón de ser. Si verdaderamente es un hombre preparado y le gusta hablar de salud, le recomiendo seguirlo y así ganar en rigurosidad y prestigio. Un saludo

  2. Rafael Domínguez Losada

    Acabo de leer el ACTA ASAMBLEA DE JUNIO/2019 de la DOLÇA REVOLUCIÓ (de las plantas medicinales) que, entre otras cosas nos hace saber, a los socios, las sanciones impuestas por la Consejería de Salud catalana contra Josep Pàmies (300.000€) y contra la Asociación Dulce Revolución (90.001€) por preconizar el uso de terapias no agresivas de bajo coste, muchas de las cuales curan lo que por el sistema médico oficial cronifican con el inri añadido de generan muchas de ellas enfermedades iatrogénicas e incluso muertes (son ya varios los trabajos que leí en los que se asevera que en algunas partes del mundo desarrollado los medicamentos son ya la tercera causa de muerte).

    Uno de los párrafos titulado «LISTA DE PERSONAS ESPECIALMENTE SOLIDARIAS CON LA ASOCIACIÓN» dice: Buena respuesta al llamamiento de comprometidos. Más de un centenar de personas se han sumado a la lista de «muy solidarios» con la tarea que llevamos a cabo en la Dulce Revolución (1). Una lista que está abierta a seguir creciendo entre los socios que quieran añadirse.

    1. Informar sobre las propiedades terapéuticas de muchas plantas y que una buena prevención de las enfermedades pasa por una buena alimentación.

  3. Francisco Morales

    Basarse un “ publureportaje” del mundo carente de evidencia científica sobre el uso del montelukast no solo es irresponsable si ni además atravieso… los antileucotrienos se reservan como medicamentos de 3era línea para control de exacerbaciones… que tienen efectos secundarios.. claro que si, por ello su uso es bajo prescripción médica y sopesando costo/beneficio, por que entonces no hablar de los corticoides!!! Su efectos secundarios son un montón pero si ellos el asma mataría muchísima gente…

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.