Existe la geoingeniería y sus proyectos son muy similares a lo que se conoce popularmente como “chemtrails”

Por

11 de marzo de 2019Salud ambiental9 Comentarios

Un tuit de la presentadora de Televisión Española (TVE) Raquel Martínez sobre los denominados “chemtrails” provocó este artículo de eldiario.es que niega el fenómeno. Chemtrails es la manera popular de llamar a las estelas nubosas que dejan en el cielo los aviones no se sabe con qué intención. En el post del periódico on line se insiste en que todos los rastros que dejan los aviones son sólo estelas de condensación.

Lo cierto es que hay una ciencia nueva que estudia cómo combatir el cambio climático por medios técnicos y se llama geoingenería (en 2009 publiqué un capítulo amplio sobre ello en mi libro La salud que viene) y muchos proyectos consisten en crear nubes artificiales con elementos químicos que disipen la radiación solar y así conseguir que el planeta se enfríe. Puede parecer ciencia ficción pero no lo es.

El artículo de eldiario.es, firmado por Enrique Sánchez Sánchez, profesor de Física de la Tierra en la Universidad de Castilla-La Mancha cita la geoingeniería, de hecho, aunque sólo de pasada.

Es muy difícil saber si esos días en los que vemos cómo el cielo se cubre de nubes artificiales creadas por varios aviones al mismo tiempo y que son persistentes (al contrario de las nubes de condensación cuyo rastro desaparece rápido) asistimos en parte a los experimentos de la geoingeniería.

No hay transparencia en torno a esas técnicas pero existir existen.

Esos experimentos se hacen. Por ejemplo, está el Stratospheric Controlled Perturbation Experiment (SCoPEx) de la Universidad de Harvard, patrocinado entre otros por Bill Gates, que entra dentro de la modalidad denominada Inyección Estratosférica de Aerosoles (SAI, por sus siglas en inglés), es decir, generar nubes artificiales que imitación el polvo volcánico, formado por azufre cuyas partículas cuando hay una erupción permanecen durante día suspendidas en el cielo y no dejan pasar la luz solar.

Si queréis entender qué es lo que piensan algunos impulsores de la geoingeniería es imprescindible que veáis el estudio científico que recoge con más detalles proyectos de ingeniería climática. Es un trabajo de 944 páginas realizado por un extenso panel de científicos e investigadores denominado Policy Implications of Greenhouse Warming: Mitigation, Adaptation, and the Science Base (Implicaciones de la política del calentamiento por efecto invernadero, mitigación, adaptación y base científica). Esta es la base de la “nueva ciencia climática”.

La Administración Trump tiene un historial de conexiones con varios geoingenieros que incluyen al anterior director de la petrolera ExxonRex Tillerson (hoy Secretario de Estado) cuya empresa ha promovido durante décadas el debate en pro de la geoingeniería; Newt Gingrich, anterior vocero y actual confidente del propio Trump, quien ha hecho lobby a favor de las técnicas de “gestión de la radiación solar” (SRM, por las siglas en inglés de Solar Radiation Management) y tiene un proyecto de geoingeniería en el American Entreprise Institute con financiación de la industria de los combustibles fósiles; y el geoingeniero David Schnare, quien ha expuesto planes muy detallados en audiencias del Congreso estadounidense sobre cómo iniciar las pruebas de SRM.

Más de 100 científicos, escritores de ciencia y políticos se reunieron en Washington el 24 de marzo del año pasado para discutir el entusiasmo creciente en torno a la tecnología de geoingeniería y en concreto SRM, que promueve la posibilidad de bajar la temperatura global desviando la luz solar.Geoingenieria2

Esta tecnología se ha discutido durante años de manera teórica pero el interés en investigarla y desarrollarla ha crecido significativamente en el último decenio.

Sus impulsores recibieron un aliento inesperado en París al final de 2015, cuando los gobiernos se comprometieron a mantener el aumento de la temperatura por debajo de los dos grados centígrados antes del año 2100.

La geoingeniería es tan real que existe una prohibición de Naciones Unidas sobre la misma que fue adoptada por consenso de 193 gobiernos en 2010 durante la reunión del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).

Así que no sé si los chemtrails existen pero que existe la geoingeniería y que sus proyectos son muy similares a lo que se conoce popularmente como chemtrails es indudable.

