Una revisión sobre el fármaco más usado para el acné desvela fallos en su seguridad y falta de eficacia

Hace ya algunos años escribí un post sobre el medicamento Roacutan, que tomé en la adolescencia para los granos de la cara, el acné. Se titula Lo que nunca me contaron sobre Roacutan y ha sido uno de los textos más comentados y leídos. Y continúa creciendo el interés por el tema. Quizá porque sigue recetándose pese a su baja eficacia y sus grandes riesgos. 

A mí no me fue mal con el principio activo de Roacutan, la isotretinoína, como explico en esa publicación original. Antes había probado varias cosas que no recuerdo y este tratamiento me secó la cara, literalmente, es muy fuerte y «seca» los granos. Como efectos secundario no creo que me produjese más que la rotura constante de los labios por lo comentado, los seca también.

Ha sido con posterioridad cuando me he ido enterando de aspectos críticos del medicamento que, por lo general, no suelen advertirse. Hace unos días, el farmacólogo clínico Joan-Ramon Laporte, tuiteaba sobre la isotretinoína:

por vía oral en acné: sin pruebas de eficacia y con riesgo evidente de malformaciones y otros efectos graves. ¿Por qué sigue comercializada? ¿Por qué sigue siendo recomendada por las guías de práctica clínica?».

El comentario ha sido muy criticado por dermatólogos, que son quienes lo recetan.

Lo cierto es que si su experiencia es válida también lo es que la información que ofrece Laporte proviene de una revisión sistemática Cochcrane (para quien no esté versado, dicha institución ha sido considerada históricamente de prestigio y una revisión así es un trabajo de resumen de un montón de análisis sobre el tema concreto).

La revisión sistemática de la Colaboración Cochrane sobre isotretinoína en el tratamiento del acné juvenil concluye que no se dispone de pruebas concluyentes sobre la seguridad y sobre la eficacia de este fármaco en el tratamiento del acné grave.

Ese estudio comenta que su empleo implica un riesgo de aborto, malformaciones congénitas y otros efectos graves y que

gran parte de la información sobre la seguridad, eficacia y efectos indeseados podría ser falsa”.

No es poco pero hay más. Los autores recuerdan que la FDA, la agencia estadounidense de medicamentos, advierte en la ficha técnica que

puede aumentar el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal y de efectos neuropsiquiátricos como depresión, psicosis e ideación suicida”.

Sin embargo, la Academia de Dermatología de Estados Unidos (EE.UU.) mantiene que las pruebas de estos riesgos no son concluyentes y todavía recomienda el empleo de isotretinoína para el tratamiento del acné grave “a condición que el médico vigile la aparición de efectos adversos”.

No parece que exista mucha ciencia en torno a este tratamiento que los dermatólogos suelen considerar de primera línea (alguno en sus comentarios al tuit de Laporte llega a justificar su falta de evidencia científica).

Para hacer la revisión, los investigadores de Cochcrane identificaron los ensayos clínicos (EC) publicados hasta julio de 2017, en bases de datos bibliográficas y en registros de análisis clínicos, en los que se evaluara isotretinoína por vía oral, comparada con placebo o con otros fármacos. Todos los EC tenían riesgo alto de sesgo, de ahí su falta de confianza. Los resultados fueron inciertos, pues se basan en EC de muy baja calidad.

La isotretinoína prácticamente no mejoró la gravedad del acné evaluada por el médico pero dio lugar a una incidencia un 67% más elevada de efectos indeseados no graves (sequedad de labios o piel, queilitis, vómito, náusea).

Sus posibles daños no han sido bien estudiados pues son tan heterogéneos que no existe un metanálisis de los mismos.

La calidad metodológica de estos EC fue baja o muy baja, según los investigadores. Y curiosamente no se comunicaron malformaciones congénitas en ningún EC, una de las reacciones adversas más temidas en relación con este medicamento.

Pero como casi siempre que existen efectos secundarios graves relacionados con un tratamiento médico hay demandas y sentencias judiciales. En España, por ejemplo, hubo una indemnización millonaria para una persona que usó la isotretonoína para combatir el acné y el fármaco le provocó diabetes.

Yo pienso que lo ideal es ir a las causas de los problemas de salud para una vez averiguadas intentar solucionar el problema. Insisto en que a mí no me fue mal aunque el enfoque no fue el ideal: matar moscas a cañonazos (y ahora se sabe que sin ciencia). Pero lo de que se revise la literatura científica sobre un fármaco y no presente clara eficacia, sus daños tampoco estén estudiados pero sean patentes y continúe usándose no se entiende.