9 Comentarios a “Existe la geoingeniería y sus proyectos son muy similares a lo que se conoce popularmente como “chemtrails””
  1. Observando Pérez

    Estimado Miguel, te sigo hace mucho pero hasta hoy no había comentado nada. Creo que ahora vale mucho la pena hacerlo:

    Para difundir y hablar de este tema de forma correcta (no como Raquel Martínez, pese a su gran valentía), creo que deberíamos empezar por llamar a las cosas por su nombre y JAMÁS usar el término “chemtrail” : Utilizar palabros foráneos como el de chemtrails para alertar sobre los programas de manipulación del clima en curso y sus consecuencias para la vida en la tierra, palabros que no significan nada ni explican nada en sí mismos, es mucho más que una pésima estrategia de comunicación. Supone alterar los indicadores sociales de alarma y por lo tanto la respuesta social. Quienes utilizan este término, están impidiendo en la práctica que la gente pueda informarse debidamente y organizar su defensa en un tema de la máxima gravedad. Dicho de otro modo, están siendo cómplices, por omisión, de los hechos que pretenden denunciar. Recomiendo muchísimo leer este pdf, es de vital importancia:

    http://www.guardacielos.org/users/1/Documentacion/Chemtrails_la_trampa.pdf

    Aunque la mayoría no lo sepa, hay muchas personas de alto nivel científico y total credibilidad que llevan muchos años investigando todo esto. Los resultados están expuestos en una de las webs más serias sobre este tema, que hasta tiene su pestaña de información estupendamente traducida al español:

    https://www.geoengineeringwatch.org/spanish-translations/

    Sugiero a todos los interesados que la repasen a fondo, merece muchísimo la pena. Así mismo, hay personas tan valientes como este doctor alemán, que se lo juegan todo denunciando esta práctica asesina (el video es de 2014, ahora todo está muchísimo peor):

    https://www.youtube.com/watch?v=PW9wF5gI5dg

    Respecto a Raquel Martínez, su valentía lamentablemente ha quedado eclipsada por usar el término “chemtrail”. No es de extrañar que se hayan ensañado con ella. Todo hubiera sido muy diferente si hubiese hablado de geoingeniería, ingeniería climática, manipulación del clima, dispersión estratosférica de aerosoles, gestión de la radiación solar, etc., es decir, de cosas científicas y tan reales como lo que tenemos sobre nuestras cabezas día sí y día también.

    Voy a tratar de explicar esto: Creo que todos estarermos de acuerdo en que nos gobierna una élite de psicópatas asesinos (si no fuera así, estarían prohibidos los transgénicos, el cáncer habría desaparecido, las vacunas no llevarían venenos, etc. etc.).

    Esta élite está creando un neolenguaje, como en 1984 de Orwell, para desorientar y confundir a la población. Por eso llaman “interrupción voluntaria del embarazo” al aborto, y “daños colaterales” a la masacre de personal civil en las guerras que ellos mismos generan (así le quitan hierro a estos asuntos, que son puros asesinatos).

    Tenemos que entender ahora que el término “chemtrail” es otra nueva palabra de ese mismo neolenguaje, se lo inventaron para ridiculizar a las personas que creen que las estelas persistentes NO son vapor de agua, para poder meter a esas personas en el grupo de los “teóricos de la conspiración” (otro término acuñado por ellos mismos), para que así, la inmensa mayoría de las personas, los que todavía se creen lo que sale en los mass media y no se han desconectado de la TV, rechacen visceralmente cualquier intento de tomarse en serio el asunto.

    Por eso es tan importante usar las palabras adecuadas, palabras que no formen parte de su perverso neolenguaje… Si utilizamos el término “chemtrail” estamos jugando a su juego, y nos ridiculizarán todo lo que quieran y mucho más, porque los “chemtrails” NO EXISTEN, ¿comprendes?, es una paja mental, un anzuelo para que las personas que no se creen lo del vapor de agua y usen ese término puedan ser ridiculizadas fácilmente ante los demás…

    Porque lo que SÍ EXISTE es la dispersión estratosférica de aerosoles, que forma parte del programa de geoingeniería actualmente en curso para cambiar el clima de este planeta, y a la vez enfermar a toda la población, como mínimo. La geoingeniería es una técnica científica, con sus correspondientes estudios, patentes oficiales, etc. Si hablamos de eso nadie nos puede llamar loquitos, ni reírse de nosotros… Nos podrán decir, como mucho, que la geoingeniería no se está aplicando todavía en la actualidad (mentira cochina, llevan años), y nosotros podremos rebatirlo, pero la conversación ya será sobre asuntos reales y podremos hacer que mucha gente se interese por el tema, ya que no son las chifladuras de los “teóricos de la conspiración”.