8 Comentarios a “Una revisión sobre el fármaco más usado para el acné desvela fallos en su seguridad y falta de eficacia”
  1. Amir

    Hola Miguel, me ha encantado tu articulo. Pero llevo ya 2 años con un acne muy fuerte, cada dia mas. Me salen granos por todo el cuerpo, y la cara que es lo que mas me molesta(y al ser hombre y tener bello grueso, se me enquistan los pelos muchas veces).

    Entonces estaba pensando en tomar este farmaco, pero yo estoy pasando unos años muy mal de animo y eso. Por lo que tomar el roacutan creo que no seria una buena opcion para mi despues de haber leido los efectos secundarios.

    Podrias recomendarme alguna alternativa?

    saludos y gracias.

    • Miguel Jara

      Amir, lo lamento pero no soy médico y por ello no estoy capacitado por esa recomendación que me pides. Suerte.

  2. Martha Grajales

    A partir de mi experiencia, y la de otros amigos, hombres y mujeres, del uso de la isotetrinoína para eliminar el acné, no lo recomiendo. Además del dolor muscular, la sensación de agotamiento, la fragilidad de la piel ante cualquier tipo de iluminación, lo más grave es el estado anímico en el que te pone el medicamento, un amigo debió de consultar al médico y después al psicólogo por la profunda tristeza que empezó a experimentar a medida que avanzaba con el tratamiento. Mi caso también fue similar, así que no creo que los efectos en el estado anímico sean tan excepcionales.
    En conclusión, me he arrepentido mucho de haber usado la isotetrinoína porque, debido a los efectos secundarios, decidí suspenderlo y pasado un poco más del año, el acné regresó recrudecido. Entonces, aparte de que es un tratamiento muy caro, por lo menos en Colombia, tienen unos efectos en la salud que pueden ser muy serios, mucho más que el acné. Recomiendo seguir usando los antibióticos tópicos y tener paciencia porque evidentemente los resultados son más lentos.

  3. Andrea

    Y después del medicamento es decir de terminar el tratamiento sigues con esa tendencia maníaca depresiva?? O una vez terminas las pastas, esto desaparece?

  4. Evelyn

    Me ha gustado mucho tu post sobre los peligros de roacutan. Me gustaría hablar de mi experiencia con éste fármaco. Yo lo tomé por prescripción de mi dermatóloga por acné adulto que no remitía con las típicas cremas antibióticas y antes de tomarlo me avisaron de que no podía quedarme embarazada durante el tratamiento y de hecho me hicieron prueba de embarazo y otros análisis antes de recetármelo. En mi caso sí funcionó y acabó con el dichoso acné. Los efectos secundarios, la doctora sí me avisó de la sequedad en la piel, los labios agrietados, piel tirante y hasta el cuero cabelludo seco, que bueno, buscando cremas oil-free y un buen hidratante labial ocho veces al día era tolerable. Lo que no me habló fue de los efectos a nivel psicológico, aunque vienen en el prospecto pensé que si la doctora no me había dicho nada pues que serían poco usuales. Pues bien, o estoy dentro del grupo de los efectos poco frecuentes o no son tan poco frecuentes cómo nos quieren hacer ver. Mi estabilidad emocional se fue al traste y me convertí en una maníaca depresiva con tendencias suicidas, así de repente y sin motivo. Hoy por hoy jamás recomendaría éste fármaco a nadie, en mi humilde opinión, no vale la pena arriesgar tu salud mental.

  5. Clara

    Hola! Estoy buscando información sobre isotetrinoína y me ha venido genial tu post. Tengo ya 36 años y sufro acné adulto. No es mucho, pero tengo que soportar a mi edad la pesadez del acné a pesar de que ya tendría que preocuparme de las arrugas. Son 4 los dermatólogos consultados me han recomendado empezar con isotetrionoína, me dicen que a bajas dosis es efectivo y seguro, pero la verdad echando un vistazo al prospecto se me quitan las ganas (con la receta comprada). ¿De verdad no está demostrada la eficacia? Dicen que en el 80% de los casos no vuelve. ¿Dónde se puede consultar ese estudio de Cochcrane ? Gracias!

    • Miguel Jara

      Clara revisa los enlaces del post porque está ahí. Suerte.

  6. Ana Rosengurtt

    Un caso uruguayo sobre el Roacutan que terminó en la justicia:
    https://www.busqueda.com.uy/nota/la-justicia-condeno-al-laboratorio-roche-resarcir-con-mas-de-us-130000-un-joven-que-enfermo

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.