    Ojalá haya quedado clara de una vez para siempre la diferencia entre “chemtrail” y geoingeniería.

    Vulevo a pedir encarecidamente que vean la web geoengineeringwatch.org, nos va literalmente la vida en ello…

    Salud y fuerza para todos!!!!!!

    • Miguel Jara

      Me parece muy acertado el análisis del lenguaje que haces, es así. Volveré sobre ello. No sé si darme por aludido, yo términos como chemtrails, antivacunas, pseudociencias, etc, los escribo entrecomillas precisamente por su inespecificidad y el uso torticero que se hace de ellos.

      No estoy de acuerdo en que la manipulación del clima se haga para enfermar a la gente, se impulsa para esconder las dimensiones del problema, el cambio climático provocado por la actividad humana y para intentar “salvar” el actual modelo económico antiecológico que lo ha provocado. Cambiar algo para que nada cambie o al menos que no cambie el modelo.

      • Observando Pérez

        ¡¡Muchas gracias Miguel por tu respuesta!!

        Respeto mucho tu opinión acerca de que la manipulación del clima no se haga (entre otras muchas más cosas) para enfermar a la gente… Pero estoy seguro que si te informas más y mejor, cambiarás de idea: Ahora mismo estamos metidos en una guerra total de información, con fake, contrafake y hasta recontrafake news…. en última instancia, creo que debemos dejar que nuestro corazón tenga la última palabra al creernos, o no, tal o cual noticia (la mente analiza, el Ser percibe).

        No es sólo lo que apunta el doctor alemán del video que sugiero (valiente forma de suicidio profesional si fuera mentira lo que expone), sino la multitud de pruebas científicas tan brillantemente analizadas en la web que también sugiero, de verdad merece mucho la pena ver sus contenidos (aunque la realidad que muestran sea tan deprimente, así va esta humanidad).

        Y no te des por aludido, jeje, aquí estamos todos aprendiendo cada día un poquito más…

  2. Rafael Domínguez Losada

    La polución aérea mata siete millones de personas al año: http://canarias-semanal.org/art/24770/la-polucion-aerea-mata-siete-millones-de-personas-al-ano

  3. Rafael Domínguez Losada

    Un “Alerta” con respecto a esas estelas en el cielo

    Mediante aviones y drones dispersan en nuestra atmósfera sulfatos, nano partículas de Aluminio, Bario y otros metales (algunos radioactivos), incluido partículas biológicas infecciosas. Se puede aseverar que nos están fumigando y que con ello están enfermando la flora y la fauna, incluidos los nosotros los humanos. (Más abajo aporto alguno de los muchos trabajos que sirvieron para concienciarme con respecto a esta problemática y en ellos y mi intuición me baso.)
    Estos aerosoles forman estelas que se extienden formando nubes artificiales tóxicas: una especie de “escudo” en el cielo que ha dado como resultado la reducción de la luz solar a nivel global de forma peligrosa. De acuerdo a la NASA y ya en 2012 “el mundo ya ha visto una pérdida del 20% de la luz solar”. Esta disminución de la luz y la dispersión de dichos tóxicos está provocando en la tierra:
    • Un aumento en los hongos y virus.
    • Carencia de vitamina D y problemas humanos asociados.
    • Reducción de la generación de energía en paneles solares.
    • Una reducción rápida de la vida de las plantas y de los árboles. Esto, a su vez, ha creado un aumento en la lluvia ácida, contaminación del aire, el suelo y subsuelo, pozos y mantos acuíferos.
    • Fotosíntesis reducida. Esto crea una producción menor de cosechas y un descenso cada vez mayor en la salud de los árboles.
    • Efectos negativos en la biodiversidad y los océanos (Fertilización de Hierro en los océanos y otros experimentos).
    • Muerte repentina de aves o pájaros y peces.
    Niveles peligrosos de Aluminio, Bario y otros tóxicos se están hallando en las muestras de suelos y aguas en muy diversas naciones. Estos metales pesados son altamente tóxicos para el ser humano y los animales. Son inmunosupresores y bajan las defensas naturales del cuerpo. Lo peor es que en esas fumigaciones tóxicas se han hallado enfermedades o sustancias biológicas infecciosas en forma de células. Estas células en forma de esporas muy finas bajan al nivel del suelo y, cuando se las inhala, enferman a quien las respire. Se trata de una Guerra Silenciosa -largo tiempo silenciada- con la que nos va matando de forma lenta sin que sepamos qué es lo que nos está atacando.
    Lo que sucede es que nos están fumigando; dispersando en muy diversos países de forma ilegal en la atmósfera a diferentes alturas tóxicos encima de las ciudades principales y su población. Las estelas más peligrosas son las que podemos ver. Éstas no son, tal y como se pretende hacernos creer, los rastros de condensación de vapor de agua que dejan los aviones comerciales en el cielo a altitudes superiores a los 9000 metros con humedad atmosférica relativa de al menos 60% y temperaturas inferiores a -40ºC, que se disuelven mientras avanza el avión. Son ataques sistemáticos y bien planeados mediante fumigaciones tóxicas. Se presentan en olas simultáneas. Algunos aviones comerciales han sido ajustados para que nos también ellos nos fumiguen mientras hacen sus vuelos regulares.
    Esto es un crimen
    Es importante entender que cuando existe un plan secreto por un grupo de personas para dañar a otra parte se le llama CONSPIRACIÓN. Las evidencias son contundentes. Las fumigaciones tóxicas ya no son una “teoría” sino un hecho verificable. Esta guerra silenciosa deduzco por parte de los gobiernos y demás intereses oscuros y siniestros sin el consentimiento de la ciudadanía, es un delito. Deduzco, y creo que en buena lógica, que la finalidad es generar un genocidio.
    • ¿Porqué? Quiero hacer notar que hay muchos científicos, muy creíbles, que niegan el cambio climático de origen antropogénico y entre ellos quienes avisan que nos encaminamos a una nueva era glacial (no hay más que ver cómo se está comportando actualmente el clima). Por tanto, pensando en buena lógica y viendo como conocedor de la historia -de la pasada como de la actual- la forma en que se nos viene imponiendo ésta por esta gente (que están todo lo lejos que es posible de ser unos angelitos), deduzco que esta guerra silenciosa (que pretenden silenciar de forma cada vez más infructuosa), se hace para ir eliminando población. Para tener solventado el problema mediante esta criminal forma cuando lleguen los hielos. Para mí esto que nos hacen es algo inaceptable y es por ello que os participo este trabajo con el que espero haceros pensar mejores soluciones y que os movilicéis en contra de estas actuaciones que aquí se exponen.
    • Y es que, además, deben ustedes fijarse en la contradicción que supone quemar toneladas de combustible mediante la aviación dedicada a diseminar esos tóxicos, cuando si de verdad los autores de esta guerra creyesen en el calentamiento global antropogénico hace ya muchos años que en vez de impedir la implementación de energías alternativas como lo eran los coches eléctricos, de hidrógeno y de agua, hubieran fomentado la implementación de energías renovables y no contaminantes, como la forma más lógica y racional de atajar ese inexistente problema en el que han conseguido hacer creer a la mayor parte de la humanidad con sus medios de manipulación de masas. Ellos lo tienen todo y por el sistema capitalista los que les interesa es hacer más y más ricos cada vez.
    Veamos algunos síntomas resultantes de estas fumigaciones:
    • Fatiga repentina, debilitamiento general o sueño.
    • Apatía. y/o
    • Cambios de humor.
    • Depresión.
    • Problemas Respiratorios Constantes.
    • Irritación de Ojos y Piel.
    • Sinusitis.
    • Garganta Rasposa.
    • Síntomas parecidos a bronquitis, neumonía.
    • Diarrea repentina y esporádica.
    • Dolor de cabeza, jaqueca.
    • Influenza sin fiebre o gripe.los CHEMTRAILS
    • Alergias.
    • Náuseas.
    • Mareos.
    • Vómito.
    • Desmayo.
    • Sangrado de nariz.
    • Asma.
    • Tuberculosis.
    • Lupus.
    • Leucemia.
    Si se sufre de estos síntomas a pesar de comer bien y hacer ejercicio ¡ES PORQUE EL SISTEMA INMUNOLÓGICO ESTA SIENDO ATACADO! Según se informa en diversos trabajos que van apareciendo en la Internet (la red de redes), las secuelas que han dejado tras el inicio de estas estelas tóxicas han sido devastadoras en diversas partes del mundo. Que esta agenda silenciosa se siga llevando a cabo sin ningún pronunciamiento oficial demuestra que existe complicidad tanto de los organismos oficiales competentes en la materia como de los controladores aéreos y de algunos pilotos de la aviación militar e incluso de la civil. Hecho que es definitivamente criminal y se debe exigir que se haga algo al respecto.
    El mayor peligro
    Ya en 2012 en documentos adjuntos al primer video se asevera que pruebas medioambientales revelan como contenido de lo que nos están rociando:
    • Asma.
    • Tuberculosis.
    • Lupus.
    • Leucemia.
    • Esto incluye fibras, nano partículas metálicas y elementos biológicos, muchos de ellos microscópicos. Estas micropartículas entran a nuestros cuerpos ˗piensen en lo hijos-, eluden nuestros sistemas inmunes e inhiben nuestra salud. Algunas de éstas son diseñadas artificialmente y tienen la capacidad de auto-replicarse. Están compuestas de polímeros que van creciendo por debajo de la epidermis creando lesiones y heridas graves. Forman filamentos de plástico que se van extendiendo o creciendo debajo de la piel y logran salir por los poros de las personas afectadas. Literalmente, es un plástico viviente que invade al huésped o a la víctima. Esta enfermedad se llama “Morgellons”.
    • Y nos dice que más información sobre ésta línea de investigación puede obtenerse en el sitio de Richard Carnicom https://carnicominstitute.org/wp/
    Cómo tomar acción
    Los medios de comunicación masivos se rehúsan a cubrir las notas sobre esto. Quizá porque sean ignorantes de ello o negligentes o hayan sido amenazados o censurados por los mismos intereses que nos quieren matar. Por lo tanto, los millones que sabemos sobre esta Guerra en contra de nosotros usamos de la Internet y Redes Sociales para ALERTAR. Visiten de a pocos estos sitios para más información (a mi entender todos ellos aportan información muy interesante):
    1. https://www.youtube.com/watch?v=w_zBcvDgWos
    2. https://www.youtube.com/watch?v=iErE-10R-Xw
    3. https://www.youtube.com/watch?v=LnMp8PyAdVw
    4. https://www.youtube.com/watch?v=T25GwB8H2vo
    5. https://www.youtube.com/watch?v=vQdUzO8-CQk
    6. https://www.youtube.com/watch?v=As_IeYdND6A
    7. https://www.youtube.com/watch?v=FxlCkI26jvQ
    8. https://www.youtube.com/watch?v=Vh8Af-RDsKI
    9. https://www.youtube.com/watch?v=5z4YmYp33TE
    10. https://www.youtube.com/watch?v=PKgVQEjCOKA
    11. http://www.nosotros.cl/enigmas/detalle_noticia.php?cont=427
    12. http://chemtrails.foroactivo.com/
    13. https://www.ecoticias.com/co2/32276/noticias-medio-ambiente-medioambiente-medioambiental-ambiental-definicion-contaminacion-cambio-climatico-calentamiento-global-ecologia-ecosistema-impacto-politica-gestion-legislacion-educacion-responsabilidad-tecnico-sostenible-obama-greenpeace-co2-naciones-unidas-ingenieria-salud-Kioto-Cope
    14. http://chemtrailssevilla.wordpress.com
    15. http://guardacielos.org/

    • Observando Pérez

      Gracias Rafael por tu brillante y completo comentario, lo suscribo en su totalidad.

      La única solución que tenemos, como bien dices, es difundir estas prácticas asesinas, no solo en la web (donde todo es tan virtual que a veces da asco), sino en nuestro propio campo de acción diario.

      En mi caso, esto incluye llevar en mi coche sendos carteles de advertencia sobre estas fumigaciones en curso. Es un cartel impreso en digital y pegado en soporte magnético, así lo puedes quitar y poner a tu conveniencia (desde que puse el mío no lo he tenido que quitar, salvo para lavar el coche, jaja). Para quien quiera hacer lo mismo, aquí están un par de fotos del coche y la imagen a buena resolución, para imprimir en vinil:

      http://subefotos.com/ver/?2dffcdb738e529da913d5c740ea357dfo.jpg

      http://subefotos.com/ver/?86056ddacc320d9fac28ccf2a64c42c4o.jpg

      http://subefotos.com/ver/?c8777d188e5896d533151ed008cbf01do.jpg

      Aparte estoy tratando de hacer una asociación civil legal con mis amigos y conocidos concienciados con el tema, para poder enviar información de forma oficial a nuestro municipio, el caso es que más y más personas se enteren de lo que está pasando.

      Aquí tienes un modelo de folleto en español para entregar a las personas y tratar, con muchísimo tacto, de que se interesen por el tema, tan desprestigiado precisamente por el uso del término “chemtrail”, tan de loquitos (nadie quiere que le vean como a un majara):

      https://www.geoengineeringwatch.org/ads1/flyer/GeoengineeringWatch-Flyer-Spanish-2017.pdf

      Por último, te comparto esta canción tan roquera como lúcida sobre las fumigaciones:

  4. Jesús

    Supongo que os habéis fijado que hay días que el cielo de Barcelona, presenta una actividad inusual en tráfico de aviones, mientras que en otros no se les ve. En este relato me refiero al del día 25 de septiembre de 2015. Ese día el vuelo de aviones era constante y dejaban su huella mediante estelas que no desaparecían, sino que persistían en el tiempo. Al expandirse se formaba una nebulosidad parcial, que no era natural. Me sorprende que haya tan pocas noticias sobre este fenómeno…
    Esta es una entrada que hice en mi blog POÉTICA DE UNA ATMÓSFERA MANIPULADA preocupado por la poca reaccíón de la gente a que les roben el cielo azul y limpio, si os interesa podéis continuar en el siguiente enlace:
    https://jcuencacalero.blogspot.com/2015/10/poetica-de-una-atmosfera-manipulada.html

  5. fbs

    La geoingenieria existe y aparece en el BOE.

    Acuerdo sobre el proyecto de intensificación de la precipitación (PIP) entre la Organización Meteorológica Mundial, el Gobierno Español y otros Estados miembros de la Organización Meteorológica Mundial participantes en el Experimento y protocolo anejo, hecho en Madrid el 23 de enero de 1979.

    https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1979-4326

    Otros ejemplos:

    https://www.abc.es/espana/canarias/abci-experimentos-canarias-para-manipular-atmosfera-
    201809030430_noticia.html

    https://www.cbd.int/doc/meetings/cop/cop-13/in-session/cop-13-wg-02-crp-03-en.pdf

    Respecto al cambio climático, este post es absolutamente clarificador de la “importancia” CO2 producido por el hombre en el cambio de temperaturas en los últimos 500 años respecto al las de los últimos 40.000 años, según el registro del hielo en la Antártida.

    https://foresight.org/some-historical-perspective/

  6. Javier

    Sin entrar en el debate de los chemtrails. Hace no mucho, quizás en 2018 Cuarto Milenio (conspiración en el cielo) sacó a la luz que SÍ se fumigaba en ciertos lugares de España. El motivo era “disipar las nubes” y evitar lluvias. Los reporteros recibieron amenazas para no sacarlo a la luz. Finalmente con informes se demostró que sí se hacía.

    Quizás la operación era todo lo LEGAL que uno quiera, por su puesto que lo sería, pero sacamos cosas interesantes:

    – Esas acciones existían (y existen).
    – Quien debatía que existía era tomado por tonto o conspiranoico, incluso los mismos paisanos que verian a los aviones-nubes (aunque las acciones se hacían mayormente con cohetes).
    – Se venían haciendo desde hace muchos años.
    – Siempre se había ocultado y no se quería que quería que se sacara a la luz.

    Muchos “apaciguadores” de estos temas alegarán que es un proceso químico que se conoce desde hace décadas y que la acción entraba dentro de las normas. Obviando que:

    – Quienes advertían de tales acciones eran llamados tontos y conspiranoicos, cuando en realdiad tenían RAZÓN sobre la existencia de acciones “misteriosas” y su causa-efecto.
    – El proceso era secreto y oculto, no se permitía que se conociera públicamente aumentando el oscurantismo.

    Así que aunque dentro de los “chemtrails” haya falsedad, muchas hipótesis y diferentes perspectivas podemos concluir que:

    – Estados llevan a cabo este tipo de acciones o por lo menos similares.
    – Se ocultan al público, se presiona a los reporteros. Hay oscurantismo.
    – Esas acciones pueden llegar a afectar en cierta manera (agricultura, ganadería).

    Así que sin ser alarmista para nada y pudiendo equivocarme en un 90% me pregunto por qué creer al “oficialismo”, cuando:

    – Las autoridades mienten u ocultan información.
    – Los medios de desinformación masiva apenas ofrecen nada de información.
    – El escepticismo campa a sus anchas con su eco habitual de desprecio (sin tener encuenta que la desinformación es una estrategia).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.